La Avaricia, la Edad y Las Finanzas


Por: Eloy López.

La Avaricia es una actitud considerada negativa; tanto, que es considerada uno de los 7 Pecados Capitales. Se puede usar para referirse peyorativamente a una persona cuando tiene ciertas actitudes, principalmente hacia el dinero. Si se percibe que alguien quiere acumular dinero sólo por acumular se le considera alguien avaricioso. Rico Mac Pato podría ser un ejemplo. Una parte de definición que encontré dice que “implica padecer un afán desordenado de poseer y adquirir riquezas y/o bienes para atesorarlos”. La primera persona en padecer la Avaricia fue el Rey Midas.

La avaricia, en la antigüedad, era vista como un vicio en sociedades en las que el ahorro era una virtud. Había que distinguir a la persona ahorrativa, que tenía conciencia de sus obligaciones familiares del manirroto. El avaro era el que llevaba el ahorro a situaciones grotescas. No atendía bien ni a sus seres queridos, ni a sí mismo. Lo único que le interesaba era acumular un capital que no se utilizaba para nada. Lo característico del avaro es que esteriliza el dinero, que en lugar de estar en movimiento queda paralizado. Así convierte un elemento fluido y útil en algo totalmente inservible. “

Recuerdo que hace tiempo platicaba con la mamá de un cliente quién me hablo acerca de por qué las personas se vuelven avaras. Me decía que de acuerdo a la edad que se tiene es como se puede ir relacionando a las personas con ciertas actitudes. Cuando alguien rebasa los 50 años se empieza a volver Avaro y codo, me dijo. Es porque ya se acerca a la Tercera Edad, los hijos están creciendo, las oportunidades de empleo escasean y el dinero fluye menos Decía que inconscientemente las personas empiezan a prepararse para su vejez. Que veían al dinero como su único salvador. Si tenían Independencia Financiera tendrían respeto, comida y muchas cosas más que se logran con él. Es por esa razón que deciden empezar a acumularlo. Me pidió que observara a las personas que la padecen y que no las juzgara que si ellas no veían por ellas nadie lo haría. Que podía parecer una actitud egoísta pero que en realidad era de amor propio.

¿Será justo que podamos juzgar a alguien, cuando está preocupándose y ocupándose sobre su futuro? Es algo que sólo él, o ella, van a vivir. Me pregunto por qué será que debamos pensar que son Avaros. ¿En realidad lo son? o es esa actitud que de repente tenemos los seres humanos de juzgar a la ligera.

Por diferentes situaciones tengo que convivir de cerca con personas de más de 70 años, entre ellos mi madre, que más allá de los achaques “normales” de la edad, están muy saludables y pinta para que vivan cuando menos otros 10 ó 15 años más. Algunos lograron su Independencia Económica y otros no. Los segundo están sufriendo un poco porque sienten que debieron haberse preocupado más por tener unas rentas de las cuales vivir. Conozco un señor de 90 años que juega Golf y dice que su único error en la vida fue no calcular que viviría hasta esa edad.

No saben como me hizo reflexionar al respecto de la actitud que tenemos frente a nuestro futuro. Soy tan optimista de la vida que creo que podremos llegar a vivir mucho. Estoy convencido de que nadie sabe lo que pasará en un futuro, pero que sí debemos ocuparnos hoy de cómo queremos que sea nuestro futuro. En eso si podemos tener cierto control; hacerlo aunque alguien pueda tacharnos de Avaros o Mezquinos. Un profesor mío dice que el ser humano vive al mismo tiempo “en tres tiempos”: El pasado, El Presente y El Futuro. Lo que cosas que esperamos ser un futuro son las que le dan sentido a lo que hacemos en el presente.

Ya había tocado el tema de vivir mucho. Hoy quise reflexionar con ustedes sobre ciertas actitudes que pueden reprimir nuestros deseos de ahorrar para un objetivo y además buscar que ese Ahorro se convierta en una garantía de por vida, sin preocuparnos cuánto tiempo vamos a vivir en realidad.

Bueno pues ahora les toca opinar a ustedes. Dejen sus comentarios y recuerden que pueden dirigirme sus preguntas o comentarios particulares a : eloylopez@previsionfinanciera.com y seguirme en Twitter. Gracias por leernos y aportar.

Nota: La imagen y el extracto son de:

http://www.proyectosalonhogar.com/7_pecados/Avaricia.htm

2 comentarios
  1. Marco Ayuso
    Marco Ayuso Dice:

    Eloy,

    Yo creo que la Avaricia al final termina siendo consecuencia de darle demasiado poder a algo que no lo tiene: el dinero. Es triste ver a personas contando los centavos en una comida, por ejemplo.

    Nosotros también tenemos un caso cercano de una persona de más de 80 años que tiene MUCHO dinero y simplemente no lo disfruta, no lo usa, tampoco lo regala, y lo más triste, es que lo tiene debajo del colchón.

    Para no caer en ese "error" debemos darnos cuenta que el dinero no es más que un medio para hacer otras cosas, pero hasta ahí. Y que toma la energía y el valor que nosotros le demos.

  2. .[.fîłłē.đe.ľā.ѝųît.].
    .[.fîłłē.đe.ľā.ѝųît.]. Dice:

    Bueno, pienso que en este post se habla de dos cosas distintas, una cosa es ser previsor y tajante en cuanto a los gastos que se hacen o no y otra, la avaricia.
    Que la gente piense que una persona es "coda" solo porque no le dona su dinero para cosas que ésta (tercera persona) desea sin mayor esfuerzo que el extender la mano, es muy distinto o atesar riquezas sin un propósito claro.
    El avaro es alguien que como dicen por ahi "no dispara ni en defensa propia", no gasta ni en el mismo, es más, puede vivir precariamente aún teniendo posibilidades de una vida más cómoda.
    Creo que es importante ahorrar para el futuro pero teniendo claro, como ya se ha dicho anteriormente en otros post, para que el dinero "trabaje para nosotros", disfrutarlo de manera que tanto al gastar como al ahorrar sintamos satisfacción.

    Saludos.

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *