Madoff y Stanford a la mexicana

Ayer lunes mientras hacía antesala con un asegurado, aproveché para leer la revista Expansión que estaba ahí. Me encontré con un artículo, de noviembre del 2009, sobre un fraude financiero que sufrieron algunos futbolistas y personalidades de Guadalajara. El modelo financiero que se uso es el conocido como Pirámide. La empresa que se menciona en el artículo es Diversity Capital. Me llama la atención lo que dice el abogado de las victimas “La mayoría de los defraudados por Diversity Capital son mexicanos e hispanos.” Me pregunto si será casualidad o cuál será la razón de que así sea. Por muchas razones es un tema que me interesa mucho explorar. Algunos de mis asegurados son futbolistas y me preocupa que estén dentro de los defraudados. No es así, creo.

El asunto me presenta varias reflexiones. En una época en la que todos queremos que nuestro patrimonio crezca buscamos opciones que den los mayores rendimientos, léanse ganancias, con el menor esfuerzo posible. Nos enteramos que los grandes inversionistas hacen crecer su dinero de una forma rápida y espectacular. Casi de la noche a la mañana multiplican el dinero. En nuestra búsqueda de crecimiento financiero parece que olvidamos el tema de la Seguridad o La honestidad. Nos volvemos ciegos ante cosas básicas que debeos tomar en cuenta. Dice el artículo que varias personas vendieron o hipotecaron sus casas para poder acceder a los grandes beneficios de rendimientos de esas inversiones. No sé si es la avaricia o qué hace que las personas tomen decisiones como estas.

El método que usaban es muy elemental: rentaban oficinas lujosas, hacían reuniones exclusivas con puras personas VIP. No cualquiera podía acceder a estas reuniones o a este circulo. Igualito al caso de Madoff o Stanford. Keith l. Miller, dice en la entrevista:”Aunque también ellos (los afectados) tienen que asumir su responsabilidad, por ambiciosos”. No sé pero es un tema muy delicado porque las estafas se siguen dando porque hay personas que toman decisiones sin tomar en cuenta los puntos básicos en este tipo de casos Al menos tres puntos esenciales:

 1. Quién respalda o vigila el instrumento financiero que voy a comprar: Saber si está regulado por alguna autoridad a la que yo pueda acudir en caso de que deba obligar a la compañía a que cumpla su contrato. En México está la CNBV y la COND– USEF. ¿Ellas avalan o autorizan el producto?

2. ¿Cuál es el riesgo de meter mi dinero en este instrumento? Es básico saber qué posibilidades tengo de que mi dinero se pierda. Básico saber que a mayores ganancias mayores riesgos. No hay ganancia sin riesgo.

3. ¿Conozco a la persona que e está ofreciendo hacer la inversión?¿Sabe sobre el tema? Regularmente hacemos tratos con “amigos” que nos aparecen en el camino y nunca preguntamos cosas como si sabe sobre finanzas. Si estudio o se capacito. En qué se basa para decirme qué las ganancias son espectaculares. No está mal hacer negocios con amigos sólo hay que verificar que sepan sobre el tema.

Recuerdo un caso similar en Monterrey con Lankenau. No sé si sea igual pero lo que si supe es que varios futbolistas y empresarios perdieron su patrimonio en inversiones “grandiosas”.

Llevo casi 15 años dedicados al tema de los Seguros de inversión y ahorro. Desde que inicio la crisis financiera mundial he entregado el ahorro para la educación de una niña, he pagado poco más de 1 millón en Gastos Médicos a mis asegurados y he pagado casi medio millón en indemnizaciones para autos. Esta semana entrego un ahorro de un seguro educacional porque ya llegó su fecha. Menciono esto porque veo y vivo la importancia de un Instrumento financiero fuerte. Respaldado por las leyes mexicanas y por empresas serias que cumplen con su palabra. Que me respaldan para que así pueda ser. Valoro mucho eso porque me da la oportunidad de cumplir la promesa que algún día hice en la sala de su casa a una familia. Lo valoró porque además he tenido la oportunidad de contar con su confianza y amistad a lo largo del tiempo. Lo valoró porque no he perdido la paciencia a lo largo de los años para seguir concientizando sobre la importancia y seguridad de tener un Seguro.

Mañana espero darles alguna guía sobre por qué los Seguros son instrumentos más fuertes que cualquiera. Espero pueda ayudar para saber y conocer de donde viene su fortaleza. Espero también que les ayude para valorar las leyes mexicanas al respecto de los Seguros. Ya lo he dicho antes pero repito que son unas de las más fuertes del mundo. Mañana les digo porque. La liga para leer el artículo completo está aquí. En la pestaña de CONTACTO pueden encontrar las distintas formas de acercarse a nosotros.Pueden desde hoy inscriberse a VITALIS Nuestro boletín gratuito, sólo deben dejar sus datos de envío.

2 comentarios
  1. Maximo
    Maximo Dice:

    Tienes toda la razón del mundo. La empresa era muy famosa en Guadalajara, recuerdo perfecto que se anunciaba en el centro de la camiseta del Atlas (imagina el $$$$$ que cuesta ser patrocinador).De hecho yo quise invertir en Diversity Capital, pero era una empresa sumamente sospechosa. No solo no estaba dado de alta en Hacienda, COND– USEF o lo que fuera. Lo unico que tenían era una super oficina en Santa Fe, con instalaciones INCREIBLES, pero nada mas. Era casi como vender espejitos a cambio de nada.

    Ahora, te tengo una propuesta.¿Me recomiendas Fondos Mexicanos y GBM para invertir mi dinero?

    Gracias.

  2. Eloy López
    Eloy López Dice:

    Maximo,

    Es un hecho que las granes oficinas y la exclusividad siguen siendo factores que nos apantallan a los mexicanos. Pertencer a un grupo Elite, Exclusivo, VIP o lo que sea siempre nos “da” un plus ante los demas. Eso hace que tomemos deciciones tan equivocadas que un niño de 6 años lo veria mejor que nosotros.

    Sobre lo de los Fondos te digo que he sabido que son buenos. Lo mejor que puedes hacer es leer este articulo con recomendciones importantes respecto a los Fondos : http://www.cnnexpansion.com/expansion/2009/11/12/Fondos-de-inversion

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *