¡Por favor, no me dejes!

Una de mis características, o algo que me distingue de mis colegas en Seguros, es que yo NUNCA hago llamadas para insistir sobre las propuestas que platiqué con posibles asegurados o prospectos a serlo. De mi parte pocas veces reciben una llamada de este tipo. Hace más de 10 años que entendí el espíritu y la esencia de un Seguro. Soy un convencido de que este tipo de productos financieros deben ser buscados por la gente y no “empujados” por los Agentes. Estoy en desacuerdo con esta práctica, pero no sólo porque no se “moleste” a los asegurados o prospectos, también porque ellos deben involucrarse más y darle mayor valor a este tipo de coberturas dentro de su esquema familiar.

Ésta práctica me ha generado menos ventas que los mejores vendedores, pero excelentes relaciones con los asegurados que deciden llevar adelante esta relación y contratar un seguro con nosotros. Eso hace que tengamos una excelente relación con quienes nos eligen como sus Asesores expertos en Seguros.

No he de negar que haya estado tentado a regresar al esquema de ventas y de ventas a presión, sobre todo cuando la economía aprieta. Afortunadamente he desistido de hacerlo y he continuado por el camino de la no insistencia.  De un tiempo a la fecha me he dedicado a observar ciertos comportamientos de mis asegurados, y prospectos a serlo, y ha aparecido una frase que es la que le da título a este post: “Por favor no me dejes”. Por increíble que parezca hay muchos asegurados míos que me han repetido la frase. Me piden que por favor insista, hasta que los deje con la póliza funcionando. En ocasiones porque no tienen tiempo de hacerlo, pero en muchas otras porque me piden que los presione con el tiempo “Porque sino no lo voy a hacer nunca”, me dicen.

La mayoría de nuestros asegurados son empresarios exitosos, que les apasiona lo que hacen. Que dedican tanto tiempo a su profesión que no apartan tiempo para “este tipo de cosas”. Son expertos en lo que hacen. Tienen sus agendas siempre llenas y hacen muchos viajes. También trabajamos con deportistas profesionales que están en el mismo caso. Cuando hemos trabajado con ellos, o con algún conocido de ellos, nos piden que insistamos que no perdamos la paciencia y que “No los abandonemos”, ni los dejemos en el olvido con esa propuesta que platicamos. Puede ser la educación de sus hijos, un Seguro de Vida, Un seguro de auto o un Seguro de Gastos Médicos.

Debido a que el tipo de pólizas que les proponemos requieren de un cierto análisis, que en ocasiones implica platicar con su esposo o esposa, con su Contador o incluso un Examen Médico o de recabar cierta información médica, el proceso requiere de invertir tiempo. Como somos unos convencidos de la importancia de dar tiempo para tomar la mejor decisión, eso hace que ciertas contrataciones de pólizas se retrasen al inicio de su contratación.

Después de recibir esa “señal” de parte de ellos hemos decidido insistir. Muchos de ellos (más de 10 en el 2009) nos han agradecido haberlo hecho así. Gracias por hacerlo, porque de otra forma no lo hubiera contratado, me siento más tranquilo”, se ha vuelto algo común de escuchar para nosotros afortunadamente.

Si tú en algún momento nos contactas y nos eliges como tus asesores ten la seguridad de dos cosas: 1) NUNCA recibirás de nosotros llamadas insistentes para que tomes una decisión, no te apuraremos a hacerlo y 2) Si tus nos pides que “no te dejemos”  y que te llamemos después y que te insistamos con llamadas para que lo hagas, con gusto lo haremos hasta lograr que dejes protegido lo que más quieres.

Puede contactarnos en cualquier momento por los medios que hay en la pestaña de CONTACTO o en los teléfonos que aparecen ahí. Nosotros no te dejaremos. Nosotros te ayudaremos  tomar una decisión y te insistiremos cuando tú nos pidas. ¡Contactamos! Te recuerdo que puedes suscribirte a VITALIS nuestro boletín gratuito

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *