Buscando Asesoría Profesional en Seguros

Ricardo es el Director de un despacho de Consultoría. En los últimos cinco años se ha concentrado en expandirlo. Desde que se graduó de la universidad se ha dedicado por completo al crecimiento de su despacho. Es un hombre que siempre ha sabido lo que quiere  hacer de su vida. De niño acompañaba a sus padres, fundadores del despacho, a trabajar. En la actualidad, él lleva a sus propios hijos. Martín que tiene 10 años, Ximena 8 y Emilio de 4,  quienes son felices cuando lo acompañan. Se sienten “importantes” por estar con su papá en la oficina. Algo que hace aún más felices a los niños, es que su mamá Isabela es la socia del Despacho. Papá se ocupa de salir a ver clientes y su mamá de atenderlos. Basta decir que la familia es feliz y le tiene un amor entrañable al despacho, porque lo perciben como de la familia. En los veranos parece una extensión de la casa.

Ricardo tiene 38 años. Divide su tiempo entre el despacho, dar clases en la universidad, hacer ejercicio, la familia y sus otros intereses como el Golf y la pesca que tanto disfruta. Conoció a Isabela en la Universidad. Se enamoró de ella desde el principio y siempre supo que ella sería la madre de sus hijos. Hoy se siente afortunado de tener lo que tiene y hacer lo que hace. Es un líder en su ramo. Lo buscan de muchos lados para que dicte conferencias sobre su tema: La Re-ingeniería en las empresas para destacar en el Siglo XXI. Viaja por el mundo cuando menos 10 veces al año. Tiene un equilibrio de vida que parece de película. Tiene una casa de descanso en Valle de Bravo, que es el refugio de él, Isabela y los niños, los aisla de toda está vida ajetreada que llevan en la ciudad. Un estilo de vida que disfrutan mucho.

¿Qué le preocupa a Ricardo? Que hoy, muchas cosas dependen sólo de él. De su conocimiento, de la gente que conoce, y de otros factores. Se pregunta ¿Qué pasaría con Isabela y sus hijos si él muere?. Tiene contratados tres Seguros de Vida, que ha comprado más por presión que por conocimiento. Cada póliza la ha contratado con un Agente diferente. Alguno de sus amigos, no recuerda quién, lo recomendó con dos de ellos, el tercero llegó porque lo busco en el Directorio de su compañía. Ricardo quiere saber por qué monto está protegida su familia si a él le pasa algo. No entiende por qué no se ha dado tiempo para revisar el tema. En el último de sus viajes hubo una fuerte turbulencia que le hizo reflexionar sobre el tema de forma “urgente”.

Lleva semanas con el tema en la cabeza y no se ha dado tiempo para revisarlo a fondo. Una tarde, sentado en su oficina, descubre que no quiere hablarles a ninguno de los agentes porque quiere evitar que lo visiten y sentirse presionado por contratar una nueva póliza. Le pide a Isabela que pueda investigar por qué monto está asegurado, que llame a las aseguradoras correspondientes. Finalmente se entera que se encuentra asegurado por poco más de tres millones de pesos sumando las tres pólizas. Dicho monto le alcanzaría a su familia para vivir sólo 2 años. Se siente sorprendido y decide hacer algo. Hoy, el quiere un Agente que no sea vendedor, que sea una especie de Consultor que le ayude a tomar una buena decisión. Esta vez quiere ser él quien elija a su Agente y no al revés.

Cuando decide iniciar la búsqueda de alguien que le ayude en el tema, se pregunta ¿qué cualidades debe tener el Agente de Seguros que le ayude?. Como Ricardo es un profesional en su tema, decide de inicio que el Agente debe ser  un profesional y  experto en el tema de Seguros . Debe ser alguien que le ayude a liberar tiempo y que le ayude a tener soluciones integrales y que lo haga de una forma rápida. Tiene poco tiempo disponible y no quiere invertirlo en revisar pólizas. Quiere que sea una decisión bien pensada y analizada por su Agente. Que le presente soluciones.

Buscando en Internet es que Ricardo dio con el sitio de Previsión Financiera. Le pidió a Isabela investigar un poco más para que regresando del próximo viaje pudieran hacer una cita y darle solución al tema del Seguro de Vida. Así fue como, hace siete meses, recibí un correo de su parte pidiéndome concertar una cita con ellos para revisar el tema. Desde hace seis son ya asegurados nuestros y me dieron autorización para contar su historia. En la primera cita descubrimos que ambos teníamos muchas cosas en común que nos harían trabajar en un clima de Profesionalismo honestidad y confianza.

Conté ésta historia con el fin de que si estás en una situación parecida no dudes en contactarnos. Ricardo e Isabela son el tipo de asegurados ideales con los que hemos trabajado en los últimos 15 años. Hemos analizado juntos su caso y les hemos hecho recomendaciones integrales que les ayudan a tomar mejores decisiones y sobre todo estar mejor protegidos. No dejes pasar más tiempo y contactanos ¡podemos ayudarte!

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *