Seguros de Inversión Vitalis-Podcast #4

Ir a descargar

Cuando de Crear Patrimonio se trata lo recomendable es comenzar a ahorrar. Si de lo que se trata es de hacer Crecer el Patrimonio entonces lo remendable es empezar e ver los Seguros de Inversión. En realidad ¿Qué diferencia existe entre unos y otros? La función principal de los Seguros de Inversión es Hacer Crecer el dinero, por medio de acceder a portafolios de inversión que resulten atractivos para los asegurados. ¿Cómo? Por medio de darle la oportunidad al asegurado de decidir el nivel De Rendimiento que quiere y el nivel de riesgo que está dispuesto a tomar para hacerlo Crecer

Los Seguros de Inversión requieren que el asegurado se involucre con su dinero y con las decisiones de armar su Portafolio de Inversión. De esa forma él tiene mayor injerencia en el crecimiento de su dinero.

¿Qué diferencia existe con los Seguros de Ahorro?

Ya hemos repetido muchas veces que los Seguros puramente de ahorro, como los Dotales,  tienen Cero Riesgo, son Instrumentos Garantizados, por escrito y de  Ganancia Cierta. Tres factores que en el caso de los Seguros de Inversión cambian, éstos últimos tienen un nivel de Riesgo (que va asociado a una mayor Tasa  de Rendimiento) No son Garantizados por escrito, porque no tienen Tabla de Valores Garantizados, y la ganancia es incierta porque depende de cómo se fueron configurando los Portafolios de Inversión a lo largo del tiempo.

En ningún momento digo que sean instrumentos que sean inseguros o inciertos por naturaleza. Por el contrario. Al ser Seguros están respaldados por la Comisión Nacional de Seguros y Fianzas. Lo que digo es se debe tener muy claro qué factores los hacen diferentes de los de ahorro y cuáles son las cosas que hay que tomar en cuenta. De esta forma es como obtendrás un mejor resultado financiero. Que desarrolles tu habilidad para hacer crecer tu patrimonio. Que lo hagas de una forma consciente e informada de los riesgos que estás tomando.

¿Cuáles Seguros de Inversión existen?

Varios. En este podcast hablo de tres, de Aseguradoras diferentes, pára que tengas una idea general de lo existe en el mercado y que pueda ser para ti:

  • Vida Inversión de GNP Seguros.
  • Realiza tus Sueños de Seguros Monterrey New York Life
  • OptimaMaxx Plus de Seguros Allianz.

La generalidad entre los tres es que puedes acceder a Portafolio de inversiones con atractivos rendimientos. Requieren de tu involucramiento directo para el Crecimiento de tu patrimonio o capital. El último de los tres Seguros es, en mi opinión, un Todo Terreno.

Con la idea de que te quedes con una mejor visión de este tipo de Seguros te pido que dejes tus comentarios, que si quieres hacer Crecer tu Patrimonio, Crear uno nuevo o proteger el que ya tienes nos contactes y con gusto te ayudamos. Deja tus comentarios y nos escuchamos en el próximo Podcast.

Post Formats is a theme feature introduced with Version 3.1. Post Formats can be used by a theme to customize its presentation of a post.

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetuer adipiscing elit. Aenean commodo ligula eget dolor. Aenean massa. Cum sociis natoque penatibus et magnis dis parturient montes, nascetur ridiculus mus – more on WordPress.org: Post Formats

¿POR QUÉ NO SOY FAN DE LOS SEGUROS DOTALES?

  

He pasado algún tiempo hablando y escribiendo sobre las bondades de los Seguros Dotales. Para que ustedes tengan otro punto de vista que les ayude a enriquecer su criterio he invitado a un gran amigo y especialista en Finanzas Personales, articulista sobre el mismo tema en el periódico El Economista y escritor de su propio blog, para que nos hable de por qué él No es fan de este tipo de Seguros-  Quiero agradecer de nuevo a Joan por estar con nosotros por segunda vez y que esté dispuesto a contribuir para que tú tengas una visión más amplia sobre el tema. 

Este post está escrito por Joan Lanzagorta, de http://www.PlaneaTusFinanzas.com. Puedes contactarlo a través de su página, en twitter (@planea_finanzas) o bien en su correo electrónico contacto@planeatusfinanzas.com 

Antes de empezar este artículo, quiero aclarar que lo que leerán a continuación es una opinión personal, la cual es está basada en mi experiencia pero también tiene que ver con mi situación financiera, mi personalidad y mi actitud frente al riesgo. También quiero aclarar que personalmente tengo un seguro dotal, que adquirí después de un análisis muy cuidadoso (más adelante comentaré por qué lo compré).  

Los seguros dotales o “de ahorro” son instrumentos que pueden ser ideales para personas que tienen necesidades distintas a las mías, ya que entre otras bondades, ofrecen una suma garantizada pase lo que pase. Es decir, nos brindan una tranquilidad que ningún otro producto financiero puede dar. 

 Los más comunes son los dotales “mixtos”, es decir, aquellos que cubren tanto fallecimiento como supervivencia (si llegamos a faltar, la suma asegurada es pagada a nuestros beneficiarios, de lo contrario nos la entregan a nosotros al final del plazo que contratamos). Aunque también dotales “puros”, los cuales no cubren fallecimiento (únicamente nos indemnizan si estamos con vida al término del periodo contratado). 

Los seguros dotales son productos ideales para personas que, entre otras cosas: 

  • No tienen disciplina para ahorrar, es decir, no podrían formar un patrimonio de otra manera.
  • Tienen una meta muy bien definida y no desean arriesgarla por nada. Y tienen la posibilidad de pagar la prima que esto representa. En este sentido es importante contratar un seguro dotal en UDIs o moneda similar, para proteger la suma asegurada contra la inflación.
  • Tienen una alta aversión al riesgo y prefieren tener la tranquilidad de que obtendrán al final de un periodo, un monto garantizado.
  • Quieren complementar su plan de inversión y a la vez proteger a su familia.
  • Además, en dado caso, algunos productos ofrecen la posibilidad de obtener un préstamo (con intereses bajos) que nos podrían ayudar en ciertas situaciones.

Pero, si tienen tantas bondades, ¿por qué no soy fan de ellos? Hay varias razones, entre las que destacan: 

  1. Suelen ser caros. Las aseguradoras tienen gastos de adquisición más altos que otros intermediarios financieros como bancos u operadoras de fondos de inversión.
  2. Uno adquiere un compromiso a largo plazo, es decir, uno se “ata”. Esto no necesariamente es malo (para ahorrar a largo plazo, hay que tener compromiso), pero en un país como México desafortunadamente no podemos saber si mañana estaremos sin trabajo y no podremos seguir pagando el seguro. Con un plan de ahorro propio, en cambio, podemos ajustarnos a nuestra nueva realidad.

 En este aspecto, los seguros dotales dependiendo del producto, pueden ofrecer varias alternativas,  como “rescatar” el seguro (se cancela y la aseguradora nos devuelve un porcentaje de la reserva matemática que tenga constituida) o bien saldarlo o prorrogarlo (dejamos de pagar primas pero mantenemos cobertura limitada por una suma asegurada o bien un plazo menor). 

Sin embargo, como los gastos de adquisición de la aseguradora no son constantes sino que se incurren  en mayor medida en los primeros años de la póliza, hacer uso de estas alternativas no muy conveniente   a menos que falte poco para el vencimiento del seguro (es muy caro, nos devuelven mucho menos de lo que hemos pagado a valor presente, a menos que haya pasado más de la mitad de la vigencia del seguro) 

  1. Son poco transparentes. La prima de un seguro dotal tiene dos componentes: una parte está destinada a cubrir el riesgo de fallecimiento, y otra es el componente de ahorro, que se invierte como parte de las reservas técnicas de la compañía. Muchas veces el asegurado no conoce qué porcentaje de la prima que paga está siendo destinada al ahorro: sólo la prima total.
  2. Las compañías de seguros, por Ley, deben invertir sus reservas técnicas en instrumentos muy conservadores, por lo general no consistentes con el horizonte de inversión (sobre todo en dotales de largo plazo). Por lo que no pueden ofrecer sumas aseguradas garantizadas que impliquen un rendimiento sobre prima pagada interesante.
  3. Alguna vez analicé un seguro dotal de la siguiente manera: tomé la prima del seguro, la comparé con la prima de un seguro temporal al mismo plazo (el temporal es el que sólo cubre fallecimiento). Tomé la diferencia (la resta entre las dos primas) como la porción del segur dotal que se destina a inversión (lo cual no es muy técnicamente correcto, pero es la única forma como uno puede compararlos). Hice una simulación acerca de qué pasaría si invirtiera esa diferencia en un portafolio con un riesgo moderado, suponiendo un rendimiento real entre el 6% y el 8%. Para mi sorpresa, me salía más barato comprar un seguro temporal e invertir por mi cuenta (obviamente, con un mayor riesgo).
  4. Personalmente prefiero la flexibilidad de invertir mi dinero en un portafolio de inversión que esté acorde con los objetivos que estoy persiguiendo, poder tener alternativas y tener la posibilidad de obtener un rendimiento mayor, a echarme un compromiso en un seguro dotal que comprometa mi flujo de efectivo futuro por un largo tiempo.

Ahora bien, como mencioné, yo tengo un seguro dotal. ¿Por qué lo compré si no soy muy fan de ellos? Simplemente porque, al analizarlo, me di cuenta de que ese producto me garantizaba un retorno real (por arriba de la inflación) del 5% sobre la totalidad de la prima pagada (es decir, no sólo sobre la prima destinada a inversión). Garantizado. 

Si alguien pregunta dónde puede comprar tal maravilla, lamento decirles que ya no es posible: ese seguro estaba mal tarificado y por lo tanto la aseguradora lo descontinuó poco después de que lo adquirí. Desde luego, la compañía por Ley está obligada a respetar las condiciones pactadas y los valores garantizados, mientras yo lo siga pagando puntualmente (lo cual es una prioridad para mi).  

De hecho, esta es una de las ventajas de tener cultura financiera y saber analizar lo que uno compra. Y de tener un buen asesor de seguros (el que me vendió este producto hizo verdaderamente su chamba). 

Seguros Dotales. Por qué sí se debe ahorrar en ellos. Vitalis-Podcast #3

Ir a descargar

Seguros Dotales. Tres razones para ahorrar en ellos

Repetidamente recibo preguntas sobre los Seguros Dotales. Qué si es bueno ahorrar en ellos. Que si son mejores otros instrumentos financieros. Que si son una  buena inversión. Infinidad de preguntas. Una de las más recurrentes es si recomiendo ahorrar en ellos y por qué. Mi respuesta siempre es que sí. ¿Por qué? Porque me toco comprobar su fortaleza en medio de la pasada crisis financiera mundial. Lo cual no es poca cosa. Para mí, pasaron la Prueba del Ácido. Esa que demuestra qué tan fuerte es algo en los peores momentos. Por estas mismas fechas del 2009 me tocó entregar varios Seguros de este tipo. ¿La fecha es importante? Sí, porque es justo cuando la crisis financiera mundial estaba en su apogeo y nadie sabía bien a bien cuando terminaría. Hace tiempo escribi un post al respecto en el blog de Joan Lanzagorta. A Continuación te dejo las tres razones más importantes por las que es bueno ahorrar en este tipo de Seguros:

  1. Son Instrumentos Financiero  con CERO RIESGO. Esto te da la tranquilidad de que tu ahorro no sufrirá ningún altibajo a lo largo del tiempo. Pase lo que pase con la economía mundial estos se mantienen alejados de las turbulencias. ¿Por qué? Porque las aseguradoras en México no tienen permitido invertir en riesgos los recursos de este tipo de instrumentos.
  2. Son de ganancia cierta y garantizada. Por medio de una Tabla de Valores Garantizados que se entrega con tu póliza sabes anticipadamente cuánto recibes y cómo se va formando tu dote. Es tu garantía por escrito de que pase lo que pase tu horro no se verá afectado en su monto. Sabes por anticipado cuál será tu pago y cuál el monto final de ahorro que recibes. Eso no lo tiene ningún otro instrumento financiero.
  3. Es un Instrumento Financiero respaldado por las Reservas Técnicas de una aseguradora. ¿Qué quiere decir eso?  Que una parte de tu prima se va a un “Fondo” que se llama Reservas Técnicas y que sirven para que si la aseguradora garantice ante la ley ese compromiso de Largo Plazo contraído contigo. Es por eso que una aseguradora en México no puede quebrar. No conozco otro instrumento con tal respaldo.

3.1   Desde el principio de tu plazo de ahorro cuentas con una Protección por Fallecimiento,  identica a tu ahorro pactado,que garantiza que tu el monto total de tu ahorro está completamente garantizado. Puedes además protegerte por invalidez y garantizar así que si algo te sucede recibas dinero para enfrentar esa “Muerte Económica” y además recibir al final del plazo tu ahorro completo y todo esto sin más aportaciones de tu parte. ¿Qué te parece?

Existen más razones pero por el momento te dejo estas para que puedas evaluar si los Seguros Dotales son algo en lo que puedas confiar o no.

Seguros para la Educación