El Brillo de los Seguros Dotales

 

Foto: Mara Montañes

Continuando con el festejo, del aniversario dos de este blog, hoy toca el turno de alguien especial: So, ella es la mano que mece los hilos de Blogylana, ella es bloguera de corazón. Columnista de la  revista Dinero Inteligente. Ha escrito en la Revista Expansión el mejor artículo sobre Religión y Dinero. También es autora del blog Cucharazen. Siempre es un gusto tenerla por estos rumbos. Además les digo que ayer nos reunimos y aprovechamos el tiempo haciendo el Vitalis-Podcast #11. Como siempre, nos divertimos  horrores. Si tenemos suerte y si el Señor ( Don Valente) quiere, mañana podrán escucharlo. Por lo pronto léanla hoy con su opinión sobre Seguros Dotales

“Me gustan los Dotales”

Por: So

Hace tiempo, platicábamos con Eloy y Joan sobre los dotales. Eloy me pidió que escribiera sobre lo que yo pienso de ellos, y ese momento  llego!

Antes que nada quiero aclara que yo todavía no contrato uno, pero más adelante explicaré por qué. Y aprovechando las aclaraciones, tampoco soy experta en seguros, tengo principios de “seguritis” que es una condición potencialmente peligrosa en la que se contratan seguros más allá de las necesidades reales (consulte a su agente de seguros).

La principal  razón por la que me encantan los dotales es porque: Es un seguro que funciona como ahorro a largo plazo donde la inversión está GARANTIZADA. Es decir, que el monto que se pacte al contratar la póliza será exacto el monto que se te entregará al terminar el tiempo determinado en la misma.

Es tan simple como eso.

Me parece un gran instrumento para meterle variedad a tus inversiones. Por ejemplo: tienes un portafolios de inversión de largo plazo indexado a la bolsa que muy posiblemente de buenos frutos pero tiene altos riesgos, tienes un departamentito y el AFORE. El Seguro dotal complementa tus inversiones dándole seguridad a lo que pongas ahí.

Otra de las cosas que me gustan es que les permite ahorrar a largo plazo a los que tienen aversión al riesgo. Cierto que no generará los rendimientos que otros instrumentos, pero con el tiempo es algo significativo para aquellos con temor.

Y como es un seguro, cuenta con protección en caso de fallecimiento, lo cual es básico cuando se tienen dependientes económicos. Esto significa que si se pactó una cantidad X hasta los 20 años y el asegurado fallece a los 7, de todas formas se le paga la cantidad X.

Ahora bien, es muy importante con estos seguros (bueno, y con cualquier tipo de inversión, la verdad) determinar el tiempo y la cantidad que se quiere ahorrar. Por ejemplo, si queremos un seguro dotal para el retiro, debemos calcular muy bien la cantidad que necesitaremos para ese momento en la vida y así sacarle mayor provecho al seguro. Si necesitamos retirarnos con 3 millones de pesos y nosotros calculamos solo 1.5 millones, estaremos seriamente decepcionados.

Ahora, ¿porqué no tengo yo uno? porque creo que es demasiado su costo. Si bien me encantan los beneficios, desde mi humilde perspectiva, todavía no se ajustan. El precio supera los beneficios. En mi defensa, debo decir que yo cuento con 4 instrumentos de inversión diferentes además de un fuerte hábito del ahorro, así que puedo darme el “lujo” de esperar menor costo.

Pero si eres de los que no ahorra nada, de los que no tolera el riesgo de perder ni el 2% de sus ahorros, y no tienes nada de inversión para el futuro (aunque no sea tan lejano) vale la pena que explores los dotales.

2 comentarios
  1. jose miguel garibaldi
    jose miguel garibaldi Dice:

    Buenas tardes estoy leyendo tus comentarios de los seguro dotales y tengo una duda sobre ellos. Estos seguro dotales tienen una comision o porque dices que el precio supera los beneficios?

    Saludos

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *