Los terrores financieros se pueden asegurar

 

Bueno pues hoy estamos felices porque, en el festejo de estos dos años, ahora recibimos la visita de una gran amiga: Isela. Titular, dueña y todo del blog El Peso Nuestro de Cada Día. Ella tiene varias virtudes, desde mi punto de vista, es nacida en Ciudad Juárez y de corazón chilango. Ha escrito el post más conmovedor y llegador que he leído en mucho tiempo se llama Vivir en Juárez No se lo pierdan para que conozcan de primera mano lo que es en realidad y no les cuenten. Tiene lo mejor de los dos mundos. Aquí pueden conocer su historia para quienes no sepan quién es ella. Es también columnista y colaboradora de la revista Dinero Inteligente. Da cursos de Finanzas Personales, viaja por el mundo y lo hace bien. Sin más palabras los dejo con ella:

Por: Isela Makahui  

La primera pregunta que le hago a mis alumnos de la clase de finanzas personales es ¿cuál es tu peor terror financiero? Invariablemente la primera respuesta es el no poder pagar por servicios médicos en caso de enfermedad o accidente (sobre todo cuando se trata de familiares de edad avanzada),  para aquellos que  no tienen derecho a servicios médicos por no estar pensionados por ningún régimen. 

Y puedo ver el miedo en sus ojos, porque no es sólo no saber como se afrontara la cuestión financiera , sino la parte emocional de sentirse inadecuado por no ser capaz de proveer algo tan básico como salud

A medida que vamos avanzando en las clases y van aprendiendo a hacer presupuestos, a organizar un fondo de emergencia, a establecer estrategias de ahorros ; puedo ver como su propio sentido de capacidad financiera aumenta: la actitud sobre lo que pueden lograr con su dinero es distinta. Para cuando llegamos a la clase de seguros médicos , ya tienen una idea muy clara de cuánto dinero tienen disponible para poder pagar por uno si es que lo necesitan, y digo si lo necesitan porque para cuando terminamos la clase se dan cuenta que tener servicios del IMSS puede ser lo mejor que les haya pasado en la vida. 

La clase entonces se convierte en una de destrucción de mitos y de ideas equivocadas sobre los seguros médicos. 

El primer mito que derrumbo es que las pólizas de seguros médicos solo las pueden entender los expertos, en realidad existe una serie de términos que son de rigor entender (así como las exclusiones ) y ya la hiciste!!! . Una vez que entienden que es el deducible, la cantidad asegurada ,  el coaseguro, las preexistencias, el periodo de espera , el periodo de gracia y similares ; puedes ver que se relajan . Y luego no falta el que se vuelva obsesivo pidiendo leer todas las pólizas que se le atraviesen por el camino, incluyendo la del compadre para explicarle….si se se vuelven unos mostritos!!! 

El segundo mito que se derrumba es el que una póliza de seguro médico es muy cara, pero luego de revisar el sistema de RESBA de la COND– USEF donde aparecen los costos de los seguros médicos básicos se dan cuenta que se gastan más en una ida al cine o a cenar, que en comprar esta cobertura básica, digo pagar $500 a $1000 pesos anuales por quitarte de encima la enorme incertidumbre de saber como vas a pagar, es en realidad barato. 

El tercer mito derrumbado es que tener un seguro de gastos médicos pagados equivale a que no tienes que pagar nada más, si dentro de su fondo de emergencia no cuentan con una partida dedicada exclusivamente a pagar por el deducible y el coaseguro, entonces corren un riesgo financiero  que aunque no es tan grande a NO tener el seguro todavía puede darles problemas de cabeza.Por ultimo entienden que pagar por cobertura no un desperdicio de dinero, y aunque tampoco es una inversión si les trae altos rendimientos :  

  • La paz financiera de saber que no van a comprometer su patrimonio por una cuestión de salud ,
  • El evitar los conflictos familiares (que siempre hay) cuando se trata de pagar cuentas de hospitales y doctores de a “cooperacha” ;
  • El tomar una decisión de no aceptar un tratamiento porque no se alcanza a pagar

El terror financiero que cargaban al principio del semestre se desvanece entonces, como los “mostros” que de niños imaginábamos vivían de noche en nuestras habitaciones y luego aprendemos que no eran ciertos, igual pasa cuando se entiende lo básico de los seguros  y se asegura uno al menos básicamente  

La preocupación no es otra cosa que exceso de reflexión sin acción, así que deja de preocuparte por no estar asegurado y ocúpate del tema. La paz emocional vale más que lo que vas a pagar , eso te lo puedo…ASEGURAR! 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *