¿Y las enfermeras apá?

 

La semana pasada fui invitado por AXA México a la conferencia de prensa donde se presentaría la campaña “México necesita 4 veces más enfermeras”. Confieso que lo pensé mucho para ir. Por diversas razones. Tenia complicada la agenda y la verdad no me llamaba mucho la atención. Después de pensarlo un poco decidí asistir. No sabía lo radical que iba a ser mi cambio de opinión. Al menos no en ese momento. A la conferencia asistieron, además del Xavier de Bellefon, Director General de AXA, Gaby Vargas, Ma. Antonieta Cavazos, Ma. Del Pilar Sertvitje y Gloria Hernández García. Todas ellas para hablarnos de la enfermería.

Cuando tocó el turno a Gaby Vargas, empezó hablando de la importancia del tema de la enfermería. Recuerdo que después de muchos datos que dio, interesantes, dijo algo que a mi hizo mucho sentido. En México hemos tenido, tenemos y tendremos desastres naturales de todos colores, por no mencionar ninguno en particular. Recordemos e imaginemos como son esas situaciones. Imaginemos ahora esos mismos escenarios pero sin enfermeras, pidió Gaby. En ese momento me imaginé todo lo que ha pasado en el país y sí me lo imagine sin enfermeras. No me gustó para nada lo que vi en mi ejercicio de imaginación. Es entonces que decidí poner más atención a lo que estaban hablando.

Las estadísticas que nos compartieron todas las ponentes fueron importantes, pero fueron mejores algunas reflexiones que al respecto de la enfermería se hicieron. Lo que sabemos, porque lo dijeron, es que México tiene 19 enfermeras por cada 10,000 habitantes y que la Organización Mundial de la Salud recomienda un mínimo de 84. Que Estados Unidos tiene una crisis también de enfermeras. Este último dato complica la cosa, porque está buscando en diferentes países, entre ellos el nuestro, llevarse a las pocas enfermeras que hay incluso a las estudiantes de enfermería, becándolas y dándoles muchas facilidades para trabajar en ese país.

Imaginemos un hospital sin enfermeras. Ahora imaginemos al país sin enfermeras. Eso se los pido yo. El asunto debe ser un esfuerzo de todos porque las enfermería en México podría decirse que está en crisis. No hay muchas nuevas estudiantes, la carrera es larga y mal pagada al final. El reconocimiento social y laboral es muy bajo. Hay muchos otros datos duros. Es por so que eso que Gaby Vargas, en su papel de Presidenta de la Fundación Marillac, y AXA están apoyando la causa. AXA desde el 2009 a la fecha ha dado 4 millones de pesos y Gaby aporta las regalías de uno de sus libros. El objetivo es evitar el gran problema de crisis en enfermeras que, de seguir así, el país enfrentaría en el año 2020. Que parece lejano pero sólo hay 8 años.

Tal vez sin saberlo estás apoyando la causa. ¿Por qué? Porque AXA Seguros, en la compra de cualquiera de sus Seguros para Personas y sus bienes, está dando un parte de la Prima a esta causa. El reto es grande y hay mucho por hacer. Ese día le pregunté a Xavier de Bellefon, si AXA daría más apoyo a la enfermería y si por ejemplo en los Seguros de Gastos Médicos se les pagaría mejores honorarios o se extendería el Periodo de Enfermería a domicilio que hoy es de máximo 30 días. No me contestó muy claramente que digamos, pero lo que puedo decirles es que espero que haga algo, porque ya hoy hacen algo, y que esta causa tenga mejores resultados de los esperados, sobre todo porque a todos como país nos beneficia. Si esta causa no tiene éxito todos salimos perdiendo. Hoy la apoya AXA y Gaby Vargas pero creo que todos deberíamos preguntarnos qué podemos hacer al respecto y poder sumar algún tipo de esfuerzo. Para no preguntar algún día ¿Y las enfermeras apá?

1 comentario
  1. Monica Diaz
    Monica Diaz Dice:

    En realidad la enfermería es una profesión extremadamente devaluada en nuestro país. Pero para los que hemos tenido un ser amado en un hospital o centro de salud, las buenas hacen TODA la diferencia. ¡Vaya mi respeto y admiración a las enfermeras que expresan su vocación con amor y dedicación!

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *