¿Qué seguro educacional nos conviene?

 

Ricardo y su esposa Luz María van ser padres por primera vez. Tienen 30 años cumplidos. Ambos estudiaron una carrera en el Tec de Monterrey. De hecho ahí fue donde se conocieron y después se casaron. Resultaron ser excelentes estudiantes. Las carreras de ambos transcurrieron tranquilas gracias a que sus padres solventaron toda la parte económica. Eso les dio la tranquilidad suficiente para poder concentrarse en estudiar sin preocuparse por el dinero. Ricardo incluso tuvo la oportunidad de estar un año en el extranjero. Ellos se acercaron conmigo para que les ayudara decidir sobre cuál de los seguros educacionales existentes es mejor para su objetivo. Cuando les pregunto ¿Por qué buscan uno desde ahora? Me dicen que quieren darle las mismas oportunidades a su hija que la que ellos tuvieron. Es un tema muy importante dentro de su familia, me dicen, y quieren resolverlo desde ahora.

Han investigado con diferentes agentes de seguros y también con distintas aseguradoras. Ninguna opción los ha convencido, me comentan. Llevan poco más de cuatro meses buscando y están un poco desesperados. Tienen un exceso de información que los ha llevado a no poder decidir. Los invito por un momento a olvidarse de la palabra seguros. El primer paso, les digo, es definir en qué escuela quieren que estudie su hija ( porque ya saben que va a ser niña) y ahí viene la primera sorpresa. “Nadie nos había preguntado”, dicen. Les gustaría que estudiara en el extranjero. En Estados Unidos o Australia. Eso si lo tienen claro. De mínimo en el Tec,piensan. ¿Cuánto vale eso? Es mi segunda pregunta. Y viene de nuevo la cara de duda. “Pues la verdad es que  no lo habíamos pensado” es finalmente su respuesta.

Para simplificar el asunto les propongo un proceso de 3 pasos simples:

1. Determinar  cuánto vale el total de la carrera donde ellos piensan que puede estudiar. Debemos calcular cuál es el monto aproximado que necesitan ahorrar. Para conocer el objetivo a lograr. Para saber dónde quieren llegar o cuál es su meta. Definir si es en pesos o dólares. Como les gustaría que fuera en el extranjero su meta es de 120,000 dólares

2. Calcular el número de años que faltan para que su hija cumpla la edad universitaria, que regularmente es a los 18 años. Así sabrán cuánto deben ahorrar cada año desde hoy, en el algún instrumento financiero que mejor les convenza. Conste que hasta aquí ni hablábamos de seguros. Ellos tienen justamente 18 años para ahorrar porque apenas va a nacer su hija.

3. Evaluar las opciones de seguros educacionales que hay en el mercado y que mejor resuelvan sus preocupaciones. ¿Qué pasaría si ellos mueren? ¿Se invalidan? Todo antes de cumplir su objetivo. Ahora si ya pasamos a hablar de seguros, pero como punto final no como el inicial sin conocer sus necesidades reales, sin las cosas claras de saber por cuánto dinero debe ser el ahorro garantizado.

Mi rec0mendación fue un Seguro educacional con GNP con 120,000 dólares de ahorro garantizado a 18 años, 360,000 dólares de protección por fallecimiento para ambos y 360,000 dólares para Invalidez. El cual les da una Prima de 5,670 dólares anuales. Mi recomendación del monto de protección está basada en la edad de su hijo y su meta de ahorro. Que en este caso recomiendo que sea de cuando menos tres veces.

Finalmente les digo a Ricardo y a Luz que podemos evaluar las calificaciones de COND– USEF a GNP y las demás aseguradoras. Entramos a esta liga para que pudieran verlas:

http://portalif.condusef.gob.mx/calificador/Cal_Gral.php?idProducto=12

Donde pudieron ver que GNP fue la mejor evaluada con 9.8 de calificación. Les digo que también es importante lo que ellos piensen o evalúen su propia experiencia con la compañía y un factor más la experiencia del agente, en este caso yo, con la misma compañía. La cual ha sido excelente.

¿Estás en la misma situación que ellos? Acércate a nosotros te ayudaremos a encontrar la mejor solución para tu caso. Recuerda que en la pestaña de CONTACTO están todos loe medios por los que pueden encontrarnos. No dudes en hacerlo.

2 comentarios
  1. @RoaminGeek
    @RoaminGeek Dice:

    HAce un tiempo nos paso lo mismo a mi esposa y a mi, por un momento lo olvidamos y lo dejamos “para despues”, finalmente la asesora de GNP nos contacto de nuevo y nos convenció, ahora mi hijo (2años)tiene un seguro educacional…

  2. Eloy López
    Eloy López Dice:

    Felicidades a mi colega de GNP que logró motivarlos para ello y felicidades a ustedes porque reconocieron el valor de este tipo de seguros. Eso habla de que están en excelentes manos.

    Gracias por compartirnos su experiencia.

    Saludos,

    Eloy López

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *