Los Seguros de vida, Las familias y La Economía

Si hay algún instrumento financiero que sea difícil de ser aceptado de buena manera por las personas es el seguro de vida. Regularmente es un concepto que puede estar relacionado directamente con la muerte. Sentir que debes morir para que alguien más, que no seas tú, “disfrute” de dinero es algo que puede sonar raro. Visto de esta forma es un sensación que cuesta trabajo asimilar y de hacer consiente su necesidad en nuestra vida. ¿Te ha pasado? es muy probable que sí. Son muy pocas las personas que una mañana se levantan pensando “ahora sí voy a comprarme unos seguros de vida”. No, eso no sucede. La mayoría de las veces estos seguros son contratados porque alguien los convenció de su importancia. Por no decir que los obligó a contratarlos después de un largo proceso de convencimiento.

Después de más de 15 años de trabajar como agente de seguros he comprobado que a la gente no le gusta hablar de seguros de vida. No al menos de la forma tradicional, y no es porque tengan poca cultura al respecto, creo que es por la forma en que les es explicada la idea. Por eso me di a la tarea de buscar una forma sencilla de explicar lo importante que son estos seguros, no sólo  para ti, también para tu familia y la economía del país. Algo que te ayude a tener otra visión sobre el tema, que te de un acercamiento distinto a la real importancia de estos instrumentos financieros. Es así que encontré este vídeo que pongo aquí para apoyar lo que busco explicarte. Si no lo has visto te pido que lo hagas antes de continuar leyendo. Es importante por lo que te voy a explicar a continuación.

En Economía existe algo llamado Flujo Circular del Ingreso, que explica cómo es que el dinero se mueve dentro de la economía de un país como el nuestro. En un círculo, donde las familias las empresas y el gobierno interactúan intercambiando factores. Las familias como la tuya y la mía juegan un papel de suma importancia en este esquema circular. Son dueñas de una capacidad de trabajo que está dada por lo que sabes hacer (conocimientos)  o puedes hacer (capacidad física), los cuales son intercambiados a las empresas por dinero. Ese dinero es usado después por las familias para comprar bienes y servicios a las empresas. En un sistema ideal las familias no gastan todo. Ahorran una parte, que a es “inyectado” al Mercado Financiero y a su vez a las empresas. Con el tiempo ese ahorro regresa a las familias con una ganancia. Pagada por las empresas.

En su expresión más básica las familias tienen uno o más proveedores que son los encargados de intercambiar con las empresas ese  trabajo por dinero. Esa ahí donde los seguros de vida juegan un papel primordial. Primero para las familias y por lógica para que ese Flujo Circular de dinero no se detenga. Imaginemos que al o los proveedores de las familias les pasa algo. Como una muerte o un accidente que los deje imposibilitados de trabajar. La familia pierde a uno de los pilares importantes. De esta forma se corta una parte o todo el flujo de ingreso monetario para ella. Lo que les permite adquirir los bienes y servicios más básicos. ¿Suena fuerte? Pues así es en la realidad.

Es así que los seguros de vida juegan un papel importante dentro de este círculo. Garantizan que ese flujo de dinero a la familia continúe, aún después de que el proveedor principal falleció o se invalidó totalmente para trabajar. De ahí su valía para las familias y la economía. Finalmente son ellas (las familias) la base de todo ese sistema. Sin el ingreso que ellas gastan y ahorran nada sería posible. Es por ello que pensar en un seguro de vida después de reflexionar en ello, ya no suena tan distante. Se puede hacer tangible el beneficio que representa, primero para ti porque te protege de sufrir una muerte económica y después a tu familia en caso de que sufras una muerte anticipada. ¿Verdad que ya no se ve diferente? Espero que así sea.

Recuerda que te puedo ayudar a definir qué seguro de vida es ideal para ti. Por medio de una sesión gratuita de una hora por Skype podemos evaluar tus necesidades y la mejor solución a ellas. En la pestaña de contacto puedes encontrar los medios para hacerlo. Elige el que más te agrade.

¡Acércate a mí que será un gusto ayudarte!

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *