¿Los seguros de vida son para “resolverle” la vida a los hijos?

Ayer iniciamos la  semana hablando sobre cómo sabe una persona cuánto seguro de vida necesita. Métodos para calcularlo hay varios y muy buenos, te decía. Lo importante es que el eje sea cuánto te gustaría que recibieran tus hijos, o tus beneficiarios, y durante cuánto tiempo.  Eso se puede prestar mucho a debate, porque hay quien piensa que no hay que dejarles “resuelta” la vida a los hijos. Que los seguros de vida no son para eso. Una opinión sin duda respetable.

El fin de semana vi por primera vez una película que se llama “Educando a Helen” que trata de una exitosa joven que vive en Nueva York, gana muy buen dinero y su carrera va en ascenso. Todo bien hasta que… su hermana y su cuñado mueren en un accidente y la dejan a ella como la responsable y encargada de cuidar a sus… ¡tres hijos! Sin duda un cambio de vida muy radical. Entre ellas debe mudarse a una casa más grande y buscarles otra escuela a sus sobrinos. Ahora sus “hijos”. La responsabilidad le llegó de la  noche a la mañana y por decisión de su hermana muerta.

Al ver el cambio de vida que tienen los niños de la película, uno como padre se pregunta ¿Cómo me gustaría que fuera para mis hijos la vida si muero? Cómo decía Alfredo en el vídeo sobre Fideicomisos “Cómo diseñar un plan de vuelo donde uno ya no va a volar” Sería simple pensar que uno sólo deja problemas de dinero. Hay muchos otros factores que uno debe tomar en cuenta sin duda.

En la historia no se ve que Helen tenga problemas de dinero. De hecho el problema de los niños no es de dinero. Lo sé porque se pueden cambiar a una casa más grande, porque no caben todos en el departamento, y de escuela “sin problemas”. Parece que sus padres dejaron resuelta esa parte. Aun así creo que hay algo en lo que no pensaron: El sueldo de Helen. Ella tuvo que dejar su trabajo y aceptar uno de menor paga por quedarse al cuidado de sus sobrinos.

Aquí cabe otra pregunta. En una situación así ¿Debería considerarse dejar una cantidad de dinero a le persona encargada de cuidar a los hijos? La respuesta, como muchas, es personal y depende de la situación de cada quien, sólo que a mi entender sí debería ser contemplada al momento de calcular los seguros de vida. Es básica para definir un fideicomiso y los montos necesarios para ello. Sobre todo en una desgracia donde ambos padres mueren.

Más preguntas ¿Pensar en todo eso infla las cantidades por la que uno contratar seguros de vida? Sin duda, y aun así sigue siendo la forma más barata de resolver el asunto. ¿Es dejarles la vida “resuelta” a los hijos?, ¿Qué opinas?, ¿Has pensado en algo así? Dale click al vídeo que te pongo aquí y entérate rápido de qué trata la película y si puedes réntala para verla con tu familia.

Hoy más que nunca pienso en lo valioso que resulta la combinación de los fideicomisos y seguros de vida. La historia que te cuento pasa en Nueva York y, en mi opinión no está alejado de los que nos puede pasar en la vida real aquí en México. Deja tu opinión y tus comentarios que, como siempre, son los más valiosos y enriquecen el tema.

1 comentario

Trackbacks y pingbacks

  1. […] a forjar su carácter. “Además no quiero valer más muerto que vivo, los voy a hacer ricos y les voy a resolver la vida” Le dije que no contratar seguros de vida mejor que elaborará un Fideicomiso. “Y eso ¿Qué […]

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *