El ahorro y la historia del bambú

Hoy tengo un pequeño post de regalo para ti que seguiste toda la serie de la semana. Hay una historia sobre el bambú. Es una planta que puede tardar hasta siete años en salir de la tierra. Durante ese tiempo no crece nada arriba de la tierra. Sólo crece hacia adentro. Está haciendo raíces muy profundas. Cuando por fin logra salir de la tierra su crecimiento es espectacular. Puede crecer hasta un metro diario. En un par de meses puede llegar a medir poco más de veinte metros. Su crecimiento es rápido y solido.

Para los cultivadores de esta planta la paciencia y el tiempo se vuelven claves. Durante los siete primeros años tienen que seguir regando la tierra aún sin tener una prueba visible de que la planta va a crecer. Sólo tienen que seguir aportándoles nutrientes a las semillas plantadas. ¿Por qué te cuento esto? Porque me ayuda a explicarte los ingredientes que necesitas para lograr culminar con éxito tus metas o sueños financieros. Para ahorrar se necesita paciencia. Al principio puedes llegar a sentir que es muy poco lo que puedes ahorrar y que si vas al banco nadie “te pela” con tus dos mil o tres mil pesitos” que puedes ahorrar.

Puedes sentir que se necesitan muchos años para lograr tener un capital que “valga la pena” y eso te desanime a dar el primer paso. Bueno pues déjame decirte que cuando estés pensado eso debes pensar en la historia del bambú. Puede ser que te tardes algunos años en que tu dinero ( las semillas) den frutos y mientras tanto tienes que seguir cuidando y aportando ( esto sería como darle agua y nutrientes a tu bambú. Es más, si te sirve, te invito a pensar en tu meta financiera como tu bambú. Debes cuidarlo y tenerle paciencia, que después él puede cuidar de ti y darte crecimientos espectaculares.

¿Te acuerdas que aquí te dije sobre —> Los cuatro ingredientes que hacen crecer tu dinero? Pues uno de ellos (el interés compuesto) es el que logra, con el tiempo, que tu dinero pueda crecer como el bambú. Si ya tomaste la decisión de empezar a ahorra, no te desesperes si sientes que tu dinero es poco. Ten paciencia y sigue adelante. El tiempo te premiara.

Ahora te invito a ver el vídeo que está aquí. Es la historia del bambú sólo que con un enfoque más de desarrollo personal. Espero que este post de regalo sea inspirador para ti y te ayude a tener paciencia si ya te decidiste a ahorrar y a que tengas persistencia aunque al principio consideres que “es muy poquito” lo que puedes hacer. Nos vemos la próxima semana y no olvides dejar tus comentarios.

2 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *