¿Por qué debe un joven empresario pensar en seguros de vida?

Imagen:  Lindblom

“Juventud, divino tesoro” decía el poeta Rubén Darío. Ser joven no es una virtud en si misma ser joven es una situación natural de la vida. Quienes ven a la juventud como un tesoro es justo porque ya no la tienen (la juventud) o sienten que se les está yendo de las manos. A los jóvenes se les acusa de muchas cosas. De ser rebeldes, de ser irrespetuosos, malcriados egoístas y groseros y de inconscientes ante el peligro. Una ultima cosa, y tal vez la más grave, de las que los acusan es de no escuchar. De no tener la capacidad para escuchar a la voz de la experiencia. Tú, que eres joven, ¿Cuántas veces has escuchado de tus mayores que si a ellos les hubieran dicho a tu edad X o Y cosa hoy su vida sería diferente?

¿Por qué te voy contando y preguntando todo esto? Porque ayer en Twitter un estimado colega me preguntó algo que quiero compartir contigo:

“@cucosos Amigo Eloy, q argumentos le das un chavo de 27 años, sin familia q mantener, tiene negocio, pero todavía no le da utilidades….y todavía no le da un sueldo, y automáticamente compara nuestro dotal- 15 con otros instrumentos financieros, hablando de .rendimiento vs rendimiento. Gracias”

Imaginemos a un joven emprendedor de 27 años que pone su empresa y lo que le interesa es generar utilidades lo más pronto posible. No tiene hijos ni familia. No tiene a la vista alguna persona que dependa económicamente de él. Recibe la visita de un colega, agente de seguros, que le propone ahorrar en un seguro dotal a 15 años. El joven, con la mente puesta en las utilidades y rendimientos, y viendo que intentan venderle algo, lo que hace es comparar los “rendimientos” del dotal con otros instrumentos financieros y… ¡zaz! se da cuanta rápido que ese seguro no es bueno y él no lo necesita.

¿Qué hacer? ¿Darse la vuelta y decir gracias por su tiempo, disculpe la molestia? No. Hay mucho por hacer por ese “muchacho”, como diría mi mamá. Hay que ayudarle a replantear el panorama. Empezando por saber que los agentes asesores en seguros estamos aquí para ayudarle a las personas a resolver dos tipos de problemas:

1)      Los que saben que tienen y quieren resolver.

2)    Los que NO saben que tienen y por lo tanto ni piensan en resolver.

En este ejemplo el joven está, al parecer, en la situación más complicada. Porque a simple vista no tiene problemas que le interese resolver. ¿Cómo ayudarle a este joven a ver los problemas del punto 2? Primero dejando el producto dotal de lado, después podremos regresar a él si es necesario, segundo haciendo preguntas que ayuden a clarificar los problemas que él no puede ver, y que tal vez sean los que más problemas le puedan causar si se le presentan. Preguntémosle:

  • ¿Qué pasaría si te enfermas o accidentas y ya no puedes trabajar?
  • ¿Quién lo haría por ti? ¿Hay una persona que se encargaría de sacar adelante tu negocio y pagarte tus ingresos mensuales?
  • ¿Sabías que al ser independiente económicamente tú eres tu principal dependiente económico?
  • ¿Tienes ahorrado dinero suficiente que te proteja de una posible Muerte Económica?

Estas preguntas ayudan a clarificar lo que lo que la mayoría de los empresarios jóvenes sin dependientes económicos a la vista no pueden percibir: Ellos son sus principales dependientes y no hay nadie que les vaya a pagar un sueldo o sustituirles su ingreso económico si ellos se Invalidan Total y Permanentemente y sufren lo que llamo una Muerte Económica. Hoy la forma más solida, confiable y barata que se conoce para hacer eso por medio de un seguro de vida.

¿Puedes ver cómo esas preguntas nos llevaron a descubrir un problema que el joven no veía? Y eso es sólo el inicio porque puede haber más problemas que no se ven a simple vista. El detalle es hacer más preguntas y seguir investigando. Esa es la tarea justa de nosotros los asesores de seguros. Recuerda además que los seguros se pagan con dinero y se compran con salud, que ésta ultima es la que puede sobrar cuando se es joven y cambiar en cualquier momento.

¿Te gusto el post? ¿Te compartió algo que non sabias y te ayudó? Déjame saber tu opinión.

LA JUVENTUD, DICEN, ES UNA ENFERMEDAD QUE SE CURA CON EL TIEMPO.

zp8497586rq

¿Los seguros, en México, discriminan a las personas con discapacidad?

En el post pasado te hable sobre por qué considero que los seguros no discriminan. El tema lo puse en la mesa, aquí en el blog, porque la semana pasada la Suprema Corte de Justicia de la Nación ( SCJN) emitió un fallo donde prohíbe a las aseguradoras discriminar a las persona con discapacidad. Un asunto que se ve fácil y que en realidad no lo es y además tiene su parte importante de reflexión.  Discriminación y discapacidad son dos palabras que en los seguros en lo particular parece que no hacen sentido. Al menos en mi experiencia no la hacen. ¿Por qué? Por varias razones pero la más importante es porque justo muchos seguros están hechos para proteger a las personas de sufrir una posible discapacidad.

Antes de hacerte bolas con el objetivo de este escrito, déjame explicarte por qué no me hacen sentido. Los seguros de vida en México, por ejemplo, tienen la opción de coberturas para protegerte a las personas de sufrir una Invalidez Total y Permanente que ya no te permita seguir trabajando y generando ingresos. Te protege de sufrir lo que llamo una Muerte Económica. Con los seguros de vida también te puedes proteger de sufrir una Perdida de Miembros, que sirven para proteger a las personas de perder una mano o ambas, un pie o ambos, por ponerte un ejemplo. Como ves justo te protegen de sufrir una discapacidad física. ¿Puedes ver que las seguros si se preocupan justo de la discapacidad y de hecho la pagan?

En la actualidad hay muchos casos de incapacidad que ha sido pagada por las aseguradoras en México. No tengo datos oficiales pero sé de un caso de un colega que ayudo a un asegurado que estaba perdiendo la vista, porque le estalló una bolsa de aire en la cara, a que una aseguradora mexicana le reconociera y le pagara una Invalidez Total y permanente por ceguera. ¿Por cuánto crees que fue el pago? Por un millón de dólares. Es mucho, es poco no lo sé, sólo sé que es un caso real que se pagó éste mismo año y que ayudo a una persona a tener tranquilidad financiera por sufrir una invalidez. Como puedes ver el asunto cae en PREVENIR.

No quiero polemizar sobre la discriminación y las personas con discapacidad. Lo que busco es decirte que el tema no es fácil y simple como se puede ver a primera vista. El principio de los seguros, su esencia y espíritu les llamo yo, es proteger a la mayoría de las personas a los riesgos a que están expuestas y garantizarles tranquilidad financiera en caso de sufrir una enfermedad, accidente, invalidez y muerte. No sé cuál es la cantidad que hoy están pagando las aseguradoras en México por concepto de incapacidad, pero te prometo darme a la tarea de conseguir datos reales sobre el tema para que puedas conocerlos de primera mano.

Es un hecho que hoy en México las aseguradoras han pagado a personas que sufrieron una incapacidad o que nacieron con ella y estaban asegurados. Si sabes de alguien que esté recibiendo algún pago por ello te invito a compartirlo aquí. Te recuerdo que el tema no se trata de defender a capa y espada, y sin argumentos, a las aseguradoras en contra de la discriminación, de lo que se trata es de que las personas en México sepan y conozcan todos los beneficios reales y tangibles de un “producto” tan noble como un seguro.

¿Qué opinas? ¿Quieres contribuir al tema? No dejes pasar la oportunidad de dejar tu opinión.

¿Quieres consultar una liga sobre el tema de la discapacidad y la discriminación en los seguros?

Te dejo la liga donde puedes ver una opinión respecto al mismo tema:

 

¿Los seguros discriminan?

“Una persona con SIDA no es asegurable en México y eso es discriminación” Esa fue la primera frase que escuche hace casi 15 años. En esa ocasión me sentí muy mal porque quien me lo dijo tenia esa enfermedad y tuve que decirle que no lo aceptarían en el seguro de gastos médicos y de vida que pretendía contratar. Años después me encontré con alguien que padecía diabetes  y la historia fue similar. Lo que me dijo fue algo parecido o peor que la primera persona. Después fue una persona que tenia un hijo con Síndrome de Down. La palabra discriminación parecía ser la constante y las aseguradoras las villanas del cuento. Eso no me dejaba con buen sabor de boca y más en esta profesión donde hablar de enfermedades y discapacidades es pan de todos los días. Sentir que no podía ayudarles a esas personas dejándolas protegidas con un seguro me hacia sentir cada vez más mal.

 Fue entonces que me di a la tarea de hablar con funcionarios de aseguradoras, colegas que llevaban más años y más expertos en el tema en aquel entonces. Eso me ayudó a ampliar la visión sobre el tema. Lo primero que concluí, de forma contundente, es que en los seguros no hay discriminación. Lo mejor es que pude ir consolidando mi vocación  como agente de seguros. Conocer más a fondo sobre temas tan delicados y estar en contacto con la esencia y espíritu de los seguros fue dándome más tranquilidad. Antes de que creas que sólo estoy a favor de las aseguradoras y  no de los asegurados permíteme explicarte en partes el porqué de mi conclusión.

Los seguros de personas, como los de gastos médicos y el de vida, sí cubren enfermedades como SIDA, Diabetes y Cáncer por mencionar algunos. Los seguros de gastos médicos mayores sí cubren padecimientos congénitos como el Síndrome de Down. Entendiendo como Padecimiento Congénito el que se tiene desde nacido. El único requisito para cubrir padecimientos congénitos es que la mamá tenga 10 meses asegurada con su póliza de gastos médicos. En el caso de SIDA se pide tener cuatro años cuando menos con la póliza para que quede cubierto. Algunas aseguradoras, de hecho, lo cubren desde el inicio con una suma menor a la básica, pero esos son detalles técnicos con los que no quiero hacerte bolas. El tema es que descubrí, hace ya muchos años, que los seguros no son discriminatorios con las personas. Ese es el tema importante.

El asunto deriva en un tema clave y que en México parece que nos cuesta mucho trabajo: la PREVENCIÓN y la Previsión. La esencia y el espíritu de los seguros es proteger a las personas sobre cualquier enfermedad o accidentes que les puedan ocurrir. Los seguros no están hechos para cubrir lo que ya sucedió. Si la enfermedad ya te dio o el accidente ya ocurrió y quieres contratar un seguro para ello pues es donde no se puede. Yo lo comparó a una situación en que intentamos asegurar un auto que ya está chocado y quiero que la aseguradora me pague los daños por el choque. Espero haberte transmitido la analogía sin ofenderte.

¿Por qué te hablé hoy del tema de la discriminación y los seguros? Porque ayer en Twitter me enteré que la Suprema Corte de Justicia de la Nación, en México, había emitido un fallo en que pide a las aseguradoras no practicar la discriminación contra personas con discapacidad. Quise ponerte en contexto y aportarte información valiosa que te ayude a tener una mejor opinión sobre el tema, el cual va a dar mucho de que hablar y aquí le entraremos con gusto a expresar opinión y darte información que te ayude a saber porque en los seguros no existe la discriminación.

¿Qué opinas? Esto apenas empieza y conocer tu opinión es importante. Nos vemos el próximo post.

Los Seguros no pagan


Uno de los grandes mitos que existe en México sobre los seguros es la frase que le da titulo a este post. Muchas personas usan la frase como si fuera cierta y no dejará lugar a dudas. Eso, queramos o no, va permeando una creencia que es falsa. Hoy quiero hablarte con argumentos sobre por qué esa creencia es falsa y eso de que los seguros no pagan es un mito. La AMIS ha informado que sólo el año pasado los seguros de gastos médicos han pagado más de 24 mil millones de pesos. 500 mil familias se vieron afectadas por algún evento de salud, dice el informe.

¿Eso es todo? No, hay más detalles interesantes. Por ejemplo que el cáncer, los padecimientos cardíacos y los accidentes son las tres principales causas que generaron algún problema de salud a las familias. ¿Cuántas aseguradoras pagaron eso? 27 que son el 97.5% de las aseguradoras que operan el ramo de Salud en México. Lo anterior demuestra contundentemente que esa frase sobre que “los seguros no pagan” es falsa y no contribuye mucho a generar una buena cultura de seguros.

Como puedes estar pensando que esos números no te dicen nada importante, me di a la tarea de investigar en el despacho cuánto le han pagado las aseguradoras a nuestros asegurados. Ya tengo algunos datos y los quiero compartir contigo para que tengas información real y de primera mano, que no te cuenten que los seguros no pagan.

En las ultimas cuatro semana nuestros asegurados han recibido pagos por poco más de 200 mil pesos. El cual incluye distintos padecimientos. Lo “bonito” de esto es que la mitad ( unos 100 mil pesos) han correspondido a pagos de Partos. Eso nos da gusto porque implica que nadie se enfermó como tal. Fue pagar los gastos de la feliz llegada de un nuevo miembro a la familia. Además déjame contarte que en lo que va del 2012 en el despacho se les han pagado a nuestros asegurados de gastos médicos mayores cerca de 1 millón de pesos. Eso puede parecer mucho o poco pero es un ejemplo de que los seguros sí pagan.

Un dato importante que quiero compartir contigo es que afortunadamente los pagos no han correspondido a enfermedades graves. Todas han sido enfermedades que sanaron en menos de una semana o un mes. Lo que impacta es el costo promedio de los tratamientos, pagados a nuestros asegurados, es de 60 mil pesos. Hay un caso de una operación gastrointestinal que se pagaron 160 mil pesos y requirió de sólo tres días en el hospital. La mita de lo pagado fue para los médicos y la otra para los costos del hospital. Te cuento esto para que veas que no se necesita tener una enfermedad grave ni larga para que los costos sean grandes. 160 mil pesos no se tienen muy fáciles.

Mañana te contaré un poco más los detalles de cada caso para que puedas tener una idea clara de a cuánto puede ascender una enfermedad no grave y de menos de una semana de capitalización  Por lo pronto ahora ya sabes que los seguros sí pagan y sirven. No te dejes engañar por las cosas que dice el primo de un amigo. Infórmate y sobre todo protégete bien y cree en los seguros.

¿Quieres ver completo el reporte de la AMIS?

Aquí lo puedes ver:

INFORME AMIS

¿Quieres dejar una opinión? hazlo antes de irte. Déjame saber si lo de hoy te ayudo a tener un mejor panorama respecto a los seguros. Por lo pronto ¡ Cuídate mucho!, por favor.

 

¿Qué seguros debo contratar primero?

Imagen: apparena

En México no hay cultura de seguros. Es lo que afirman algunas personas o medios con insistencia. Las personas no se aseguran y cuando lo hacen lo hacen mal dicen los especialistas en el tema de las estadísticas al respecto. En lo personal, y en el despacho, creemos que esas dos afirmaciones no son ciertas. No al menos del todo ciertas. En el despacho creemos y sostenemos que tú como mexicano si tienes cultura de seguros y quieres prevenirte, sólo que no sabes por dónde empezar. Hoy hay una cantidad enorme de información respecto al buen cuidado de las finanzas personales y de seguros. El asunto es que es tanta que a veces resulta fácil que te pierdas.

Pensemos en algo hipotético: Un familiar tuyo se enfermó de gravedad y la cuenta del hospital fue enorme, otro familiar cercano murió y dejo a su familia sin dinero. Eventos así suelen ser los primeros detonantes para reflexionar.  Ya leíste revistas, artículos, blogs y todo lo relacionado con cómo tener unas finanzas sanas. Conociste que una de las formas de mantener tus finanzas en orden es contratando seguros. Ellos, los seguros, te ayudan a evitar una catástrofe en tu economía. No quieres que eso te pase a ti. En tu familia nunca antes nadie había contratado seguros, entonces tú eres la primera persona en hacerlo y te preguntas ¿Por dónde empiezo?

Mi recomendación es primero asegurar a tu persona y su capacidad para generar ingresos. En México las estadísticas dicen que las personas aseguran primero sus bienes (maquinas) y después su persona, Por eso te invito a pensar que tienes una maquina de hacer dinero. Debes proteger a esa maquina. Primero de su capacidad para producir y después contra aquello que pudiera descomponerla. Debes proveer los recursos que ayuden a “arreglarla” y ponerla a producir de nuevo. Debes prever incluso que pueda perder la capacidad de volver a producir. Muchas personas dependen de la capacidad de producción de esa maquina y esa maquina eres tú. Que al mismo tiempo dependes de tus ingresos.

¿Por dónde empezar?

Hay tres seguros que deben ser básicos en tu esquema y en ese orden estricto los recomiendo:

1)      Un Seguro que te proteja de una Muerte Económica de una Invalidez Total y Permanente que ya no te permita seguir generando ingresos. Para ti o tu familia. Es como si la maquina se “descompusiera” para siempre y ya no pudiera seguir produciendo.

2)      Seguro de gastos médicos mayores, que te permita tener dinero para recuperar lo más pronto posible la salud. Eso sería como un fondo para reparar la maquina.

3)      Seguro de vida. Este permite a las personas que dependen de la maquina que si está ya no está puedan seguir viviendo como si ella todavía estuviera produciendo.

Después, y sólo después, de resolver los anterior te invito ahora sí a voltear a ver los seguros que protegen tu patrimonio.

4)      Seguros de auto, seguro para tu casa.

Finalmente, después de resolver lo anterior, te propongo pensar en

5)      Un Seguro de ahorro para el retiro.

Esta es mi recomendación inicial de los cinco seguros básicos y en qué orden debes considerarlos. Espero poder explicar pronto cada uno de ellos y ahondar un poco más en por qué los pongo en ese orden.  Antes de irte déjame saber tu opinión y dime si la información te fue útil, valiosa e interesante. Nos vemos el próximo post y por favor, ¡Cuídate mucho!