¿Cuál es el primer ingrediente para empezar a ahorrar?

En estas fechas decembrinas, de recibir aguinaldos y cajas de ahorro, el tema del ahorro está presente más que nunca. De nuevo tienes la intención de empezar a hacerlo. “Ahora si voy a empezar a ahorrar” te dices para tus adentros. Tu vocecita interna te dice “No quiero gastarme todo el aguinaldo en tonterías (por decirlo de forma amable, porque es probable que uses otra palabra más fuerte)” y tú, de nuevo te haces la promesa de que vas a empezar a guardar algo de dinero. Juras y perjuras que no te va  pasar de nuevo eso de pasar un año más sin tener un “guardadito”. Te pasa que recibes todo el dinero y después de salir a dar un paseo a los Centros Comerciales, “para relajarte”, dices. Ahí es donde tu firme carácter y tus convicciones de ahorro empiezan a flaquear.

Algunas intenciones y deseos de ahorrar parte del aguinaldo, y las cajas de ahorro de las empresas, se diluyen antes de que acabe el año. Entre los aromas de ponche, los sonidos de los villancicos, las irresistibles ofertas de las grandes tiendas sobre esa pantalla de plasma que “tanto necesitas”, es que se van comiendo tus deseos. Un círculo vicioso del que parece nunca vas a salir. Al final, después de una especie de cruda moral, viene una resignación. “Ya será para la otra” Te dices. “De verdad que si quería ahorrar pero me fue muy difícil” como para justificarte y sentirte mejor. Antes de avanzar dime una cosa ¿Te ha pasado algo así? si es así ¿A qué se lo atribuyes? ¿A la mala suerte o a lo difícil que está la situación?

¿Quieres saber por qué te pasa eso una y otra vez cada año? Porque te falta valor. Porque no has tenido el verdadero valor de empezar a hacerlo. Sino me crees te invito a recordar ¿Cuántas personas te han dicho lo importante que es ahorrar? ¿Cuántos blogs, libros o artículos has leído sobre lo bueno que es ahorrar? Te aseguro que muchos,  cuando digo muchos me refiero a gran cantidad de tiempo que has invertido en conocer y saber por qué es bueno ahorrar. Es muy probable que hayas invertido menos tiempo en saber para qué quieres en verdad ahorrar. ¿Te acuerdas del vídeo que te hice para ayudarte a conocer tus sueños financieros? en él te dije cómo conocer lo que quieres y encuentres un motivo para empezar a ahorrar.

Lo primero, que necesitas para empezar a ahorrar, de una vez por todas, es conocer lo que quieres y cuánto cuesta, en tiempo y en dinero, y después tomar la firme decisión de empezar a hacerlo. En realidad éste último es el paso más importante que debes dar. De hecho es el más difícil. ¿Por qué? Porque implica tener el valor de dejar de recibir el placer de las compras actuales (como esa pantalla que “tanto le hace falta” a la sala de tu casa) y concentrarte en el pacer que te dará lograr en un futuro algo más grande y valioso (como puede ser la compra de tu casa propia). En realidad se trata de eso. ¿Te parece increíble? pues en realidad así es.

Justo en esta semana, platicando con uno de mis socios, tocamos el tema. Él, que lleva casi 50 años asesorando personas para que ahorren, me decía que en realidad para empezar a ahorrar lo que falta es valor y no dinero. Valor para dejar los pretextos atrás y empezar a hacerlo hoy, no mañana. Me decía que por cultura, los latinos, necesitamos que alguien nos empuje. Nos provoque. Nos rete. Necesitamos de alguien que nos diga “ no tienes el valor de hacer esto”.  Es por eso que yo quiero retarte y decirte que no tienes el valor de empezar a ahorrar. ¿Por qué lo sé? Porque sino ya lo hubieras hecho y no estarías leyendo este articulo hasta el final.

¿Cuál es mi reto al escribir esto? Obligarte a que tengas un mejor futuro financiero. Retarte a que seas de esas personas que no tienen problemas financieros en su vejez. Que seas de esas personas que conoce sus sueños financieros y está dispuesta a pagar el precio para alcanzarlos. Yo ya he probado la marga pastilla de ver personas que no ahorraron y que puede decirles y hasta empujarlos a ahorrar. Ver que pasó por sus manos una gran cantidad de dinero y hoy están, sino en la pobreza, si con una vida financiera muy apretada. Quiero evitar sentir eso de nuevo. Si me vas a culpar de algo en un futuro quiero que sea de que te obligué a ahorrar. ¿El primer ingrediente para empezar a ahorrar? EL VALOR.

¿Quieres comentarme algo? ¿Tienes alguna opinión que quieras compartir? Pues no te vayas sin hacerlo. Usa el espacio destinado para ello.

¡Cuídate mucho por favor! no leemos en el próximo post.

3 comentarios

Trackbacks y pingbacks

  1. […] la pena si no tiene pasión? Creo que no se puede. Hace tiempo en un post te hice una  pregunta ¿Cuál es el primer ingrediente para empezar a ahorrar? y en ese post te decía que lo que se necesita de verdad es valor. Valor de tomar la decisión de […]

  2. […] los dos post anteriores te expliqué-à Cuál es el primer ingrediente para empezar a ahorrar y que tiene que ver con el valor de hacerlo. Con tomar la firme decisión de “no rajarse” de […]

  3. […] en automático. Si no has leído el post de ayer te invito a dar click aquí y conozcas–>¿Cuál es el primer ingrediente para empezar a ahorrar?  y de una vez por todas lo […]

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *