¿Las mujeres deben tener seguros de vida?

Hay cambios que tardan en ser una realidad. El que las mujeres tomaran la escena en muchas áreas de la vida no es un cambio, es una realidad. Hoy muchas de ellas son jefas de familia. Otras comparten, en las mismas condiciones, con su esposo la responsabilidad de proveer económicamente a la familia. Es el caso de Beatriz, que tiene 38 años y aporta el 50% para el gasto mensual de la familia. Su esposo Carlos aporta el otro 50%. Ella ha estado un poco preocupada, porque tienen dos hijos, de 5 y 8 años, y ella no tiene seguro de vida. “Nunca pensé que fuera importante”  me dijo cuándo me contactó.

Ella sigue mi cuenta de Twitter y leyó algunos consejos que di sobre el por qué las mujeres deben pensar en los seguros de vida, más si son proveedoras económicas de la familia. Desde que leí tus tuits me he quedado pensando en qué pasaría con mi familia si yo llegó a morir o a invalidarme, creo que Carlos se las vería muy difíciles y mis hijos más, hiciste que me diera un miedo enorme”  me comentó finalmente el día que me pidió la sesión gratuita de una hora por Skype. Ella siempre había pensado que sólo los hombres debían pensar en seguros de vida. Ahora le preocupa el hecho de pensar en que no tienen ninguna protección para ella. Algo que le garanticé a sus hijos una mensualidad para cubrir sus gastos.

Beatriz piensa trabajar toda su vida. Siempre lo ha hecho y no ve como una opción el dejar de hacerlo en algún momento. “Siempre ha sido productiva y además estudié para ejercer lo que me gusta, pero he visto que no tengo alguna protección que me garantice un ingreso si me invalido totalmente y eso me preocupa mucho” me dijo en la sesión. Fue así que concluimos que necesitaba, de forma urgente, contratar un seguro de vida. Primero hablamos de las necesidades que ella tenía y el presupuesto que podía destinar a ello. Finalmente determinamos que debíamos buscar una protección por al menos 10 años de su ingreso. Principalmente porque su presupuesto actual no es muy amplio.

Definimos que ella además debe contratar un seguro temporal por al menos 10 años. ¿Por qué? Porque ese el tiempo mínimo que debe estar asegurada. No es el ideal pero si es un buen comienzo. En ese tiempo sus hijos tendrán 15 y 18 años respectivamente. Ya no estarían tan vulnerables como en la actualidad. El periodo ideal para que ella esté protegida por seguros de vida es de 18 años. En la sesión platicamos que en los próximos dos o tres años debemos actualizar su seguro actual para que esté bien asegurada, porque las necesidades no se quedan estáticas. Cambian con el tiempo. Lo más importante es que ya no estaba como al principio, sin nada de protección.

Beatriz se quedó más tranquila después de que platicamos y se llevó la tarea de revisar a detalle sus finanzas para ver cómo puede hacer para que en un futuro cercano pueda destinar más de su presupuesto a estar protegida. Se hizo consciente de sus necesidades y además en futuro espera generar más ingresos porque están pensando, junto con su esposo Carlos, en comprar una franquicia de helados que les ayude a generar más ingresos. Ese y otros planes tienen para hacer realidad su proyecto de vida como familia.

Te conté esta historia para que veas que a veces las mujeres, por diferentes razones, piensan en ellas como las últimas de la fila de las necesidades de la familia y a además de resultar contraproducente no es correcto. Las mujeres en la actualidad aportan mucho a la productividad de las empresas y a la manutención de la familia. Tienen necesidades de protección que evolucionan con el tiempo y deben pensar en ellas mismas.

¿Te gustó el post? ¿Crees que a alguien le pueda servir? Pues recomiéndalo. No te quedes con las ganas.

¿No sabes si necesitas seguros de vida? o sí lo sabes y ¿no tienes ni idea de por dónde empezar? Contáctame yo te puedo ayudar.

Por lo pronto ¡cuídate mucho nos vemos mañana!

zp8497586rq

¿Por que cantidad y por cuanto tiempo debo contratar seguros de vida?

Juan Carlos es padre de familia, tiene 36 años. Su hijo menor tiene tres meses de edad. Me contactó porque dice que nunca en su vida había pensado en contratar seguros de vida. Desde unos meses antes de que naciera su hijo menor, dice, empezó a sentir la necesidad de tener este tipo de seguros. No sabe por qué. “De repente me empecé a sentir intranquilo por las noches y un poco nervioso.”  me dijo. Él pensaba que era por la preocupación del embarazo de su esposa. Platicando con un amigo que es un poco mayor que él, se dio cuenta de que en realidad tenía miedo de morirse y dejar a sus dos hijos muy pequeños. El mayor tiene apenas dos años. Fue entonces que descubrió la razón de su intranquilidad nocturna. Ahora el reto era por dónde empezar. Un par de preguntas empezaron a rondar por su cabeza: “¿Por qué cantidad debo asegurarme? y ¿Por cuánto tiempo debo hacerlo?

Decidió buscar en Internet y así llegó con nosotros y leyó el post->¿Cuánto seguro de vida necesito?  y después vio el vídeo-post ¿Por qué cantidad asegurarse en seguros de vida? Donde explico un método simple para calcular la cantidad. Después de eso Juan Carlos me contactó porque tenía la duda de si la cantidad por la que debe asegurarse debe quedarse estática, durante todos los años que debe estar asegurado, o debe contratar más. Como es probable que tú tengas la misma duda decidí compartirte la respuesta. Las personas que son proveedores económicos de una familia con hijos tienen necesidades de protección que son variables a lo largo de su vida. En un momento van incrementando hasta alcanzar un punto máximo y después tienden a disminuir. Podemos decir que las necesidades de seguros de vida de una persona son decrecientes con el tiempo.

Voy a explicarte a qué me refiero. Los seguros de vida, para la familia, tienen la función principal de sustituir el dinero que generaría el proveedor económico si siguiera con vida. ¿Hasta cuándo? Hasta que sus dependientes económicos, que regularmente son los hijos, tengan edad de generar sus propios ingresos. Lo cual ocurre por lo regular a los 23 años. Tomando eso como base entonces es importante tomar en cuenta la edad que tiene el hijo menor. Partiendo de esa base tenemos que una persona soltera y sin hijos sólo tiene la necesidad de protegerse a ella misma de una posible muerte económica por invalidez total y permanente. Al pasar del tiempo esta persona se casa y tiene un hijo, ahí ya necesita más suma en seguros de vida. ¿Por qué? Porque ahora ya tiene, además de él, un dependiente económico, a quien deberá mantener financieramente hasta los 23 años.  Después de un par de años esta misma persona tiene un hijo más, para tener dos en total.

Llegado a ese punto ¿Cuánta suma asegurada necesita? Pues la necesaria para mantener a dos personitas cuando menos los próximos 20 años. Aquí podríamos decir que la persona alcanza un punto alto en sus necesidades de protección. Justo en el momento en que acaba de nacer su segundo hijo. Supongamos que se necesitan 10 mil pesos mensuales para su manutención. Si multiplicamos eso por 12 meses tenemos 120 mil pesos al año. Si después multiplicamos eso por 20 (el número de años mínimo que debe garantizarles manutención) tenemos que son 2 millones 400 pesos la cantidad por la que debe asegurarse. Eso solo tomando en cuenta los gastos de manutención. Para efectos de simplificar el ejercicio, no incluí los gastos posteriores de colegiaturas de primaria a universidad, ni tampoco los gastos necesarios para ropa, calzado, medicinas o vacaciones.

Después de éste punto sus necesidades de aseguramiento van a ir disminuyendo cada año. ¿Por qué? Porque cada vez va a necesitar garantizar menos años. Cada año que pasa los hijos se acercan más a la edad de la independencia financiera. A los 10 años, por ejemplo, ya sólo necesita dejar 1 millón 200 mil pesos, porque ya falta menos. A los 15 años ya solo necesitara 600 mil pesos de protección en seguros de vida. Al año 19 sólo 120 mil y en el año 20 ya no necesitará nada. ¿Por qué? Pues sus hijos ya crecieron y si esta persona muere ellos ya no se verán afectados como cuando eran pequeños o recién nacidos. En este momento podríamos decir que sus necesidades de aseguramiento son cero. ¿Si expliqué claro el por qué?

Al ejemplo le podemos sumar los gastos que quieras y las variables que quieras, como inflación y poder adquisitivo del dinero en el tiempo, para que tener un dato más exacto. Use datos simples para que quede claro como las necesidades de seguro de vida de una persona parten casi de cero, cuando son solteras, llegan a un punto máximo, cuando nace el último de sus hijos, y a partir de ahí decrece hasta llegar a cero. Como podrás darte cuenta la suma y el tiempo dependen de la etapa de vida de la persona más que de su edad.

¿Te acabas de dar cuenta que necesitas seguros de vida? Recuerda que yo te puedo ayudar a elegir el correcto. Contáctame que será un gusto asesorarte.

zp8497586rq

3 cosas que debes preguntar al contratar un seguro de gastos médicos mayores.

Cuando Rodrigo y Gabriela se casaron hace dos años se prometieron que como promesa de cuidarse el uno al otro, en la salud y la enfermedad, como dicen los votos de casamiento, contrataría, en cuanto pudieran, un seguro de gastos médicos mayores. Ella tiene 30 años y el 32. Desde que Rodrigo era niño y hasta los 25 años tuvo seguro de gastos médicos. Estaba dentro de la póliza de su familia. Cuando se independizó de sus padres intentó continuar pagando su póliza él sólo. Después de un año tuvo que cancelarla porque no pudo seguirla pagando. Gabriela nunca ha tenido una póliza de este tipo. Recientemente recibieron un ascenso en el trabajo acompañado de un bono que quieren aprovechar para contratar por fin su seguro médico.

Como ninguno de los dos tiene idea de cómo funciona me mandaron un correo para preguntarme qué deben saber antes de contratar por primera vez. “Eloy, necesitamos tu ayuda queremos saber qué le debemos preguntar a un agente antes de contratar un seguro de gastos médicos o qué debemos saber antes de contratar la póliza, no sabemos por dónde empezar” me decían en su correo. Les respondí que hay tres cosas básicas que deben preguntarle a cada agente que los visite y que principalmente tienen que ver con saber:

1)      ¿Cuáles padecimientos cubre el seguro desde el inicio de su contratación?

2)      ¿Cuáles les va a cubrir después de cierto tiempo?

3)     ¿Cuáles no les va cubrir NUNCA?

Con esto podrán comparar cada propuesta que reciban. De hecho les comenté que eso es relativamente fácil de saber. Con el simple hecho de leer, en las Condiciones Generales, tres secciones importantes:

1)      Padecimientos cubiertos con Periodos de Espera. Ahí es donde se menciona qué padecimientos les cubrirá la aseguradora  después de que ya tengan cierto tiempo con su póliza de forma continua. Por ejemplo los 10 meses que piden por lo regular estas pólizas para cubrir los gastos del Parto y además darle cobertura al bebé, por mencionarles un ejemplo.

2)     Exclusiones Generales. En esta parte pueden leer lo que la aseguradora no les cubrirá NUNCA. Es ahí donde vienen mencionados los tratamientos de fertilidad, de besidadad, los de tipo estético y de calvicie, por mencionar algunos, que por lo regular se encuentan, como su nombre lo dice EXCLUIDOS.

3)     Preexistencias. En esta parte podrán saber que todo lo que se haya presentado ANTES de la contratación de su póliza, o que hayan presentado signos, síntomas, erogado algún gasto o realizado algún estudio, no estará cubierto por la aseguradora.

Después de recibir mi respuesta me contestaron con una pregunta más. “Oye Eloy ¿Esas secciones son iguales en todos los seguros de gastos Les respondí que no. Justamente  esas secciones son las que hacen diferentes a las pólizas de gastos médicos en México. Es en ellas donde radica la verdadera diferencia entre un seguro de una compañía y otro. Podemos decir que comparando estas tres secciones si un seguro es “mejor” que otro y que prácticamente ninguno es idéntico entre sí. De hecho te digo a ti que estás leyendo esto que podrás ver que un plan siempre tendrá alguna cobertura que ninguna de las otras tiene. Lo cual puede hacer difícil elección de la póliza.

Estas son sólo tres preguntas básicas que se deben hacer al contratar un seguro de gastos médicos mayores. ¿Son todas? No, son apenas las inciales. Hay que preguntar algunas cosa más como las opciones de sumas aseguradas que tienen, las opciones de deducibles, de coaseguro, el pago de los honorarios a los médicos y el tipo de hospitales a los que se puede tener acceso. Pero de eso te hablaré en otro post. Hoy sólo quise compartirte ésta historia porque puedes estar en la misma situación que Rodrigo y Gabriela y no saber por dónde empezar. Y te daras cuenta también que no es una elección que puedas hacer sin un asesor de por medio.

Por lo pronto ¡cuídate mucho! Nos vemos en el próximo post.

¿Necesitas asesoría profesional para contratar seguros de gastos médicos mayores? contácteme por mail y pídeme la sesión gratuita de una hora por Skype. Con gusto te ayudo.

zp8497586rq

¿Cómo funciona el nuevo Seguro de gastos médicos Flex Plus de AXA?

En el pasado reciente los seguros de gastos médicos mayores venían en una especie de “paquete”, en el que venían incluidas una gran cantidad de coberturas. Algunas parecían innecesarias para algunos asegurados. Por ejemplo la cobertura de parto. Para algunos resultaba innecesaria. Por ejemplo para los hombres o las mujeres mayores de 50 años, por mencionar algunos ejemplos. También estaba la cobertura de Emergencia en el Extranjero que era innecesaria  para muchas personas que no salían del país nunca. Lo anterior hacía pensar, tal vez con justa razón, que los seguros de gastos médicos mayores eran “caros” por todas las coberturas que incluyen y que podían ser “inútiles” para muchas personas. Bien por su género, su estilo o su etapa de vida.

Aprovechando los cambios obligatorios que, por ley, había que hacerle a los seguros de éste tipo, AXA Seguros lanzó en días pasados su póliza de gastos médicos mayores conocida como Flex-Plus. El principal objetivo de éste seguro es dar flexibilidad al asegurado para que pueda armar su cobertura como sea mejor para sus intereses. Tiene dos características que lo definen muy bien:

1)     Es modular. Parte de una cobertura básica y de ahí se le pueden adicionar coberturas.

2)     Está pensado para cada etapa de vida de las personas.

Con estas dos cosas en mente ya puedes tener una idea inicial de lo que puedes esperar de este nuevo seguro de gastos médicos mayores. Dependiendo de tu etapa de vida, e incluso ingresos, puedes ver qué tipo de cobertura es la que es mejor para ti. Cabe mencionar que en esta nueva póliza, en mi opinión, se vuelve más indispensable que nunca el que lo contrates por medio de un asesor. ¿Por qué? Porque las clausulas o coberturas que puedes ir sumando a la cobertura básica son muchas. De hecho es un plan pensado para ser contratado por personas con todo tipo de necesidades y presupuestos. Tanto que lo puede hacer un seguro de gastos médicos VIP. Entonces armar el rompecabezas sólo, sin ayuda de un asesor puede no resultarte tan sencillo.

Cuando AXA llegó a México lo hizo con el lema, o la promesa de “Reinventar los Seguros”. Este es uno de esos intentos, ya que trae varias novedades importantes que antes no tenían los seguros en el país. Algunas de esas novedades es que la cobertura del pago de Parto Normal, o Cesárea, será indemnizatoria y con la posibilidad de elegir entre 3 distintas   opciones de suma asegurada para esta cobertura, 15 mil, 25 mil y 45 mil pesos. ¿Qué quiere decir que es indemnizatoria? que no importa si en el evento te gastas menos, AXA te pagará, con la simple presentación del Certificado o Acta de Nacimiento. Eso sí que no existía antes.

Otra de las novedades que trae este seguro es la cobertura, bajo ciertos criterios, de la operación bariátrica ( la que es para corregir el sobrepeso) y además la cobertura de acupuntura específicamente en la Clínica del Dolor, adicional a que extiende su cobertura de consultas psiquiátricas. Adicional a lo anterior también se adapta a lo que ya existía en México, que son las coberturas de pólizas gastos médicos complementarias a las pólizas de grupo que reciben los empleados, con un plus extra que no tienen las actuales: Paga Parto Normal, aún siendo una póliza complemento.

Tiene cambios importantes en los padecimientos cubiertos con Periodos de Espera. Algunos de los cuales pueden no ser tan bien vistos por los asegurados. Un ejemplo de lo anterior es la cobertura de Cáncer, que antes no tenía periodo de espera para ser cubierta, y ahora, por primera vez, ya se menciona en la póliza. Otro de los cambios importantes es la posibilidad de que puedas elegir, entre cuatro opciones, el Periodo de Pago de un Padecimiento.

Explicar en un solo post todo lo que es el seguro de gastos médicos mayores Flex-Plus de AXA, me resulta más que imposible. Eso se puede llevar varios días. Espero poder darme oportunidad de explicártelo más a detalle en próximos escritos. Por hoy quería darte un adelanto y espero pronto darte todos los detalles de este nuevo seguro.

¿Dónde lo vas a poder contratar? Aquí con nosotros.

¿Desde cuándo? Desde éste momento. Ya está disponible para su contratación.

¿Quieres ver cómo podría aplicar en tu caso particular? Contácteme y  la sesión de regalo, de una hora por Skype, te puedo ayudar a descubrirlo.

Por lo pronto ¡Cuídate Mucho!

zp8497586rq

¿Los seguros de gastos médicos mayores cubren el parto?

Uno de los mayores deseos, y al mismo tiempo preocupación, de la mayoría de las mujeres es el ser madre. En la actualidad la edad en la que se puede ser madre es un factor muy importante. El reloj biológico es el que determina finalmente el mejor momento para serlo. Un factor adicional (como si hiciera falta) es saber que el bebé pueda nacer sano. Pareciera que en los tiempos actuales, para las mujeres, algo tan natural les resulte tan estresante. Para ayudarte a ti, mujer, a que estás pensando en tener hijos, a disminuir la angustia es que me di a la tarea de pedirle al Doctor Daniel Martínez, especialista en Ginecología y Obstetricia, y en embarazos de alto riesgo, que nos hablará un poco sobre este tema. La idea es que tengas a la mano más información y menos estrés en tu vida.

Una de las primeras cosas que nos dice el doctor es que hay una etapa para ser madres. En tiempos pasados las mujeres empezaban a ser madres desde los 14 ó 15 años de edad. Adicional a que tenían 8,10, 12 o más hijos. Pasaban unos 15 ó 20 años siendo madres. Hoy eso ha cambiado. Las mujeres ya no tienen tantos hijos. Tienen dos o máximo tres hijos. Además de que empiezan a pensar en ello a una edad distinta a la de sus madres o abuelas. La mujer actual, antes de pensar en  ser mamá, piensa primero en terminar la universidad, después en trabajar y finalmente en tener hijos. Eso ha hecho que la edad en que tienen su primer hijo sea aproximadamente a los 30 años o a veces incluso a edades mayores.

Para despejar la duda le pregunto al doctor sobre cuál sería la edad ideal para que una mujer pudiera ser madre. Entre los 20 y los 35 años es el periodo ideal que el Doctor Daniel considera adecuado. Después de los 35 años, menciona, la cantidad de óvulos producidos por la mujer disminuye a la mitad. También desmulle la calidad de los mismos. Esos dos factores sumados pueden hacer que la calidad de la salud del bebé se vea disminuida. No necesariamente es así pero pueden ser dos factores que jueguen en contra. Si se dejan pasar más años para ser madre, por ejemplo a los 40 años, el embarazo puede volverse de alto riesgo. Tanto para la mamá como para el recién nacido. Por eso es que hay que tomar algunas precauciones importantes para ayudar a que la salud, o la vida, de ambos no esté en riesgo.

Ser madre a una edad “no adecuada” puede influir también en que el niño o niña nazca con alguna alteración genética, como el Síndrome de Down, o alguna otra. Eso puede deberse, dice el doctor, a que el padre sea también alguien de una edad similar. Los hombres también empezamos a tener, después de cierta edad, unos espermatozoides de menor calidad, lo cual sumado a los óvulos de la madre puede influir. Un factor que afecta adicionalmente (por si lo contado hasta aquí no fuera ya suficiente) es el estrés. El cual afecta de forma negativa al momento de querer embarazarse, porque influye directamente en la calidad y cantidad de óvulos en la mujer y de los espermatozoides en el hombre.

 Hoy, la mayoría de los seguros de gastos médicos mayores, sino es que todos, en México, cubren los gastos relacionados con el nacimiento de los hijos. Bien sea por Parto Natural o Cesárea. Cubren también al hijo o hija recién nacidos, lo cual ayuda a que si desafortunadamente tuvieran algún problema de salud, genético o de malformación, quede cubierto por la póliza, porque nació asegurado. Esa es una forma en que si estás pensando en ser madre disminuyas las preocupaciones. A eso te pueden ayudar los seguros. Aquí puedes —>ver cuál es el mejor seguro de gastos médicos para parto.

Mañana te presentaré la segunda, de tres partes, de esta consulta con el Doctor Daniel Martínez Becerra, la cual tiene el objetivo de darte información pero sobre todo tranquilidad.

Por lo pronto: ¡Cuídate mucho por favor! Nos vemos mañana.

zp8497586rq