Dibujo_sin_título

3 tips para enseñarles a nuestros hijos a ahorrar

Desde antes de ser papá recuerdo que pensaba en cómo serían mis hijos. La verdad es que me moría de ganas de conocerlos. Cuando me enteré de que iba ser padre me hice una serie de promesas de cambio y mejora personal. Cambios que hicieran sentir a mi hijo ( ya sabía que iba a ser niño) orgulloso de mi.  Recordé el día que mi papá me dijo que todo lo que él me había dado, poco o mucho, ni tenía que pagarselo, que él lo había hecho con gusto para que sus hijos tuviéramos una vida mejor que la que él tuvo. “A ti te toca darles a tus hijos una educación y una vida mejor que la yo te di a ti, ese es el pago” me dijo. Mi padre decía que era una ley de la vida que los padres debemos educar a nuestros hijos mejor que cómo lo hicieron con nosotros.

Partiendo de esa base es que desde antes de que mi hijo naciera decidí mejorar mi relación con el dinero. Fue ahí donde me volví más cuidadoso con los gastos. Con el tiempo me volví hasta obsesivo con el tema del dinero. De cuidarlos, ahorrarlo y hacerlo crecer. Decidí que debía mejorar algunas cosas que, desde niño, aprendí sobre el dinero. Una de las promesas que me hice es que le iba a enseñar a mi hijo a tener una relación sana con el dinero. A que ser rico está bien. A que tener mucho dinero es bueno siempre y cuando uno lo haya generado de forma honesta. También debería aprender que ahorrar era una parte clave.

Como te dije antes, me volví obsesionado con el tema. De repente descubrí que a la hora de enseñar a mi hijo sobre el dinero estaba presionándolo de más. Recuerdo que desde muy pequeño él pensaba en cómo podía ganar vendiendo dulces o cosas.  Es un niño muy emprendedor. De un tiempo a la fecha, como ya te conté antes, él dejó de ahorrar y además de gastarse el dinero. Después de varios intentos por ayudarle  “regresarlo al buen camino” me di cuenta que podría estarlo presionando de más y que lo podía estar “artando” o aburriendo con tantos conceptos. Es por eso que decidí relajarme un poco. Descubrí tres cosas que los padres podemos hacer para hacer el proceso de enseñanza un poco más divertido.

  1. Un niño es un niño. NO es un adulto. Por más madurez que nuestros hijos puedan tener a los 12 años sus conceptos y nociones sobre el ahorro, el dinero, y la vida en general, son muy diferentes a los que podemos tener los adultos. Debemos hablar con ellos sobre temas de dinero con conceptos de acuerdo a su edad. Las Tarjetas de crédito, por ejemplo, son percibidas muy diferentes por ellos que por nosotros que tenemos que pagarlas. Debemos enseñarles por ejemplo que…

  2. El Cajero Automático no es una “Fábrica de Dinero” o una “Caja Mágica” que escupe billetes cada vez que tú quieras. Esa puede ser una gran oportunidad para que, como un juego, les podamos explicar que quien fabrica el dinero somos nosotros con nuestro trabajo. Debemos buscar formas divertidas para explicarles. La Ciudad de los Niños puede ser un excelente aliado en el tema. Y créanme es una de las mejores formas para enseñarles sobre trabajo, dinero y ahorro. Finalmente podemos…

  3. Comprarles una alcancía transparente. De esta forma ellos podrán ver el dinero y así dejará de ser un tema abstracto para ellos. Lo van a ver todo el tiempo. Cada vez que pongan un poco de dinero en ella verán que se llena. Podemos usar una línea que marque cuando han llegado a un objetivo de ahorro. La alcancía de hecho puede ser un personaje que sea el favorito de ellos. Créanme que eso hará el tema menos aburrido.

Finalmente recordemos que el ahorro es un hábito y como tal lleva un tiempo en quedar arraigado en nuestros hijos. La paciencia puede ser uno de nuestros mejores aliados en este camino de la enseñanza de tener una relación sana con el dinero. Debemos tener presente que ellos son niños y que lo que hagan hoy con diversión será algo que disfruten toda la vida.

Por hoy es todo lo que quería compartir contigo. Estos son tres tips que estoy pensando retomar con mi hijo el tema del dinero. ¡Cuídate mucho!

2 comentarios
  1. Valente Espinosa
    Valente Espinosa Dice:

    ¿Y como obtiene dinero el niño?
    Se le regala como “domingo” uno dice que eso es mal ejemplo.

    Que se lo gane haciendo “chambitas” en casa, otros dicen que eso incentiva a dejar de estudiar en pos de trabajo remunerado.

  2. Eloy López
    Eloy López Dice:

    Estimado Valente,

    Esa es una excelente reflexión. Los niños hoy reciben dinero como regalo. En realidad de lo que se trata es de ayudarles a entender que administren sus recursos. Llámese dinero, tiempo o cualquier otro recurso. Sobre lo que opinan unos y otros sobre que algo es “mal ejemplo” la verdad es que pienso que las finanzas personales son eso: personales. Cada quien puede saber la mejor forma de enseñarle a los niños sobre el $. Lo importante, desde mi punto de vista, es no olvidar que son niños y no tratarlos como adultos.

    Recibe un abrazo.

    Eloy López

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *