Seguro de vida de por vida para personas jóvenes.

Vicente tiene  27 años de edad es ingeniero en sistemas, hace tres años empezó a trabajar en una empresa  consultora. Desde niño lo han considerado alguien muy inteligente. Recuerda cuando su papá, que también se llamaba Vicente, le decía que iba a llegar muy lejos porque le entendía rápido a todos los maestros y le gustaban mucho las matemáticas. Su padre murió en un accidente, mientras regresaba de trabajar, cuando él iba en segundo de secundaria. Su mamá se quedó viuda y con tres hijos. Vicente es el más grande de todos. Recuerda que la angustia que sintió su mamá cuando murió su papá desapareció cuando, tres meses después, se acordaron que había contratado dos seguros de vida.

Gracias al dinero que recibieron de esas dos pólizas, recuerda Vicente, es que él y sus hermanos pudieron seguir estudiando y no pasar contratiempos económicos fuertes. “Desde que mi papá vivía no nos sobraba el dinero pero, afortunadamente no faltaba. No nos daba lujos pero sí se preocupaba porque estudiáramos y supiéramos lo afortunados que éramos”. Cuando su papá falleció estuvieron a punto de caer en la pobreza. ¿Por qué? porque sus hermanos eran muy pequeños y su madre no podría salir a trabajar. Tenían poco dinero ahorrado y la casa tenía un crédito. Por eso “los seguros de vida resultaron ser una bendición. Nos salvaron de la pobreza y de no poder seguir estudiando. Que bueno que mi papá los contrató” dice.

Por su historia personal Vicente siempre ha tenido una buena imagen sobre este tipo de seguros. Se prometió que en cuanto pudiera contrataría uno para él. Ahora que ya lleva años trabajando, y generando su propio ingreso, es que se hizo el propósito de contratar uno. Al empezar a buscar, como buen ingeniero en sistemas, recurrió a Internet. Así es como se descubrió este blog y se volvió asiduo lector y fan de los vídeos del Canal de Youtube”  y después de dos unos meses decidió que era momento de contratar un seguro de vida para él. El problema es que no sabía por dónde empezar. Me mandó un mail para saber si podía regalarle una sesión de asesoría por skype y ayudarle a encontrar el mejor seguro de vida para él. Acordamos la sesión y entonces procedimos a evaluar su situación particular.

Vicente es soltero, no fuma y es muy deportista, espera casarse con su  novia, que conoce desde la preparatoria en unos cinco años más. En su trabajo lo han ascendido cada año. De 10 mil pesos que empezó ganando, hace cuatro años ahora casi genera 50 mil pesos mensuales. Eso se debe, dice, a que aún después de la universidad, sigue tomando cursos cada año. Se ha vuelto muy especializado en su trabajo y eso ha hecho que cada año siga ascendiendo. “Quiero protegerme de una Muerte Económica porque si algo me pasa nadie me garantiza seguirme pagando mi sueldo”  me comentó el día que nos conocimos.

Vicente tenía muy clara una cosa:   “busco un seguro de vida que pueda durar toda la vida si yo quiero pero no estarlo pagando toda la vida, quiero salir de ese gasto rápido y que me sirva de ahorro si es que no me muero ”  con eso en mente concluimos que lo mejor era que comprará un seguro de vida, con protección de Invalidez Total y Permanente ( Muerte Económica), por 3 millones de pesos de suma asegurada. La póliza la pagará en su totalidad en los próximos cinco años. Cada anualidad será de 140 mil 290 pesos más 15 mil 870 pesos por el blindaje de Muerte Económica, con lo cual pagará cada año 156 mil 360 pesos. La prima me pareció alta para sus ingresos pero Vicente me dijo que prefería destinar 20 mil pesos mensuales, que eran el monto de su último aumento de sueldo, los próximos cinco años, y así olvidarse a estar pagando más seguro de vida cuando tenga hijos. Antes de casarse ya habría resuelto el tema que más le preocupaba. Tener un seguro de vida que le diera protección a él en caso de no poder seguir trabajando y tener una prima muy baja de por vida en el seguro por ser tan joven,.

Debo decirte que en lo personal me parecía muy alta la prima pero entendí lo que para mi es la única regla de la asesoría en seguros: El asegurado determina cuál es el “traje”que mejor le queda y le da mayor seguridad. Yo hubiera recomendado un plan con menor prima pero Vicente tenía muy claro lo que quería y además estaba dispuesto a destinar el dinero necesario para ello. Fue por eso que, después de evaluar opciones, cuando llegamos  a este plan fue el que más lo convenció. “Es un seguro que me gusta por muchas cosas, me da más de lo que buscaba y es flexible”  le gustó mucho poder dejarlo totalmente pagado en cinco años, que ese dinero que pagaba por su seguro de vida podría recuperarlo con ganancias si no moría.

Este plan en el año 10 le garantiza devolver poco más de la totalidad de las cinco Primas pagadas por él. No era su idea “venderle su seguro a la aseguradora” en ese tiempo. “Quiero que me sirva de protección y de colchón para cuando quiere retirarme. Me gusta que a los 65 años duplico, en términos reales, el dinero que pagué por él”  me comentó casi al final de la sesión. Vicente me pidió que escribiera algunos tips para ayudar a las personas a elegir el seguro de vida adecuado para ellos. Tips que ayuden a saber por dónde se puede empezar y cómo encontrar una cobertura adecuada e integral parra cada caso. Le prometí hacerlo y pronto te escribiré al respecto,.

Antes de despedirme quiero hacerte unas preguntas ¿Te llamó la atención cómo funciona este plan? ¿Quieres descubrir si es para ti? ¿Buscas un seguro de vida que te de protección de por vida y puedas venderlo a la aseguradora en caso de no usarlo? Contactame y pídeme la sesión de 50 minutos. por skype. En ella podré ayudarte a descubrir si este seguro es para ti o mejor te recomiendo algún otro.

Por lo pronto cuídate mucho nos vemos en el próximo post.

zp8497586rq