4 casos en los que no necesitas un seguro de vida.

 

IMG_0023Prev

Para mí hay cuatro cosas que te hacen saber que NO necesitas un seguro de vida:

1.- Ya colgaste los tenis. Esta es una razón que parece ridícula o absurda. En realidad lo es, pero es real. No quiero decirte que es demasiado tarde para pensar en ello, pero la verdad es que dudo mucho que alguna aseguradora quiera asegurar a una persona que “ya se siniestró”. Es como si aceptara asegurar autos chocados o que ya se robaron. De hecho, si lo piensas bien, una persona que ya está muerta no necesita nada. Un seguro de vida menos.

2.- Eres un bebé. Los seguros de vida en México aceptan asegurar a personas de 12 años en adelante. Los bebés necesitan sólo dormir y comer. También que los atiendan en todas sus necesidades. Ellos en realidad no deben preocuparse de muchas cosas. Tal vez sólo de llorar lo suficiente duro para poder comunicarse y avisar que necesitan ayuda. Ellos dependen de las demás personas. No hay nadie que dependa de ellos. Por eso no necesitan un seguro de vida.

3.- Tienes más de 70 años. Pues debo decirte que así como los bebés no pueden tener un seguro de vida, las personas que ya rebasan las siete décadas de vida tampoco son personas asegurables. De hecho la edad límite para contratar un seguro de vida es justo 70 años. Además, si lo piensas bien, una persona de esa edad ya no “debería” tener hijos pequeños que dependen de ella. Aunque debemos reconocer que hay sus excepciones a la regla.

4.- Eres vagabundo. No tienes casa, trabajo ni nadie más de quién preocuparte. Si esta razón te parece dura la verdad es que así es. No eres una persona que dependas de tu trabajo, que seas alguien productivo. Parece que si llegas a fallecer nadie se vería afectado económicamente por tu muerte. De hecho parece que tú eres una persona que depende de la caridad y el dinero que los demás puedan darte. No al revés.

 ¿Te parece que exageré un poco? La verdad es que ese era el objetivo al escribir esto. Usar la exageración para ayudarte a ver las situaciones absurdas y tal vez graciosas en las que los beneficios que tienen los seguros de vida pues no tienen ningún sentido. Quiero ayudarte a reír un poco y a que te puedas ubicar dentro de una situación que te haga preguntarte si yo no estoy en ninguna de esas situaciones

 ¿Necesito un seguro de vida? ¿Para qué me serviría a mi comprar un seguro de vida?

Sólo te digo que si eres una persona joven, productiva aun sin tener hijos necesitas tener un seguro de vida. Ya no digamos si eres padre o madre de familia, es un hecho que tienes la necesidad que tienes de estos seguros.

Pero la cosa hoy no es ponerse serios, es sólo pensar en cosas absurdas y reír un rato.

¡Buen inicio de semana!

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *