Los seguros de vida NO son para las Amas de Casa

Un mito sobre los seguros de vida es que éstos no son para las amas de casa. ¿El argumento? “Porque ellas no generan ingresos” dicen los creadores de éste mito. La realidad es que ellas pueden y deben tener un seguro de vida. ¿Por qué? Una ama de casa genera para su familia un ingreso “invisible” de aproximadamente. el 40% del ingreso de sus esposo. ¿Lo sabías?  Ellas hacen un trabajo en casa que permite que su esposo genere el sueldo que genera al salir a trabajar. El ama de casa, de hecho, es algo así como la socia de su esposo en la generación de ingresos a la familia.

¿Por qué el ingreso del ama de casa es “invisible”? Porque el trabajo que ella realiza no tiene una paga tangible como la de su esposo. Es por eso que para entender el por qué ella necesita estar asegurada hay que hacer visible ese ingreso. Cuando les pregunto a algunos ejecutivos que me toca visitar y les tocó el tema de que su esposa debe estar también asegurada, ellos hacen una cara extraña y piensan para sus adentros “pero si el que gana el dinero soy yo, ella sólo está en la casa”. No me lo dicen pero sé que lo piensan por la cara de extrañeza que hacen cuando les pregunto al respecto.

Empiezo a hacerles preguntas como  ¿Cuánto pagarías cada mes a una persona que haga en casa todo lo que hace tu esposa si ella llega a morir? Primero se espantan y empiezan a rascarse la cabeza y a mirar para todos lados.

En caso de muerte de la ama de casa el esposo tendría que pagar, cuando menos, a una persona que haga de comer y cuide a los hijos. ¿Cuánto cuesta eso? Pues depende del estilo de vida que lleve la familia, pero por lo regular hay que contratar cuando menos a dos personas. Una que lleve y traiga a los hijos a la escuela  y otra que se haga cargo de la casa. Aquí aparece la siguiente pregunta en caso de la muerte del ama de casa ¿Cuánto habría que pagarle a una persona que haga todo lo que ella hacía en casa? Y, aprovechando el viaje pues preguntemos ¿Qué gastos adicionales cada mes tendría que hacer su esposo (ahora viudo)?

Siguen la lluvia de preguntas ¿Qué pasaría con los gastos mensuales de su esposo (ahora viudo)? ¿Seguirían siendo los mismos? No lo creo. De hecho estoy seguro. Al dar respuesta a éstas preguntas el ingreso mensual generado por ellas empieza a hacerse visible. Su trabajo en el hogar empieza a tomar otra dimensión. Ya los esposos empiezan a darse cuenta que no son los únicos generadores del ingreso monetario de la familia y que el sueldo que ellos generan es en realidad un trabajo en equipo. Entonces el seguro de vida para su esposa ya no parece una cosa nada descabellada. De hecho, la necesidad de que ella tenga uno ahora está más clara que nunca.

La mejor noticia de todas es que no es necesario que el esposo contrate dos pólizas de seguro de vida para proteger a la familia. Lo ideal es que haga un seguro de vida mancomunado. Este tipo de seguros aseguran a los dos esposos en una sola póliza. Cubren dos riesgos pero se paga sólo por una póliza. Eso es mucho mejor por efectos de “costos” . Ese es un tema que debo explicarte por aparte en un próximo post para que sepas como funcionan éste tipo de planes.

Regresemos al tema de que si las amas de casa necesitan tener seguro de vida. Con lo que te acabo de platicar queda claro que sí. Queda claro que ellas SÍ necesitan tener un seguro de vida. Bien sea independiente al del esposo o en conjunto con él. La familia se vería afectada económicamente tanto con la muerte del padre como de la madre.

¿Cómo calcular por cuánto debe asegurarse una ama de casa? y además ¿qué tipo de plan es mejor para ella? Eso requiere de un análisis particular del caso y una asesoría más personal. Debo decirte que si es tu caso y necesitas ayuda no te preocupes yo te puedo ayudar. Sólo debes pedirme la sesión de asesoría de 50 minutos por skype y con gusto te asesoraré en el tema.

Antes de despedirme quiero invitarte a que si tienes algo que opinar al respecto del tema hazlo en el espacio de comentarios. Eso enriquece el tema.

Por hoy es todo nos vemos en el próximo post. ¡Por favor cuídate mucho!

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *