Los seguros de vida SÍ son para las madres solteras

Edna tiene 27 años y trabaja como gerente en una empresa de Logística. Es mamá de Diego que tiene 7 años. Fue madre a los 20 años, cuando estudiaba la universidad. Recuerda que al enterarse de que estaba embarazada pasaron muchas cosas por su cabeza. Nunca pensó en no tener al bebé. Su principal preocupación era terminar su carrera. Le faltaba la mitad. Al hablar con sus padres sobre el tema, se llevo la grata sorpresa de que la apoyarían para que siguiera estudiando. Con su novio se llevó también una sorpresa: él no quería ser papá. Eso a ella no le sorprendió. Decidió tomar la decisión ella sola.

Hace dos años el padre de Edna tuvo un accidente y falleció. Desde ese momento ella ha tenido que hacerse cargo de los gastos de su mamá y de su hijo. De hecho es la principal proveedora de la familia. No tienen otro ingreso más que el que Edna genera con su trabajo. Afortunadamente desde que salió de la universidad ha conseguido que su sueldo sea cada vez mejor. Era una excelente estudiante y ahora está en lo que le gusta trabajar. Se siente afortunada porque su sueldo le ha permitido mantener a su familia con todos los gastos. Se siente feliz que sus ingresos le permitan darle a Diego una educación privada.

Desde que murió su papá ha pensado mucho en los seguros de vida. Él no tenía ni uno y por lo del accidente a su madre le entregaron unos 200 mil pesos. Hoy ya se acabaron. Por su trabajo Edna debe viajar mucho al interior de la república. Una pregunta que se hace constantemente es ¿Qué pasaría con su hijo y su mamá si ella  llega a fallecer? una pregunta que la atormenta mucho más es ¿Qué pasará con todos si me accidentó o me enfermo y no puedo seguir trabajando? ha habido muchas noches que no puede dormir de la preocupación por este tema. De hecho un par de noches ha llorado de la angustia que siente de tener tanta responsabilidad en sus hombros.

Hace dos semana Edna me escuchó cuando fui al programa de  Martha Debalyle y hablé de las 10 razones para contratar un seguro de vida. Una de las cuáles es si eres madre soltera. “Cuando te escuché con Martha me sentí un poco más angustiada, pero me dió la sensación de tú podrías ayudarme” me dijo la primera vez que hablamos. Una preocupación adicional que tiene Edna es ahorrar para su retiro. “Además de Diego ya no pienso tener más hijos y tampoco pienso en casarme, mis planes de vida son otros y en mi retiro no quiero depender de nadie”. Pensaba ahorrar 50 mil pesos cada año para su retiro. Unos 4 mil mensuales. Me pidió que le ayudará a evaluar cuál sería la mejor solución para ella.

Evaluamos que de seguro de vida necesitaba tener tres millones de pesos. Con esa suma si ella llega a fallecer ahora le puede alcanzar a su mamá y a Diego para mantenerse bien los próximos 15 años. Esa misma suma, en caso de que Edna sufra una Muerte Económica, por una Invalidez Total y Permanente, que ya no le permita seguir trabajando, le permiten reponer 10 años de sus ingresos. Lo cual ya la dejaba con menos angustias. Eso lo evaluamos primero en un seguro de vida temporal a 20 años. Ahora faltaba ver cómo podía resolver el tema de su retiro.

Después de analizar varía opciones de seguros de retiro concluimos en el Proyecta 10 de GNP sería una excelente opción. ¿Por qué? Porque por 55 mil pesos anuales durante 10 años, ajustados a la inflación, Edna garantiza un seguro de vida por tres millones de pesos hasta los 65 años, un seguro de Invalidez Total y Permanente, por la misma suma hasta los 60 años y un seguro de retiro por un millón de pesos ajustados a la inflación a sus 65 años de edad. Los tres beneficios que le solucionan sus principales preocupaciones, y sólo ahorrando durante los próximos 10 años, le gusto mucho.”En serio ni lo puedo creer, eres un ángel” me dijo al final.

La verdad es que sólo me dediqué a escucharla y a ver cómo podíamos resolver de la mejor forma todas sus preocupaciones de madre soltera, y principal proveedora económica de su familia, sin la necesidad de contratar muchas pólizas de seguro y que tenga que pagarlas durante mucho tiempo. La flexibilidad de los seguros como el Proyecta me gustan mucho porque se pueden armar de cierta forma que en un mismo plan la persona asegurada tenga todos los beneficios y con una prima mucho más accesible que otros seguros y por menos tiempo.

Hoy es una realidad que hay muchas mujeres que por distintas razones están en una situación similar a la de Edna y que cada noche sienten una angustia por sentir ese peso en sus espaldas o en sus hombros de ser las responsables de mantener económicamente a varias personas además de ellas mismas. Eso tiene solución. Si tú estás en una situación similar, y necesitas asesoría para analizar tu caso y encontrar la solución ideal a tu caso, contactame y pídeme la sesión de asesoría de 50 minutos por skype. Con gusto te asesoro y te ayudo a encontrar  el mejor seguro de vida para ti.

Por hoy es todo por favor ¡Cuidate mucho!

1 comentario

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *