¿Por qué ser dueño de tu seguro de retiro?

Hace unas semanas me contactó Manuel. Tiene 30 años, es soltero, piensa casarse en un par de años más. Es programador de computadoras. Desde hace seis años trabaja en una empresa de diseño web y de administración tecnológica. Desde que empezó a trabajar ha querido ahorrar pero no ha podido hacerlo. Acaba de recibir un aumento en su sueldo y quiere empezar a ahorrar para su retiro. “No tengo nada ahorrado para eso y mi papá me dice que ya debo empezar a verlo pero había hecho decidía” me comentó cuando me contactó.

Una de las cosas por las que Manuel había hecho desidia, como dice, es porque investigó varios seguros de retiro y todos le piden ahorrar hasta los 65 años. Si por alguna razón el ya no puede ahorrar un año, o sea que no paga la prima del seguro, el seguro se puede perder o tener una fuerte penalización -él no quiere hacer un compromiso a tantos años de ahorro- y si, por alguna razón, ya no puede seguir ahorrando tener que perder el seguro y recibir, tal vez, menos dinero del que había ahorrado y, lo peor, quedarse sin seguro para el momento de su retiro.

Lo que Manuel quiere es un seguro de retiro que no tenga compromisos de ahorro tan largos. No quiere comprometerse a ahorrar durante 35 años. Lo que quiere es ahorrar unos 15 años y después dejar que su ahorro siga creciendo. “Pero una cosa que quiero es que tenga un seguro de vida y de Invalidez” Después de escucharlo le comenté que lo que él necesitaba es un seguro de retiro del que pueda ser el propietario en el menor tiempo posible. “A ver ¿Cómo es eso? Explícame” Le comenté que él necesita contratar un seguro que, de inicio, no tenga la obligación de ahorrar tantos años. Un seguro que tenga vigencia de 35 años pero un plazo de ahorro mucho menor.

Este tipo de seguros tienen un beneficio importante para el asegurado. Él sólo se compromete a ahorrar por un plazo de, por ejemplo, 10 años, como el Proyecta 10 de GNP ,y al final de ese tiempo él ya no tiene ninguna obligación de seguir ahorrando. Lo interesante es que la póliza no se acaba ahí. La vigencia del plan es hasta los 60 ó 65 años de edad, dependiendo de a qué edad elija él contratarlo. El seguro de vida y el de Invalidez siguen vigentes durante ese tiempo sin que Manuel tenga que realizar ninguna aportación adicional. Justo en el momento en que Manuel cumple con los años de ahorro acordados el seguro pasa a ser de su propiedad.

¿Por qué digo que de su propiedad? Porque desde que él cumple el plazo a que se comprometió a ahorrar cesa toda obligación de pago pero no así los beneficios de seguro de vida ni el de invalidez. El tiene en su poder una Tabla de Valores Garantizados que cada año que pasa, al valor en efectivo a su favor, sigue creciendo.

Nunca, en ningún año ese valor es menor que el año pasado. Así, su dinero empieza a trabajar a favor de él. Garantizando que sin más pago de su parte la póliza se mantiene vigente y él recibirá el monto de ahorro pactado para su retiro. La póliza es propiedad de él también porque, si en algún momento, después de que terminó de pagarlo, y antes de su edad de retiro que pactó con la aseguradora, él quisiera cancelar su seguro puede hacerlo y sin necesidad de tener que esperar hasta esa edad.

Manuel quedó muy sorprendido cuando armamos su seguro para que tenga garantizados 200 mil dólares en su retiro a los 65 años y él sólo va a terminar ahorrando durante los próximos 10 años, cerca de 80 mil dólares. A los 40 años él ya no se preocupa de tener un compromiso de ahorrar y tiene un seguro de vida vigente por 200 mil dólares y una cobertura por Invalidez total y permanente por la misma cantidad hasta sus 65 años. Eso le hizo sentir de verdad que es dueño de su seguro de retiro. Sólo ahorra 10 años y su ahorro sigue creciendo de forma garantizada.

Después del plazo de pago pactado con la aseguradora quien tiene el control de la póliza es Manuel, porque él es quien decide si le conviene tomar el valor en efectivo antes de su retiro, y cancelar su póliza (o vendérsela a la aseguradora) o esperarse hasta los 65 años y recibir sus 200 mil dólares para su retiro y mantener vigente la cobertura de sus seguro de vida a invalidez. ¿qué te parece? ¿A poco no vale pena?

En lo personal estoy a favor de que las personas sean dueñas de sus seguros. tanto de sus seguros de vida como de sus seguros de retiro. Y también estoy a favor de recomendarte que contrates seguros de ahorro de largo plazo pero con la opción de “pagos” o aportaciones limitadas a un número mínimo de años. Que puedas ahorrar fuerte durante la etapa más productiva de tu vida.

Si te interesa saber cómo puedes ser dueño de tu seguro de retiro, contáctame y pídeme la sesión de asesoría gratuita de 50 minutos por Skype. En ella podré ayudarte a encontrar y contratar el mejor seguro de retiro para ti. ¡Será un gusto asesorarte!

Por hoy es todo, no leemos pronto. Por lo pronto, ¡cuídate mucho!

4 comentarios
  1. BrisaHdz
    BrisaHdz Dice:

    Gracias por el Blog, me encontre con el un poco tarde pero espero aún me pueda ayudar.
    Tengo dos meses aportando a el seguro tradicional de vida individual (vida dotal) en axa seguros y me ofrcen cambia a el plan realiza con seguros monterrey. Aunque en la proyección optimista y esperada me va bien en la pesimista hay perdidas. La principal diferencia para mi es el riesgo en el segundo seguro, pero debido a que no conozco de economia no se si arriesgarme o no. Tengo 25 años. Le agradecería mucho su asesoria…

  2. Alonso Alvarez
    Alonso Alvarez Dice:

    Saludos!!

    Desde que encontré la pagina, me ha sido de utilidad, Muchas felicidades por tu labor Eloy.

    Me encuentro interesado en adquirir un plan, pero tengo una duda la cual no he podido encontrar la respuesta, por ello la externo por este medio.

    En todas se realiza una aportación anual y/o mensual, la duda es:
    1er año 1000 de aportación
    2do año 1100 de aportación
    3er año 1200 de aportación

    ¿ Eso quiere decir que al cuarto año YO debo de aportar 1400 y no los 1000 por los cuales había empezado y se estipula en el “contrato”? o de donde salen los 100 pesos adicionales..
    Gracias

  3. Eloy López
    Eloy López Dice:

    Hola Brisa,

    En realidad muy pocas veces recomiendo que se cambien de plan después de que ya iniciaron en uno.

    ¿Por qué te quieres cambiar de plan? ¿En realidad tú buscaste hacerlo? o ¿Te contactó un agente de Seguros Monterrey?

    Eso es importante porque al dejar tu dotal puedes perder lo avanzado.

    Puedo regalarte una sesión de 30 minutos por skype para revisar tu caso a detalle.

    De entrada te digo que NO te recomiendo cambiarte.

    No es que un plan sea mejor que otro. Son planes distintos. Hay que revisar ciertos detalles finos.

    Un dotal no es un seguro igual al Realiza y éste ultimo presentado bajo ciertas circunstancias, puede verse más “guapo” por decirlo de alguna forma.+

    Saludos,

    Eloy López

  4. Eloy López
    Eloy López Dice:

    Alonso,

    Qué bueno que te ha sido de utilidad lo que ponemos en el blog.

    No sé de qué plan me hablas pero me supongo que has evaluado un plan de retiro en pesos y te han dado una proyección.

    Te comento que los planes en pesos se ajustan a la inflación. Tanto las aportaciones como las sumas aseguradas.

    Es para que no pierdan poder adquisitivo con el tiempo.

    Los 100 pesos adicionales que mencionas salen, supongo, de la tasa de inflación que usaron en tu plan o tal vez es un plan con incrementos de 10% de la suma original.

    Debo mencionarte que todo eso debe venir en el contrato o Condiciones Generales de tu seguro.

    Si te interesa que revisemos más detalles particulares de tu duda, igual que a Brisia, te ofrezco un sesión gratuita de 30 minutos por skype y así poder darte mi opinión.

    Quedo a tus ordenes.

    Saludos,

    Eloy López

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *