Aprende a empollar el dinero

La columna pasada te platique sobre la charla que tuve con Mauricio Candiani, cuando coincidimos la semana pasada en Monterrey en el Foro de Agentes de El Asegurador. Le pregunté por ti. Sobre porqué te cuesta tanto trabajo tener salud financiera y sobre todo qué te falta para ser rico. Me dijo que para ello deberías aprender como primer paso a “empollar el dinero” y que eso te ayudaría a vivir con gastos que vayan detrás de tus ingresos. No al revés.

Lograrás eso, me dijo, cuando la suma de todos tus ingresos te permita pagar la suma de todos tus egresos en una unidad de tiempo razonable, porque sino tu mente estará en track de gasto y no de generación de riqueza. Cuando ya hayas logrado lo anterior, entonces estarás en posibilidades de empezar a ahorrar algo del ingreso que generas. No antes. Después deberás aprender la diferencia entre guardar dinero y ahorrar dinero. Cuando estás acumulando una parte de tus ingresos para comprarte algo en un futuro más o menos cercano eso es guardar. Por ejemplo, cuando piensas adquirir un auto en unos dos años o irte de vacaciones con ese dinero. Eso sólo es guardar y no ahorrar.

Ahorrar, me dijo Candiani, es que acumules dinero para un propósito superior que está más lejano y, que además le dará a tu dinero y a tu vida misma un mayor valor en el futuro. Por ejemplo, poner un negocio o comprar una inversión que en el futuro te devolverás mucho más que el total de capital que acumulaste. Eso te ayudara a tener una mayor Talla Financiera. Para lograr eso, lo primero que debes hacer es enfrentar tu realidad financiera actual que puede estar rodeada de gastos en cosas tal vez innecesarias. Puedes estar lleno de deudas con las tarjetas de crédito. Es muy probable que estés viviendo el efecto de muchas decisiones tomadas en el pasado.

Si logras enfrentar tu realidad financiera sin miedos, y con mucha honestidad, estarás en posición de enfrentar tus sentimientos con respecto al dinero. Empezarás a saber por qué sientes angustia después de gastar en ciertas cosas. Deberás, además, enfrentar ese sentimiento y tratar de investigar por qué se produce. Si tienes pareja deberás revisar qué patrón del dinero manejan, si es del tipo: tu dinero es tu dinero y mi dinero es mi dinero o del tipo: Mi dinero es mi dinero y tú dinero es mi dinero, por mencionarte dos de cuatro patrones de los que me habló Mauricio.

Ya que estás metido en este método, deberás revisar cómo es que se hablaba de dinero en casa de tus padres. Esos paradigmas pueden estar deteniendo con respecto a generar riqueza en tu vida, pues no se trata sólo de enfrentar tu realidad financiera actual y deprimirte. Se trata de que des el siguiente paso para que puedas ser una persona rica empollando tu dinero. Aquí quiero proponerte un ejercicio; Saca de bolsa una moneda o un billete que traigas… ¿ya? ahora levántate de la silla donde te encuentras sentado y pon la moneda o el billete abajo y vuelve a sentarte y mantente sentado en tu dinero por un rato, Ahora dime ¿Qué se siente? Un poco raro ¿verdad? pero sin duda es un ejercicio que te ayudará a sentir la temperatura de tu dinero y te puedo decir que no pensaste en gastártelo. Así es como se empieza a aprender a empollar el dinero.

Y, ¿todo esto qué tiene que ver con los seguros? Pues mucho, puesto que hay seguros de ahorro que te permiten ahorrar y al mismo tiempo generar riqueza en tu vida. Hay seguros de retiro o de largo plazo que te pueden permitir empollar tu dinero de una forma importante. De ellos te hablaré en un futuro. Por hoy te doy las gracias y te pido por favor que te cuides mucho y también a tu dinero.

Publicada en Capital de México, el 1 de julio de 2014.

1 comentario

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *