¿Cómo saber si necesitas seguros?

Tal vez tú seas una persona que siente que no necesita algún seguro. No es que seas una persona irresponsable o poco previsora. Lo que sucede es que no te has dado tiempo de pensar en ciertos problemas que puedes tener y desconoces.

Hoy quiero explicarte cómo es que puedes descubrir qué tan bien preparado estás para evitar que algún evento en tu vida puede causar un quebranto fuerte en tu economía o de plano dejarla inservible. El método que quiero proponerte es simple y consiste en cuestionarte sobre las consecuencias ante diversas circunstancias que podrían sucederte.

Empecemos con que respondas: ¿Qué pasaría si llego a enfermar de gravedad? la respuesta debe incluir que pienses a qué hospital acudirás, quién pagará la cuenta, de dónde saldrá el dinero para que puedas pagar el tratamiento. Si la enfermedad es un cáncer o alguna de tipo degenerativo de largo plazo y que requiera un largo y costoso tratamiento.

Puede ser un accidente que te orille a enfrentar una situación pequeña o una muy grave. Al responder esta pregunta sabrás qué tan preparado estás para enfrentar un quebranto en tu salud. Si tienes seguro social, esa puede ser una solución al tema, si no tienes algo similar al IMSS ni dinero ahorrado, debes pensar en un seguro de gastos médicos mayores.

Ahora piensa ¿qué pasaría si me llego a invalidar total y permanentemente y ya no puedo trabajar? ¿quién repondrá mis ingresos? ¿tengo dinero ahorrado? La respuesta a estas preguntas te hará saber qué tan preparado estás para enfrentar una invalidez total y permanente que te haga encarar una Muerte Económica, aquella que no te mata físicamente, pero que sí te lo hace desde el punto de vista económico. Una enfermedad o un accidente te pueden orillar a depender de otras personas. Puedes pasar de proveedor a dependiente económico de la familia. Eso se puede solucionar con un seguro de invalidez total y permanente.

Después, debes responder ¿qué pasaría si muero de forma prematura? Si tienes hijos o personas que dependan económicamente de ti, ¿quién se haría cargo de ellos? Otra pregunta que debes hacerte es ¿tienen dinero ahorrado? Si sí, debes calcular por cuánto tiempo les alcanzaría sin que tuvieran que cambiar su estilo de vida drásticamente. La respuesta a estas preguntas te ayudará a saber si necesitas un seguro de vida.

Finalmente, hoy quiero que te preguntes ¿qué pasa si llego a vivir muchos años? ¿tengo suficiente dinero ahorrado para ello? Debes saber si ya estás ahorrando algo para tu retiro. En realidad esa eventualidad de vivir muchos años puede ser el riesgo más grande que enfrentas y no te has dado cuenta. Eso lo puede resolver con un seguro de retiro, sobre todo si responde a la mayoría de las pregunta que te propuse en este párrafo no te convencieron tanto y te revelaron que estás haciendo poco o nada para enfrentar el hecho de tener una larga vida, pero con pocos recursos.

Espero que el método que te propuse hoy te haya dado un poco de luz para saber si necesitas un seguro o no en tu vida. Por hoy es todo. Te pido que te cuides mucho y… nos vemos el próximo martes.

Publicado en Capital de México el 31 de julio de 2014.

2 comentarios
  1. Susana
    Susana Dice:

    Yo me dedico a asesorar financieramente en estos aspectos. Cualquier interesado podemos platicar sin compromiso alguno 😉 Vaya que es importante alargar nuestra vida económica ante cualquier situación de salud que nos impida seguir generando y al contrario causar más gastos a nuestros familiares.

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *