¿A dónde se va tu Aguinaldo?

Se acerca el cierre de año y con ello la llegada de tu aguinaldo. Tienes sentimientos encontrados. Por un lado sabes que tener dinero en estas fechas es algo muy padre, porque vas a poder comprar esas cosas que no has podido comprar antes. Las fechas navideñas te ponen de un humor especial y te gusta dar algunos regalos especiales a tus seres queridos. Por otro lado tienes un sentimiento raro.  De hecho es miedo. Miedo a que pase otro año y no ahorres un poco de tu aguinaldo y de ese bono anual que vas a recibir. Los últimos años siempre has querido ahorrar y no lo has logrado.  Eso te hace sentir mal. Tienes miedo que este año te pase lo mismo.

Ese miedo que tienes es, hasta cierto punto, normal. Más de la mitad de las personas que recibirán un aguinaldo o bono en este fin de año, tiene miedo de gastárselo todo y no ahorrar nada. De hecho tienen un miedo más grande: terminar gastándolo en cosas inútiles. Ese parece ser un sentimiento casi generalizado. Hay varias formas de evitar eso. La primera cosa que hay que entender es que eso pasa porque no existe un plan previo. Digamos que el dinero busca un lugar a donde ir y te pregunta hacia dónde y tú no sabes decirle exactamente a dónde necesitas que se vaya. Sólo piensas a dónde te gustaría que se fuera.

Nota que dije a dónde necesitas y a donde te gustaría. Parece cuestión de semántica pero no lo es. Un buen lugar para que tu dinero vaya es a donde necesitas y luego a donde quieres. Es simple, en el primer lugar te va a ser de más utilidad y al segundo sólo podrá estar cumpliendo un capricho momentáneo y del cual te durara el gusto, si bien te va, hasta la primera semana de enero. Para evitar eso antes de recibirlo te propongo que elabores un Plan Express. Un plan que le diga a tu dinero a dónde irse. Un plan que le defina un destino previo a tu dinero.

Una forma simple de hacer el Plan Express es dividir todo tu aguinaldo, y bonos que recibas este fin de año  en tres partes:

  1. El 30% destinado a ahorrar para el largo plazo. Por ejemplo al tema de tu retiro.
  2. El 20% destinado para un ahorro de corto plazo. Por ejemplo comprar un auto.
  3. El 50% a gastar en cosas del presente. Aquí sí van todos tus caprichos y gustos.

La idea de compartir contigo esto es para ayudarte a disminuir la ansiedad y eliminar el miedo de que estés gastando tu dinero en cosas que no valen la pena. El objetivo es ayudarte con algunas ideas y tips que te ayuden a tener tranquilidad financiera en tu vida. Teniendo dinero en la mano sin un plan de por medio es muy fácil perder el rumbo. Lo sé y lo entiendo perfecto. Por esa razón lo que resta del año lo dedicaré al tema y a darte algunas recomendaciones sobre dónde poder ahorrar ese dinero. Investigaré algunos instrumentos financieros que te puedan servir y también te hablaré de algunos seguros de ahorro que conozco y que pueden ser de utilidad para ti.

Con todo esto busco ayudarte a crear riqueza financiera en tu vida. Es imL portante que sepas que puede no ser un proceso fácil pero tampoco es una ciencia muy complicada.

Quiero, como dice Mauricio Candiani, que te sientas bien teniendo dinero y no te entre la urgencia de gastártelo en todas esas tentaciones de placer momentáneo que se te presentan por todos lados en estas fechas. Espero de verdad poder ayudarte en algo y sí necesitas alguna asesoría al respecto no dudes en pedirme una sesión de asesoría por Skype. Cuídate mucho, nos vemos el próximo post.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *