Si mi empresa me da seguros de grupo ¿por qué debo contratar seguros individuales por mi cuenta?

Mucha gente nos ha preguntado, ¿por qué si mi empresa me da mi seguro de gastos médicos o mi seguro de vida, yo tendría que contratar uno por mi parte?

Supongamos que la empresa en la que trabajas te da seguro de vida y de gastos médicos, estas pólizas son “prestadas”, no importa que tan buenas sean, nos dan una cobertura muy amplia, una buena suma asegurada y mas.

¿Que sucede, por ejemplo, con un seguro de gastos médicos cuando la persona asegurada deja de laborar en esa empresa?

Algunas empresas toman la precaución de incluir una cláusula a estas pólizas de grupo para que en cuanto ese empleado salga, pueda tomar una póliza individual, esa es una cláusula que se paga y, regularmente las pólizas de grupo no la tienen, y quienes la tienen, la cláusula es muy limitada.

Esta cláusula se llama “De conversión a individual” y generalmente tiene algunas limitantes.

En términos simples, esta clausula nos dice “voy a permitir convertir tu póliza de grupo a una  individual PERO los padecimientos que yo ya te haya pagado en la de grupo, en la individual te los voy a pagar máximo dos años o 1 millón de pesos.”

Así es como funciona la Cláusula de Conversión a Individual, aunque puede variar de monto o en el tiempo.

¿Cuál es el riesgo de este tipo de cláusula? Que muchas veces el asegurado ya tiene un padecimiento y, al intentar convertir su póliza a individual, pueden hacerlo, con la limitante de que ese padecimiento sólo se les va a pagar dos años mas o máximo 2 millones de pesos.

Eso si su póliza de grupo tiene esa cláusula. Pero existen caso en los que la póliza de grupo no tiene esta cláusula, el asegurado se queda sin trabajo y cuando intenta contratar por su cuenta una póliza individual, ya no puede hacerlo, porque tienen este padecimiento crónico o alguna preexistencia en la nueva póliza.

Entonces ¿por qué es importante que tu contrates por tu cuenta las pólizas individuales?

Por la simple razón de que tu debes tener el control, todo el tiempo de tus pólizas. No importa si de momento estás en una empresa que te da muy buenas prestaciones. Aún así, hay pólizas que puedes complementar.

Siguiendo con el ejemplo de gastos médicos, si ya tienes tu póliza de grupo, puedes contratar una póliza “complemento”. Las manejan en México sólo tres aseguradoras, GNP, Axa y MetLife.

¿Para qué sirven estas pólizas complemento?

Éstas te van generando antigüedad y te dan la garantía de que si te sales de la de grupo, la aseguradora te da una individual y te va a continuar pagando los padecimientos que ya te pagaba en la de grupo, siempre y cuando tu ya tuvieras tu póliza complemento cuando apareció ese padecimiento.

Las Pólizas Complemento tienen tres ventajas,

  • Son muy económicas. Te cuestan el 25% de lo que te cuesta una individual
  • Te garantiza que cuando salgas de la póliza de grupo, te va a dar una póliza individual y además te va a conservar tu antigüedad y los padecimientos que ya hayas tenido no te los va a considerar como preexistencias, te los va a seguir pagando
  • Si tu póliza grupal es limitada en suma asegurada, tienes un padecimiento y se acaba la suma en la de grupo, tu póliza complemento sigue pagando lo que haga falta, hasta la suma asegurada en tu póliza individual.

Con una Póliza Complemento no duplicas tu gasto, al contrario, lo que haces es tener el control y la garantía  de que si te llegas a salir de tu póliza de grupo, tienes acceso a una póliza individual.

La buena noticia es que la póliza grupal y la póliza complementaria no necesitan ser de la misma empresa. Tu póliza grupal puede ser de cualquier compañía.

El segundo seguro que si debes controlar tu, es el Seguro de Vida. Si tu empresa te da como una prestación un Seguro de Vida, regularmente te dan 24 meses de sueldo como suma asegurada, si tienes un puesto directivo, puede ser que te den hasta 48 meses.

Si tu llegas a fallecer, a tu familia sólo le van a dar 2 años de tu sueldo o en el mejor de los casos, hasta 4. ¿Para cuánto crees que le puede alcanzar a tu familia 2 años de tu sueldo?

Es muy importante que tú contrates tu propio seguro de vida, por tu cuenta, lo más joven que puedas y al mayor plazo que puedas contratar. ¿Por qué? Porque tu prima se congela de acuerdo a tu edad. Va a ajustarse de acuerdo a la inflación, pero no por incremento en tu edad.

También vamos a suponer que tu entraste a trabajar a los 30 años de edad, te dieron tu seguro de vida de grupo y no contrataste uno individual. Dejas de laborar, en esa empresa 15 años después y quieres contratar tu seguro de vida individual, te va a salir más caro, ya que van a tomar como tabulador tus 45 años, no los 30, cuando pudiste haber contratado un seguro por tu cuenta. Dejaste pasar 15 años.

De igual manera, si durante esos 15 años tuviste un padecimiento como cáncer o diabetes, ya no puedes acceder a un seguro de vida individual, al tener algún padecimiento crónico o preexistencia.

Esperamos haber podido darte una idea más clara del porqué debes contratar tus pólizas individuales, aún teniendo alguna como prestación de tu empresa.

Recuerda que si necesitas asesoría sobre como contratar una póliza complemento o tus pólizas individuales, puedes solicitarla llenando el formulario en este sitio http://previsionfinanciera.com/

Beneficios de los Seguros de Retiro

Hoy queremos que conozcas algunos beneficios importantes que tienen los Seguros de Retiro.

Antes que nada, te queremos platicar un poco sobre las Afores.

Hay muchas personas que tienen su Afore y creen que no necesitan un seguro de retiro. Si tu eres una de ellas, te vamos a comentar algunos puntos finos que debes de conocer.

A tu Afore sólo se va el 6.5% de lo que ganas mensualmente, una parte la aporta tu patrón, otra el gobierno y otra parte, muy pequeña, la aportas tu. Con este 6.5% mensual destinado a tu retiro, es muy probable que no te alcance.

Si tu haces cuentas, la cantidad que tu llegues a acumular en tu Afore, mas los intereses que te que genere, menos las comisiones, no te va a ayudar en mucho para tu retiro.

En realidad, no te va a servir para mucho.

Te damos un dato muy importante, la OCDE y organismos internacionales similares se han encargado de explicar que México es uno de los países que está en último lugar en cuanto al tema de las pensiones a futuro.

¿Por qué?

Primero, porque son cuentas individualizadas

Segundo, son cuentas en las que sólo se ahorra el 6.5% del salario

Lo que estos organismos recomiendan es que se ahorre entre un 10 y un 15% del ingreso, para tener un retiro mas o menos digno. ¿A qué nos referimos con “un retiro digno”? a que al momento de retirarte puedas contar mas o menos con un 50% mensual de lo que fue tu último ingreso.

Si sólo ahorras el 6.5% de tu salario en tu Afore, estarás muy por debajo de los estándares que nos dicen estos organismos internacionales.

Es importante que hagas cuentas, que sepas con cuánto mas o menos te va retirar. No estamos diciendo que la Afore en donde estás sea mala, sólo te estamos diciendo algo puntual “No te va a alcanzar”.

Por eso es importante que empieces a pensar en los Seguros de Retiro como “complemento”.

El Seguro de Retiro te da la oportunidad de ir creando un Fondo, a tu ritmo, a tu tiempo y que te va a servir como complemento ideal para tu Afore.

Todo esto es SI TIENES AFORE… ¿Qué pasa si no tienes Afore?

Por ejemplo, si trabajas por tu cuenta, un profesionista independiente, que no dependes de un sueldo, que no hay una empresa que te aporte a alguna Afore.

Si eres profesionista independiente, tienes la necesidad de ir creando “tu propia Afore”, tu propio Fondo y uno de los mejores lugares que conocemos para ello son los Seguros de Retiro.

En la actualidad existen una gran variedad de Seguros de Retiro y hay también muchas dudas al respecto.

Una de las creencias es que todos los Seguros de Retiro son deducibles de impuestos. No necesariamente.

Sólo hay algunos Seguros de Retiro que son deducibles de impuestos. Son los conocidos como Planes Personales de Retiro

¿Qué es un Plan Personal de Retiro o PPR? Es un instrumento de ahorro que el gobierno permite manejar a bancos, casas de bolsa, manejadoras de fondos de inversión y aseguradoras. Es un instrumento financiero el cual te da el beneficio del Artículo 151 de la Ley del Impuesto Sobre la Renta, donde le permite a las personas que, mientras estén ahorrando en un PPR les permite deducir hasta el 10% de su ingreso anual con un tope de 5 UMAS (mas o menos $147,000 pesos).

Casi todas las aseguradoras manejan planes con la modalidad de Planes Personales de Retiro

Existen otros Seguros de Retiro que también son deducibles de impuestos que son los afectos al Artículo 185, de la misma Ley del Impuesto Sobre la Renta.

Quien ahorra bajo el concepto del Art. 185 puede deducir hasta $152,000 pesos cada año.

Tu puedes contratar bien sea un seguro que sea un Plan Personal de Retiro o un seguro que sea afecto al Art. 185.

O bien puedes contratar los dos, ya que los beneficios fiscales se permiten sumar, es decir, puedes deducir el 10% de tu ingreso en un plan mas $152,000 anuales en otro plan.

O puedes contratar una sola póliza que te den la opción de deducir en un PPR o en un plan afecto al artículo 185, el que más te convenga a ti.

Si no necesitas deducir impuestos, existen mas opciones en seguros de retiro que no son deducibles de impuestos y que también te dan muchos beneficios.

Una de las ventajas principales de los seguros de retiro es que tienen el beneficio de ajustarse a la inflación.

Es decir, tu dinero no va a perder su poder adquisitivo, si la inflación sube, tu ahorro se va a ajustar a la inflación. Esto es un beneficio importantísimo que puedes obtener, mientras mas pronto y mas joven inicies tu ahorro para el retiro.

Las pólizas de retiro te garantizan que tu dinero va a valer lo mismo a pesar de la inflación y al mismo tiempo te va a dar una ganancia extra.

Otro beneficio que tienen casi todos los Seguros de Retiro es que tienen una protección por fallecimiento y puedes agregar una protección por Invalidéz Total y Permanente.

Si tu trabajas por tu cuenta, si eres freelance, si pusiste tu empresa, si eres emprendedor o incluso, si tienes Afore, es momento de voltear a ver a los Seguros de Retiro.

Recuerda que si necesitas asesoría sobre temas de seguros de Vida, Retiro y Gastos Médicos, puedes contactarnos a través del cuestionario que encuentras en este sitio http://previsionfinanciera.com/

Cómo afecta la inflación tu Ahorro para el Retiro

Vamos a suponer que hace dos años te diste cuenta que necesitabas 1 millón de pesos para tu retiro. Después de dos años, tú ya necesitas 1 millón 100 mil pesos, esto únicamente para efectos inflacionarios

Si revisas la inflación de los últimos dos años, acumula más o menos un  10%, es por eso que, si tu necesitabas 1 millón de pesos hace dos años, para garantizar tu retiro, hoy necesitas 1 millón 100 mil pesos.

Si tu estás empezando a crear un fondo de ahorro para tu retiro, que querías que fuera de 1 millón de pesos hace dos años, hoy necesitas 100 mil pesos más, en sólo dos años.

Si la inflación le hace eso a tu dinero en dos años, imagínate lo que va a hacer en 10 o más años.

Nosotros creemos que una de las cosas que debemos proteger, cuando empezamos a crear nuestro fondo de ahorro para el retiro, es que a ese fondo no se lo vaya comiendo la inflación.

En términos simples, si la inflación fuera del 5% y tú necesitas 1 millón de pesos en tu fondo, cada año que pase, vas a necesitar 50 mil pesos más.

Ya viéndolo más exacto, necesitas más de esos 50 mil pesos, ¿por qué? Porque la inflación se aplica al último monto que necesitabas.

En la siguiente tabla te explicamos mejor

INFLACIÓN 5%
AÑO MONTO
1 1,000,000
2 1,050,000
3 1,102,500
4 1,157,625
5 1,215,506
6 1,276,281
7 1,340,095
8 1,407,100
9 1,477,455
10 1,551,328

En la tabla puedes observar que no son 50 mil pesos cada año, en este pequeño ejercicio de sólo 10 años, te puedes dar cuenta que, si tu hoy estas pensando en que necesitas un millón de pesos para tu retiro, dentro de 10 años, vas a necesitar $1, 551,328 pesos.

El efecto de la inflación, digamos que es una bola de nieve. Imagínate que tú tardas 10 años en ahorrar, debes tener en mente también la inflación, para que no se “coma” tu ahorro.

Si te das cuenta, la inflación tiene un efecto negativo sobre nuestros ahorros a largo plazo. ¿Cómo es que nosotros podemos contrarrestar este efecto?

Ahorrando o invirtiendo nuestro dinero en instrumentos que nos garanticen al menos la inflación. Existen varios instrumentos que nos lo pueden garantizar.

Los que nosotros consideramos los más sólidos y los que más recomendamos son las Pólizas de Seguro para el Retiro, éstas tienen esa garantía: el dinero que vamos ahorrando en nuestra póliza se va ajustando cada año.

Retomando el ejemplo del millón. Si nosotros pactamos con la aseguradora que nos va a crear un fondo de un millón de pesos cuando tengamos 60 años,  iniciamos con un millón y al año siguiente la aseguradora ajusta automáticamente nuestro dinero a la inflación y así será cada año.

También nuestras aportaciones se van a ir ajustando a la inflación, cada año. Aún así, nuestras aportaciones inflacionadas no le van a ganar al fondo que nos está garantizando la aseguradora.

Es como si estas pólizas para el retiro nos estuvieran garantizando un rendimiento y ese rendimiento va a ser cuando menos la inflación.

¿Por qué escribimos sobre este tema? Porque se habla muy poco sobre el funcionamiento de las pólizas de retiro y sus garantías e incluso se tiene desconocimiento sobre ellas.

Si quieres que te ayudemos a diseñar tu póliza para el retiro o saber mejor cómo funcionan, contáctanos a través del cuestionario que encuentras en este sitio http://previsionfinanciera.com/

¡Nos encantará asesorarte!

 

Tips para ahorrar en forma efectiva

Hoy les traemos algunos tips sobre  de cómo ahorrar de forma efectiva. Este es  un tema que a muchas personas les cuesta un poco de trabajo: empezar a ahorrar o generar el hábito del ahorro.

Originalmente íbamos a escribir sobre el ahorro para el retiro, en forma específica, pero decidimos  ampliar el tema y enfocarnos al Ahorro Efectivo.

Estamos a mitad de año, seguramente en enero te pusiste muchas “metas de año nuevo”. Muchas personas lo hacemos y hacemos nuestros “propósitos”, casi todos caen en: bajar de peso, empezar a ahorrar y en ser más disciplinados en uno u otro tema.

Para iniciar, hagámonos una pregunta ¿por qué las personas no ahorran?

Es muy simple, porque hay malos hábitos al respecto, cada inicio de año se proponen ahorrar y durante los 12 meses luchan y luchan por hacerlo y al final del año terminan sin ahorro e igual o peor que como iniciaron el año. ¿Por qué sucede esto? Porque todos vemos el ahorro como una parte opcional.

Nuestra primera recomendación es que tú no veas el ahorro como “opcional”. ¿Cómo lo hacemos? Hay estudios que han comprobado que los países que mas ahorran tienen un factor muy importante, la “automatización del ahorro” ¿qué quiere decir esto? Que el dinero no llega a las manos de las personas ahorradoras sino que ellos “automatizaron” que se les haga un cargo a su tarjeta, destinado a su ahorro, así el dinero no llega a sus manos, está comprobado que esta es una técnica que beneficia al ahorro de las personas.

Desafortunadamente en México no existe la cultura de la Bancarización, que es el acceso de la banca a toda la población, únicamente algunos sectores la manejan, en dónde sí se puede hacer un ahorro de manera automática, en dónde si las personas tienen una cuenta en donde reciben el pago de su quincena, pueden pedirle a su banco que les haga un cargo en automático, cada  determinado tiempo y mandarlo a alguna Aseguradora o a algún instrumento de ahorro.

Como esto es difícil para la gran mayoría de las personas, aquí te vamos a decir cómo puedes empezar a formarte el hábito del ahorro.

Primero, debes tener un presupuesto. Este punto va a ser la columna vertebral de tu éxito financiero. Tu puedes diseñar tu presupuesto o apoyarte en ejemplos de presupuestos en internet o incluso alguna aplicación que te ayude a diseñar tu presupuesto mensual o incluso puedes hacerlo directo en algún cuaderno, a mano.

Debes incluir tus ingresos y tus gastos mensuales y, dentro de tus gastos, debes incluir el  concepto de “ahorro” en este presupuesto mensual, como si fuera el recibo de Luz, del teléfono, del agua, que no puedes dejar de pagar.

Tu ahorro siempre debe ir incluido en el presupuesto como si “pagaras un recibo” de algún servicio.

Esto tiene varias ventajas, imagínate que tú, en un mes dejas de pagar la luz, el agua o el teléfono, es mas, no pagas la renta, ¿qué le va a suceder a tus finanzas?

Tu pagas esos recibos porque tienes que pagarlos, es más, es casi seguro que tu te enojas cada vez que debes hacer esos pagos.

Con tu ahorro va a suceder lo mismo, es más, enojate cuando estés haciendo ese “pago”, pero siempre mételo como un recibo que no puedas dejar de pagar forzosamente.

Búscate esquemas mentales, hazle trampa a tu cerebro, no lo metas como “ahorro”. Si tu lo empiezas a ver como un gasto y empiezas a “pagarlo” como algo que no puedas dejar, vas a empezar a tener éxito.

El gran reto viene en saber cómo hacer ese pago forzoso y no estar esperando a ver si te sobra dinero para ahorrar.

Esto es porque, regularmente las personas ahorramos el dinero que nos sobra después de gastar ¿cierto?

Muchas personas que se han acercado con nosotros nos comentan que “no pueden ahorrar, porque no les alcanza” porque “ganan muy poquito” y esperan lo que les llega a sobrar para ahorrar y, ¿que creen? Nunca les va a sobrar.

Si no puedes dejar de pagar la luz, o la renta o el teléfono, por qué si dejas de hacer ese ahorro. Ese ahorro que va a ser importante para ti en un futuro.

También te ayuda a que, si tienes que recortar gastos, seguro vas a recortar gastos en otros rubros y no en tu ahorro.

A lo mejor, te vas a meter en problemas financieros, pero son los mismos que hoy tienes, es decir, no te va a alcanzar, vas a tener que ajustar aquí o allá, cada mes para hacer tus pagos.

La diferencia es que este gasto llamado “ahorro” va a ir generando una bola de nieve a tu favor.

Mete ese ahorro donde tú quieras, inviértelo en Cetes, en una cuenta de ahorro, hacerlo como un método de pago obligado, te va a ayudar muchísimo.

Esta es la forma más efectiva que hemos encontrado para que las personas puedan ahorrar.

Otra forma de ahorrar que hemos encontrado, es ahorrar en seguros. Por ejemplo ahorrar en un seguro Dotal  son seguros que van generando una reserva, que si no pagas ese seguro, tu ahorro, se va a cancelar todo el ahorro que diste y se va a perder.

Hay muchas personas que utilizan los seguros dotales como una herramienta de ahorro, ya que les obliga a ahorrar.

Sea cual sea la finalidad del ahorro, ya sea para su retiro, para una fiesta, para comprar casa.

Cuando vemos como se va formando la dote en estos seguros, los primeros años no tienen nada, aunque hayan hecho sus aportaciones, nos comentan que eso es lo que necesitan, porque saben que si lo dejan de pagar, se pierde el dinero que aportaron. Se genera una necesidad de seguir pagando ese ahorro.

¿Dónde mas puedes ahorrar?

Pídele a tu mamá o a tu papá o a algún hermano, que te “cobre” ese ahorro, como si le debieras, que sepas que le tienes que “pagar” ese ahorro. Y que lo meta en algún lado, que te ayude a ahorrar.

Esto puede ser una lata al principio, como cualquier hábito. Pero te garantizamos es que cuando ya lo tengas, lo vas a ver como algo normal, hasta que se vuelva una costumbre. La costumbre del ahorro y esto siempre va a trabajar a tu favor, ya que va a darte independencia financiera.

Otra forma es “ponte un sueño” y a ese sueño ponle un precio, divídelo en el tiempo en el que quieres llegar a ese sueño y sobre eso, empieza a hacer tus aportaciones sistemáticas.

Recuerda que, ahorrar para el futuro duele. Duele pero siempre sirve.

Si quieres que te ayudemos a diseñar algún instrumento para que inicies tu ahorro, contáctanos a través del cuestionario que encuentras en este sitio http://previsionfinanciera.com/

¡Nos encantará asesorarte!

¿Póliza de Seguro o Fondos de Inversión?

El día de hoy hablaremos de las Pólizas de Seguro, como un excelente instrumento de ahorro.

Muchas personas “dicen” que las pólizas de seguro no son un buen  instrumento de ahorro, es más, recomiendan no ahorrar en ellas, porque “no generan intereses arriba de la inflación” o “no te van a entregar dinero más allá de lo que ahorraste”. Que “mejor ahorres en un fondo de inversión o en una casa de bolsa”  o inclusive, que metas tu dinero a CETES.

Déjanos contarte la experiencia que tenemos en Previsión Financiera Integral.

Los Fondos de Inversión, efectivamente, tienen la gran ventaja de que te dan acceso a rendimientos superiores a la inflación, el “negocio” de los fondos de inversión es darte a ti, mayores intereses que cualquier otro instrumento financiero, por ese lado, son excelentes. No nos preguntes que pasa, pero todas las personas que conocemos, que abrieron un Fondo de Inversión, no han durado más de diez años con él, la mayoría sólo han durado cinco.

Te explicamos por qué.

Como son instrumentos que requieren muchísima de tu atención para tener tu dinero creciendo, además de que te permiten meter y sacar dinero, son instrumentos que no son para el largo plazo.

Por otro lado, una Póliza de Seguro te obliga, sistemáticamente, a estar ahorrando una parte de tu ingreso.

Una gran parte de nuestros asegurados han destinado una parte de su ingreso, el 10 o el 20% ,de forma sistemática a una póliza de seguro, durante 10 o 15 años y los beneficios que han obtenido son mayores que los que han obtenido en los fondos de inversión.

Esto ocurre por dos razones.

Imagínate que tu tuvieras por un lado una caja A, que te permita meter y sacar dinero en el momento que tu quieras y que te garantice darte una tasa de interés del 15% anual.

Y por otro lado tienes una caja B, que te da un 2% de rendimiento anual, pero que te obliga a meter dinero cada año, de manera constante y no te permite sacarlo hasta el tiempo que pactaste con ella, por ejemplo, dentro de 15, 20 años o hasta que cumplas 60.

¿En cuál de las dos cajas crees que a lo largo de 20 años vas a tener mas dinero?

La caja A lo mas seguro es que no llegue a los 5 años

La caja B va a permitirte, aún con ese “poco rendimiento”, crear un ahorro que puedes destinar a algún proyecto que estés deseando realizar.

Por eso te podemos decir que la opción B es mucho mejor.

Que los Seguros y las Pólizas de Seguro de Vida son un excelente lugar donde ir guardando tu dinero en forma sistemática, porque a pesar del “poco rendimiento”,  te garantizan que tu dinero va a estar ahí, porque no lo vas a poder sacar y créenos, vas a  llegar al final.

Lo sabemos porque el 100% de nuestros clientes que inician una póliza, llegan a su objetivo.

Si quieres que te ayudemos a diseñar una póliza para tu futuro contáctanos a través del cuestionario que encuentras en este sitio http://previsionfinanciera.com/

¡Nos encantará asesorarte!