¿Quieres conocer los alcances de tu póliza de auto?

El día de hoy te traemos algunos tips para ti, que te ayudarán a conocer mejor tu póliza de auto:

¿Qué es lo primero que debes conocer de tu póliza de auto?

  1. El tipo de “paquete de coberturas” que tienes contratado, es decir, amplia, limitada o R.C.

Le llamaremos “Paquete”

  1. Que coberturas vienen incluidas en tu póliza, pueden ser, Daños Materiales, Robo Total o Responsabilidad Civil.

Si tienes, por ejemplo, un Paquete de cobertura amplia, debes empezar a revisar la cobertura de Daños Materiales y los riesgos que te cubre. Es muy importante conocer los riesgos que ampara.

Algunos riesgos que ampara la cobertura de Daños Materiales son:

  1. Colisiones o vuelcos
  2. Incendio, rayo o explosión
  3. Ciclón, huracán , erupciones volcánicas y todos los riesgos hidro meteorológicos
  4. Actos de personas que tomen parte en paros, huelgas, disturbios de carácter obrero, mítines, alborotos populares, motines o de personas mal intencionadas durante la realización de tales actos, o bien ocasionados  por las medidas de represión tomadas por las autoridades.
  5. Transportación, varadura, hundimiento, Incendio, Explosión, Colisión o vuelco, descarrilamiento o caída del medio de transporte en que el Vehículo (grúa por ejemplo) asegurado sea trasladado

Hasta aquí te he dado ejemplos de algunos riesgos contra los que cubre a tu auto la cobertura de Daños Materiales.

No son todos, sólo te los describimos para que sepas en donde leer y cómo buscar en tu póliza.

Si te pudiéramos dar una receta, sería la siguiente.

1) Revisa en la caratula de tu póliza las coberturas que vienen incluidas en tu paquete.

2) Ubica en las Condiciones Generales cada una de las coberturas y lee los riesgos contra los que ampara.

3) Después de leer la sección de los riesgos que cubre cada cobertura, debes leer la sección de Exclusiones de cada sección (para que veas lo que NO CUBRIRÁ)

¿Contra qué otros riesgos cubre a tu auto la cobertura de Daños Materiales?

Contra derrumbe de tierra o piedras, caída o derrumbe de construcciones, edificaciones, estructuras u otros objetos, caída de árboles o sus ramas e inundación.

Estos son solo algunos tips que te damos para ayudarte a cuidar tu patrimonio, tú eres importante para nosotros.

Recuerda que si necesitas asesoría sobre temas de seguros de Vida, Retiro y Gastos Médicos, puedes contactarnos a través del cuestionario que encuentras en este sitio http://previsionfinanciera.com/

Lo que tienes que saber antes de contratar tu seguro de ahorro

Si estás a punto de adquirir un seguro de ahorro, bien sea un dotal, uno de retiro o uno de devolución de primas, te tengo algunos consejos para antes de hacerlo. ¿Los quieres?

Mi primer consejo es que antes de contratar un seguro de ahorro debes identificar qué tipo de seguro es, si es dotal, vitalicio con fondo o uno de devolución de primas.

También pregunta si los valores que se presentan son garantizados o dependen de que el plan gane alguna tasa de interés en ese tiempo.

Los seguros dotales tienen una característica con la cual los puedes identificar: la suma asegurada por fallecimiento o por supervivencia, al final del plazo pactado, necesariamente debe ser la misma.

Cualquier seguro de ahorro que contrates dependerá de tus aportaciones para ir creando el fondo garantizado que puedes estar viendo en la propuesta, esto significa que, si dejas de hacer las aportaciones anuales acordadas, tu ahorro garantizado no se formará. Y si esto pasa podrás recibir menos dinero.

Otro consejo que te doy es que debes pensar muy bien qué cantidad puedes aportar cada año pase lo que pase, por ejemplo, ¿que va a podría pasar si de repente te quedas sin trabajo? ¿si cambia tu situación financiera? ¿si tienes gastos extraordinarios?

Los seguros dotales van generando una dote financiera, la cual es menor los primeros años y mayor de la mitad en adelante. Por ello contrata algo que puedas pagar siempre.

Si contratas un seguro de ahorro con valores garantizados y dejas de pagarlo en poco tiempo puedes perder dinero. Por ello debes contratar el monto que sea más cómodo para ti. Evitarás perder.

No contrates seguros de ahorro que superen tu capacidad de ahorro. No uses el escenario más optimista de ingresos futuros, mejor usa el peor escenario.

Déjame decirte que está comprobado que un gran número de seguros de ahorro se dejan de pagar de los tres a los cinco años. Es justo donde puedes perder más dinero. Por eso es muy importante planear tu aportación futura.

También debes identificar si lo que te están ofreciendo es un  seguro de ahorro o uno de  inversión; estos últimos tienen acceso a fondos de inversión y por lo tanto tienen riesgo.

Cuando platiques con tu agente pregúntale si el seguro que estás evaluando es de ahorro garantizado o de inversión. Y si la proyección que te está presentando es garantizada o no.

Los seguros de inversión regularmente  deben usar una tasa de interés futura. La cual se calcula de forma libre. Entonces debes preguntar en qué se basó y evaluar distintos escenarios con distintas tasas.

Si se usa una tasa de interés muy alta y un escenario muy, muy optimista corres el riesgo de estar viendo algo demasiado bueno para ser verdad y poco factible de cumplir.

Considera que  los seguros de ahorro son temas de mediano y largo plazo. No debes verlos como algo de corto plazo, pero tampoco es recomendable que los contrates con plazos de pago muy largos, si quieres contratar un plan vitalicio con ahorro contrata el plazo de pago menor. Máximo de 15 años de pago.

Está comprobado que en los seguros de ahorro las personas ahorran sin problemas 10-12 años. Después se les vuelve complicado hacerlo. La vida cambia.

En la actualidad hay seguros dotales con cobertura de muchos años pero plazos de pago cortos. Por ejemplo 10 años de pago y cobertura hasta los 60 o 70 años.

También hay seguros vitalicios con fondo de ahorro garantizado pero plazos de pago muy cortos. De 5 años el más bajo. Recomiendo ese plazo o si no 10 o 15 años máximo de pago.

Los seguros dotales de largo plazo de cobertura pero de pagos limitados te dan la tranquilidad de no tener que estar pagando cada año hasta que seas mayor.

Tanto en los seguros dotales como en los seguros vitalicios de pagos limitados tu dinero sigue creciendo después del plazo de pago y sin que tú aportes más dinero.

En resumen, elige el plazo de pagos más pequeño que puedas, así garantizas que tu seguro hará crecer tu dinero, te protegerá y sin que tengas que estarlo pagando  muchos años.

Mi último consejo, pero no menos importante: pregunta sin miedo de dónde sale cada número que te presentan y cómo fue calculado.

Al contratar seguros dotales debes aplicar la primera regla del inversionista: Conocer los costos de entrada y los costos de salida.

Los seguros dotales y de ahorro pueden ser tus mejores los aliados si dedicas el tiempo suficiente a encontrar el que sea mejor para ti y a conocer sus alcances y sus limitaciones. No compres un seguro de ahorro o inversión que te prometa que te volverás millonario.

Comprar un seguro de vida con ahorro puede ser una de las mejore la cosas que hagas en tu vida. ¡Compratelo! Solo antes asesorarte bien. Pregunta.

Recuerda que si necesitas asesoría sobre cómo contratar una póliza de este tipo, puedes solicitarla llenando el formulario de este sitio http://previsionfinanciera.com/

LO QUE DEBES SABER ANTES DE CONTRATAR TU PRIMERA PÓLIZA DE GASTOS MÉDICOS

Si estás pensando en contratar un Seguro de Gastos Médicos, pero no sabes cómo empezar a buscar opciones o qué aspectos debes considerar, hoy te voy a decir algunos puntos que debes tomar en cuenta.

Lo primero que debes saber al contratar tu primera póliza de Gastos Médicos Mayores, es  que tu prima anual o costo, se calcula de acuerdo a tu edad, género y lugar de residencia, estos factores combinados con los cinco siguientes darán como resultado la prima anual de tu póliza:

1) Suma asegurada.

2) Nivel de hospitales al que te dará acceso.

3) Tabulador de Honorarios Médicos.

4) Deducible.

5) Coaseguro.

Al elegir una combinación de los cinco factores anteriores estarás configurando los alcances y limitaciones de tu póliza.

Además de estas cinco coberturas básicas puedes pedir algunas adicionales, con costo, que te ayudarán a enriquecer tu cobertura.

Dado que estando completamente sanos, la posibilidad de que nos enfermemos es mucho menor que la de sufrir un accidente, al contratar tu primera póliza te recomiendo incluir la clausula de cero deducible por accidente. Así evitarás el pago de deducible.

Ahora pasemos a que conozcas dos conceptos muy importantes en tu póliza porque  siempre los  vas a pagar cuando tengas que usarla. Estos son:

  • Deducible
  • Coaseguro

En resumen debes saber que el Deducible y el Coaseguro son las dos primeras participaciones económicas que tienes tú al usar tu póliza de gastos médicos.

El Deducible sirve básicamente para determinar a partir de dónde un gasto médico se considera como gasto médico mayor. El Deducible en tu póliza lo verás expresado en una cantidad fija, por ejemplo, 10 mil pesos.

Después de pagar deducible, a todos los gastos procedentes se aplica tu segunda participación y es el Coaseguro. El cual verás expresado en porcentaje, por ejemplo, 10%

Va un ejemplo,

Total de gastos procedentes 100 mil pesos.

Deducible 10 mil pesos,

Coaseguro 10%                                             

$100,000

– Deducible                         $10,000

Sub total                              $90,000

-Coaseguro                           $9,000 (10%)

Total                                   $81,000

Del ejemplo anterior, de los 100 mil pesos totales la aseguradora paga 81 mil pesos y tú 19 mil (la suma de tu deducible más tu  participación de coaseguro).

Ahora que ya sabes qué factores combinados influyen en la prima anual de tu póliza ¿Qué más debes conocer? Finalmente, deberás revisar con especial atención las dos siguientes secciones:

1) Los Padecimientos con Periodo de Espera

2) Las EXLUSIONES.

Debes saber qué existen algunos padecimientos que se te cubrirán  después de que ya tengas un tiempo con tu póliza, estos  se conocen como Padecimientos con Periodo de Espera. Y también que algunos otros NUNCA te los cubrirán, estos se conocen como EXCLUSIONES.

Es por eso que después de solicitar una cotización de tu primer póliza de gastos médicos mayores, debes preguntar sobre los Periodos de Espera y las EXCLUSIONES que tiene.  Estos son dos puntos clave para conocer bien los alcances y limitaciones de tu póliza.

Espero que esta información te haya servido para entender mejor los aspectos claves que debes considerar al solicitar información sobre los seguros de gastos médicos mayores.

Recuerda que si necesitas asesoría sobre cómo contratar una póliza de este tipo, puedes solicitarla llenando nuestro formulario de contacto este sitio. En Previsión Financiera Integral nos encantará regalarte tu primera sesión de asesoría personalizada vía Skype. ¡Llevamos casi 25 años asesorando a personas como Tú!

DOTALES Y DOTE FINANCIERA

Empecemos por definir qué es un seguro dotal. Existen muchas definiciones, algunas son muy complejas, otras muy rebuscadas, vamos a explicártelo de manera simple,  un Seguro Dotal  es un seguro de vida que paga la suma asegurada tanto si muere como si vive el asegurado, por eso les llamamos seguros de vida en vida.

Como ya te comentamos en el post anterior, donde hablamos de las pólizas universales, los seguros dotales forman parte de los seguros de ahorro y su principal característica es que el ahorro se genera de forma garantizada a través de lo que se conoce como dote financiera.

Otro punto que los distingue son los plazos en los que los puedes contratar, que son a 5, 10, 15 o 20 años y también pueden ser a una edad alcanzada de 55, 60, 65 o 70 años. Aprovechamos para comentarte que estos últimos regularmente son utilizados pensando en el retiro y los primeros están enfocados para cumplir algún sueño financiero.

Es importante que sepas que, a diferencia de las pólizas universales, los dotales no cuentan con una reserva matemática como tal, mas bien tienen la ya mencionada dote financiera, que se va creando con el tiempo y que en las pólizas dotales se puede reconocer fácilmente como  tabla de valores garantizados.

Estos valores garantizados se van generando con el tiempo y regularmente empiezan a crearse a partir del año tres, ya que los primeros dos años están en ceros. En cualquier momento que existan valores garantizados y el asegurado por alguna causa como la de Juan, que vimos en un post anterior, la aseguradora puede empezar a tomar de éstos, para cubrir las primas y mantener la cobertura por fallecimiento, a través de la cláusula de préstamo automático.

De la misma manera, en caso de que Juan llegara a necesitarlo, puede tomar prestado de esa dote financiera que se fue creando en su póliza, sin que ésta deba cancelarse. Posteriormente, Juan deberá regresar la cantidad que tomó prestada, mas el interés que hubiera generado en su póliza para restablecer la continuidad de su dote financiera.

Este tipo de pólizas también te permiten hacer aportaciones adicionales, las cuales se van a un fondo de ahorro separado de la dote financiera, pero dentro de la misma póliza y es susceptible de generar rendimientos a tu favor. Estas aportaciones adicionales están disponibles  y puedes retirarlas en cualquier momento, sin la obligación de devolverlas.

Esperamos que esta información te haya servido para entender mejor el funcionamiento de los seguros dotales y su dote financiera.

Recuerda que si necesitas asesoría sobre cómo contratar una póliza de este tipo, puedes solicitarla llenando el formulario de este sitio http://previsionfinanciera.com/

¿TODOS LOS SEGUROS DE AHORRO SON SEGUROS DOTALES?

Muchas personas creen que todos los seguros de ahorro son seguros dotales. Si tú eres una de ellas, desde ahora te comentamos que eso es incorrecto.

Los seguros Dotales pertenecen a los seguros de ahorro, sin embargo, no todos los seguros de ahorro son seguros Dotales.

Esto puede parecerte confuso, no te preocupes, no eres experto en seguros y nosotros estamos para explicarte.

Los seguros de ahorro tienen su origen en las pólizas de vida universal, las cuales nacen con el objetivo de que  las personas dejen de ver a los seguros de vida como un instrumento que solo paga si te mueres y empiecen a aprovecharlo como un instrumento financiero con más posibilidades, como son la de crear un fondo de ahorro que genere intereses que en un futuro puede ser aprovechado por el dueño de la póliza para cumplir esos proyectos que requieren una inyección de dinero; con esto las pólizas de seguro de vida se convirtieron también en creadoras de patrimonio.

Los seguros universales cuentan una reserva matemática que puede estar junta o separada de la suma asegurada, la operación de la póliza permite que la aseguradora tome de esta reserva  mes con mes lo que le cuesta asegurar a esa persona.

¿De qué se compone esta reserva matemática? De todas las aportaciones que el asegurado hace, cabe mencionar que en los seguros universales no se les llama primas sino aportaciones; de esta reserva la aseguradora toma mensualmente el costo que le lleva asegurar a la persona dueña de la póliza. Con ésto puedes ver claramente que las aseguradoras no se cobran a lo chino, solo siguen las instrucciones que están fijadas en el contrato desde un principio.

Finalmente, queremos comentarte que los seguros dotales no generan una reserva como las pólizas universales, éstos, con el tiempo, generan una dote financiera  y también permiten hacer aportaciones adicionales a la prima que pueden ingresar a un fondo de administración ligado al plan.

Pero de todo esto te hablaremos el próximo jueves.

Recuerda que si necesitas asesoría de expertos contáctanos 

¡nos encantará asesorarte!