Cómo afecta la inflación tu Ahorro para el Retiro

Vamos a suponer que hace dos años te diste cuenta que necesitabas 1 millón de pesos para tu retiro. Después de dos años, tú ya necesitas 1 millón 100 mil pesos, esto únicamente para efectos inflacionarios

Si revisas la inflación de los últimos dos años, acumula más o menos un  10%, es por eso que, si tu necesitabas 1 millón de pesos hace dos años, para garantizar tu retiro, hoy necesitas 1 millón 100 mil pesos.

Si tu estás empezando a crear un fondo de ahorro para tu retiro, que querías que fuera de 1 millón de pesos hace dos años, hoy necesitas 100 mil pesos más, en sólo dos años.

Si la inflación le hace eso a tu dinero en dos años, imagínate lo que va a hacer en 10 o más años.

Nosotros creemos que una de las cosas que debemos proteger, cuando empezamos a crear nuestro fondo de ahorro para el retiro, es que a ese fondo no se lo vaya comiendo la inflación.

En términos simples, si la inflación fuera del 5% y tú necesitas 1 millón de pesos en tu fondo, cada año que pase, vas a necesitar 50 mil pesos más.

Ya viéndolo más exacto, necesitas más de esos 50 mil pesos, ¿por qué? Porque la inflación se aplica al último monto que necesitabas.

En la siguiente tabla te explicamos mejor

INFLACIÓN 5%
AÑO MONTO
1 1,000,000
2 1,050,000
3 1,102,500
4 1,157,625
5 1,215,506
6 1,276,281
7 1,340,095
8 1,407,100
9 1,477,455
10 1,551,328

En la tabla puedes observar que no son 50 mil pesos cada año, en este pequeño ejercicio de sólo 10 años, te puedes dar cuenta que, si tu hoy estas pensando en que necesitas un millón de pesos para tu retiro, dentro de 10 años, vas a necesitar $1, 551,328 pesos.

El efecto de la inflación, digamos que es una bola de nieve. Imagínate que tú tardas 10 años en ahorrar, debes tener en mente también la inflación, para que no se “coma” tu ahorro.

Si te das cuenta, la inflación tiene un efecto negativo sobre nuestros ahorros a largo plazo. ¿Cómo es que nosotros podemos contrarrestar este efecto?

Ahorrando o invirtiendo nuestro dinero en instrumentos que nos garanticen al menos la inflación. Existen varios instrumentos que nos lo pueden garantizar.

Los que nosotros consideramos los más sólidos y los que más recomendamos son las Pólizas de Seguro para el Retiro, éstas tienen esa garantía: el dinero que vamos ahorrando en nuestra póliza se va ajustando cada año.

Retomando el ejemplo del millón. Si nosotros pactamos con la aseguradora que nos va a crear un fondo de un millón de pesos cuando tengamos 60 años,  iniciamos con un millón y al año siguiente la aseguradora ajusta automáticamente nuestro dinero a la inflación y así será cada año.

También nuestras aportaciones se van a ir ajustando a la inflación, cada año. Aún así, nuestras aportaciones inflacionadas no le van a ganar al fondo que nos está garantizando la aseguradora.

Es como si estas pólizas para el retiro nos estuvieran garantizando un rendimiento y ese rendimiento va a ser cuando menos la inflación.

¿Por qué escribimos sobre este tema? Porque se habla muy poco sobre el funcionamiento de las pólizas de retiro y sus garantías e incluso se tiene desconocimiento sobre ellas.

Si quieres que te ayudemos a diseñar tu póliza para el retiro o saber mejor cómo funcionan, contáctanos a través del cuestionario que encuentras en este sitio http://previsionfinanciera.com/

¡Nos encantará asesorarte!

 

Tips para ahorrar en forma efectiva

Hoy les traemos algunos tips sobre  de cómo ahorrar de forma efectiva. Este es  un tema que a muchas personas les cuesta un poco de trabajo: empezar a ahorrar o generar el hábito del ahorro.

Originalmente íbamos a escribir sobre el ahorro para el retiro, en forma específica, pero decidimos  ampliar el tema y enfocarnos al Ahorro Efectivo.

Estamos a mitad de año, seguramente en enero te pusiste muchas “metas de año nuevo”. Muchas personas lo hacemos y hacemos nuestros “propósitos”, casi todos caen en: bajar de peso, empezar a ahorrar y en ser más disciplinados en uno u otro tema.

Para iniciar, hagámonos una pregunta ¿por qué las personas no ahorran?

Es muy simple, porque hay malos hábitos al respecto, cada inicio de año se proponen ahorrar y durante los 12 meses luchan y luchan por hacerlo y al final del año terminan sin ahorro e igual o peor que como iniciaron el año. ¿Por qué sucede esto? Porque todos vemos el ahorro como una parte opcional.

Nuestra primera recomendación es que tú no veas el ahorro como “opcional”. ¿Cómo lo hacemos? Hay estudios que han comprobado que los países que mas ahorran tienen un factor muy importante, la “automatización del ahorro” ¿qué quiere decir esto? Que el dinero no llega a las manos de las personas ahorradoras sino que ellos “automatizaron” que se les haga un cargo a su tarjeta, destinado a su ahorro, así el dinero no llega a sus manos, está comprobado que esta es una técnica que beneficia al ahorro de las personas.

Desafortunadamente en México no existe la cultura de la Bancarización, que es el acceso de la banca a toda la población, únicamente algunos sectores la manejan, en dónde sí se puede hacer un ahorro de manera automática, en dónde si las personas tienen una cuenta en donde reciben el pago de su quincena, pueden pedirle a su banco que les haga un cargo en automático, cada  determinado tiempo y mandarlo a alguna Aseguradora o a algún instrumento de ahorro.

Como esto es difícil para la gran mayoría de las personas, aquí te vamos a decir cómo puedes empezar a formarte el hábito del ahorro.

Primero, debes tener un presupuesto. Este punto va a ser la columna vertebral de tu éxito financiero. Tu puedes diseñar tu presupuesto o apoyarte en ejemplos de presupuestos en internet o incluso alguna aplicación que te ayude a diseñar tu presupuesto mensual o incluso puedes hacerlo directo en algún cuaderno, a mano.

Debes incluir tus ingresos y tus gastos mensuales y, dentro de tus gastos, debes incluir el  concepto de “ahorro” en este presupuesto mensual, como si fuera el recibo de Luz, del teléfono, del agua, que no puedes dejar de pagar.

Tu ahorro siempre debe ir incluido en el presupuesto como si “pagaras un recibo” de algún servicio.

Esto tiene varias ventajas, imagínate que tú, en un mes dejas de pagar la luz, el agua o el teléfono, es mas, no pagas la renta, ¿qué le va a suceder a tus finanzas?

Tu pagas esos recibos porque tienes que pagarlos, es más, es casi seguro que tu te enojas cada vez que debes hacer esos pagos.

Con tu ahorro va a suceder lo mismo, es más, enojate cuando estés haciendo ese “pago”, pero siempre mételo como un recibo que no puedas dejar de pagar forzosamente.

Búscate esquemas mentales, hazle trampa a tu cerebro, no lo metas como “ahorro”. Si tu lo empiezas a ver como un gasto y empiezas a “pagarlo” como algo que no puedas dejar, vas a empezar a tener éxito.

El gran reto viene en saber cómo hacer ese pago forzoso y no estar esperando a ver si te sobra dinero para ahorrar.

Esto es porque, regularmente las personas ahorramos el dinero que nos sobra después de gastar ¿cierto?

Muchas personas que se han acercado con nosotros nos comentan que “no pueden ahorrar, porque no les alcanza” porque “ganan muy poquito” y esperan lo que les llega a sobrar para ahorrar y, ¿que creen? Nunca les va a sobrar.

Si no puedes dejar de pagar la luz, o la renta o el teléfono, por qué si dejas de hacer ese ahorro. Ese ahorro que va a ser importante para ti en un futuro.

También te ayuda a que, si tienes que recortar gastos, seguro vas a recortar gastos en otros rubros y no en tu ahorro.

A lo mejor, te vas a meter en problemas financieros, pero son los mismos que hoy tienes, es decir, no te va a alcanzar, vas a tener que ajustar aquí o allá, cada mes para hacer tus pagos.

La diferencia es que este gasto llamado “ahorro” va a ir generando una bola de nieve a tu favor.

Mete ese ahorro donde tú quieras, inviértelo en Cetes, en una cuenta de ahorro, hacerlo como un método de pago obligado, te va a ayudar muchísimo.

Esta es la forma más efectiva que hemos encontrado para que las personas puedan ahorrar.

Otra forma de ahorrar que hemos encontrado, es ahorrar en seguros. Por ejemplo ahorrar en un seguro Dotal  son seguros que van generando una reserva, que si no pagas ese seguro, tu ahorro, se va a cancelar todo el ahorro que diste y se va a perder.

Hay muchas personas que utilizan los seguros dotales como una herramienta de ahorro, ya que les obliga a ahorrar.

Sea cual sea la finalidad del ahorro, ya sea para su retiro, para una fiesta, para comprar casa.

Cuando vemos como se va formando la dote en estos seguros, los primeros años no tienen nada, aunque hayan hecho sus aportaciones, nos comentan que eso es lo que necesitan, porque saben que si lo dejan de pagar, se pierde el dinero que aportaron. Se genera una necesidad de seguir pagando ese ahorro.

¿Dónde mas puedes ahorrar?

Pídele a tu mamá o a tu papá o a algún hermano, que te “cobre” ese ahorro, como si le debieras, que sepas que le tienes que “pagar” ese ahorro. Y que lo meta en algún lado, que te ayude a ahorrar.

Esto puede ser una lata al principio, como cualquier hábito. Pero te garantizamos es que cuando ya lo tengas, lo vas a ver como algo normal, hasta que se vuelva una costumbre. La costumbre del ahorro y esto siempre va a trabajar a tu favor, ya que va a darte independencia financiera.

Otra forma es “ponte un sueño” y a ese sueño ponle un precio, divídelo en el tiempo en el que quieres llegar a ese sueño y sobre eso, empieza a hacer tus aportaciones sistemáticas.

Recuerda que, ahorrar para el futuro duele. Duele pero siempre sirve.

Si quieres que te ayudemos a diseñar algún instrumento para que inicies tu ahorro, contáctanos a través del cuestionario que encuentras en este sitio http://previsionfinanciera.com/

¡Nos encantará asesorarte!

¿Póliza de Seguro o Fondos de Inversión?

El día de hoy hablaremos de las Pólizas de Seguro, como un excelente instrumento de ahorro.

Muchas personas “dicen” que las pólizas de seguro no son un buen  instrumento de ahorro, es más, recomiendan no ahorrar en ellas, porque “no generan intereses arriba de la inflación” o “no te van a entregar dinero más allá de lo que ahorraste”. Que “mejor ahorres en un fondo de inversión o en una casa de bolsa”  o inclusive, que metas tu dinero a CETES.

Déjanos contarte la experiencia que tenemos en Previsión Financiera Integral.

Los Fondos de Inversión, efectivamente, tienen la gran ventaja de que te dan acceso a rendimientos superiores a la inflación, el “negocio” de los fondos de inversión es darte a ti, mayores intereses que cualquier otro instrumento financiero, por ese lado, son excelentes. No nos preguntes que pasa, pero todas las personas que conocemos, que abrieron un Fondo de Inversión, no han durado más de diez años con él, la mayoría sólo han durado cinco.

Te explicamos por qué.

Como son instrumentos que requieren muchísima de tu atención para tener tu dinero creciendo, además de que te permiten meter y sacar dinero, son instrumentos que no son para el largo plazo.

Por otro lado, una Póliza de Seguro te obliga, sistemáticamente, a estar ahorrando una parte de tu ingreso.

Una gran parte de nuestros asegurados han destinado una parte de su ingreso, el 10 o el 20% ,de forma sistemática a una póliza de seguro, durante 10 o 15 años y los beneficios que han obtenido son mayores que los que han obtenido en los fondos de inversión.

Esto ocurre por dos razones.

Imagínate que tu tuvieras por un lado una caja A, que te permita meter y sacar dinero en el momento que tu quieras y que te garantice darte una tasa de interés del 15% anual.

Y por otro lado tienes una caja B, que te da un 2% de rendimiento anual, pero que te obliga a meter dinero cada año, de manera constante y no te permite sacarlo hasta el tiempo que pactaste con ella, por ejemplo, dentro de 15, 20 años o hasta que cumplas 60.

¿En cuál de las dos cajas crees que a lo largo de 20 años vas a tener mas dinero?

La caja A lo mas seguro es que no llegue a los 5 años

La caja B va a permitirte, aún con ese “poco rendimiento”, crear un ahorro que puedes destinar a algún proyecto que estés deseando realizar.

Por eso te podemos decir que la opción B es mucho mejor.

Que los Seguros y las Pólizas de Seguro de Vida son un excelente lugar donde ir guardando tu dinero en forma sistemática, porque a pesar del “poco rendimiento”,  te garantizan que tu dinero va a estar ahí, porque no lo vas a poder sacar y créenos, vas a  llegar al final.

Lo sabemos porque el 100% de nuestros clientes que inician una póliza, llegan a su objetivo.

Si quieres que te ayudemos a diseñar una póliza para tu futuro contáctanos a través del cuestionario que encuentras en este sitio http://previsionfinanciera.com/

¡Nos encantará asesorarte!

¿Quieres conocer los alcances de tu póliza de auto?

El día de hoy te traemos algunos tips para ti, que te ayudarán a conocer mejor tu póliza de auto:

¿Qué es lo primero que debes conocer de tu póliza de auto?

  1. El tipo de “paquete de coberturas” que tienes contratado, es decir, amplia, limitada o R.C.

Le llamaremos “Paquete”

  1. Que coberturas vienen incluidas en tu póliza, pueden ser, Daños Materiales, Robo Total o Responsabilidad Civil.

Si tienes, por ejemplo, un Paquete de cobertura amplia, debes empezar a revisar la cobertura de Daños Materiales y los riesgos que te cubre. Es muy importante conocer los riesgos que ampara.

Algunos riesgos que ampara la cobertura de Daños Materiales son:

  1. Colisiones o vuelcos
  2. Incendio, rayo o explosión
  3. Ciclón, huracán , erupciones volcánicas y todos los riesgos hidro meteorológicos
  4. Actos de personas que tomen parte en paros, huelgas, disturbios de carácter obrero, mítines, alborotos populares, motines o de personas mal intencionadas durante la realización de tales actos, o bien ocasionados  por las medidas de represión tomadas por las autoridades.
  5. Transportación, varadura, hundimiento, Incendio, Explosión, Colisión o vuelco, descarrilamiento o caída del medio de transporte en que el Vehículo (grúa por ejemplo) asegurado sea trasladado

Hasta aquí te he dado ejemplos de algunos riesgos contra los que cubre a tu auto la cobertura de Daños Materiales.

No son todos, sólo te los describimos para que sepas en donde leer y cómo buscar en tu póliza.

Si te pudiéramos dar una receta, sería la siguiente.

1) Revisa en la caratula de tu póliza las coberturas que vienen incluidas en tu paquete.

2) Ubica en las Condiciones Generales cada una de las coberturas y lee los riesgos contra los que ampara.

3) Después de leer la sección de los riesgos que cubre cada cobertura, debes leer la sección de Exclusiones de cada sección (para que veas lo que NO CUBRIRÁ)

¿Contra qué otros riesgos cubre a tu auto la cobertura de Daños Materiales?

Contra derrumbe de tierra o piedras, caída o derrumbe de construcciones, edificaciones, estructuras u otros objetos, caída de árboles o sus ramas e inundación.

Estos son solo algunos tips que te damos para ayudarte a cuidar tu patrimonio, tú eres importante para nosotros.

Recuerda que si necesitas asesoría sobre temas de seguros de Vida, Retiro y Gastos Médicos, puedes contactarnos a través del cuestionario que encuentras en este sitio http://previsionfinanciera.com/

Lo que tienes que saber antes de contratar tu seguro de ahorro

Si estás a punto de adquirir un seguro de ahorro, bien sea un dotal, uno de retiro o uno de devolución de primas, te tengo algunos consejos para antes de hacerlo. ¿Los quieres?

Mi primer consejo es que antes de contratar un seguro de ahorro debes identificar qué tipo de seguro es, si es dotal, vitalicio con fondo o uno de devolución de primas.

También pregunta si los valores que se presentan son garantizados o dependen de que el plan gane alguna tasa de interés en ese tiempo.

Los seguros dotales tienen una característica con la cual los puedes identificar: la suma asegurada por fallecimiento o por supervivencia, al final del plazo pactado, necesariamente debe ser la misma.

Cualquier seguro de ahorro que contrates dependerá de tus aportaciones para ir creando el fondo garantizado que puedes estar viendo en la propuesta, esto significa que, si dejas de hacer las aportaciones anuales acordadas, tu ahorro garantizado no se formará. Y si esto pasa podrás recibir menos dinero.

Otro consejo que te doy es que debes pensar muy bien qué cantidad puedes aportar cada año pase lo que pase, por ejemplo, ¿que va a podría pasar si de repente te quedas sin trabajo? ¿si cambia tu situación financiera? ¿si tienes gastos extraordinarios?

Los seguros dotales van generando una dote financiera, la cual es menor los primeros años y mayor de la mitad en adelante. Por ello contrata algo que puedas pagar siempre.

Si contratas un seguro de ahorro con valores garantizados y dejas de pagarlo en poco tiempo puedes perder dinero. Por ello debes contratar el monto que sea más cómodo para ti. Evitarás perder.

No contrates seguros de ahorro que superen tu capacidad de ahorro. No uses el escenario más optimista de ingresos futuros, mejor usa el peor escenario.

Déjame decirte que está comprobado que un gran número de seguros de ahorro se dejan de pagar de los tres a los cinco años. Es justo donde puedes perder más dinero. Por eso es muy importante planear tu aportación futura.

También debes identificar si lo que te están ofreciendo es un  seguro de ahorro o uno de  inversión; estos últimos tienen acceso a fondos de inversión y por lo tanto tienen riesgo.

Cuando platiques con tu agente pregúntale si el seguro que estás evaluando es de ahorro garantizado o de inversión. Y si la proyección que te está presentando es garantizada o no.

Los seguros de inversión regularmente  deben usar una tasa de interés futura. La cual se calcula de forma libre. Entonces debes preguntar en qué se basó y evaluar distintos escenarios con distintas tasas.

Si se usa una tasa de interés muy alta y un escenario muy, muy optimista corres el riesgo de estar viendo algo demasiado bueno para ser verdad y poco factible de cumplir.

Considera que  los seguros de ahorro son temas de mediano y largo plazo. No debes verlos como algo de corto plazo, pero tampoco es recomendable que los contrates con plazos de pago muy largos, si quieres contratar un plan vitalicio con ahorro contrata el plazo de pago menor. Máximo de 15 años de pago.

Está comprobado que en los seguros de ahorro las personas ahorran sin problemas 10-12 años. Después se les vuelve complicado hacerlo. La vida cambia.

En la actualidad hay seguros dotales con cobertura de muchos años pero plazos de pago cortos. Por ejemplo 10 años de pago y cobertura hasta los 60 o 70 años.

También hay seguros vitalicios con fondo de ahorro garantizado pero plazos de pago muy cortos. De 5 años el más bajo. Recomiendo ese plazo o si no 10 o 15 años máximo de pago.

Los seguros dotales de largo plazo de cobertura pero de pagos limitados te dan la tranquilidad de no tener que estar pagando cada año hasta que seas mayor.

Tanto en los seguros dotales como en los seguros vitalicios de pagos limitados tu dinero sigue creciendo después del plazo de pago y sin que tú aportes más dinero.

En resumen, elige el plazo de pagos más pequeño que puedas, así garantizas que tu seguro hará crecer tu dinero, te protegerá y sin que tengas que estarlo pagando  muchos años.

Mi último consejo, pero no menos importante: pregunta sin miedo de dónde sale cada número que te presentan y cómo fue calculado.

Al contratar seguros dotales debes aplicar la primera regla del inversionista: Conocer los costos de entrada y los costos de salida.

Los seguros dotales y de ahorro pueden ser tus mejores los aliados si dedicas el tiempo suficiente a encontrar el que sea mejor para ti y a conocer sus alcances y sus limitaciones. No compres un seguro de ahorro o inversión que te prometa que te volverás millonario.

Comprar un seguro de vida con ahorro puede ser una de las mejore la cosas que hagas en tu vida. ¡Compratelo! Solo antes asesorarte bien. Pregunta.

Recuerda que si necesitas asesoría sobre cómo contratar una póliza de este tipo, puedes solicitarla llenando el formulario de este sitio http://previsionfinanciera.com/