¿Qué tan buenos son los Seguros Educacionales?

Un tema que nos gusta mucho en Previsión Financiera Integral son los Seguros Educacionales, principalmente por la función que tienen con las familias.

Un gran número de familias no tienen oportunidad de que sus hijos estudien donde ellos quisieran.

Los seguros educacionales nos parecen una excelente herramienta para que, además de proteger a sus hijos, en caso de que los padres llegaran a morir,  garantizan además, que sus hijos sigan estudiando, incluso hasta una carrera profesional.

Somos firmes creyentes de que las personas debemos tener la posibilidad de estudiar donde queramos no “donde podamos”.

Creemos que las personas deben ahorrar de una forma sistemática para ese objetivo, el que nuestros hijos estudien donde ellos lo decidan.

Ahora que está muy de moda que las personas ahorren en fondos de inversión o algún otro tipo de instrumento, se empezó a comparar mal a los seguros educacionales.

Muchas personas empezaron a decir que los seguros educacionales “no funcionaban” porque entregan menos dieron que el que se va aportando a lo largo del plan, que están obligados a estudiar en una institución predeterminada o no te entregan tu dinero y algunos otros “mitos” sobre este tipo de seguros.

Les quiero platicar la historia de uno de nuestros asegurados, quien contrató el seguro educacional para su hijo hace 18 años, cuando su hijo tenía apenas 2 meses de nacido. El es Doctor.

Empezó queriendo garantizar $360,000 pesos para que su hijo pudiera estudiar la universidad. Él tenía ya un presupuesto para aportar e iniciar el ahorro para la educación de su hijo, con esa aportación fue que pudo garantizar esos $360,000 pesos para cuando su hijo tuviera 18 años, ajustados a la inflación.

El Doctor inició aportando $17,000 pesos y su última aportación, el año pasado fue de más o menos $43,000 pesos, porque sus aportaciones también se fueron inflacionando.

Cuando llega el momento de iniciar el trámite para poder entregarle su ahorro, él tenía la idea de que se le iban a entregar alrededor de $400,000 pesos, él había aportado mas o menos $580,000 y calculaba que se le iba a entregar una cantidad menor a sus aportaciones, por la cobertura del seguro que tuvo todo el tiempo que duró su plan.

En realidad, el Doctor recibió mas de $700,000 pesos…

Y no lo podía creer, todo esto fue por la inflación y los beneficios que tienen este tipo de pólizas.

Esta fue una póliza contratada hace 18 años que, de inicio le daba una protección por fallecimiento de $900,000 pesos y termió siendo de $2,400,000 pesos,  porque año con año se fue actualizando a la inflación registrada. Esto en la parte de su seguro de vida.

En la parte del fondo para la educación de su hijo, terminó siendo de $700,000 pesos.

De ganancia, la póliza le reportó alrededor de $190,000 pesos.

Como nuestro Doctor contrató su seguro siendo su hijo muy pequeño, además de estar bien protegido en caso de fallecimiento, tuvo un seguro de vida durante 18 años, su suma asegurada se fue ajustando a la inflación, de igual manera las primas que él fue aportando cada año, se fue generando una ganancia.

Tal vez durante los primeros años de su póliza, sus estados de cuenta iban reportando menos, pero conforme va pasando el tiempo, van generándose sus “Valores Garantizados”, que crean una Dote Financiera, que el año 1 y 2 siempre van a reportar en cero y a partir del año tres empieza a generarse y a crecer con el tiempo.

Esta es una historia que nos da mucho gusto compartirla con ustedes, porque, además el Doctor siempre hizo los pagos de sus primas a tiempo, con mucho esfuerzo para cada año no fallar en sus aportaciones.

Al final, el hijo de nuestro Doctor decidió estudiar… ¡Medicina!

Los seguros educacionales ¡funcionan! Y funcionan muy bien, como la historia que acabamos de platicar.

Funcionan si tienes un objetivo y cumples anualmente con tu compromiso de ahorrar para la educación de tu hijo.

También va a depender de la edad de tu hijo cuando lo contrates, entre más pequeño, mayor va a ser el ahorro que generes y la ganancia que tengas.

Si puedes voltear a ver a los seguros educacionales como una opción de protección y de blindaje financiero para tu familia ya que tienen varios beneficios

  • El primero es que te garantizan que si tu llegas a faltar antes de que él cumpla 18 años va a tener el dinero suficiente para seguir estudiando
  • El segundo es que te protegen contra una situación de invalidez total , y permanente
  • El tercero es que los seguros educacionales, en pesos, se van ajustando a la inflación
  • El cuarto es que también te puede dar una ganancia, sobre tu fondo de ahorro

¿Cuándo es ideal contratar un seguro educacional?

Cuando tu hijo recién acaba de nacer, es el momento ideal porque tienes 18 años por delante que es un tiempo mas que suficiente para garantizar su educación.

Si estás interesado en contratar este tipo de seguros, puedes contactarnos a través del cuestionario que encuentras en nuestra página www.previsionfinanciera.com  y con gusto podremos orientarte para que puedas asegurar la educación de tus hijos

Para que sirve que me respeten mi antigüedad en mi póliza de gastos médicos

El tema del que vamos a hablarte hoy es muy sencillo, pero no es tan fácil de comprender.

“El que una póliza de Gastos Médicos te reconozca la antigüedad, no quiere decir que te va a reconocer los padecimientos previos”

Aquí te explicamos

Muchas veces, si ya tienes una póliza, ya tienes una antigüedad y de repente, por alguna situación, te enojaste con tu aseguradora, con tu agente, te está pareciendo muy cara ya tu póliza, y quieres cambiar de aseguradora, empiezas a investigar a cual te agradaría mas cambiarte, pero resulta que la aseguradora en donde estas, te ha pagado algunos padecimientos.

La aseguradora a la que te quieres cambiar te dice que si te respeta la antigüedad.

El que te vaya a respetar antigüedad no quiere decir que te vaya a respetar padecimientos previos, es muy importante reconocer esta diferencia.

Los padecimientos que ya hayas tenido con anterioridad a la contratación de tu nueva póliza, aunque te reconozcan antigüedad, no te los van a reconocer.

Te ponemos un ejemplo, una asegurada nuestra tiene su póliza individual pero quiere cambiarse a una de grupo que le acaban de dar a su esposo, ya que siente que no tiene caso estar pagando doble. Resulta que ella ya tiene un padecimiento cardíaco y otro ginecológico. Le comentamos que era muy riesgoso que se cambiara a la de grupo ya que tenía dos padecimientos que seguramente tendrían complicaciones posteriores y la nueva aseguradora se los podrían excluir.

Si tienes ya padecimientos, sobre todo crónicos, por ejemplo, diabetes, cáncer, cardíacos o cualquier padecimiento que pueda tener complicaciones posteriores o su recuperación va a ser muy larga, lo mas recomendable es quedarte con tu aseguradora y con la póliza que ya tienes, ya que la nueva aseguradora te va a reconocer antigüedad solo para eliminar periodos de espera.

Entonces, ¿para qué sirve que mi aseguradora nueva me reconozca mi antigüedad?

Sirve para eliminar los periodos de espera que pueda tener la nueva póliza en ciertos padecimientos.

Solo para eso sirve

Es por eso que no debemos confundir que te reconozcan la antigüedad con el que te reconozcan padecimientos que ya traías de la otra póliza.

Esto es importante para evitar que te lleves sorpresas y te vayan a tomar padecimientos anteriores como preexistencias y no te hagan el pago de esos tratamientos.

La Reflexión es, “en Gastos Médicos lo más recomendable es mantenerte con tu aseguradora el mayor tiempo posible”

Si necesitas asesoría para encontrar el seguro de gastos médicos que se adecue a tus requerimientos, estamos para ayudarte. Puedes contactarnos a través del cuestionario que encuentras en este sitio http://previsionfinanciera.com/

LO QUE DEBES SABER ANTES DE CONTRATAR TU PRIMERA PÓLIZA DE GASTOS MÉDICOS

Si estás pensando en contratar un Seguro de Gastos Médicos, pero no sabes cómo empezar a buscar opciones o qué aspectos debes considerar, hoy te voy a decir algunos puntos que debes tomar en cuenta.

Lo primero que debes saber al contratar tu primera póliza de Gastos Médicos Mayores, es  que tu prima anual o costo, se calcula de acuerdo a tu edad, género y lugar de residencia, estos factores combinados con los cinco siguientes darán como resultado la prima anual de tu póliza:

1) Suma asegurada.

2) Nivel de hospitales al que te dará acceso.

3) Tabulador de Honorarios Médicos.

4) Deducible.

5) Coaseguro.

Al elegir una combinación de los cinco factores anteriores estarás configurando los alcances y limitaciones de tu póliza.

Además de estas cinco coberturas básicas puedes pedir algunas adicionales, con costo, que te ayudarán a enriquecer tu cobertura.

Dado que estando completamente sanos, la posibilidad de que nos enfermemos es mucho menor que la de sufrir un accidente, al contratar tu primera póliza te recomiendo incluir la clausula de cero deducible por accidente. Así evitarás el pago de deducible.

Ahora pasemos a que conozcas dos conceptos muy importantes en tu póliza porque  siempre los  vas a pagar cuando tengas que usarla. Estos son:

  • Deducible
  • Coaseguro

En resumen debes saber que el Deducible y el Coaseguro son las dos primeras participaciones económicas que tienes tú al usar tu póliza de gastos médicos.

El Deducible sirve básicamente para determinar a partir de dónde un gasto médico se considera como gasto médico mayor. El Deducible en tu póliza lo verás expresado en una cantidad fija, por ejemplo, 10 mil pesos.

Después de pagar deducible, a todos los gastos procedentes se aplica tu segunda participación y es el Coaseguro. El cual verás expresado en porcentaje, por ejemplo, 10%

Va un ejemplo,

Total de gastos procedentes 100 mil pesos.

Deducible 10 mil pesos,

Coaseguro 10%                                             

$100,000

– Deducible                         $10,000

Sub total                              $90,000

-Coaseguro                           $9,000 (10%)

Total                                   $81,000

Del ejemplo anterior, de los 100 mil pesos totales la aseguradora paga 81 mil pesos y tú 19 mil (la suma de tu deducible más tu  participación de coaseguro).

Ahora que ya sabes qué factores combinados influyen en la prima anual de tu póliza ¿Qué más debes conocer? Finalmente, deberás revisar con especial atención las dos siguientes secciones:

1) Los Padecimientos con Periodo de Espera

2) Las EXLUSIONES.

Debes saber qué existen algunos padecimientos que se te cubrirán  después de que ya tengas un tiempo con tu póliza, estos  se conocen como Padecimientos con Periodo de Espera. Y también que algunos otros NUNCA te los cubrirán, estos se conocen como EXCLUSIONES.

Es por eso que después de solicitar una cotización de tu primer póliza de gastos médicos mayores, debes preguntar sobre los Periodos de Espera y las EXCLUSIONES que tiene.  Estos son dos puntos clave para conocer bien los alcances y limitaciones de tu póliza.

Espero que esta información te haya servido para entender mejor los aspectos claves que debes considerar al solicitar información sobre los seguros de gastos médicos mayores.

Recuerda que si necesitas asesoría sobre cómo contratar una póliza de este tipo, puedes solicitarla llenando nuestro formulario de contacto este sitio. En Previsión Financiera Integral nos encantará regalarte tu primera sesión de asesoría personalizada vía Skype. ¡Llevamos casi 25 años asesorando a personas como Tú!

12 datos sobre los seguros en Internet

Hoy te quiero compartir estos datos que nos proporcionó Accenture a partir de una encuesta a más de 6,000 consumidores en 11 países y nos dan una idea de las tendencias sobre la compra de seguros en Internet. También tuvimos oportunidad de platicar sobre el tema con su director en México, Daniel Laniado.

Leer más

Los agentes de seguros son amarillistas y sensacionalistas

Tal vez con lo que te cuento en esta columna a veces te parezca que soy amarillista, sensacionalista o no sepas cómo llamarle. Los temas que trato aquí son temas que a la mayoría de las personas no les gusta tocar.

De los cuales, sí puede, los evita. No le gustan. Hablar de la posible muerte prematura no es una cosa fácil para nadie. Lo sé. Menos de la posibilidad de enfermarse o llegar a invalidarse total y permanentemente. Leer más