Cómo saber cuanto cuesta estudiar un año en el Tec, la ibero, el ITAM o la Anáhuac.

Hoy es un día especial. No es cualquier lunes. Ayer, en México, fue el último día de las vacaciones de veranos para poco más de 28 millones de niños que estudian la Primaria y Secundaría. No importa si eres papá de uno de ello o no, hoy será un día diferente en tu vida.

Leer más

Cómo garantizar El Caminito a la universidad. Una buena educación para nuestros hijos

Mi intención con el Post de ayer no fue para nada contribuir con la angustia familiar. Sé que escribí sobre las duras estadísticas, dí algunos datos duros, regularmente evito concientizar por el lado del miedo, pero esos datos son una realidad de México. Que nos hablan del largo camino que puede representar terminar la universidad. Sobre Todo si financieramente no lo planeamos. Cuando nuestros hijos lleguen a la edad universitaria es probable que estemos cerca de los 50 años o incluso seamos mayores. Eso para nuestra posibilidad de generar ingresos es un dato importante. Enfrentar el gasto de la universidad de los hijos a esa edad, con los ingresos de entonces, puede ser una verdadera lata y un sacrificio.Hablé sobre dos posibles soluciones por medio de los Seguros. Unos Garantizados y otros que llamé Flexibles. Prometí ahondar en el tema de cada uno en esta semana. Debido a los correos que recibí al respecto, hoy abordaré sobre los Planes Educacionales que yo le llamo “de Paquete”. Este tipo de Seguros son para los padres que necesitan que los obliguen a ahorrar y que no puedan tocar el fondo tan fácilmente. Son muy buenos para generar un Ahorro Garantizado con pequeños esfuerzos. Para efectos prácticos tomaré el ejemplo de la misma familia de ayer. Un dato más, el padre tiene 39 años. Recuerden que recomendé que no se destinara para este objetivo más del 15% de sus ingresos actuales.

Con esos datos en mente, elaboré como funcionaría con esta familia los Seguros de sus hijos. Tomé como moneda el dólar. El Ahorro debe garantizar que no perderá poder adquisitivo en el tiempo. Si los padres destina el 10% de sus ingresos actuales ellos pueden ahorrar cada año 2770 dólares. (30,000 pesos mensuales x 12meses x $13 pesos del T.C. x 0.10) Ahora veremos para qué les alcanza. No podemos dividirlo sólo entre dos y destinar así a cada hijo, por la diferencia de edades de cada quien. Lo que hice fue garantizar que cada niño tenga el mismo ahorro. Resulto que con ese ahorro, puede garantizar que cada hijo tenga 18,000 dólares para su universidad.¿No suena mal verdad? Ahora los detalles:

En el caso del hijo de 9 años deben ahorrar 1890 dólares fijos, cada año durante los próximos 9. Esto hace un total de 17,010 dólares ahorrados. Recibe casi 1000 dólares de “Interés”. Garantiza además que si el padre fallece, el hijo recibe en ese momento 36,000 dólares, para pagar los grados que faltan para llegar a la universidad. A los 18 años recibe su ahorro de 18,000 intacto para el pago de la universidad. Todo esto sin más aportaciones. Garantiza al padre que si llegara a invalidarse por accidente o enfermedad para trabajar, deja de aportar y recibe los mismos 36,000 para cubrir colegiaturas restantes y mantiene su protección por fallecimiento y Ahorro Garantizado durante el tiempo restante del plan. Ya no suenan mal los intereses ¿verdad? En resumen en caso de fallecimiento se reciben 54,000 dólares. En caso de Invalidez y fallecimiento posterior se reciben 72,000. Garantizado.

En el caso del hijo menor el ejemplo cambia un poco. Su aportación anual es de 1,100 dólares fijos anules durante 15 años. Son 16,500 en total. Recibe los mismos 18,000. lo que representa 1,500 de “Intereses”. Aquí por la edad calculé la protección por fallecimiento e Invalidez por 54,000 dólares. Lo demás funciona igual.

En resumen, la familia ahorrando poco más del 10% de su ingreso actual puede garantizar un Patrimonio para la educación de sus hijos. La palabra clave aquí es Garantizado. Recomiendo que se haga de la siguiente forma: Iniciar con la primera aportación anual de cada uno. El siguiente mes inicien con aportaciones mensuales ( la anualidad dividida entre 12) con cargo a su Cuenta de Cheques o Debito ( para evitar cargar a la T.C.) y continuar así hasta que se llegue al final del plazo. De esta forma Garantiza que de su ingreso mensual se apartara automáticamente para este fin.

Espero que el ejemplo no halla sido enredado y largo, pero esa forma es la más rápida y corta que encontré para explicar el caso. Recibo sugerencias y opiniones en eloylopez@previsionfinanciera.com . Con gusto les envio los archivos de los ejemplos. ¡Hasta mañana!

Caminito de la escuela

 

Apurándose a llegar, dice la canción. Ahora que inicia nuevamente el ciclo escolar, y veo a los padres preocupados por el costo económico del regreso a clases, no puedo dejar de pensar en todo el camino que falta por recorrer para llegar en verdad a buen fin: Terminar la Universidad. El camino inicia en preprimaria y termina, al menos para los padres, con la licenciatura. Para la economía de las familias esto puede resultar agobiante. La pura educación universitaria puede costar lo mismo que todos los demás grados juntos.El camino es largo y los datos son impactantes. De cada 100 niños que inician en la primaria sólo 2 terminan la universidad. 98 se quedaron en el camino; Más del 50% es por cuestiones económicas. En la clase media el asunto no cambia mucho pues sólo sube a 5 graduados y los que se quedan también influye la parte económica.

Constantemente recibo muchas dudas de los padres de familia que me preguntan si de verdad valdrá la pena adquirir un Seguro para garantizar la educación de los hijos. Mi respuesta es sí. Lo importante es hacer una evaluación de diferentes factores para saber cuál Plan se debe contratar para que de verdad se logre. No tiene caso intentar garantizar un ahorro para estudiar en Hardvard si la familia no tiene los ingresos suficientes, y esto se volverá un mal negocio y podrá dejar en la calle a la familia si el monto de ahorro anual es alto. Deben evaluar en primer término dónde les gustaría y saber cuánto cuesta estudiar en esa escuela, o una del mismo tipo.

Para efectos prácticos pondré un ejemplo; Una familia que gana $30,000 pesos mensuales. Quiere que sus hijos estudien en el Tec de Monterrey. Son dos uno de 9 y otro de 3 años. El costo total actual de una carrera administrativa, en cualquier campus del Tec, es de $618,750 (tomando en cuenta 9 semestres de $68,750 cada uno). Calculando que al hijo mayor le faltan 9 años para ingresar deberán ahorrar para su él $68,750 cada año durante los próximos 9. Para el menor tienen 15 años para lograrlo, lo que hace que para el sean $41,250 de ahorro anual. Sumando los dos ahorros indican que la familia debe dedicar $110,000 pesos anuales durante los próximos 9 años. Los restantes 6 sólo deben hacerlo para el menor.

El dato anterior puede resultar desmotivante para la familia porque representa que deben ahorrar más de la tercera parte de su ingreso actual sólo para ese fin. Si logran hacerlo, en realidad será un verdadero sacrificio que no les recomiendo. Mi primera recomendación es que, para ese Fin, no ahorren más del 15% de su ingreso actual. Esto les garantiza que tendrán cuando menos la mitad del costo de la carrera. Ya es un buen principio. Es mejor tener para el arranque que no tener nada o desistir en el camino. La otra mitad se puede pagar en el momento o solucionar con una Beca, si es que los ingresos de la familia no mejoraron con el tiempo. Opciones habrá se los garantizo.Mi segunda recomendación es que puedan determinar el tipo de personalidad que tienen al momento de ahorrar. Ya hablé de eso en el pasado. No todos ahorramos igual. Si somos de las personas que nos deben obligar a ahorrar porque de otra forma nunca lo haremos, recomiendo que contraten un Seguro Educacional tal cual y que determinen el monto de la forma anterior. Estos seguros garantizan un monto deseado y tienen los candados suficientes para evitar que los padres “tomen prestado” y obligarlos a llegar a la meta. Esto es excelentes para los niños con padres que les cuesta ahorrar.
Por otro lado si somos lo suficiente ordenados y disciplinados con el manejo de nuestro dinero recomiendo que se haga por medio de otro tipo de Planes de Seguros.No necesariamente Educacional. Debe ser un Seguro Flexible. Tanto que me permita sacar meter y dinero en el momento que lo necesite. Que si hoy tengo ingresos adicionales pueda meterlos sin problema y que además ganen intereses. Que no tenga tantos candados ¿Recuerdan el Edificio Financiero de Horacio? Pues se está construyendo sobre un Seguro de este tipo.

Por cuestiones de espacio aquí le paro el día de hoy. Prometo continuar en esta semana de regreso a clases con los diferentes tipos de Seguro que existen y cómo evaluar cuál es la mejor opción para cada uno de ustedes. Espero sus comentarios. ¡Hasta Mañana!

Los niños y los Seguros

Cuando mi hijo mayor me preguntaba, hace como 5 años, en qué trabajaba y yo le decía que en Seguros; él siempre ponía cara de ¿eso con que se come?.Explicarle a un niño sobre los Seguros es algo divertido, porque requiere de ser creativo. Pensé en diferentes formas de explicarle lo que hacen los Seguros. Recuerdo que la vez que le dije que si me pagaba un peso y si algo le pasaba a su juguete preferido yo se lo reponía, me empezó a entender. Las preguntas que me hizo después fueron más interesantes. Recuerdo que me decía ¿ y tu que ganas? si mi pelota se pierde me pagaras $10 pesos.

Al explicarle que para que funcionara, todos sus amigos, o la mayoría, tendrían que darme un peso para proteger a su juguete preferido. Que los juguetes deberían ser más o menos del mismo precio para que fuera justo. Ya empezó a entender, y me dijo que me daba el peso para que yo cuidara su muñeco preferido. Me divirtió la forma en que capto la idea porque estaba dispuesto a pagar para prevenir una posible perdida. Lo mejor, le diría a sus amigos que me dieran todos un peso para yo cuidara sus juguetes.

Parece que ellos que tienen toda la vida por delante podrían tener más seguridad. Me he dado cuenta de que como tienen algunos temores normales de su edad, los Seguros pueden ser que les ayuden a fortalecer su seguridad sobre el futuro o lo que pueda pasar.

Recuerdo que, después de entender el concepto de los Seguros, una vez me pregunto que si un Seguro de Vida garantizaba que no me moriría. Después de reponerme de la pregunta le contesté que no, que lo que en realidad hacen es que si algo me pasaba a él no le faltaría nada para seguir recibiendo sus juguetes, su ropa, sus vacaciones, su escuela y todo lo demás. Pensé que se pondría triste pero recuerdo que me dijo que al menos podría segur recibiendo cosas de mí.

Con el tiempo hemos profundizado en el tema y hoy que tiene nueve pues entiende muy bien el objetivo de un Seguro. Le ha tocado muchas veces ir conmigo a los hospitales a visitar a algún cliente que operaron y lo veo que se siente bien y seguro. Él pensaba que yo les pagaba cuando se enfermaban. Después le hablé de las Compañías de Seguros que son las que en realidad me respaldaban. Desde que me acuerdo dice que soy Mr. Increíble, de la película de Los Increíbles, porque también se dedica a los Seguros.

Debemos hablar con los niños sobre el tema de la Previsión Financiera. Como cualquier tema de prevenir tiene muchas ventajas. Es importante crear cultura al respecto porque se acostumbraran a hablar sobre el tema y a ser previsores sobre su futuro. Eso les dará una sensación de mayor control sobre su vida y diminuirá la angustia de la incertidumbre sobre el futuro que la mayoría de los niños tiene.

Dejaran menos cosas al azar y sabrán que ciertas cosas pasan y no las podemos evitar, pero que si podemos evitar que la perdida sea mayor. Que siempre habrá alguien que pueda ayudarnos a pagar ese juguete que se rompió o esa pelota que se poncho. Que no podemos evitar completamente que las personas enfermen pero si evitar que pierdan su patrimonio por recuperar la salud. En fin creo el tema da para mucho. Creo que prepararé una Presentación para hablar de Seguros con los niños.

Dejen sus comentarios al respecto.

Los niños y el dinero


Al final de la semana pasada leí en el Blog de Roberto Morán sobre si los niños deben ahorrar. Reflexioné al respecto del tema. Pensé en mis hijos. Estaba convencido de que sí deben hacerlo. No estaba de acuerdo en que lo hicieran por medio de las estampas que pretenden darles en la SEP.

Mis hijos me dieron una sorpresa. Querían comprarse un juguete de la película de Transfomers. Su mamá les dijo que no tenía dinero. Ellos recordaron que tenían $30 pesos, que recibieron como Domingo de parte de su abuelo. Les faltaba algo así como $60 pesos para el juguete. Mi hijo mayor, de nueve años, pensó en que la mejor opción era multiplicar el dinero. Ideó vender dulces para completar el resto. Es importante mencionar que no es la primera vez que lo hace. Ahora invitó a su hermano, que tiene tres años.

Invirtieron los $30 pesos en comprar Pulparindos y Galletas Mamut. Hicieron paquetes de a 5 pesos. El primer día ganaron $60 pesos. Al final de la semana generaron una de ganancia $300 pesos. Multiplicaron su capital inicial 10 veces, con una hora diaria de trabajo; digamos dos. Con sus ganancias se compraron dos juguetes, se fueron al cine a ver Harry Potter con todo y palomas. En la noche del viernes terminaron la semana festejando en Burguer King, con hamburguesa y todo, y después cenando en los tacos.

Estuve muy tentado a decirles que guardarán su dinero y que lo invirtieran en una cuenta y lo hicieran crecer, o algo parecido. Me dediqué sólo a observarlos. Me quedé callado y aprendí muchas cosas al respecto. Tenían un primer objetivo y lo alcanzaron; se dieron cuenta que sí pudieron y se pusieron otro más y lo lograron. Decidieron festejar su esfuerzo y no podía privarlos de hacerlo.

Creo que en las finanzas, como todo en la vida, a los niños primero deben divertirse y después tener ciertas responsabilidades. Estuve muy tentado a decirles que ahorraran pero me sorprendió ver que además se están volviendo compradores inteligentes. En la siguiente semana les hablare sobre “el juego” de las inversiones y lo divertido que puede ser para ciertos objetivos mayores.

La experiencia ha sido bastante agradable, adicional a que me ha cambiado la forma de pensar sobre su futuro. Creo que si los sigo apoyando a que logren sus metas financieras pues terminaran pagándose solos su propia educación. Creo que serán el mejor Seguro Educacional que pueda tener. Es sólo una idea inicial que requiere de ser pulida pero creo que un ahorro para su educación lo podré dedicar para que inicien su propio negocio, que les ayude para pagar su Universidad.

Pensé en eso porque acabo de terminar la Universidad y tengo varios amigos que desde los 18 tienen su propio negocio, y con él se pagaron sus estudios. Creo que mis hijos con guía adecuada podrán ser de ese grupo de jóvenes.

Se me ocurre que si canalizamos ese esfuerzo de forma adecuada llegarán a los 18 años siendo independientes financieramente. Para el mayor me quedan 9 años para lograrlo y para el menor 15. Creo que es tiempo suficiente para volverlos Inversionistas. Que aprendan todo lo relacionado a cómo hacer que el dinero trabaje para ellos.

Quiero decirles que me siento muy orgulloso de ellos además de que tengo un reto por delante bastante retador. Que además me queda mucho por aprender sobre cómo los niños ven el dinero. Los veo la próxima. Dejen sus comentarios.