¿Qué tan buenos son los Seguros Educacionales?

Un tema que nos gusta mucho en Previsión Financiera Integral son los Seguros Educacionales, principalmente por la función que tienen con las familias.

Un gran número de familias no tienen oportunidad de que sus hijos estudien donde ellos quisieran.

Los seguros educacionales nos parecen una excelente herramienta para que, además de proteger a sus hijos, en caso de que los padres llegaran a morir,  garantizan además, que sus hijos sigan estudiando, incluso hasta una carrera profesional.

Somos firmes creyentes de que las personas debemos tener la posibilidad de estudiar donde queramos no “donde podamos”.

Creemos que las personas deben ahorrar de una forma sistemática para ese objetivo, el que nuestros hijos estudien donde ellos lo decidan.

Ahora que está muy de moda que las personas ahorren en fondos de inversión o algún otro tipo de instrumento, se empezó a comparar mal a los seguros educacionales.

Muchas personas empezaron a decir que los seguros educacionales “no funcionaban” porque entregan menos dieron que el que se va aportando a lo largo del plan, que están obligados a estudiar en una institución predeterminada o no te entregan tu dinero y algunos otros “mitos” sobre este tipo de seguros.

Les quiero platicar la historia de uno de nuestros asegurados, quien contrató el seguro educacional para su hijo hace 18 años, cuando su hijo tenía apenas 2 meses de nacido. El es Doctor.

Empezó queriendo garantizar $360,000 pesos para que su hijo pudiera estudiar la universidad. Él tenía ya un presupuesto para aportar e iniciar el ahorro para la educación de su hijo, con esa aportación fue que pudo garantizar esos $360,000 pesos para cuando su hijo tuviera 18 años, ajustados a la inflación.

El Doctor inició aportando $17,000 pesos y su última aportación, el año pasado fue de más o menos $43,000 pesos, porque sus aportaciones también se fueron inflacionando.

Cuando llega el momento de iniciar el trámite para poder entregarle su ahorro, él tenía la idea de que se le iban a entregar alrededor de $400,000 pesos, él había aportado mas o menos $580,000 y calculaba que se le iba a entregar una cantidad menor a sus aportaciones, por la cobertura del seguro que tuvo todo el tiempo que duró su plan.

En realidad, el Doctor recibió mas de $700,000 pesos…

Y no lo podía creer, todo esto fue por la inflación y los beneficios que tienen este tipo de pólizas.

Esta fue una póliza contratada hace 18 años que, de inicio le daba una protección por fallecimiento de $900,000 pesos y termió siendo de $2,400,000 pesos,  porque año con año se fue actualizando a la inflación registrada. Esto en la parte de su seguro de vida.

En la parte del fondo para la educación de su hijo, terminó siendo de $700,000 pesos.

De ganancia, la póliza le reportó alrededor de $190,000 pesos.

Como nuestro Doctor contrató su seguro siendo su hijo muy pequeño, además de estar bien protegido en caso de fallecimiento, tuvo un seguro de vida durante 18 años, su suma asegurada se fue ajustando a la inflación, de igual manera las primas que él fue aportando cada año, se fue generando una ganancia.

Tal vez durante los primeros años de su póliza, sus estados de cuenta iban reportando menos, pero conforme va pasando el tiempo, van generándose sus “Valores Garantizados”, que crean una Dote Financiera, que el año 1 y 2 siempre van a reportar en cero y a partir del año tres empieza a generarse y a crecer con el tiempo.

Esta es una historia que nos da mucho gusto compartirla con ustedes, porque, además el Doctor siempre hizo los pagos de sus primas a tiempo, con mucho esfuerzo para cada año no fallar en sus aportaciones.

Al final, el hijo de nuestro Doctor decidió estudiar… ¡Medicina!

Los seguros educacionales ¡funcionan! Y funcionan muy bien, como la historia que acabamos de platicar.

Funcionan si tienes un objetivo y cumples anualmente con tu compromiso de ahorrar para la educación de tu hijo.

También va a depender de la edad de tu hijo cuando lo contrates, entre más pequeño, mayor va a ser el ahorro que generes y la ganancia que tengas.

Si puedes voltear a ver a los seguros educacionales como una opción de protección y de blindaje financiero para tu familia ya que tienen varios beneficios

  • El primero es que te garantizan que si tu llegas a faltar antes de que él cumpla 18 años va a tener el dinero suficiente para seguir estudiando
  • El segundo es que te protegen contra una situación de invalidez total , y permanente
  • El tercero es que los seguros educacionales, en pesos, se van ajustando a la inflación
  • El cuarto es que también te puede dar una ganancia, sobre tu fondo de ahorro

¿Cuándo es ideal contratar un seguro educacional?

Cuando tu hijo recién acaba de nacer, es el momento ideal porque tienes 18 años por delante que es un tiempo mas que suficiente para garantizar su educación.

Si estás interesado en contratar este tipo de seguros, puedes contactarnos a través del cuestionario que encuentras en nuestra página www.previsionfinanciera.com  y con gusto podremos orientarte para que puedas asegurar la educación de tus hijos

¿Qué compras cuando compras un seguro?

En realidad lo que compras, cuando compras un seguro es dinero

Es dinero para cuando más se necesite, eso es lo que te da una póliza de seguro.

Vamos paso a paso

¿Por qué decimos que lo que compras en una póliza de seguro es dinero? Y además, dinero barato

Te puede sonar muy frío el término, puede sonar fuera de lugar, te explico:

Imagina que cuando tu o alguien de tu familia enferma, lo que necesitas es dinero. Va un ejemplo, un asegurado nuestro sufrió un accidente y tuvo que ser hospitalizado y sometido a una cirugía de urgencia. Este asegurado por su póliza paga alrededor de $17,000 pesos anuales, su entrada al hospital, desde el viernes por la noche hasta el martes por la mañana, mas la cirugía, el quirófano y todo lo que se requirió le dio una cuenta total de $189,000 pesos y únicamente pagó $18,000 pesos de coaseguro.

Nuestro asegurado, cuando compró su póliza, en realidad compró dinero para poder pagar su cuenta de hospital y todos los gastos que llegaran a surgir de esa emergencia médica, para cuando más se necesito ¿cierto?

Es por eso que nosotros estamos convencidos de que cuando compras una póliza, compras dinero, para que lo puedas usar cuando más se necesite.

Si compras una póliza de retiro, lo que estás comprando es la garantía de que cuando cumplas 60 o 65 y te retires, tengas dinero. Estás comprando dinero barato para cuando te retires, ya que cuando estás ahorrando para tu retiro y empiezas desde joven, te va a regresar mucho más dinero del que aportaste y ajustado a la inflación. Compraste dinero para cuando seas un adulto mayor.

Así podemos poner muchísimos ejemplos.

Y no sólo es comprar dinero barato, es lo que vas a hacer con ese dinero, lo que te va a ayudar ese dinero en una emergencia, en una situación que salga de tu control, en algún plan a largo plazo.

Lo que compras cuando compras un seguro es tu tranquilidad financiera.

Esto es lo que hemos hecho nosotros en Previsión Financiera, durante 25 años, ayudarle a la gente a comprar dinero barato para cuando más lo necesiten, a garantizar su tranquilidad financiera.

Si necesitas asesoría sobre temas de seguros de Vida, Retiro y Gastos Médicos, puedes contactarnos a través del cuestionario que encuentras en este sitio http://previsionfinanciera.com/

Lo que tienes que saber antes de contratar tu seguro de ahorro

Si estás a punto de adquirir un seguro de ahorro, bien sea un dotal, uno de retiro o uno de devolución de primas, te tengo algunos consejos para antes de hacerlo. ¿Los quieres?

Mi primer consejo es que antes de contratar un seguro de ahorro debes identificar qué tipo de seguro es, si es dotal, vitalicio con fondo o uno de devolución de primas.

También pregunta si los valores que se presentan son garantizados o dependen de que el plan gane alguna tasa de interés en ese tiempo.

Los seguros dotales tienen una característica con la cual los puedes identificar: la suma asegurada por fallecimiento o por supervivencia, al final del plazo pactado, necesariamente debe ser la misma.

Cualquier seguro de ahorro que contrates dependerá de tus aportaciones para ir creando el fondo garantizado que puedes estar viendo en la propuesta, esto significa que, si dejas de hacer las aportaciones anuales acordadas, tu ahorro garantizado no se formará. Y si esto pasa podrás recibir menos dinero.

Otro consejo que te doy es que debes pensar muy bien qué cantidad puedes aportar cada año pase lo que pase, por ejemplo, ¿que va a podría pasar si de repente te quedas sin trabajo? ¿si cambia tu situación financiera? ¿si tienes gastos extraordinarios?

Los seguros dotales van generando una dote financiera, la cual es menor los primeros años y mayor de la mitad en adelante. Por ello contrata algo que puedas pagar siempre.

Si contratas un seguro de ahorro con valores garantizados y dejas de pagarlo en poco tiempo puedes perder dinero. Por ello debes contratar el monto que sea más cómodo para ti. Evitarás perder.

No contrates seguros de ahorro que superen tu capacidad de ahorro. No uses el escenario más optimista de ingresos futuros, mejor usa el peor escenario.

Déjame decirte que está comprobado que un gran número de seguros de ahorro se dejan de pagar de los tres a los cinco años. Es justo donde puedes perder más dinero. Por eso es muy importante planear tu aportación futura.

También debes identificar si lo que te están ofreciendo es un  seguro de ahorro o uno de  inversión; estos últimos tienen acceso a fondos de inversión y por lo tanto tienen riesgo.

Cuando platiques con tu agente pregúntale si el seguro que estás evaluando es de ahorro garantizado o de inversión. Y si la proyección que te está presentando es garantizada o no.

Los seguros de inversión regularmente  deben usar una tasa de interés futura. La cual se calcula de forma libre. Entonces debes preguntar en qué se basó y evaluar distintos escenarios con distintas tasas.

Si se usa una tasa de interés muy alta y un escenario muy, muy optimista corres el riesgo de estar viendo algo demasiado bueno para ser verdad y poco factible de cumplir.

Considera que  los seguros de ahorro son temas de mediano y largo plazo. No debes verlos como algo de corto plazo, pero tampoco es recomendable que los contrates con plazos de pago muy largos, si quieres contratar un plan vitalicio con ahorro contrata el plazo de pago menor. Máximo de 15 años de pago.

Está comprobado que en los seguros de ahorro las personas ahorran sin problemas 10-12 años. Después se les vuelve complicado hacerlo. La vida cambia.

En la actualidad hay seguros dotales con cobertura de muchos años pero plazos de pago cortos. Por ejemplo 10 años de pago y cobertura hasta los 60 o 70 años.

También hay seguros vitalicios con fondo de ahorro garantizado pero plazos de pago muy cortos. De 5 años el más bajo. Recomiendo ese plazo o si no 10 o 15 años máximo de pago.

Los seguros dotales de largo plazo de cobertura pero de pagos limitados te dan la tranquilidad de no tener que estar pagando cada año hasta que seas mayor.

Tanto en los seguros dotales como en los seguros vitalicios de pagos limitados tu dinero sigue creciendo después del plazo de pago y sin que tú aportes más dinero.

En resumen, elige el plazo de pagos más pequeño que puedas, así garantizas que tu seguro hará crecer tu dinero, te protegerá y sin que tengas que estarlo pagando  muchos años.

Mi último consejo, pero no menos importante: pregunta sin miedo de dónde sale cada número que te presentan y cómo fue calculado.

Al contratar seguros dotales debes aplicar la primera regla del inversionista: Conocer los costos de entrada y los costos de salida.

Los seguros dotales y de ahorro pueden ser tus mejores los aliados si dedicas el tiempo suficiente a encontrar el que sea mejor para ti y a conocer sus alcances y sus limitaciones. No compres un seguro de ahorro o inversión que te prometa que te volverás millonario.

Comprar un seguro de vida con ahorro puede ser una de las mejore la cosas que hagas en tu vida. ¡Compratelo! Solo antes asesorarte bien. Pregunta.

Recuerda que si necesitas asesoría sobre cómo contratar una póliza de este tipo, puedes solicitarla llenando el formulario de este sitio http://previsionfinanciera.com/

¿Cuáles son las escuelas más caras de Estados Unidos?

Columbia University $44,170.08 $13,251
Carnegie Mellon University $42,778.80 $12,834
University of Chicago $41,912.82 $12,574
University of Southern California $41,842.44 $12,553
Brown University $41,636.40 $12,491
Johns Hopkins University $41,493.60 $12,448
University of Pennsylvania $41,324.28 $11,236
Duke University $41,281.44 $12,384
Dartmouth College $41,245.74 $12,374
Washington University in St. Louis $41,181.48 $12,354
Northwestern University $41,051.94 $12,316
Georgetown University $41,007.06 $12,302
University of Richmond $40,810.20 $8,650
Vanderbilt University $40,730.64 $12,219
University of Notre Dame $40,717.38 $10,575
Cornell University $40,459.32 $12,403
Massachusetts Institute of Technology $39,996.24 $11,587
Stanford University $39,985.02 $11,996
Emory University $39,941.16 $13,256
Babson College $39,820.80 $13,134
Boston College $39,300.60 $12,895
Harvard University $39,184.32 $11,755
Yale University $39,066.00 $11,720
Wake Forest University $38,970.12 $10,618
Washington University $38,556.00 $12,301
Villanova University $38,479.50 $10,526
New York University $37,756.32 $13,491

Princeton University $37,372.80 $11,212
California Institute of Technology $37,007.64 $11,102
University of Michigan $35,416.44 $9,102
Rice University $34,446.42 $10,334
University of California–Berkeley $34,421.94 $10,327
University of California–Los Angeles $34,333.20 $10,300
University of Texas at Austin $30,065.52 $9,794
University of Virginia $29,635.08 $8,456
Miami University $26,726.04 $9,647
Indiana University $25,774.38 $7,732
University of North Carolina-Chapel Hill $22,188.06 $8,843
Brigham Young University $8,751.60 $6,977

¿Ahorro para mi retiro o para la universidad de mis hijos?

Ayer por la tarde estaba leyendo sobre las padres y madres “tardíos” y la ansiedad financiera que viene acompañada de la alegría de ser padres. Ellos son las personas que, por distintas razones, empiezan a tener a sus hijos entre los  35-40 años de edad. Justo al terminar mi lectura empecé a compartir en Twitter algunos datos, reflexiones y consejos, respecto del dilema que representa tener que elegir entre ahorrar para tu retiro o para la educación universitaria de los hijos. Ahora quiero compartirlos contigo, por si estás en una situación similar sepas que hacer.

Empecemos por responder ¿Qué les preocupa a éste tipo de papás y mamás? tienen ansiedad principalmente por el retiro y la muerte prematura de uno de los dos, antes de que los hijos lleguen a ser económicamente independientes. Por ejemplo un hombre que es padre a los 37 años estará entrando a su edad de retiro cuando su hijo, hoy recién nacido, esté acabando la universidad, a los 23 años aproximadamente. Es entonces que se enfrentan la disyuntiva que representa tener que elegir entre de ahorrar para la educación universitaria de sus hijos o el retiro de ambos. Además de la apremiante necesidad que tienen de contar con un seguro de vida.

Si tú enfrentas hoy una situación similar permiteme darte consejo: Elige ahorrar para tu retiro. Piensa que los gastos de la universidad de tu hijos duran sólo cinco años. Los de tu retiro pueden durar 20 años o más. No lo sabes. ¡Elige correctamente, no lo dudes ni un momento! Si no ahorras para la universidad de tus hijos ellos tendrán siempre la opción de una beca, o algún financiamiento de cualquier otro tipo. NO existen becas o financiamientos para el retiro. ¿ O sí?

Ahora, si tu hijo, o hija, te preguntan ¿por qué no ahorraste para mi universidad? puedes responde  de forma clara y contundente: “ Porque ahorré para que NO tengas que mantenerme en mi retiro.” antes de que puede volver a cuestionarte Pregúntales ¿Qué prefieres? ¿pagar una beca o crédito escolar? o ¿Mantenerme en mi retiro mientras siga viviendo? Espera respuesta. Lo que te garantizo es que empezarás a obtener caras sino de aprobación si un poco más de comprensión de su parte. Los dejarás pensando respecto a la libertad financiera de cada quien y en la responsabilidad que quieren enfrentar. La de hacerse cargo de su vida financiera o de la tuya. Sin duda van a elegir la de ellos.

Antes de que te preocupes o te angusties déjame decirte que no busco de ninguna forma decirte cómo debes educar a tus hijos. Lo que quiero es hacerte patente que si debes elegir entre una u otra cosa debe ser siempre por tu retiro, Con eso les estarás haciendo un favor más grande que pagarles las colegiaturas de su universidad. Sé que lo ideal sería que pudieras ahorrar para ambas cosas, sólo que debemos reconocer que jay veces que no se pueden las dos y de eso justo se trata éste post, De como resolver el problema o dilema de tener que elegir entre una y otra cosa.

Recuerda que ésto lo escribí para ayudarte a disminuir la ansiedad financiera que puedas llegar a sentir después de que nace tu hijo y que eso te genera sentimientos encontrados de felicidad y preocupación. La idea es que sepas que hay formas de resolver el tema y que puedes ser feliz siendo padre a la edad que tú elegiste sin que ésto repercuta negativamente en tu futuro financiero.

Debes saber que los seguros de retiro son una solución ideal para resolver más de una de éstas necesidades que representa el ser padre o madre “tardío”, porque combinan seguro de vida con alta recuperación garantizada para tu retiro. Tal es el caso del Plan Proyecta 10 de GNPdel cual ya te hemos hablado aquí y que puede ser una excelente solución para ti. Además de otros seguros.

Espero haberte ayudado a resolver el problema que representa tener que elegir entre ahorrar para tu retiro o para la educación universitaria de tus hijos. La idea de éstos consejos y reflexiones es para ayudarte a tener más claro el tema. Recuerda que si necesitas asesoría respecto a poder elegir el mejor seguro de retiro para tí, puedes pedirme una sesión de asesoría de 50 minutos por skype. Con éste tipo de asesorías he ayudado a muchos asegurados a elegir el mejor seguro para ellos. ¡Será un gusto poder asesorarte y ayudarte a ti también!

Por hoy es todo. Nos vemos en el próximo post. Por favor ¡Cuídate mucho!