10 Razones para tener un seguro de vida

¿Cuántas veces te has preguntado si necesitas o no un seguro de vida? Si no tengo hijos, si tengo hijos, no pienso tener hijos. Regularmente los seguros de vida están enfocados en las personas que tienen hijos ya que son ellas las que tienden a pensar en la necesidad de dejarlos protegidos. Sin embargo no es la única razón para contratar un seguro de vida.

Aquí te dejamos 10 razones por las que contratar uno

  1. Si tienes 35 años o más y eres casado (a). No importa si tienes o no hijos, ya necesitas pensar en un seguro de vida, éste te va a dar un panorama de ahorro a largo plazo.
  2. Si ya tienes hijos pequeños. No importa la edad que tengas, debe ser prioritario para ti. Un seguro de vida que te respalde y que a ellos les garantice un ingreso económico si tu llegaras a faltar, seas o no su principal sostén económico.
  3. Si trabajas por tu cuenta. No solo lo necesitas, te urge tener un seguro de vida, ya que son los únicos que, además de protegerte por una muerte prematura, también te protegen por una muerte económica. Hemos hablado sobre la muerte económica y es cuando te invalidas total y permanentemente, y ya no puedes generar ingresos. ¿Qué pasaría si llegaras a tener un accidente o una enfermedad que te invaliden por completo para trabajar? Dejarías de generar ingresos.
  4. Si eres madre soltera y la única proveedora de tu familia. También es urgente que pienses en un seguro de vida que respalde a tu hijo o hijos en caso de que llegaras a faltar.
  5. Si eres joven, de 30 y estás muy sano. Si tienes 30 años o menos y tienes una salud envidiable, es un excelente momento para contratar un seguro de vida. ¿Por qué? Porque la prima para contratar tu seguro de vida es muy baja y la aseguradora te la va a mantener a largo plazo. Además, al contratar tu seguro de vida, con una prima baja, puedes usarlo también como un medio de ahorro a largo plazo, para los planes que tengas a mediano y largo plazo.
  6. Si necesitas garantizar la universidad de tus hijos. Si necesitas crear un fondo de ahorro que les asegure a tus hijos estudiar en la universidad que ellos elijan, los seguros de vida son una excelente opción.
  7. Si necesitas garantizar un ingreso para ti en tu retiro. Hay seguros de vida que, mientras los vas pagando se va acumulando esa prima y al llegar a los 60 o 65 años te pueden devolver esa prima que tu pagaste mas algunos intereses. Es un excelente instrumento en el largo plazo para asegurar ingresos en tu retiro.
  8. Si necesitas garantizar un ahorro de largo plazo. Ya sea para pagar tu casa, para cumplir una meta financiera o para cumplir tus planes a futuro.
  9. Si tienes 40 años o más y ya tienes hijos. No necesitas un seguro de vida, te urge un seguro de vida. Ya estás en una edad en la que ya la salud no es la misma que a los 30, tu probabilidad de vivir más años, va disminuyendo.
  10. Si necesitas garantizar ingresos por invalides total y permanente. Que se pudiera parecer al punto tres. El único medio que te garantiza ingresos por invalides total y permanente es un seguro de vida, no importa la edad que tengas, no importa si eres empleado o si trabajas por tu cuenta. Piensa que sucedería si hoy o mañana, desafortunadamente tuvieras que enfrentarte a esta situación que ya no te permite generar ingresos. Recuerda que la muerte económica no te mata. Te deja con vida y te puede convertir en una carga para tu familia o la gente cercana a ti.

Como te puedes dar cuenta, todos los que somos económicamente activos, no importa la edad que tengamos, necesitamos un seguro de vida

Por qué importa más cuánto has guardado que cuánto has ganado

Una definición de la riqueza que nos gusta es “no importa cuánto dinero ganes, importa cuánto de ese dinero que has ganado, logras conservar contigo”.

Uno empieza a hacer riqueza cuando empieza a conservar una parte del dinero que gana y además, lo va haciendo crecer.

Te proponemos que hagas un ejercicio personal, reflexiona, de los últimos 10 años de tu vida, de todo el dinero que ha pasado por tus manos ¿cuánto tienes el día de hoy?

Cuando hacemos esta pregunta, muy pocas personas nos responde que sí tienen algo. Desafortunadamente para muchos, ha pasado mucho dinero por sus manos, pero han conservado muy poco.

¿Por qué sucede esto? ¿Por qué es que no guardamos dinero? Porque no tenemos el hábito. Existe dentro de nuestra cultura la idea de que todo el dinero que ganamos, nos lo tenemos que gastar, como si fuera una obligación.

Cuántas veces hemos visto a personas que tienen un sueldo y cuando se lo suben, empiezan a comprar cosas que antes no compraban y vuelve a subir su sueldo y ellos vuelven a incrementar su nivel de gastos a comprar cosas para las que antes no les alcanzaba, como si fuera una obligación nivelar sus ingresos con sus gastos.

Como si fuera un mantra “entre mas gano, mas debo gastar”.

Y esto sucede no solo porque estamos en un país consumista o porque vivimos en el capitalismo. Sucede por cultura.

Si recuerdas tu infancia, puede ser como la de muchos mexicanos, que nuestros padres tenían muchos hijos que mantener y su prioridad era “salir con el gasto de la semana” y cada vez el dinero les alcanzaba para menos cosas. De ahí que, si subía el ingreso de la familia, se empezaban a comprar más cosas, cosas que antes no compraban.

Hay muchas personas que piensan que para satisfacer todas las necesidades que ellos tienen, lo que necesitan es ganar mas dinero.

Ese círculo vicioso al que entramos muchas personas, hace que pase mucho dinero por nuestras manos y no tengamos la cultura de guardar un poco.

Ahora imagina que hubieras guardado un peso de cada diez, de todo el dinero que ha pasado por tus manos en los últimos 10 años de su vida ¿Cuánto tendrías?

Imagina a una persona que ha ganado un promedio de 10 mil pesos mensuales, en los últimos 10 años. En estos 10 años han pasado por sus manos $1,200,000 pesos. Si hubiera guardado un peso por cada 10 que gano, no importa dónde, en el banco, en la alcancía, debajo del colchón, hoy tendría $120,000 pesos. Así de simple.

Ese es el poder de guardar 1 peso, de cada 10 de los que ganamos.

¿Cómo podemos solucionar esto?

Primero, es hacernos desde hoy el hábito de empezar a guardar un peso de cada diez que ganemos. Empecemos el hábito de conservar una parte de nuestro dinero, no importa los gastos que tengan

Es a partir de hoy, no de mañana, no del año que viene. ¿Cuánto dinero crees que tendrás dentro de 10 años?

De ahí la importancia del concepto de riqueza que te mencionamos en el principio, es más importante el dinero que he logrado conservar, que todo el dinero que ha pasado por mis manos.

Ya que ese dinero que hemos logrado conservar es el que nos va a dar liquides, tranquilidad financiera.

Cuando nos acostumbramos a vivir con menos dinero de lo que ganamos obtienes muchas ventajas, una de ellas es que no te endeudas.

Recuerda que todo el dinero que ganas, no es tuyo, hay que guardar una parte para tu Adulto Mayor.

Si quieres que te ayudemos a diseñar un plan de ahorro para tu futuro contáctanos a través del cuestionario que encuentras en este sitio http://previsionfinanciera.com/

¡Nos encantará asesorarte!

 

¿A qué edad debes empezar a ahorrar?

Hoy te traemos unas preguntas para reflexionar…

¿A qué edad debe una persona a ahorrar? ¿Cuánto es “muy pronto”? ¿Cuál es la edad ideal?

La edad ideal es desde que tu empiezas a trabajar.

Vamos a tomar como ejemplo que  terminas la carrera a los 25 años, tienes que empezar a ahorrar desde los 25 años, desde que generas tu primer ingreso.

“…Si una persona ahorra los primeros 11 años de su vida laborar, el 70% de sus ingresos, difícilmente lo que resta de su vida será pobre…”

Nosotros descubrimos lo siguiente

Los primeros cinco a diez años de tu vida laboral son claves

Si esos primeros 10 años de tu vida laboral los dedicas a ahorrar, digamos un 30% de tu sueldo e inicias a los 25 años, cuando tengas 35 ya habrás generado un ahorro importante.

Si al contrario, tomas el otro camino y esos primero 10 años no ahorras nada, te gastas todo lo que ganas, lo más seguro es que cuando tengas 35 años no sólo no vas a tener un patrimonio o un ahorro que te pueda respaldar, además hayas empezado a tener una serie de deudas que te van a llevar 10 o 15 años salir de ellas.

¿Por qué? Porque ahorrar es un hábito y si no lo has hecho tus primeros 10 años de tu vida laboral todo lo que ganes te lo vas a gastar, y si te llega un aumento de sueldo o alguna compensación, seguro también te lo vas a gastar.

Seguro sacarás tu primera tarjeta de crédito o dos o tres… e irás acumulando deudas en esas tarjetas de crédito que ya a los 35 años se vuelven importantes y se pueden volver una bola de nieve en tu contra.

¿Cuántos casos de personas de 35 años o más conoces que están endeudadas? Nosotros conocemos varias y su error básico fue que en vez de ahorrar esos primeros 10 años de trabajo, se dedicaron a gastarse todos sus ingresos, no guardaron nada.

¿Por qué son tan importantes los 35´s? Porque regularmente a esa edad las personas ya empiezan a casarse o ya están casados y ya tuvieron a su primer hijo y ya tengas otros compromisos financieros, mas las deudas que ya habías adquirido

Los 35’s son clave para una persona, hombre o mujer, ahora ambos aportan por igual, si tienes deudas, menos los ahorros que no generaste, tu situación financiera puede empezar a complicarse.

Es por eso que nosotros consideramos importante que empieces a ahorrar desde los 25 años, desde que tienes tu primer trabajo, al menos el 30% de tu ingreso.

Imaginemos a una persona que gana 10 mil pesos al mes en su primer año, en su segundo año su sueldo sube a 15 mil y al tercer año sus ingresos andarán por ahí de los 20 mil, y guarda el 30% de su ingreso, al cumplir los 35 su ahorro andará por ahí de los 2 o 3 millones de pesos además de haberse hecho el hábito de ahorrar.

Y como ahorra y gasta menos de lo que gana, lo más seguro es que no tenga deudas.

Si quieres que te ayudemos a diseñar una póliza para tu futuro contáctanos a través del cuestionario que encuentras en este sitio http://previsionfinanciera.com/

¡Nos encantará asesorarte!

¿Qué tan buenos son los Seguros Educacionales?

Un tema que nos gusta mucho en Previsión Financiera Integral son los Seguros Educacionales, principalmente por la función que tienen con las familias.

Un gran número de familias no tienen oportunidad de que sus hijos estudien donde ellos quisieran.

Los seguros educacionales nos parecen una excelente herramienta para que, además de proteger a sus hijos, en caso de que los padres llegaran a morir,  garantizan además, que sus hijos sigan estudiando, incluso hasta una carrera profesional.

Somos firmes creyentes de que las personas debemos tener la posibilidad de estudiar donde queramos no “donde podamos”.

Creemos que las personas deben ahorrar de una forma sistemática para ese objetivo, el que nuestros hijos estudien donde ellos lo decidan.

Ahora que está muy de moda que las personas ahorren en fondos de inversión o algún otro tipo de instrumento, se empezó a comparar mal a los seguros educacionales.

Muchas personas empezaron a decir que los seguros educacionales “no funcionaban” porque entregan menos dieron que el que se va aportando a lo largo del plan, que están obligados a estudiar en una institución predeterminada o no te entregan tu dinero y algunos otros “mitos” sobre este tipo de seguros.

Les quiero platicar la historia de uno de nuestros asegurados, quien contrató el seguro educacional para su hijo hace 18 años, cuando su hijo tenía apenas 2 meses de nacido. El es Doctor.

Empezó queriendo garantizar $360,000 pesos para que su hijo pudiera estudiar la universidad. Él tenía ya un presupuesto para aportar e iniciar el ahorro para la educación de su hijo, con esa aportación fue que pudo garantizar esos $360,000 pesos para cuando su hijo tuviera 18 años, ajustados a la inflación.

El Doctor inició aportando $17,000 pesos y su última aportación, el año pasado fue de más o menos $43,000 pesos, porque sus aportaciones también se fueron inflacionando.

Cuando llega el momento de iniciar el trámite para poder entregarle su ahorro, él tenía la idea de que se le iban a entregar alrededor de $400,000 pesos, él había aportado mas o menos $580,000 y calculaba que se le iba a entregar una cantidad menor a sus aportaciones, por la cobertura del seguro que tuvo todo el tiempo que duró su plan.

En realidad, el Doctor recibió mas de $700,000 pesos…

Y no lo podía creer, todo esto fue por la inflación y los beneficios que tienen este tipo de pólizas.

Esta fue una póliza contratada hace 18 años que, de inicio le daba una protección por fallecimiento de $900,000 pesos y termió siendo de $2,400,000 pesos,  porque año con año se fue actualizando a la inflación registrada. Esto en la parte de su seguro de vida.

En la parte del fondo para la educación de su hijo, terminó siendo de $700,000 pesos.

De ganancia, la póliza le reportó alrededor de $190,000 pesos.

Como nuestro Doctor contrató su seguro siendo su hijo muy pequeño, además de estar bien protegido en caso de fallecimiento, tuvo un seguro de vida durante 18 años, su suma asegurada se fue ajustando a la inflación, de igual manera las primas que él fue aportando cada año, se fue generando una ganancia.

Tal vez durante los primeros años de su póliza, sus estados de cuenta iban reportando menos, pero conforme va pasando el tiempo, van generándose sus “Valores Garantizados”, que crean una Dote Financiera, que el año 1 y 2 siempre van a reportar en cero y a partir del año tres empieza a generarse y a crecer con el tiempo.

Esta es una historia que nos da mucho gusto compartirla con ustedes, porque, además el Doctor siempre hizo los pagos de sus primas a tiempo, con mucho esfuerzo para cada año no fallar en sus aportaciones.

Al final, el hijo de nuestro Doctor decidió estudiar… ¡Medicina!

Los seguros educacionales ¡funcionan! Y funcionan muy bien, como la historia que acabamos de platicar.

Funcionan si tienes un objetivo y cumples anualmente con tu compromiso de ahorrar para la educación de tu hijo.

También va a depender de la edad de tu hijo cuando lo contrates, entre más pequeño, mayor va a ser el ahorro que generes y la ganancia que tengas.

Si puedes voltear a ver a los seguros educacionales como una opción de protección y de blindaje financiero para tu familia ya que tienen varios beneficios

  • El primero es que te garantizan que si tu llegas a faltar antes de que él cumpla 18 años va a tener el dinero suficiente para seguir estudiando
  • El segundo es que te protegen contra una situación de invalidez total , y permanente
  • El tercero es que los seguros educacionales, en pesos, se van ajustando a la inflación
  • El cuarto es que también te puede dar una ganancia, sobre tu fondo de ahorro

¿Cuándo es ideal contratar un seguro educacional?

Cuando tu hijo recién acaba de nacer, es el momento ideal porque tienes 18 años por delante que es un tiempo mas que suficiente para garantizar su educación.

Si estás interesado en contratar este tipo de seguros, puedes contactarnos a través del cuestionario que encuentras en nuestra página www.previsionfinanciera.com  y con gusto podremos orientarte para que puedas asegurar la educación de tus hijos

¿Qué compras cuando compras un seguro?

En realidad lo que compras, cuando compras un seguro es dinero

Es dinero para cuando más se necesite, eso es lo que te da una póliza de seguro.

Vamos paso a paso

¿Por qué decimos que lo que compras en una póliza de seguro es dinero? Y además, dinero barato

Te puede sonar muy frío el término, puede sonar fuera de lugar, te explico:

Imagina que cuando tu o alguien de tu familia enferma, lo que necesitas es dinero. Va un ejemplo, un asegurado nuestro sufrió un accidente y tuvo que ser hospitalizado y sometido a una cirugía de urgencia. Este asegurado por su póliza paga alrededor de $17,000 pesos anuales, su entrada al hospital, desde el viernes por la noche hasta el martes por la mañana, mas la cirugía, el quirófano y todo lo que se requirió le dio una cuenta total de $189,000 pesos y únicamente pagó $18,000 pesos de coaseguro.

Nuestro asegurado, cuando compró su póliza, en realidad compró dinero para poder pagar su cuenta de hospital y todos los gastos que llegaran a surgir de esa emergencia médica, para cuando más se necesito ¿cierto?

Es por eso que nosotros estamos convencidos de que cuando compras una póliza, compras dinero, para que lo puedas usar cuando más se necesite.

Si compras una póliza de retiro, lo que estás comprando es la garantía de que cuando cumplas 60 o 65 y te retires, tengas dinero. Estás comprando dinero barato para cuando te retires, ya que cuando estás ahorrando para tu retiro y empiezas desde joven, te va a regresar mucho más dinero del que aportaste y ajustado a la inflación. Compraste dinero para cuando seas un adulto mayor.

Así podemos poner muchísimos ejemplos.

Y no sólo es comprar dinero barato, es lo que vas a hacer con ese dinero, lo que te va a ayudar ese dinero en una emergencia, en una situación que salga de tu control, en algún plan a largo plazo.

Lo que compras cuando compras un seguro es tu tranquilidad financiera.

Esto es lo que hemos hecho nosotros en Previsión Financiera, durante 25 años, ayudarle a la gente a comprar dinero barato para cuando más lo necesiten, a garantizar su tranquilidad financiera.

Si necesitas asesoría sobre temas de seguros de Vida, Retiro y Gastos Médicos, puedes contactarnos a través del cuestionario que encuentras en este sitio http://previsionfinanciera.com/