¿Qué tan buenos son los Seguros Educacionales?

Un tema que nos gusta mucho en Previsión Financiera Integral son los Seguros Educacionales, principalmente por la función que tienen con las familias.

Un gran número de familias no tienen oportunidad de que sus hijos estudien donde ellos quisieran.

Los seguros educacionales nos parecen una excelente herramienta para que, además de proteger a sus hijos, en caso de que los padres llegaran a morir,  garantizan además, que sus hijos sigan estudiando, incluso hasta una carrera profesional.

Somos firmes creyentes de que las personas debemos tener la posibilidad de estudiar donde queramos no “donde podamos”.

Creemos que las personas deben ahorrar de una forma sistemática para ese objetivo, el que nuestros hijos estudien donde ellos lo decidan.

Ahora que está muy de moda que las personas ahorren en fondos de inversión o algún otro tipo de instrumento, se empezó a comparar mal a los seguros educacionales.

Muchas personas empezaron a decir que los seguros educacionales “no funcionaban” porque entregan menos dieron que el que se va aportando a lo largo del plan, que están obligados a estudiar en una institución predeterminada o no te entregan tu dinero y algunos otros “mitos” sobre este tipo de seguros.

Les quiero platicar la historia de uno de nuestros asegurados, quien contrató el seguro educacional para su hijo hace 18 años, cuando su hijo tenía apenas 2 meses de nacido. El es Doctor.

Empezó queriendo garantizar $360,000 pesos para que su hijo pudiera estudiar la universidad. Él tenía ya un presupuesto para aportar e iniciar el ahorro para la educación de su hijo, con esa aportación fue que pudo garantizar esos $360,000 pesos para cuando su hijo tuviera 18 años, ajustados a la inflación.

El Doctor inició aportando $17,000 pesos y su última aportación, el año pasado fue de más o menos $43,000 pesos, porque sus aportaciones también se fueron inflacionando.

Cuando llega el momento de iniciar el trámite para poder entregarle su ahorro, él tenía la idea de que se le iban a entregar alrededor de $400,000 pesos, él había aportado mas o menos $580,000 y calculaba que se le iba a entregar una cantidad menor a sus aportaciones, por la cobertura del seguro que tuvo todo el tiempo que duró su plan.

En realidad, el Doctor recibió mas de $700,000 pesos…

Y no lo podía creer, todo esto fue por la inflación y los beneficios que tienen este tipo de pólizas.

Esta fue una póliza contratada hace 18 años que, de inicio le daba una protección por fallecimiento de $900,000 pesos y termió siendo de $2,400,000 pesos,  porque año con año se fue actualizando a la inflación registrada. Esto en la parte de su seguro de vida.

En la parte del fondo para la educación de su hijo, terminó siendo de $700,000 pesos.

De ganancia, la póliza le reportó alrededor de $190,000 pesos.

Como nuestro Doctor contrató su seguro siendo su hijo muy pequeño, además de estar bien protegido en caso de fallecimiento, tuvo un seguro de vida durante 18 años, su suma asegurada se fue ajustando a la inflación, de igual manera las primas que él fue aportando cada año, se fue generando una ganancia.

Tal vez durante los primeros años de su póliza, sus estados de cuenta iban reportando menos, pero conforme va pasando el tiempo, van generándose sus “Valores Garantizados”, que crean una Dote Financiera, que el año 1 y 2 siempre van a reportar en cero y a partir del año tres empieza a generarse y a crecer con el tiempo.

Esta es una historia que nos da mucho gusto compartirla con ustedes, porque, además el Doctor siempre hizo los pagos de sus primas a tiempo, con mucho esfuerzo para cada año no fallar en sus aportaciones.

Al final, el hijo de nuestro Doctor decidió estudiar… ¡Medicina!

Los seguros educacionales ¡funcionan! Y funcionan muy bien, como la historia que acabamos de platicar.

Funcionan si tienes un objetivo y cumples anualmente con tu compromiso de ahorrar para la educación de tu hijo.

También va a depender de la edad de tu hijo cuando lo contrates, entre más pequeño, mayor va a ser el ahorro que generes y la ganancia que tengas.

Si puedes voltear a ver a los seguros educacionales como una opción de protección y de blindaje financiero para tu familia ya que tienen varios beneficios

  • El primero es que te garantizan que si tu llegas a faltar antes de que él cumpla 18 años va a tener el dinero suficiente para seguir estudiando
  • El segundo es que te protegen contra una situación de invalidez total , y permanente
  • El tercero es que los seguros educacionales, en pesos, se van ajustando a la inflación
  • El cuarto es que también te puede dar una ganancia, sobre tu fondo de ahorro

¿Cuándo es ideal contratar un seguro educacional?

Cuando tu hijo recién acaba de nacer, es el momento ideal porque tienes 18 años por delante que es un tiempo mas que suficiente para garantizar su educación.

Si estás interesado en contratar este tipo de seguros, puedes contactarnos a través del cuestionario que encuentras en nuestra página www.previsionfinanciera.com  y con gusto podremos orientarte para que puedas asegurar la educación de tus hijos

Para que sirve que me respeten mi antigüedad en mi póliza de gastos médicos

El tema del que vamos a hablarte hoy es muy sencillo, pero no es tan fácil de comprender.

“El que una póliza de Gastos Médicos te reconozca la antigüedad, no quiere decir que te va a reconocer los padecimientos previos”

Aquí te explicamos

Muchas veces, si ya tienes una póliza, ya tienes una antigüedad y de repente, por alguna situación, te enojaste con tu aseguradora, con tu agente, te está pareciendo muy cara ya tu póliza, y quieres cambiar de aseguradora, empiezas a investigar a cual te agradaría mas cambiarte, pero resulta que la aseguradora en donde estas, te ha pagado algunos padecimientos.

La aseguradora a la que te quieres cambiar te dice que si te respeta la antigüedad.

El que te vaya a respetar antigüedad no quiere decir que te vaya a respetar padecimientos previos, es muy importante reconocer esta diferencia.

Los padecimientos que ya hayas tenido con anterioridad a la contratación de tu nueva póliza, aunque te reconozcan antigüedad, no te los van a reconocer.

Te ponemos un ejemplo, una asegurada nuestra tiene su póliza individual pero quiere cambiarse a una de grupo que le acaban de dar a su esposo, ya que siente que no tiene caso estar pagando doble. Resulta que ella ya tiene un padecimiento cardíaco y otro ginecológico. Le comentamos que era muy riesgoso que se cambiara a la de grupo ya que tenía dos padecimientos que seguramente tendrían complicaciones posteriores y la nueva aseguradora se los podrían excluir.

Si tienes ya padecimientos, sobre todo crónicos, por ejemplo, diabetes, cáncer, cardíacos o cualquier padecimiento que pueda tener complicaciones posteriores o su recuperación va a ser muy larga, lo mas recomendable es quedarte con tu aseguradora y con la póliza que ya tienes, ya que la nueva aseguradora te va a reconocer antigüedad solo para eliminar periodos de espera.

Entonces, ¿para qué sirve que mi aseguradora nueva me reconozca mi antigüedad?

Sirve para eliminar los periodos de espera que pueda tener la nueva póliza en ciertos padecimientos.

Solo para eso sirve

Es por eso que no debemos confundir que te reconozcan la antigüedad con el que te reconozcan padecimientos que ya traías de la otra póliza.

Esto es importante para evitar que te lleves sorpresas y te vayan a tomar padecimientos anteriores como preexistencias y no te hagan el pago de esos tratamientos.

La Reflexión es, “en Gastos Médicos lo más recomendable es mantenerte con tu aseguradora el mayor tiempo posible”

Si necesitas asesoría para encontrar el seguro de gastos médicos que se adecue a tus requerimientos, estamos para ayudarte. Puedes contactarnos a través del cuestionario que encuentras en este sitio http://previsionfinanciera.com/

¿Qué compras cuando compras un seguro?

En realidad lo que compras, cuando compras un seguro es dinero

Es dinero para cuando más se necesite, eso es lo que te da una póliza de seguro.

Vamos paso a paso

¿Por qué decimos que lo que compras en una póliza de seguro es dinero? Y además, dinero barato

Te puede sonar muy frío el término, puede sonar fuera de lugar, te explico:

Imagina que cuando tu o alguien de tu familia enferma, lo que necesitas es dinero. Va un ejemplo, un asegurado nuestro sufrió un accidente y tuvo que ser hospitalizado y sometido a una cirugía de urgencia. Este asegurado por su póliza paga alrededor de $17,000 pesos anuales, su entrada al hospital, desde el viernes por la noche hasta el martes por la mañana, mas la cirugía, el quirófano y todo lo que se requirió le dio una cuenta total de $189,000 pesos y únicamente pagó $18,000 pesos de coaseguro.

Nuestro asegurado, cuando compró su póliza, en realidad compró dinero para poder pagar su cuenta de hospital y todos los gastos que llegaran a surgir de esa emergencia médica, para cuando más se necesito ¿cierto?

Es por eso que nosotros estamos convencidos de que cuando compras una póliza, compras dinero, para que lo puedas usar cuando más se necesite.

Si compras una póliza de retiro, lo que estás comprando es la garantía de que cuando cumplas 60 o 65 y te retires, tengas dinero. Estás comprando dinero barato para cuando te retires, ya que cuando estás ahorrando para tu retiro y empiezas desde joven, te va a regresar mucho más dinero del que aportaste y ajustado a la inflación. Compraste dinero para cuando seas un adulto mayor.

Así podemos poner muchísimos ejemplos.

Y no sólo es comprar dinero barato, es lo que vas a hacer con ese dinero, lo que te va a ayudar ese dinero en una emergencia, en una situación que salga de tu control, en algún plan a largo plazo.

Lo que compras cuando compras un seguro es tu tranquilidad financiera.

Esto es lo que hemos hecho nosotros en Previsión Financiera, durante 25 años, ayudarle a la gente a comprar dinero barato para cuando más lo necesiten, a garantizar su tranquilidad financiera.

Si necesitas asesoría sobre temas de seguros de Vida, Retiro y Gastos Médicos, puedes contactarnos a través del cuestionario que encuentras en este sitio http://previsionfinanciera.com/

Cómo afecta la inflación tu Ahorro para el Retiro

Vamos a suponer que hace dos años te diste cuenta que necesitabas 1 millón de pesos para tu retiro. Después de dos años, tú ya necesitas 1 millón 100 mil pesos, esto únicamente para efectos inflacionarios

Si revisas la inflación de los últimos dos años, acumula más o menos un  10%, es por eso que, si tu necesitabas 1 millón de pesos hace dos años, para garantizar tu retiro, hoy necesitas 1 millón 100 mil pesos.

Si tu estás empezando a crear un fondo de ahorro para tu retiro, que querías que fuera de 1 millón de pesos hace dos años, hoy necesitas 100 mil pesos más, en sólo dos años.

Si la inflación le hace eso a tu dinero en dos años, imagínate lo que va a hacer en 10 o más años.

Nosotros creemos que una de las cosas que debemos proteger, cuando empezamos a crear nuestro fondo de ahorro para el retiro, es que a ese fondo no se lo vaya comiendo la inflación.

En términos simples, si la inflación fuera del 5% y tú necesitas 1 millón de pesos en tu fondo, cada año que pase, vas a necesitar 50 mil pesos más.

Ya viéndolo más exacto, necesitas más de esos 50 mil pesos, ¿por qué? Porque la inflación se aplica al último monto que necesitabas.

En la siguiente tabla te explicamos mejor

INFLACIÓN 5%
AÑO MONTO
1 1,000,000
2 1,050,000
3 1,102,500
4 1,157,625
5 1,215,506
6 1,276,281
7 1,340,095
8 1,407,100
9 1,477,455
10 1,551,328

En la tabla puedes observar que no son 50 mil pesos cada año, en este pequeño ejercicio de sólo 10 años, te puedes dar cuenta que, si tu hoy estas pensando en que necesitas un millón de pesos para tu retiro, dentro de 10 años, vas a necesitar $1, 551,328 pesos.

El efecto de la inflación, digamos que es una bola de nieve. Imagínate que tú tardas 10 años en ahorrar, debes tener en mente también la inflación, para que no se “coma” tu ahorro.

Si te das cuenta, la inflación tiene un efecto negativo sobre nuestros ahorros a largo plazo. ¿Cómo es que nosotros podemos contrarrestar este efecto?

Ahorrando o invirtiendo nuestro dinero en instrumentos que nos garanticen al menos la inflación. Existen varios instrumentos que nos lo pueden garantizar.

Los que nosotros consideramos los más sólidos y los que más recomendamos son las Pólizas de Seguro para el Retiro, éstas tienen esa garantía: el dinero que vamos ahorrando en nuestra póliza se va ajustando cada año.

Retomando el ejemplo del millón. Si nosotros pactamos con la aseguradora que nos va a crear un fondo de un millón de pesos cuando tengamos 60 años,  iniciamos con un millón y al año siguiente la aseguradora ajusta automáticamente nuestro dinero a la inflación y así será cada año.

También nuestras aportaciones se van a ir ajustando a la inflación, cada año. Aún así, nuestras aportaciones inflacionadas no le van a ganar al fondo que nos está garantizando la aseguradora.

Es como si estas pólizas para el retiro nos estuvieran garantizando un rendimiento y ese rendimiento va a ser cuando menos la inflación.

¿Por qué escribimos sobre este tema? Porque se habla muy poco sobre el funcionamiento de las pólizas de retiro y sus garantías e incluso se tiene desconocimiento sobre ellas.

Si quieres que te ayudemos a diseñar tu póliza para el retiro o saber mejor cómo funcionan, contáctanos a través del cuestionario que encuentras en este sitio http://previsionfinanciera.com/

¡Nos encantará asesorarte!

 

EL VALOR ECONÓMICO DE UN AMA DE CASA

Aún hoy, en pleno Siglo XXI, hay muchísimas mujeres que se dedican exclusivamente al hogar, son 100% Amas de Casa, lo cual hace muy bien a sus familias. Y siguen existiendo aún muchas personas, hombres y mujeres, que tienen la creencia de que, si ellas se quedan en casa, haciendo las labores del hogar, y el que sale a trabajar es el hombre, el único que genera ingresos es él  y ella no genera ningún tipo de ingresos.

Esta creencia es completamente falsa

El que un Ama de casa haga una labor 24/7 y que “no se vea ese trabajo”, no quiere decir que no exista o que no tenga un valor económico.

Todo esto surge porque en Previsión Financiera,  siempre hemos pensado que las Amas de Casa necesitan tener un seguro de vida ya que si ellas llegaran a faltar, el boquete económico que le hacen a su familia es demasiado grande. En realidad no conocemos el valor económico  de un ama de casa porque nunca le hemos dado un valor a todas las actividades que ella hace.

Por ejemplo, hace poco se acercó a nosotros una persona y nos pidió que le ayudáramos a calcular el valor económico que ella tiene para su familia.

Nos comentaba que, si ella llegara a morir o a invalidarse total y permanentemente, su esposo necesitaría más o menos 15 mil pesos mensuales para contratar a una o varias personas que pudieran hacer todas las actividades que ella hace normalmente.

Ella consideraba que se necesitaría un chofer que  llevara a los niños  por la mañana a la escuela, que los recogiera por la tarde, además de uno o dos días a las actividades que tienen por la tarde y otra persona que estuviera al pendiente de ellos, al menos de las 6 de la tarde a las 9 de la noche toda la semana.

Así fue como esta ama de casa valuó su trabajo en 15 mil pesos mensuales.

Si su esposo necesita 15 mil pesos mensuales para sustituirla en las labores que ella hace y su hijo más pequeño tiene 6 años, multiplicamos 15 mil pesos mensuales, por 12 meses, por 15 años que le faltan a su hijo para tener al menos 21 años de edad, nos da una cantidad de $2,700,000 pesos.

Puede ser un cálculo muy rápido, pero nos puede ayudar a centrarnos en una realidad, ya que generalmente las amas de casa no saben lo que puede llegar a valer su trabajo.

Si se dan cuenta, el valor de cada ama de casa es distinto y va a depender de las actividades que ella realiza.

“TODAS LAS AMAS DE CASA TIENEN UN VALOR ECONOMICO”

Esto nos lleva a la pregunta ¿Por qué un ama de casa debe tener un seguro de vida?

Es simple, porque su trabajo SI tiene un valor económico, el que no lo veamos no quiere decir que no exista, pero existe.

Normalmente los seguros de vida van dirigidos a quien nosotros consideramos que es el “proveedor económico” porque decimos que si él llegara a faltar, su familia tendría problemas económicos.

Incluso muchas amas de casa piensan que ellas no necesitan un seguro de vida porque el que trabaja es su esposo.

Debemos quitarnos esa idea, las amas de casa si necesitan un seguro de vida, ya nos dimos cuenta del valor de su trabajo, es tiempo de dejar de minimizar ese valor.

Generalmente en las familias, si llega a fallecer el papá, sin importar si dejó o no seguro de vida, mientras esté la mamá, la familia sobrevive. La mamá ve cómo se las arregla y saca adelante a su familia.

Si llega a fallecer la mamá, la pérdida es emocional y económica, a la familia le cuesta muchísimo trabajo salir adelante. Todo indica que al hombre no siempre se le da mucho la parte emocional y afectiva, con algunas excepciones.

Ya es momento de que, si tu eres ama de casa, pienses en tener un seguro de vida. Ya es momento de que si tu eres hombre, eres el proveedor, empieces a pensar en un seguro de vida para tu esposa ama de casa, además de que le ayudas a crear un fondo de ahorro para su futuro.

¿Cuántas amas de casa conocemos que trabajaron toda su vida, dedicadas a su familia, hicieron un gran trabajo y al final, cuando ya están grandes, no tienen ingresos?

Si eres ama de casa, platica con tu esposo y plantea la necesidad de contratar un seguro de vida para ti, que además te permita hacer un fondo de ahorro para tu “retiro”.

Y si tú eres hombre y tu esposa es ama de casa, platica con ella, pongan en papel el valor económico que ella tiene para tu familia y tomen la decisión de asegurarla y asegurar su futuro creándole un fondo de ahorro.

Recuerda que si necesitas asesoría sobre como contratar una póliza de este tipo, puedes solicitarla llenando el formulario en este sitio http://previsionfinanciera.com/