Entradas

Educación Total con Seguros

Si eres padre o madre de familia, o estas a punto de serlo, y quieres darles a tus hijos una educación privada, te aviso que acabas de adquirir una cosa que se conoce como pasivo financiero. Eso quiere decir que es algo que a lo largo del tiempo va a requerir dinero de tu parte. Es algo que habrá que pagar de una o de otra forma. La educación privada en México, considerando Primaria, secundaria, Preparatoria y Universidad, hoy cuesta en promedio un millón y medio de pesos en total. Eso es en escuelas promedio. Las escuelas más altas en colegiaturas pueden requerir cerca de tres millones de pesos en total. Lo anterior quiere decir que depende de dónde quieres que tus hijos estudien de ese tamaño es tu pasivo financiero con cada uno de tus hijos. Y te he hablado antes de la importancia de los seguros educacionales.

Todos los padres que queremos, por convicción propia, darles una educación universitaria a los hijos deberemos cuidarnos de no morirnos o invalidarnos antes de cumplir con este compromiso. Cualquiera de las dos cosas las tenemos prohibidas. El proyecto de nuestros hijos podría verse truncado. Eso agrava un poco el asunto porque le agrega un ingrediente adicional: el riesgo que tenemos de morir o invalidarnos antes de haber pagado ese pasivo en su totalidad. Entonces parece que no sólo hay que preocuparse por juntar el dinero en ese tiempo, también hay que hacerlo por evitar morirnos o invalidarnos. Todo lo anterior puede volver el asunto muy estresante para cualquiera.

Unos colegas, agentes de seguros, desarrollaron un concepto llamado Educación Total. Basado en la creación de periodos de capitalización, por medio del ahorro decreciente a lo largo del tiempo. Que podamos ahorrar más cuando somos más jóvenes, y nuestros hijos son pequeños, para que al final podamos crear un capital suficiente para el total de cada periodo escolar de nuestros hijos. Este concepto contempla, además del ahorro necesario, una protección completa por fallecimiento e invalidez. Resuelve el problema de forma integral.

Este sistema de protección y ahorro decrecientes puede resultarte muy útil si estás en esa situación, como es mi caso. Personalizar el concepto puede llevar más tiempo del que nos da el vídeo o el blog. Voy a intentar describirlo a detalle en próximos vídeos o post, para que lo conozcas. Sin embargo si te interesa conocer cómo funcionaría a detalle en tu caso particular puedo regalarte una sesión de una hora por skype para que puedas conocer todos los beneficios que puedes tener con este concepto. Puedes enviarme un mail y acordamos el día y la hora para la sesión. Con gusto te ayudo y asesoro. En la pestaña de contacto puedes ver los medios para acercarte y solicitar tu sesión gratuita

El Pequeño Cerdo Capitalista (además de previsor).

El año pasado recibí una petición de una querida amiga blogera, Sofía Macías, la autora del blog Pequeño Cerdo Capitalista. Estaba escribiendo un libro, del mismo nombre que su blog, y me pedía una revisión del capítulo sobre Seguro. Primero la sorpresa y después por supuesto que accedí a la petición, que para mí fue en realidad un honor. Nunca antes alguien me había pedido algo similar. Es como si te invitan a ser padrino de un niño y por supuesto que no te puedes negar. Confieso que en el caso de este “niño” en particular lo hice con mucho gusto.

El libro salió a la venta hace un par de semanas y está causando un revuelo impresionante, sobre todo por el nombre y el concepto, o la perspectiva de Sofía. Hay que luchar contra la vergüenza que los amigos nos consideren pequeños cerdos capitalistas por poner atención en los intereses que le suma el banco a nuestro dinero. El Mensaje inicial del   libro, en voz de su autora, es que “Aprendas tú a sacarle provecho a tu dinero, en vez de que otros le saquen provecho” y evitar que tu dinero sea La Bella Durmiente del Banco.

Esta semana entrevistaron a Sofía en W Radio, y en una entrevista (bastante amena por cieto) ella explicó los orígenes del libro y las razones de peso para que lo lean. Yo tuve la oportunidad de leer antes el capítulo completo sobre Seguros, y después ojearlo en una librería, y les puedo decir que de lo que vi al inicio a lo que salió publicado hay una gran y positiva diferencia. Términos y conceptos explicados de una forma amena y profunda como pocos libros del tema

“La gente tiende a pensar que las finanzas son la Raiz Cuadrada con la que nos torturaron en quinto de Primaria” sostiene  de inicio y complementa diciendo que  “Si sumas restas, multiplicas y divides ya la hiciste. Es un principio básico de las Finanzas Personales.  Los términos coloquiales son el punto fuerte de éste libro en particular.

Explica cómo ahorrar de la forma más sencilla posible. Tiene un capitulo que se llama: ¡Quítamelo que me lo gasto¡ Dice que la mejor forma de ahorrar, para la mayoría de la gente, es no tener el dinero a la vista y disponible. En la entrevista le preguntan  ¿Cómo lo puedes hacer para que sea automático?  Y ella responde “que te lo quiten de tu Cuenta”  Explica que esa fue la forma en como ella empezó con su primer ahorro en un Fondo de Inversión. Sus amigos Hippies y Bohemios de esa noche fueron la inspiración para ayudarles a sacar el Yuppie que todos llevanmos dentro.

“Si no lo tienes no te lo puedes gastar”

Son Conceptos que puedes usar a tu favor para iniciar de una vez por todas con ese ahorro que dices nunca puedes hacer. Que inicies dándole a esos temas que siempre le has dado la vuelta y que por eso has dejado de ganar dinero o incluso has perdido. Te dejo el audio del podcast de su entrevista para que escuches de viva voz a su autora y te lances a comprar el libro. Espero lo disfrutes tanto como yo

 Podcats de la entrevista a la Pequeño Cerdo Capitalista

La Avaricia, la Edad y Las Finanzas


Por: Eloy López.

La Avaricia es una actitud considerada negativa; tanto, que es considerada uno de los 7 Pecados Capitales. Se puede usar para referirse peyorativamente a una persona cuando tiene ciertas actitudes, principalmente hacia el dinero. Si se percibe que alguien quiere acumular dinero sólo por acumular se le considera alguien avaricioso. Rico Mac Pato podría ser un ejemplo. Una parte de definición que encontré dice que “implica padecer un afán desordenado de poseer y adquirir riquezas y/o bienes para atesorarlos”. La primera persona en padecer la Avaricia fue el Rey Midas.

La avaricia, en la antigüedad, era vista como un vicio en sociedades en las que el ahorro era una virtud. Había que distinguir a la persona ahorrativa, que tenía conciencia de sus obligaciones familiares del manirroto. El avaro era el que llevaba el ahorro a situaciones grotescas. No atendía bien ni a sus seres queridos, ni a sí mismo. Lo único que le interesaba era acumular un capital que no se utilizaba para nada. Lo característico del avaro es que esteriliza el dinero, que en lugar de estar en movimiento queda paralizado. Así convierte un elemento fluido y útil en algo totalmente inservible. “

Recuerdo que hace tiempo platicaba con la mamá de un cliente quién me hablo acerca de por qué las personas se vuelven avaras. Me decía que de acuerdo a la edad que se tiene es como se puede ir relacionando a las personas con ciertas actitudes. Cuando alguien rebasa los 50 años se empieza a volver Avaro y codo, me dijo. Es porque ya se acerca a la Tercera Edad, los hijos están creciendo, las oportunidades de empleo escasean y el dinero fluye menos Decía que inconscientemente las personas empiezan a prepararse para su vejez. Que veían al dinero como su único salvador. Si tenían Independencia Financiera tendrían respeto, comida y muchas cosas más que se logran con él. Es por esa razón que deciden empezar a acumularlo. Me pidió que observara a las personas que la padecen y que no las juzgara que si ellas no veían por ellas nadie lo haría. Que podía parecer una actitud egoísta pero que en realidad era de amor propio.

¿Será justo que podamos juzgar a alguien, cuando está preocupándose y ocupándose sobre su futuro? Es algo que sólo él, o ella, van a vivir. Me pregunto por qué será que debamos pensar que son Avaros. ¿En realidad lo son? o es esa actitud que de repente tenemos los seres humanos de juzgar a la ligera.

Por diferentes situaciones tengo que convivir de cerca con personas de más de 70 años, entre ellos mi madre, que más allá de los achaques “normales” de la edad, están muy saludables y pinta para que vivan cuando menos otros 10 ó 15 años más. Algunos lograron su Independencia Económica y otros no. Los segundo están sufriendo un poco porque sienten que debieron haberse preocupado más por tener unas rentas de las cuales vivir. Conozco un señor de 90 años que juega Golf y dice que su único error en la vida fue no calcular que viviría hasta esa edad.

No saben como me hizo reflexionar al respecto de la actitud que tenemos frente a nuestro futuro. Soy tan optimista de la vida que creo que podremos llegar a vivir mucho. Estoy convencido de que nadie sabe lo que pasará en un futuro, pero que sí debemos ocuparnos hoy de cómo queremos que sea nuestro futuro. En eso si podemos tener cierto control; hacerlo aunque alguien pueda tacharnos de Avaros o Mezquinos. Un profesor mío dice que el ser humano vive al mismo tiempo “en tres tiempos”: El pasado, El Presente y El Futuro. Lo que cosas que esperamos ser un futuro son las que le dan sentido a lo que hacemos en el presente.

Ya había tocado el tema de vivir mucho. Hoy quise reflexionar con ustedes sobre ciertas actitudes que pueden reprimir nuestros deseos de ahorrar para un objetivo y además buscar que ese Ahorro se convierta en una garantía de por vida, sin preocuparnos cuánto tiempo vamos a vivir en realidad.

Bueno pues ahora les toca opinar a ustedes. Dejen sus comentarios y recuerden que pueden dirigirme sus preguntas o comentarios particulares a : eloylopez@previsionfinanciera.com y seguirme en Twitter. Gracias por leernos y aportar.

Nota: La imagen y el extracto son de:

http://www.proyectosalonhogar.com/7_pecados/Avaricia.htm