Entradas

¿Son caros los seguros educacionales?

Decir que los seguros educacionales son accesibles es una cosa, comprobar que de verdad es así puede ser algo muy distinto. Ya te había platicado de Suhelem, mi amiga de la universidad, que recientemente tuvo la fortuna de ser mamá. Ella se acercó a mí a finales del año pasado. Buscaba empezar a ahorrar para la educación de su hija recién nacida. Ya había investigado en bancos y otras aseguradoras y nada la convencía. Además de eso le decían que lo que ella podía aportar mensualmente era muy poquito. Sobre todo porque quería ahorrar y al mismo tiempo tener seguro de vida y de invalidez, por si a ella le pasa algo, su hija no se quede desprotegida. Fue así que encontramos la solución para ella y su hija en el Optimaxx Educación de Seguros Allianz.

Hace unos días coincidimos en un evento de Ex-alumnos de la carrera y me regaló para ti una entrevista. Hoy te la comparto para que veas un poco lo que hace este seguro y al mismo tiempo lo que hacemos en el despacho. Espero que veas en la entrevista el compromiso de amor que Suhelem tiene con su hija y con su futuro. Ella tiene un proyecto de vida del cual nos permite ser parte. Con asesoría y un poco de paciencia pudimos ayudarle a encontrar algo que fuera ideal para ellas dos. Un seguro que le permite ahorrar mensualmente y que le puede dar protección de seguro de vida con una prima muy accesible. Un beneficio importante es que le permite invertir ese ahorro en distintos portafolios y eso le ayuda a que su ahorro crezca. Todos esos beneficios integrados en una sola póliza es lo que ella quería.

Como puedes ver esa es nuestra función principal: Escuchar a los asegurados, conocer su proyecto  de vida, detectar sus necesidades, y sus capacidades de ahorro, y entonces ayudarles a encontrar algo adecuado para ellos.  Eso justo fue lo que hicimos en este caso. Diseñar una solución financiera, basada en seguros, que le ayude a tener tranquilidad financiera en un futuro. Es una misión que en el despacho nos tomamos muy en serio. Cuando ella nos visitó en el despacho en compañía de su hija para hacer la contratación de su seguro educacional fue una ocasión especial. Tener contacto con la inocencia de la nena, y ver la cara de amor de su mamá, es algo que nos deja muy tocados de verdad. Nos hace saber que lo que hacemos tiene un propósito más allá de vender pólizas. Es tocar la vida de una pequeña persona y que ésta sea mejor porque contribuimos un poco en ayudarle a su mamá a encontrar el medio adecuado para ello.

Debo decirte que regularmente no permito que aparezcan los bebés en los vídeos. Hoy Suhelem me pidió salir en compañía de su hija. Ver el amor que le tiene, y todo lo que está dispuesta a hacer por ella, es algo que me permite recordar por qué me dedico a los seguros. Me hace recordar también porque dedico mucho tiempo a estudiar los distintos seguros educacionales que existen. Para encontrar el que sea más adecuado para cada familia.

Quise compartir este testimonio contigo porque quiero que veas y sientas lo que podemos hacer por ti en el despacho. Ayudarte a encontrar la solución más adecuada para ti. Es también para que veas que los seguros educacionales pueden ser más accesibles de lo que te imaginas.

¿Te gustaría contratar un seguro educacional para tus hijos? ¿Necesitas asesoría para encontrar el más adecuado para ti? Contáctame y con gusto te doy de regalo una sesión de asesoría, de una hora por Skype. Con esa sesión he ayudado a muchas personas a encontrar lo mejor para ti.

¡Cuídate Mucho!

zp8497586rq

¿Qué pasa con mis seguros de vida y de ahorro si se muere mi agente?

Cuando contratas un seguro de ahorro o de vida te haces muchas preguntas. Que si la aseguradoras será de confianza, que qué pasará si quiebra, que si será solida y aguantará el paso del tiempo. Preguntas puedes hacerte muchas. Ayer por la noche en Twitter, un amigo @juanburgos de Culiacan me hizo una pregunta bastante interesante. Que tal vez te la hayas hecho o no. Le pedí a Juan que me diera oportunidad a que le respondiera escribiendo éste post.

 

Te comparto su duda inicial:

 “Que pasa mi estimado Eloy cuando tu agente de seguros muere y estas pagando un seguro de vida/ahorro etc?”

Aquí debo decirte que con los seguros como tal no pasa nada. No se ven afectados en nada. Ni en el tiempo ni en los valores pactados con la aseguradora desde el inicio  Recordemos que el seguro es un producto financiero de la aseguradora y el agente sólo es el intermediario que funge como tu asesor en el camino. Entonces en ese sentido los seguros que contrataste no tienen cambio ni afectación alguna en su funcionamiento. Aclarado el primer punto pasamos a otra duda de Juan.

 

mi pregunta, la compañía se encarga de reacomodar polizas o soy yo quien tiene que buscar a la compañía al enterarme d su muerte”

Para responder esto debo comentarte que la ley dice que las pólizas contratadas con un agente son “cartera” del agente. Entonces,los asegurados son clientes compartidos entre el agente de seguros y de la aseguradora. En caso de muerte del agente, dice la ley, su familia directa tendrá el derecho heredar esa cartera. Su esposa e hijos pueden ejercer ese derecho y asistir a la Comisión Nacional de Seguros y Fianzas ( CNSF) para realizar el examen de acreditación correspondiente que los acredite como Agentes de Seguros, y posteriormente ir con la aseguradora y pedirle que transfiera la cartera de clientes, de su esposo o papá, con él o ella y así seguir atendiéndolos.

Por otro lado la aseguradora también tiene el derecho de ejercer, sobre la cartera de clientes compartidos con el agente la opción de asignarles un nuevo agente. Eso ocurre si en un cierto perido de tiempo los familiares del agente fallecido no ejercen el derecho anterior.

Ahora viene la parte más importante: ¿El asegurado debe quedarse obligatoriamente con el familiar del agente que heredo la cartera de clientes? No. ¿El asegurado debe quedarse obligatoriamente con el agente que le re-asigne la aseguradora? Tampoco. En realidad el asegurado tiene derecho a tener los servicios del agente de seguros que él elija libremente, sin que nadie se lo imponga.

 Juan entonces puede elegir por varios caminos:

  1. Preguntar en el despacho del agente fallecido si algún familiar se hará cargo de la cartera de clientes y tener una reunión con esa persona. Así podrá evaluar si le conviene seguir teniendo los servicios de ese despacho y si no le convence entonces puede…

  2. Pedirle a la aseguradora que le asigne un nuevo agente que lo pueda atender o finalmente pedirle a un amigo o conocido que…

  3. Le recomiende a un agente de su confianza que trabaje clientes de la misma aseguradora que el agente fallecido.

 En realidad quien tiene todo el derecho de trabajar libremente con quien él quiera es Juan Burgos. De hecho no necesita fallecer el agente de seguros para poder prescindir de sus servicios. Eso se puede hacer en cualquier momento. Es un derecho de los asegurados que finalemente sobn los que mandan en todo esto.

Ahora, antes de terminar cabe mencionar que Juan puede encontrar cierta resistencia a que un nuevo agente, elegido libremente por él, quiera atenderlo. ¿Por qué? Porque las pólizas de seguro de vida, de ahorro y de inversión pagan honorarios diferenciados a los agentes de seguros, Dependen principalmente del año de la póliza. Y ese tipo de seguros paga unos honorarios altos el primer año y a partir del segundo disminuyen, llegando, en algunos casos, a tener honorarios CERO para el agente a partir del año 10. Esto nos lleva a que si las pólizas que Juan tiene contratadas están es ese caso pues un agente independiente no quiera manejarlas  ¿Por qué? Porque podrá ser una carga administrativa importante y sin honorarios de por medio.

Como ves el tema es interesante y tiene sus detalles importantes a cuidar. La pregunta de Juan da para mucho. Hoy, por cuestiones de espacio ( porque la extensión del post) dejaré aquí el tema. Espero que sirva para abrir la conversación sobre el tema y podamos ir aportando con cada comentario e historia similar que puedas tener. Por lo pronto deja tus comentarios y por favor ¡Cuidare mucho!

zp8497586rq

¿Se puede confiar en los seguros educacionales en México?

El tema de ahorrar para la educación universitaria de los hijos, por medio de los seguros, ha sido un teme eje en este blog. Ya te he hablado antes sobre la importancia de estos planes. Considero Que la mejor forma de saber si esto que te digo es verdad, es conocer qué opina alguien que ya lo ha hecho. La semana pasada visité a un matrimonio que he asesorado por  poco más de 10 años y les pedí que compartieran su experiencia, tanto con nosotros como con sus seguros.

Paty y Gerardo comentan que lo que más le ha hecho sentirse cómodos con mi asesoría es que no se sienten presionados por mí. Ayudarles a encontrar un seguro educacional que se adaptó a lo que ellos buscaban fue algo que empezó a darles confianza. Poco después fuimos resolviendo todas las dudas que tenían hasta llegar a la conclusión de cuál era el monto más adecuado para ellos. Ese apenas fue el primer paso porque lo demás a sido constancia de ellos al mantenerse ahorrando de forma constante y tener vigente su póliza. Lo cual es muy importante para lograr su objetivo. Debo decirte que ellos son un matrimonio muy previsor y preocupado porque su hija tenga una educación universitaria privada. Lo cual puedes ver a lo largo de la entrevista.

Se sientes seguros y con tranquilidad porque van haciendo un “colchoncito”  y sienten que la tranquilidad viene porque tienen a alguien que los va a asesorar en los tiempos difíciles. El trato personal y la explicación que les damos a sus dudas es algo que les ayuda a tener más tranquilidad. Un punto adicional, dicen ellos, es que consideran que estamos actualizados y bien informados al respecto. Lo cual hace que podamos recomendarles lo que consideramos mejor para ellos. Se sienten acompañados y eso es muy importante para ellos. Esa es justo nuestra misión en Previsión Financiera Integral. Acompañar a nuestros asegurados a lo largo del camino en su ahorro de largo plazo.

Esa misión resulta más fácil con un matrimonio como ellos. ¿Por qué? Porque nos comparten sus miedos, preocupaciones, necesidades y se dejan asesorar. Lo mejor es que llevan a cabo muchos de los consejos que puedan recibir. Ellos tienen una bolsa de emergencia donde guardan algunos de los documentos importantes, entre ellos su póliza de seguro. Les pedí que si podían compartirla. Lo cual hicieron con gusto. ¿Quieres saber qué tienen en esa bolsita? Dale click al vídeo ( si es que no lo has hecho ya) y quédate hasta el final. Vas a ver que son muy previsores y tal vez puedas adoptar ese hábito en tu vida para estar mejor preparado.

El que las familias nos permitan ser parte de su proyecto de vida, por medio de nuestra asesoría en seguros, y algunas recomendaciones adicionales, es algo que nos inspira y nos compromete de verdad. Es algo que nos hace mantenernos frescos, actualizados y siempre en búsqueda de opciones de seguros nuevas e innovadoras que les ayuden a tener tranquilidad financiera en los momentos más importantes de sus vidas y a lograr sus sueños financieros.

Nos vemos en el próximo post. Por favor ¡cuídate mucho!

¿Estás pensando en contratar seguros educacionales y no sabes por dónde empezar? Contácteme. Yo te puedo ayudar.

zp8497586rq

Una gran lección de vida

Hace 7 años una asegurada nuestra inició una lucha contra el cáncer. Hoy parece que la ha perdido. Todo indica que la ultima batalla la ganó ese gran mal del siglo pasado e inicios del actual. En todo este tiempo ella le ganó muchas batallas pero él gano la guerra. Al menos eso indican los pronósticos médicos. Diariamente recibo noticias sobre su estado de salud. De las ultimas tres semanas a la fecha su salud ha empeorado de forma grave. Al escuchar esas noticias no puedo evitar que me invada una inmensa tristeza. Ella se ha vuelto una asegurada entrañable. De anécdotas maravillosas.

Es una gran Artista Plástica mexicana muy reconocida en el mundo. Recuerdo una vez que me invito a la UNAM, a la Facultad de Medicina, a una conferencia que le pidieron dar, sobre su obra. Asistí gustoso. Al terminar me acerqué a ella para platicar y nos quedamos a escuchar una platica posterior de un ex-líder ferrocarrilero, que dio una platica sobre la extinción de los Ferrocarriles Nacionales que había hecho Ernesto Zedillo. Recuerdo que salimos de la platica amando los Ferrocarriles. Sentimos nostalgia por ello, yo más porque nunca viajé en uno. Salimos a la explanada de Ciudad Universitaria y caminamos por sus pasillos hasta e MUCA para revisar unos detalles de una exposición que le iban a montar, No hace falta decir que en el camino la platica fue maravillosa. Al salir me dice que va a llamar a su casa para pedir su carro. Me ofrezco a llevarla. Ella aceptó gustosa la oferta.

Recuerdo que al llegar a su casa me invitó a pasar para terminar la platica con un par de tequilas. Dudé un momento, pero finalmente acepté. Y efectivamente cerramos esa gran platica con un par de buenos tequilas y limón. Al final me regalo una pintura hecha por ella para mi casa. Ese día regresé a mi oficina con el corazón calentito de la emoción. No sabia por qué y lo descubrí en el camino. Había tenido al oportunidad de “intimar” con un asegurado. Eso nos dio a ambos la oportunidad de conocernos mejor como personas más allá de una relación profesional de cliente-empresa. Ella es una mujer de casi 80 años que me ha enseñado muchas cosas en este asunto de la asesoría verdaderamente PROFESIONAL en Seguros. Ese día aprendí que ésta profesión se trata de personas no de simples pólizas. En ese entonces ya sabía que tenia cáncer. “Voy a darle la mejor lucha”, me dijo.

Tener este tipo de relaciones con nuestros asegurados hace que de repente sus problemas o retos se conviertan en míos. Dicen que no es bueno involucrarse tanto, porque uno de repente puede verse atrapado en “absorber” sus asuntos. No creo que sea así. Lo que creo es que la gente de repente se pone una mascara para no “sentir”. Yo no puedo, y la verdad es que de repente, en esta profesión no es fácil porque hay épocas, como ésta, en las que uno también puede pasarla tan mal emocionalmente como la misma familia. Para mi mis asegurados son mi familia y eso hace que de repente me sucedan cosas como las de hoy. Que me invade una tristeza profunda por enterarme que alguien está perdiendo una guerra contra una enfermedad. Laslagrimas han estado a punto de salir varias veces al escribir esto. Al final del camino siempre he pensado que vale la pena que sea así, porque así lo siento y me nace hacerlo. He intentado verla y no se ha podido. Todos los días pienso en que todo esto tenga un final como ella merece. En paz.

Enfrentar una enfermedad de este calibre es difícil en si misma. Preocuparse de recuperar la salud y además del dinero debe ser muy desgastante. Muchas veces recibí las gracias por haber recomendado esa cobertura que tanto le ayudó a enfrentar ésta situación sin preocuparse además de cuánto iba a costar. Siempre le dije que para eso estaba un Seguro, pero ella insistía que sin mi asesoría podría haber sido muy diferente. Pensándolo bien creo que tenia razón por varias cosas, pero ese es motivo de otra historia que luego les contaré. Hoy deseo que tenga el mejor de los finales digno de una gran persona como es ella. Le mando mis bendiciones y oraciones para que así sea y espero en Dios que el sufrimiento de aquí tenga su recompensa en otro lado. Asi lo espero de verdad. Una mujer como ella  lo merece.

Buscando Asesoría Profesional en Seguros

Ricardo es el Director de un despacho de Consultoría. En los últimos cinco años se ha concentrado en expandirlo. Desde que se graduó de la universidad se ha dedicado por completo al crecimiento de su despacho. Es un hombre que siempre ha sabido lo que quiere  hacer de su vida. De niño acompañaba a sus padres, fundadores del despacho, a trabajar. En la actualidad, él lleva a sus propios hijos. Martín que tiene 10 años, Ximena 8 y Emilio de 4,  quienes son felices cuando lo acompañan. Se sienten “importantes” por estar con su papá en la oficina. Algo que hace aún más felices a los niños, es que su mamá Isabela es la socia del Despacho. Papá se ocupa de salir a ver clientes y su mamá de atenderlos. Basta decir que la familia es feliz y le tiene un amor entrañable al despacho, porque lo perciben como de la familia. En los veranos parece una extensión de la casa.

Ricardo tiene 38 años. Divide su tiempo entre el despacho, dar clases en la universidad, hacer ejercicio, la familia y sus otros intereses como el Golf y la pesca que tanto disfruta. Conoció a Isabela en la Universidad. Se enamoró de ella desde el principio y siempre supo que ella sería la madre de sus hijos. Hoy se siente afortunado de tener lo que tiene y hacer lo que hace. Es un líder en su ramo. Lo buscan de muchos lados para que dicte conferencias sobre su tema: La Re-ingeniería en las empresas para destacar en el Siglo XXI. Viaja por el mundo cuando menos 10 veces al año. Tiene un equilibrio de vida que parece de película. Tiene una casa de descanso en Valle de Bravo, que es el refugio de él, Isabela y los niños, los aisla de toda está vida ajetreada que llevan en la ciudad. Un estilo de vida que disfrutan mucho.

¿Qué le preocupa a Ricardo? Que hoy, muchas cosas dependen sólo de él. De su conocimiento, de la gente que conoce, y de otros factores. Se pregunta ¿Qué pasaría con Isabela y sus hijos si él muere?. Tiene contratados tres Seguros de Vida, que ha comprado más por presión que por conocimiento. Cada póliza la ha contratado con un Agente diferente. Alguno de sus amigos, no recuerda quién, lo recomendó con dos de ellos, el tercero llegó porque lo busco en el Directorio de su compañía. Ricardo quiere saber por qué monto está protegida su familia si a él le pasa algo. No entiende por qué no se ha dado tiempo para revisar el tema. En el último de sus viajes hubo una fuerte turbulencia que le hizo reflexionar sobre el tema de forma “urgente”.

Lleva semanas con el tema en la cabeza y no se ha dado tiempo para revisarlo a fondo. Una tarde, sentado en su oficina, descubre que no quiere hablarles a ninguno de los agentes porque quiere evitar que lo visiten y sentirse presionado por contratar una nueva póliza. Le pide a Isabela que pueda investigar por qué monto está asegurado, que llame a las aseguradoras correspondientes. Finalmente se entera que se encuentra asegurado por poco más de tres millones de pesos sumando las tres pólizas. Dicho monto le alcanzaría a su familia para vivir sólo 2 años. Se siente sorprendido y decide hacer algo. Hoy, el quiere un Agente que no sea vendedor, que sea una especie de Consultor que le ayude a tomar una buena decisión. Esta vez quiere ser él quien elija a su Agente y no al revés.

Cuando decide iniciar la búsqueda de alguien que le ayude en el tema, se pregunta ¿qué cualidades debe tener el Agente de Seguros que le ayude?. Como Ricardo es un profesional en su tema, decide de inicio que el Agente debe ser  un profesional y  experto en el tema de Seguros . Debe ser alguien que le ayude a liberar tiempo y que le ayude a tener soluciones integrales y que lo haga de una forma rápida. Tiene poco tiempo disponible y no quiere invertirlo en revisar pólizas. Quiere que sea una decisión bien pensada y analizada por su Agente. Que le presente soluciones.

Buscando en Internet es que Ricardo dio con el sitio de Previsión Financiera. Le pidió a Isabela investigar un poco más para que regresando del próximo viaje pudieran hacer una cita y darle solución al tema del Seguro de Vida. Así fue como, hace siete meses, recibí un correo de su parte pidiéndome concertar una cita con ellos para revisar el tema. Desde hace seis son ya asegurados nuestros y me dieron autorización para contar su historia. En la primera cita descubrimos que ambos teníamos muchas cosas en común que nos harían trabajar en un clima de Profesionalismo honestidad y confianza.

Conté ésta historia con el fin de que si estás en una situación parecida no dudes en contactarnos. Ricardo e Isabela son el tipo de asegurados ideales con los que hemos trabajado en los últimos 15 años. Hemos analizado juntos su caso y les hemos hecho recomendaciones integrales que les ayudan a tomar mejores decisiones y sobre todo estar mejor protegidos. No dejes pasar más tiempo y contactanos ¡podemos ayudarte!