Entradas

Cómo NO vivir un retiro en la pobreza

Una forma de que conozcas las probabilidades que tienes de tener un retiro digno, con dinero suficiente, o de vivirlo en la pobreza, es conocer un poco sobre cómo es que viven hoy las personas Adultas Mayores en México. Y te he compartido datos, te hice un vídeo sobre los serillos y el retiro y en otro post te explique cómo no ser un cerillo en tu retiro. La idea era presentarte una problemática que hay y una solución o una forma para  que la evites. Hoy quiero compartir contigo datos más exactos sobre el tema de las personas que viven su retiro en la pobreza. Son datos de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos ( OCDE), publicados en el periódico Reforma el lunes pasado. Según esos datos estadísticos en México tiene una Taza de Pobreza en Adultos Mayores de 60 años del 28%.

¿Qué quiere decir esto? Que de cada 100 mexicanos que hoy viven en “Edad de Retiro” 28 lo hace en la pobreza. Hoy en México hay 10.1 millones de personas mayores de 60 años. Quiere decir que 2 millones 828 mil de ellas vive en la pobreza. En el 2050 se espera que seamos 36.5 millones de Adultos Mayores. Si la tendencia sigue igual entonces habrá 10 millones 220 mil personas, mayores de 60 años, viviendo en la pobreza. Dime una cosa ¿No te parece impactante el dato actual y más los pronósticos?  Los datos son de miedo. Si somos muy estrictos éstos datos dicen que tú y yo, que somos mexicanos, tenemos el 28% de probabilidades de vivir nuestro retiro o vejez en la pobreza. ¿Qué te parece? ¿Te gustan las probabilidades que tienes? A mí me espantan y no me gustan.

Casi podemos decir que, en la actualidad, de cada tres personas mayores de 60 años una vive en la pobreza. Si nos ponemos pesimistas y pensamos que la tendencia va a empeorar pues nuestras probabilidades de vivir un retiro en la pobreza aumentan de forma alarmante. Por otro lado si somos optimistas, y vemos el vaso medio lleno, nos enfocamos en que todavía está en nuestras manos cambiar esa tendencia, nos pondremos a hacer algo desde hoy para evitar que vivamos en la pobreza. Un primer paso muy importante es estar conscientes de que nuestras probabilidades de vivir un retiro en la pobreza son altas. Eso debe hacernos sentir suficiente miedo para así alejarnos de esa posibilidad y acercarnos a vivir un retiro con tranquilidad Financiera e ingresos suficientes.

¿Te da miedo vivir tu retiro en la pobreza? Yo te confieso que a mi si me da miedo y mucho. Eso, croe, es muy bueno. La parte positiva de tener miedo es que nos pone alertas para alejarnos del peligro. Nos obliga a hacer algo rápido para evitar que nos suceda algo negativo. Es por eso que sientes miedo te digo que vas por buen camino. Ya estás en el camino de hacer algo para tener un retiro con Tranquilidad Financiera. En días pasados te he platicado historias de personas, mayores de 60 años,  que viven un retiro de forma exitosa. Que están en la parte positiva de la estadística de la OCDE.  Si quieres leer los post los agrupé en la categoría de “Cómo tener un Retiro Exitoso”

El objetivo, de este esfuerzo, es que puedas conocer historias reales que te ayuden a ser optimista frente a tu futuro. Pero sobre todos que conozcas sus “secretos” y los apliques a tu vida. El ahorro constante es uno de ellos y quiero motivarte a que lo veas como una prioridad en tu vida, para que aumentes las probabilidades de vivir tu retiro con éxito. Recuerda: mi misión es ayudarte a tener Tranquilidad Financiera en los momentos más importantes de tu vida. El retiro es uno de ellos.

¿Quieres empezar y no sabes por dónde empezar? Contáctame y con mucho gusto te regalo una sesión de una hora por Skype para asesorarte respecto al tema. Una de mis especialidades es justo el tema del retiro. En seguros hay muchas y muy buenas opciones para que tengas un retiro exitoso. Por favor ¡cuídate mucho! Nos leemos mañana.

¿Se puede empezar a los 60 años a construir un retiro exitoso?

Se llama José y tiene 75 años. Nos conocimos hace exactamente 10 años, cuando me llamó para que pudiera asesorarlo en el tema de seguros de gastos médicos. Desde entonces es asegurado del despacho. Nos hemos hecho buenos amigos desde entonces. ¿Por qué? porque me llamaba la atención que cada año siempre paga su póliza sin problema y la Prima anual no es nada baja. Para él y su esposa es de poco más de 150 mil pesos anuales. Preguntón como soy empecé con un ¿Cómo le hace don José para siempre poder pagar sin problema? y él me respondió es que a mi edad los gastos médicos son mi prioridad número uno y he ahorrado algo de dinero y sigo trabajando y cada año me va mejor.

¿Una persona de más de 65 años y que cada año le vaya mejor? ¿Pues cómo es eso? Me contó que en realidad él desde que cumplió 60 años es que le ha ido mejor financieramente. Lo despidieron de la empresa en la que trabajó por más de 25 años y le dieron muy poco dinero de liquidación. Gran parte de ese dinero lo usó para invertirlo con un amigo arquitecto en comprar un terreno para construir una casa. Las cosas no salieron como esperaban y, por cuestiones de permisos y un fuerte incremento en costos de varilla, es que su amigo le dijo que no podía devolverle su dinero porque la casa no se podía terminar y no se podía vender. Finalmente le dejó una casa en obra, con problemas en permisos.

Don José toda su vida se había dedicado a la Contabilidad. Para recuperar su dinero es que decide empezar a ver cómo sacar los permisos y terminar de construir la casa para poder venderla. Después de casi tres años es que logra poner todo en orden y la termina de construir. Decidió invertir el resto del dinero que le quedaba para poder acabarla. Nunca había construido una casa y ahora “por necesidad de recuperar el único dinero que tenía” me dijo, se había tenido que meter a aprender de licencias de construcción, de costos de materiales, de manejo de albañiles arquitectos y “todas esas cosas que se tienen que hacer para terminar una casa” me contó. Al final logró venderla en tres veces más de lo que había invertido. “Es ahí que la cosa se puso divertida”  me comentó don José.

No podía creer que después de estar a punto de quedarse sin dinero habría logrado triplicarlo. Es ahí que decidió repetir el modelo del éxito y se dedicó a buscar terrenos y construir casas para vender. Esa es ahora su nueva profesión. Su especialidad en la contabilidad son los costos. Se dio cuenta que justo ese conocimiento, más los 25 años de experiencia en su empleo, fueron los que le ayudaron a generar una ganancia interesante. Descubrió también que le apasionaba todo el proceso. de buscar terrenos y pensar en qué tipo de casa le gustaría construir. Ese proceso se volvió para él muy divertido y cada proyecto aprendió a hacerlo mejor. “Ni pude encontrarme una mejor pasión y profesión a los 60” dice.

essay services

Cada mañana sale a correr 5 km y a nadar 1 hora. Lo hace religiosamente todos los días. A las 11 de la mañana ya está revisando su trabajo del día. ”Hago ejercicio porque me gusta pero más por cuidar mi salud” me comenta. Después de su salud el cuidado del dinero es lo que más le importa. “Divido mi ingreso en tres partes. Una para el gasto actual, otra para el nuevo proyecto y la otra la ahorro para el futuro.” Con ese método ha podido darse un estilo de vida que antes ni soñaba. Cada año viaja por un mes a un lugar nuevo del mundo que no conozca.

Los años pasan y don José sigue incrementando su patrimonio y generando más ingresos. Hace un año invito a sus tres hijos a manejar la empresa. Porque aunque no lo creas ahora ya tiene una empresa que se dedica exclusivamente a construir casas independientes para las familias. El negocio sigue creciendo. ¿Puedes creer que después de los 60 es que logres “accidentalmente” fundar une empresa y que hacerla crecer cada año. Pues ya viste que sí es posible. Y no creas que él trabaja hasta las 10 de la noche. No, a las siete ya está en casa para estar con su esposa.

¿Se puede vivir un retiro exitoso? ¿Qué opinas? Esta historia demuestra que se puede. y no te conté que acaba de contratar, el año pasado, un seguro de ahorro para él y otros tres de para garantizar la educación de sus nietos. ¿Qué te parece?

Deja tu opinión y hazme saber si te ayudó e inspiró esta historia a tener un retiro exitoso.

¡Cuídate mucho por favor! Nos leemos mañana

zp8497586rq
zp8497586rq

Cómo puede una mujer crear riqueza para su retiro

La conocí cuando yo tenía 13 años  y ella unos 55. Me refería a ella como la Señora Miranda, porque era esposa  Señor Miranda (de quién ayer te conté su historia).La conocí cuando yo tenía 13 años  y ella unos 55. Me refería a ella como la Señora Miranda, porque era esposa del Él se refería a ella de cariño como Peny. Se conocieron cuando ella era asistente del Director General del laboratorio en México donde él llegó a ofrecer los servicios de impresión de la empresa que acaba de fundar. Hace poco me contó que se enamoró de él porque era muy divertido, muy emprendedor, un excelente vendedor y negociador y además muy guapo. me dijo una vez. Decidió casarse con él después de un año de entablar una relación y porque decidieron emprender juntos una empresa nueva y un poco más grande. Ella es muy ordenada y una excelente administradora, cosas que a él no se le daban muy bien.

Después de cinco años más o menos de trabajar como socia de la empresa logró que está tuviera dos filiales y además creciera en empleados de 3 a más de 50 en total. Su excelente manejo administrativo de esa pequeña compañía llevo a que ésta creciera unas veinte veces su tamaño y sus ingresos. El señor Miranda siempre decía que si no hubiera sido por ella él nunca se habría levantado de donde estaba. Era su consejera más cercana y a quién él le tenía más confianza. No por nada decía yo. Ella es generalmente muy metódica y sabe llevarse muy bien con la mayoría de todos los empleados y de todos los rangos y eso no es cualquier cosa.

Cuando yo la conocí fue porque ella necesitaba que alguien le ayudará por las tardes a hacer algunas cosas que requieran de sólo una tres horas por las tardes. A mi me quedaba ideal y a ella también, porque así daba empleo temporal a alguien que lo necesitaba y resolvía de paso algunas de sus necesidades de mensajería entre otras cosas. Me llamaba la atención que ella SIEMPRE tenía dinero guardado. Si alguien en la empresa necesitaba un préstamo ella era la persona indicada. Nunca le decía que no a nadie y siempre hacia que todos le firmaran un pagaré por el dinero que les prestaba. Nunca les cobraba interés y casi siempre les pedía que le abonaran “de a poquito” en la quincenas para que no se les hiciera pesado pagarle. NUNCA nadie le quedó a deber un peso.

Si alguien necesitaba un consejo sobre Finanzas Personales (En los ochenta no se llamaban así) Recurrían a ella. Entre ellos su SeguroServidor (o sea yo). Me intrigaba saber si ganaba mucho dinero. Recuerdo que la vez que le pregunté si era rica pegó un carcajada enorme y, después de reírse un buen rato,  recuerdo que me dijo. “No, no soy rica lo único que hago es ahorrar un poco dinero todos los días” y ¿Para qué lo hace? le pregunté. “Principalmente para tener una vejez tranquila y no tener que depender de nadie” respondió” y yo, de preguntón como era, le dije pero si para eso le falta mucho para que se preocupa desde hoy. Soltó una carcajada de nuevo y me dijo “pues para ti que tienes 13 años si falta mucho pero para mí ya no tanto” me dijo mirándome de una forma maternal y sabia que ya no pude decir nada más esa tarde.

Otra tarde recuerdo que le pregunté que si no  era rica entonces porque siempre tenía dinero. “Porque gastó menos de lo gano” Rico no es el que tiene mucho dinero sino el que gasta menos de lo que gana, algo así me dijo. Pero ¿Por qué no se gasta todo lo que gana? ¿El señor Miranda le paga todo? ( de nuevo carcajada) “No, el señor Miranda no me paga nada. La empresa me da un sueldo y me ajusto a vivir con 7 pesos de cada 10 que gano Así siempre me sobran tres pesos y los ahorro en unas canastas” Pero entonces ¿Debe ganar mucho dinero para que siempre le sobren tres pesos? le dije. “No, la clave no está en cuanto ganas sin en cuanto ahorras y por cuanto tiempo lo haces y yo llevo muchas años trabajando y guardando mis tres pesos e invirtiéndolos” fue su amable respuesta. Yo me limité a rascarme la cabeza y hacer como que entendía.

Hoy la señora Miranda tiene más de 80 años. Se retiró de trabajar cuando falleció su esposo y se fue a vivir a la playa para cuidar a sus sobrinos. Ella nunca tuvo hijos. Hoy ha logrado ahorrar, después de retirada, el total de dos pólizas educacionales por 25 mil dólares para cada uno de sus sobrinos y no solo depende de nadie sino que se da el lujo de ahorrar y de ayudar financieramente a otros.  ¿Su secreto? Ahorrar siempre tres, pesos de cada 10 que genera de ingresos, y ajustarse a vivir con esos siete. ¿Un secreto más? Después de ahorrar esos tres pesos los invierte y busca hacerlos crecer. Ahorrar e invertir son dos hábitos que tiene de todos los días.

Hoy, sin tener un empleo sigue generando ingresos y teniendo más liquidez que muchos miembros de su familia. Hace unos meses que la vi me comentó que en el último año ha leído casi todos libros que  siempre había querido leer con calma, porque algo que no te he contado es que ella es una señora que tienes muchos más intereses que el simple dinero. “En realidad al dinero hay que dedicarle el tiempo suficiente y después dedicarse a vivir” Es una de sus frases que siempre me ha dicho. Por hoy no pude contarte la historia de una forma corta. Me fue casi imposible. Ella, ha sido como mi segunda madre, porque de hecho me propuso algunas vez en mi infancia adoptarme. Pero esa es otra historia y no es tema para este sitio.

Antes de terminar te quiero hacer un par de preguntas ¿La historia te pareció inspiradora? ¿Te ayuda a ver que se puede tener un retiro exitoso? ¿Te ayuda a ver que el retiro no es, necesariamente una etapa fe? pero sobre todo me interesa preguntarte si te inspira a desarrollaren tu vida el hábito del ahorro? y una ultima pregunta ¿Qué te pareció la extensión de éste post? Me interesa conocer tu opinión. Mañana espera la historia de José un asegurado nuestro que vive de forma exitosa su etapa de retiro.

¿Empezar a ahorrar para el retiro a los 65 años?

Lo conocí cuando yo tenía 14 años y él 65. Se llamaba Emilio . Fue, después de mis padres, el primer gran mentor que he tenido en la vida. Nació en Puerto Rico y pasó gran parte de su vida viviendo  en Nueva York. Ahí trabajaba para una empresa dedicada a la impresión y las tintas. Era vendedor de esa compañía y, por sus buenas ventas, lo enviaron a vender fuera y promover la Marca de empresa a otros países. A los 55 años, más o menos se quedó en la Bancarrota. Se había divorciado y se estaba sin un dólar en la bolsa.  Hacía menos de un año que había renunciado a su empleo para emprender su propio negocio y después de menos de un año lo había quebrado. Tenía una hija y le prohibían verla porque no podía pagarle la pensión mensual. Es entonces que decide visitar a unos amigos en México. Quería tomarse unas vacaciones para aclarar su mente. Es en esas vacaciones cuando piensa en venir al país poner un negocio.

Con un préstamo de 30 mil dólares, y una línea de crédito por otros 20 mil, (ambos dados por su antigua empresa) decide iniciar en México un negocio, dedicado a la impresión de empaques para la industria farmacéutica. A los 65 años ya había acabado de pagar el préstamo que la habían dado y ahora se encontraba sin deudas pero sin ningún dólar ahorrado. Fue justo por esas fechas que yo lo conocí. Fue entonces que, a esa edad donde se supone ya debería estar retirado y con dinero, decide ponerse la meta de reunir, con las ganancias de su negocio, la nada despreciable cantidad de ¡1 millón de dólares!

¿Te imaginas a alguien de esa edad con una meta de ese tamaño? ¿Cuándo ya se supone que las energías de la edad son muy pocas? Bueno pues cuándo a mi me lo contó una tarde, que platicaba con él, se me ocurrió preguntarle ¿Por qué lo hacía? “Debo ahorrar dinero para cuando me retire y para mandarle a mi hija” ¿Su retiro? Pensé, ¿Pues no se supone que a esa edad usted ya no debería trabajar? Le pregunté. “ Pues bien dices, “se supone”, pero perdí todo mi dinero y de muy joven nunca ahorre, y hoy, ahorrar, es mi prioridad número uno en la vida. Para cuando sea viejo” Me contestó. ¿Cómo es que piensa hacerle? le pregunté. Me respondió que cuidado dos cosas muy valiosas para él ahora: su salud y su tiempo. “Mi salud y mi tiempo soy hoy los más valiosos Activos que tengo” me dijo.

Todos los días se levantaba a las 5:30 de la mañana puntualmente. Hacia 30 minutos de caminata, se daba un baño, desayunaba y a las 6:55 puntualmente, todas las mañanas, abría su negocio para recibir a sus empleados que entraban a las 7 en punto. Así lo hizo religiosamente durante los 20 años en que lo conocí. Él fue quien me dio mi primer empleo formal antes de terminar la secundaria. Además de darme trabajo me dio, todas las mañanas al llegar al trabajo, los mejores consejos que he recibido. Estudiar es uno de los mejores caminos para avanzar en la vida,nunca dejes de hacerlo. “Cuida tu salud y tu dinero. Después de estudiar haz ejercicio y ahorra un peso de cada diez de los que ganas”

Murió a los 85 años de edad y logró enviarle a su hija, que vive, en Estados Unidos, un millón de dólares. Dejó , como herencia a su esposa, la empresa en México y los tres predios de las plantas de las empresas impresoras y maquiladoras de envasado de medicinas. ¿Por qué te conté todo esto? Porque es un caso cercano que me inspira una profunda admiración y respeto. Éste uno de las cuatro historias  que prometí contarte sobre personas que van vivido un retiro exitoso. El señor Miranda (ese eras su apellido) logró, con trabajo, esperanza y disciplina vivir una etapa de “vejez” muy productiva y feliz. Cada año viajaba una vez a Nueva York ( su segunda tierra decía él) y una vez a Puerto Rico. Logró reunir, en Activos, como  5 veces más de lo que pensaba y mejor aún. vivió una etapa final de su vida muy plena.

Este fue, para mi, un ejemplo viviente de que no importa la edad que se tenga, siempre se pueden lograr los sueños financieros y ser feliz en el camino. Lo aprendí de primera mano. De alguien que me dijo, que la condición para que me diera trabajo era que, le prometiera que NUNCA, NUNCA, NUNCA iba a dejar de estudiar y que siempre intentaría ser un poco mejor cada día.  El señor Miranda, junto con su esposa, han sido unas personas que., con sus consejos y ejemplo, me han dado una motivación para pensar que se puede. Mañana te contaré la historia de su esposa. Para que veas qué importante fue ella en el éxito de él. Pieza clave diría yo.

Antes de irte quiero preguntarte ¿La historia te pareció interesante? ¿Te ayudó a reflexionar? Recuerda dejar tu opinión para saber si este es el camino para enseñarte a tener un retiro

 

Tres tips para tener un retiro exitoso

¿Estamos destinados en realidad a ser unos Adultos Mayores pobres y enfermos? ¿Será que debemos esperar a que llegue la etapa y vivirla como “nos haya tocado”, según el destino?  ¿No está en nuestras manos hacer algo para que sea diferente? Estoy convencido de que si se puede hacer algo y de que en realidad podemos hacer más de lo que creemos. Es por eso que hoy te quiero compartir tres puntos que te pueden ayudar a fortalecer la sensación de control sobre tu vida. Espero que te puedan ayudar.  Y son los que siguientes…

1)     Planea tu Retiro. Dedícale tiempo al tema. Date una par de horas al mes. Un método simpe consiste en plantearte preguntas que te ayuden a imaginar. Hacer una especie de viaje en el tiempo y hacerlo divertido. Plantéate preguntas del tipo ¿Cómo me gustaría vivir esa etapa de mi vida?  ¿Qué me gustaría estar haciendo?  ¿Cuántos años más me gustaría trabajar a este ritmo? o ¿Cuánto años más quiero seguir trabajando así? ¿Cómo quiero que sea mi salud? Al plantearte, y responder las preguntas, iras definiendo la clara imagen de cómo te gustaría vivir en tu retiro. Hazte preguntas que te ayuden a buscar respuestas. Preguntas concretas y abiertas que te ayuden a encontrar respuestas capacitadoras. Este tipo de respuestas te muevan a la acción

2)     Calcula cuánto dinero mensual vas a necesitar para vivir el retiro que quieres. Es importante que sepas, a grandes rasgos, cuanto vas a necesitar de forma mensual para vivir el retiro como tú quieres. ¿Cómo puedes calcularlo rápido? Lo que hoy gastas mensualmente para vivir, tú y toda tu familia, es una mensualidad casi exacta de lo que se necesita para vivir sólo, o con la pareja. Una lógica de ello es que cuando tus hijos ya no dependen económicamente de ti te liberan ingresos que vas a necesitar para cuidar tu salud y el incremento de otros gastos “propios de la edad” dirían los expertos.

3)     Define cuánto dinero, del que ganas hoy, puedes destinar a ahorrar para tu retiro. Destinar desde hoy recursos económicos, para esa etapa de tu vida, te ayudará a que el tiempo (un factor que hacer crecer el dinero) juegue a tu favor. Lo recomendable es que ahorres un peso de cada 10 de los que hoy ganas. Sólo guárdale un peso a tu Adulto Mayor y así podrás hacerlo siempre y convertirlo en un hábito. Y sobre todo te resultará muy fácil hacerlo. Cada que puedas haz una aportación adicional a ese fondo. De a poquito te resultará más sencillo y la bola de nieve, del Interés Compuesto, del dinero jugara a tu favor. Definir la cantidad que puedes ahorrar desde hoy te moverá a la acción. Es muy importante que te concentres en lo puedes empezar a hacer desde hoy y no te esperes a que pase más tiempo mientras te llega más dinero.

Como ves estos tres puntos son apenas el inicio de lo mucho que puedes hacer por ti para tener un retiro exitoso. Noes todo lo que debes hacer pero si es un buen punto de partida para que desde hoy empieces a invertir tiempo en conocer cómo puedes crearte un retiro exitoso. En próximos posta te daré otros puntos adicionales que han usado las personas que hoy viven ya un retiro exitoso. Cuidar tu salud, hacer ejercicio de forma regular, comer sanamente, crear fuentes ingresos en el retiro y destinar tiempo a seguir estudiando  serán algunos de los puntos que te compartiré para que veas que si es posible vivir un retiro de ensueño.

¿Quieres empezar a ahorrar para tu retiro? ¿No sabes por dónde empezar? ¿Necesitas asesoría? Contáctame y pídeme la sesión de una hora por Skype para ayudarte a encontrar los seguros que te pueden ayudar a tener un retiro exitoso.

Por lo pronto ¡Cuídate mucho!    y nos vemos en el próximo post de la serie “Cómo tener un retiro exitoso”