Entradas

¿Cuánto debo ahorrar para mantener mi seguro médico en retiro? 2/2

Después de determinar la cantidad que necesitaban ahorrar, para mantener su póliza de gastos médicos en el retiro, y de calcular lo de qué tamaño debería ser su Fondo de Manutención para el Retiro, de acuerdo a la mensualidad que desean recibir y el tiempo que calculan vivir, pasamos a revisar cuáles serían las opciones de solución para ellos. Una opción inicial, la más obvia tal vez, es que empiecen a ahorrar lo que necesitan para tener los 15 millones de pesos que van a necesitar como mínimo para los dos objetivos que quieren lograr. Dividiendo esa cantidad por  los 20 años que le faltan a la esposa para llegar a los 65 años nos da que deben ahorrar 750 mil pesos cada mes. Lo que significa 62 mil 500 pesos mensuales. No es una mala noticia, sólo es un dato real que ayuda a ubicar lo que deben hacer para tener el retiro que quieren.

Después de esa primer resultado vimos que era algo casi imposible de hacer para  para ellos. Implica dejar de lado otros gastos que hoy son muy importantes para ellos. “Por más que recortemos gastos creo que es algo que no vamos a poder hacer” me dijo ella. Para empezar a bajarle la angustia que estaban sintiendo los dos empecé por decirles el primer dato. Ya que sabemos cuánto van a necesitar ahora vamos a revisar los Activos que les pueden ayudar e generar esos 50 mil pesos para vivir y lo de su póliza de gastos médicos. No todo debe ser sólo de ahorro y empezar a gastarlo, les dije.

Como les prometí, vamos a hacer una solución por etapas. Para ello, les dije, sera necesario seguir haciendo algunas preguntas. Empecemos por responder ¿Cuánto sí pueden ahorrar desde hoy para su retiro? Su respuesta fue que 15 mil pesos mensuales entre los dos. Eso les garantiza, en un seguro de retiro, tener 4 millones 600 mil pesos ajustados a la inflación. Lo que representa un millón de pesos más de lo que ahorran. Esa es la magia de los seguros de retiro. En la mayoría de los casos te entregan más dinero del que ahorraste. Ahora sólo falta ver cómo van a crear el monto adicional que les falta.

La siguiente pregunta es ¿Qué gastos actuales pueden recortar en los próximos cinco años? Lo que hoy pagan por colegiaturas de sus dos hijos. En ese tiempo ellos ya están en la universidad y eso ya lo solucionaron ahorrando en sus seguros educacionales. Eso les deja un flujo de 10 mil pesos mensuales aproximadamente. Lo cual deben planear usarlos como ahorro para su retiro. Eso les dará, a los 65 años, cerca de otros dos millones de pesos de Fondo Garantizado.. Los cuales ayudan a sumar para lograr el objetivo inicial. Dejame decirte que a estas alturas de la platica ya habían recuperado un poco el aliento. La angustia empezaba a si no a desaparecer sí a disminuir.

La cosa ya no se ve tan terrorífica después de que empiezas a planear. Sobre todo cuando empiezas por hacer lo que sí puedes hacer y no concentrándote en lo que no puedes y en lo grande del objetivo. Ahora debíamos continuar con las preguntas.

¿Piensan conservar su casa actual cuando se retiren?

¿Piensan poner algún negocio en su retiro?

¿Piensan seguir trabajando en su retiro?

Un hecho indudable que salió a la luz en esta plática es que, una forma de disminuir o eliminar el riesgo de vivir muchos años, es buscar seguir siendo productivos en esa etapa. El trabajo por gusto, no por necesidad, puede tener dobles beneficios. El beneficio psicológico de  saberse productivo ayuda a mantenerse joven y, por otro lado, se convierte en una fuente de ingresos para vivir el retiro de una forma plena.

No es obligatorio dejar de trabajar totalmente en el retiro. En la Guía Para Tener un Retiro Exitoso en 10 Pasos, que publicaremos este mes, descubrimos, platicando con las personas que hoy viven un retiro exitoso, que el seguir siendo productivos de alguna forma es un requisito casi indispensable para mantenerse joven y con salud financiera. Eso es lo que finalmente pude transmitirles a este matrimonio que asesoré. Cosa que finalmente no les pareció descabellada y les ayudo a bajar toda la tensión y estrés que sintieron al inicio cuando empezamos a hacer las cuentas de todo el dinero que van a necesitar.

Como puedes ver no hay una receta mágica para tener un retiro exitoso. Lo más importante es tener una idea más o menos clara de cómo quieres vivir esa etapa de tu vida, para después poderle poner “precio” a eso y finalmente hacer un plan que te ayude a conseguirlo sin morir en el intento.

Recuerda que si necesitas asesoría para ello puedes enviarme un mail y pedirme una sesión de 50 minutos por skype para empezar a evaluar tu situación y las posibles soluciones. ¡Me dará mucho gusto poder ayudarte!

Por favor ¡Cuidate mucho!

¿Cuánto debo ahorrar para mantener mi seguro médico en el retiro?

En días recientes, visite a una familia para entregarle el pago del seguro educacional de su hijo, que está por entrar a la universidad. Ahorraron durante 15 años para ello. Después de recibir el pago, la mamá, que tiene 45 años, me dijo que ahora que ya había terminado con ese compromiso quería que ella y su esposo empezaran a ahorrar en un seguro para su retiro. Una cosa que le preocupa es que, al retirarse, puedan mantener su seguro de gastos médicos mayores. Quiere evitar que le pase lo que a su mamá y a sus suegros, que por el alto costo de su póliza, y no haber creado un fondo de ahorro suficiente no pudieron pagar su póliza y la perdieron cuando más la necesitaban.

Empezamos a calcular que si planean retirarse a los 65 años, desean vivir hasta los 85 años y su principal preocupación es mantener su póliza de gastos médicos durante ese periodo. Tomando en cuenta una póliza que tuviera una Prima anual de 150 mil pesos, deberán crear un fondo mínimo de 3 millones 200 mil de pesos sólo para ese objetivo. Tomando en cuenta que a ella le restan 20 años para llegar a la edad de retiro, y dividiendo el total del fondo que necesitan crear entre ese número de años, deben empezar a ahorrar desde hoy 213 mil 333 pesos anualmente. Dividiendo eso entre 12 meses que tiene el año, deberán ahorrar 17 mil 777 pesos mensuales.

Cuando hicimos la cuenta a detalle ella puso un cara de preocupación enorme. Ahí no paró la cosa. Ya que estábamos tocando el tema del retiro, me dijo, pues necesito preguntarte ¿Cuánto dinero adicional vamos a necesitar para vivir en nuestro retiro? le comenté que eso va a depender de la cantidad mensual que ellos puedan necesitar para vivir como esperan. ¿De cuánto debe ser nuestro fondo si necesitamos 50 mil pesos cada mes? me preguntó. Haciendo una multiplicación simple determinamos que van a necesitar 600 mil pesos anuales y multiplicando eso por los 20 años, que esperan vivir después de su retiro, nos dio que su Fondo de Manutención en el Retiro debe ser ser de 12 millones de pesos.

No quiero decirte la cara que hicieron ella y su esposo. Más después de sumarle a ese fondo los 3 millones de pesos que van a necesitar para mantener su póliza de gastos médicos mayores en el Retiro. “Eloy, ya me estresaste un montón. Hiciste que me diera dolor de cabeza” me dijo ella. Su esposo sólo se quedó en silencio. Les dije que esto apenas empezaba y que en realidad la parte estresante de la plática todavía no llegaba. Faltaba hacer unas cuentas más y algunas preguntas adicionales. Les pregunté ¿Quieren que dejemos el tema por la paz? puede ser un tema nada fácil de platicar.

Me pidieron continuar y entonces elaboré una pregunta adicional. ¿Qué pasa si viven más de 20 años después de su retiro? Digamos hasta los 90 años. Sólo cinco más de los que esperan vivir. Eso lleva a que deben tener 3 millones 750 mil pesos más. 3 millones para su mensualidad de 50 mil pesos por esos cinco años adicionales y 750 mil más para su póliza de gastos médicos mayores. luego pregunté ¿Qué tan probable es que vivan cinco años más? me respondieron que altamente probable. Entonces uno de los riesgos adicionales que tienen es que puedan vivir muchos años. Más de los 20 que calculan vivir después de su retiro. Ya no digamos si llegan a vivir hasta los 100 años.

Hasta aquí sobra decir que el estrés se había convertido literalmente en angustia. No miento al decirte que me dijo la esposa “Me acaba de dar salpullido en la piel. Ésta plática la estamos teniendo muy tarde Eloy” me comentó. Les pedí de nuevo a los dos que si querían parar y me dijeron que no, querían continuar. Ya habían recibido “un golpe de realidad”  y ahora querían  pasar a lo que seguía: cómo solucionar el asunto. No querían que se quedara en una simple plática donde hicimos cuentas, se espantaron y se quedaron sin hacer nada.

Por cuestiones de espacio mañana te platicaré la solución a la que desarrollamos con ellos para que tengan el retiro que quieren y se quiten la angustia y preocupación el día de hoy. Una solución que se va a hacer por etapas y con seguros de retiro de por medio. Espera mañana el post. Por hoy ¡cuídate mucho!

Tú Retiro: ¿Un sueño o una pesadilla?

Es muy probable que uno de tus sueños sea retirarte. Tener tiempo para hacer todo lo que quieras. Tiempo para esas cosas que en realidad valen la pena. Cosas que son importantes para ti. Hoy, mientras trabajas puede ser que estés pensando en los años que te faltan para llegar ahí. Dejar de trabajar y tener la obligación de cumplir un horario en un trabajo que tal vez odies o tal vez no pero que no te permite hacer lo más importante para tu vida. Tu mente escapa por un momento del momento actual a ese posible futuro en la playa en una silla amplia y mirando al mar. Sin más obligaciones que cumplir y sin nada de qué preocuparse. ¿Lo has soñado? ¿Al menos pensado? No lo sé con exactitud pero, como te dije al inicio, es altamente probable.

Déjame decirte que no eres la única persona que lo hace. Muchos de nosotros pensamos en el retiro como esa etapa de nuestra vida donde por fin empezaremos a hacer lo que nos gusta y donde ya no tendremos que preocuparnos de nada de lo que hoy nos preocupamos. El detalle y, el pelo el arroz ( diríamos), viene cuando alguien, en este caso tu Seguro Servidor, decide preguntar. ¿Qué estás haciendo hoy para tener ese retiro que sueñas? y la respuesta genera en ti una especie de muecas raras y caras de extrañeza. Puede ser que hasta te rasques la cabeza mientras encuentras algo “inteligente” que responder.

No te preocupes, a todos nos pasa que soñamos con algo, en este caso el retiro, pero a la hora de aterrizar ese sueño en acciones concretas, o de responder qué estás haciendo hoy para hacer realidad ese sueño, nos cuesta trabajo. Es entonces que el sueño se puede volver una pesadilla. Porque puedes estar haciendo poco o nada para que sea como quieres. No quiero generalizar y hacerte sentir mal pero es altamente probable que, sin darte cuenta, estés haciendo poco o nada por tener el retiro de tus sueños. Eso lo sé porque las estadísticas así lo indican. El ahorro para el retiro en México.  es mucho más bajo de lo que se espera para un país con una economía similar.

Empezar a ahorrar para tu retiro es apenas el comienzo para que logres estar en una silla frente a la playa, mirando al mar y libre de preocupaciones. Incluye que hagas cuentas desde hoy sobre la cantidad de dinero que podrías necesitar en esa etapa de tu vida, que empieces a guardar una parte de tus ingresos para ello. Después debes buscar formas de hacer crecer tu ahorro de forma segura. Eso no es todo, es apenas el comienzo del tema porque debes incluir también algo más. Ese algo más es el cuidado de tu salud. Para tener un retiro de ensueño el que tengas una buena salud es muy importante.

Tener que lidiar con una mala salud en tu retiro puede convertirlo en algo cercano a la pesadilla. Hoy un gran porcentaje de personas que en México viven en el retiro lo hacen teniendo que enfrentar una enfermedad crónica. No te quiero hablar de los que lo deben enfrentar una enfermedad grave como cáncer o algo parecido y además con pocos recursos. Es por ello que el tema de tu retiro de ensueño debe ser algo integral. Además del ahorro sistemático debes incluir acciones para el cuidado diario de tu salud.

Los seguros de retiro pueden hacer mucho por ayudarte a lograr que tu retiro no sea una pesadilla. Lo mejor es que pueden ayudarte a lograr que el camino desde hoy sea más ligero. Pueden ayudarte a llevar a cabo acciones concretas para ahorrar y ayudar a que tu ahorro crezca. Una cosa adicional es que pueden brindarte protección por una Muerte Económica en el camino para que puedas tener mayor tranquilidad. Te recomiendo que, si no lo has hecho ya, empieces a buscar el mejor seguro de retiro para ti. Si necesitas asesoría para la elección y contratación no dudes en pedirme una sesión gratuita de asesoría. ¿Quieres saber qué puedo hacer por ti? dale click aquí y mira el vídeo-post donde en 5 minutos te lo explico.

Aprovecho para contarte que estoy sensible al tema porque el fin de semana me di a la tarea de empezar a ver en Netlflix la serie “Breaking Bad” que además de hacerme caer en la adicción de no poder dejar de verla me hizo pensar en las cosas que una persona puede llegar a hacer cuando le avisan que le queda muy poco tiempo de vida y no tiene nada ahorrado para su familia ni para enfrentar esa enfermedad. Por si faltará poco este lunes empecé mi semana, como en muchas otras, tomando un webinar de Quidam Global donde Eduardo López el director de la Agencia de Publicidad Oveja Negra nos contó cómo es que le ha hecho para enfrentar el cáncer y cómo le está haciendo para reconciliarse con el cáncer. Pero todo eso te lo contaré después.

Por hoy me despido y te pido: ¡Por favor cuídate mucho!

Cómo evitar que tus seguros de vida se queden sin cobrar. Tres tips.

Miguel tiene 23 años está por terminar la universidad este año. Es el mayor de tres hermanos. Su papá y su mamá fallecieron hace siete años en un accidente de auto en la carretera, cuando él tenía 16, su hermana Braulia 13 años y su pequeño hermano Josue ocho años. Hace dos meses Miguel empezó a poner en regla algunos papeles de sus papás. Necesitaba escriturar la casa y algunos documentos para poder tramitar su Título universitario. Entre los documentos encontró tres pólizas de seguro de vida. Dos eran de su papá y una de su mamá. En todas él y sus hermanos eran los beneficiarios.

Cuando Miguel se enteró de ello recordó todos los años en que había pasado penurias económicas  que habían tenido que pasar él y sus hermanos desde que murieron sus padres porque se tuvieron que quedar al cuidado de su abuela materna, que con muchos trabajos podía mantenerlos. Después de encontrar las pólizas se dió a la tarea de ver si podía cobrarlos o podía rescatar algo. Entro a Internet y leyó el post que escribí sobre cómo saber, si un familiar fallecido tenia seguro de viday si eres beneficiario. Es entonces que me mandó un correo para saber si después de siete años se podían reclamar las pólizas. ¿Qué creen que le respondí?… qué sí podía reclamarlo. A pesar de que el tiempo máximo para reclamar un seguro de vida es de cinco años, este plazo inicia desde que los beneficiarios se enteran de que lo eran.

Esta historia tuvo un final feliz. Después de un par de meses tramitando todos ante las aseguradoras Miguel y sus hermanos pudieron cobrar los seguros de vida de sus padres fallecidos. Como él es el Albacea de sus hermanos hasta la mayoría de edad, la suma de Josue le fue entregada para que pudieran abrir una cuenta a nombre de su hermano.¿Qué hubiera pasado si  Miguel no hubiera  encontrado las pólizas? Desafortundamente se hubieran quedado sin cobrar. Aunque te parezca increíble, en la actualidad el número de seguros de vida  que se quedan sin cobrar, porque los beneficiarios no saben que los son es muy grande. Es por eso que me dí a la tarea de escribirte esto, de hacerte el vídeo y darte tres tips para que tus seguros de vida no se queden sin cobrar y a tus hijos y beneficiarios no les pase lo que a Miguel. Empecemos.

  1. Pídele a una persona que lo haga por ti. Puede ser tu agente de seguros, que es el primer enterado de quiénes son tus beneficiarios. Proporcionarle todos los datos de cómo los puede contactar en caso necesario. Otra persona que puede ayudarte es alguien es asistente personal si es que la tienes. Si no quieres que ninguno de los anteriores les diga entonces busca un familiar de confianza un amigo.

  2. Deja una carta con instrucciones. A veces con un escrito que contenga indicaciones de “qué hacer en caso de…” puede  ser de mucha ayuda. De hecho esa carta puede ser muy simple y puedes dejársela a alguien de tu confianza. Si no puedes hacerla o crees que eso no es para ti entonces …

  3. Ten un lugar donde guardar documentos importantes. Y lo más importante es que tus familiares lo sepan. Si no quieres enseñarles lo que guardas  ahí no importa. De hecho no es necesario. Lo importante es que sepan que ahí guardas los documentos importantes. Muchos familiares han buscado ahí donde sabían que la persona fallecida guardaba las cosas importantes y han encontrado pólizas.  

Estos son sólo algunos tips iniciales para evitar que tus seguros de vida se queden sin cobrar. No son todos ni la lista es muy larga. El objetivo es que sepas lo importante que es el hecho de buscar formas de avisarles a tus beneficiarios. ¿Tú qué harías para avisarles? ¿Qué otras opciones buscarías? Eso es lo más importante al final de día. Que puedas compartirnos tu opinión para un tema tan importante.

Por hoy es todo, espero pronto poder darte algunos otros tips o consejos sobre cómo evitar que tus seguros de vida se queden sin cobrar. También espero poder hablarte de opciones seguras para que el dinero de tu seguro de vida sea entregado a tus beneficiarios, por ejemplo por medio de un Fideicomiso. Pero ese es tema de otro día. Por hoy te pido por favor que te cuides mucho. Nos vemos pronto.

zp8497586rq

Qué es la Muerte Económica, cómo protegerse de ella y por qué cantidad hacerlo.

Todas las mañanas pienso en ti. Ya lo sabes. Hoy no fue la excepción, Pensé en ti levantándote muy temprano, antes de las siete de la mañana, para bañarte antes de ir al trabajo. Ni te dió tiempo de desayunar y saliste corriendo. Te enfrentaste al tráfico de la Ciudad y te pusiste a pensar. A tu mente vienen las cosas que espera hacer en un futuro. las que esperas dentro de unos años,como también las que esperas hacer esta semana. Te vi pensando, por ejemplo, en la fiesta que quieres hacer en tu casa el fin de semana, para reunirte con tus amigos y tu familia. Estabas en el semáforo y te vi sonreir mientras esperabas. Ese sólo pensamiento te alegró el camino al trabajo.

Después te vi por la tarde, al salir de tu trabajo, sufriste un accidente. Te llevaron al hospital y los médicos dijeron que no sabían si podrías vivir. Llegaste muy mal. Me sentí muy triste por ti. Escuché decir a los médicos que tal vez no te salvarías y que si lo hacías era muy probable que no pudieras mover todo tu cuerpo, que sólo podrías mover la cabeza. Vería y sentirás todo lo que pasa a tu alrededor. Casi se me salen las lagrimas cuando los escuche. Sentí un fuerte nudo en la garganta. Me dio mucha tristeza por tí. Estabas tan feliz por la mañana con tu fiesta del fin de semana. No regresaste a tu casa ese día.

Lo que más tristeza me dio es cuando llegaron tus papás y tus hermanos a verte. Fue un momento muy doloroso. Los doctores les confirmaron el diagnóstico. Si te ibas a salvar sólo que no podrías mover ninguna parte de tu cuerpo de la cabeza para abajo. Tu mamá no pudo más y se soltó en llanto. No podía parar. Solo la escuche decir “Ahora ¿Qué vamos a hacer?, tantos proyectos que tenía”. Lo peor vino semanas después cuando saliste del hospital y en tu trabajo dijeron que te pagarían la indemnización correspondiente pero que no podían seguirte dando trabajo. Tu indemnización de ley fueron 130 mil pesos. Sentí un dolor en el pecho de saber que no tenias ningún seguro adicional contratado por ti. Me sentí muy mal de verte que acababas de sufrir una Muerte Económica. Igual que tu mamá no pude aguantarme más el llanto.

Lo que te acabo de contar es sólo lo que pensé. Afortunadamente no pasó. Espero que te encuentres muy bien. La Muerte Económica es algo de lo que te he hablado desde hace muchos años. A pesar de haber dicho muchas veces qué es, y a qué me refiero con ello, las dudas siguen. Es por eso que decidí hacer este vídeo para que el concepto te quede muy claro.

La Muerte Económica es el evento que enfrenta una persona al no poder seguir generando ingresos por una Invalidez Total y Permanente. Bien sea por una enfermedad o accidente.Tal como el caso que te acabo de platicar que me imagine que de ti.

¿Quién está expuesto a sufrirla? Todas las personas, que sin importar su estado civil, generan ingresos. Así como tú.

¿Cómo te puedes  pueden proteger de una Muerte Económica? Por medio de un seguro de vida. El único medio hoy en México por el cual, una persona como tú, se puede proteger de una Invalidez Total y Permanente. Es, de hecho, la forma más económica y segura de hacerlo.

¿Por cuánto debes protegerte ? Por lo menos por cinco ó 10 años de su ingreso.

Esa es mi recomendación.

¿Sabes que es lo mejor de esta historia? Que es muy probable que estés bien. Lo sé porque estás leyendo esto. Y entonces todavía estás a tiempo de hacer algo para protegerte bien. Mi deseo es que NUNCA pases por algo así en tu vida. Espero que siempre estés bien, pero quiero que si te toca enfrentar algo así tengas la tranquilidad financiera que te brinde la oportunidad de enfrentarlo sin dejar de generar ingreso para ti. Quiero que no te conviertas en una carga para nadie.Eso es lo que quiero para ti.

Por hoy es todo lo que te quería contar. Te pido por favor que te cuides mucho.

Si necesitas asesoría sobre cómo contratar una buena cobertura de Muerte Económica ya sabes qué hacer.