Entradas

¿Cómo saber si necesitas seguros?

Tal vez tú seas una persona que siente que no necesita algún seguro. No es que seas una persona irresponsable o poco previsora. Lo que sucede es que no te has dado tiempo de pensar en ciertos problemas que puedes tener y desconoces.

Hoy quiero explicarte cómo es que puedes descubrir qué tan bien preparado estás para evitar que algún evento en tu vida puede causar un quebranto fuerte en tu economía o de plano dejarla inservible. El método que quiero proponerte es simple y consiste en cuestionarte sobre las consecuencias ante diversas circunstancias que podrían sucederte. Leer más

¿Van a desaparecer los seguros dotales?

El viernes de la semana pasada una persona en Tuiter me comentaba, palabras más palabras menos,  que había escuchado un rumor de que iba a haber cambios en los seguros de vida y ahorro y que ya no iba a haber seguros dotales y educacionales. Me decía que sólo iban a existir puros seguros de protección. Y me preguntó si yo sabía algo. Todo ese rumor, le dije, derivó de que AXA en México, informó que desde el 7 de julio de éste 2014  iba a dejar de comercializar sus seguros dotales y su seguro educacional conocido como Eduplan. Dió como prórroga hasta el mes de septiembre. Debido a esto, me comentaba, había escuchado que también Grupo Nacional Provincial (GNP) dejaría de hacer lo mismo con sus seguros dotales. Le comenté, como ahora lo hago contigo, que lo primero, de AXA, sí es un hecho, de lo de GNP es un rumor sin fundamento, Leer más

Siéntete bien teniendo dinero y sueña con lo imposible hoy

Tal vez te ha pasado que vas a un centro comercial y no entras a las tiendas donde sabes que es muy caro.

Esos lugares que tienen un piso tan fino que sientes que lo vas a ensuciar con sólo pisarlo; o también te ha pasado que no te animas a ver los anuncios de las casas que en realidad se acercan a la de tus sueños. Esos que tienen un súper jardín, alberca, vista espectacular y recámara hasta para el perro. Y no te animas porque en tus adentros puede haber una vocecita que te dice: “No sueñes, eso no esta a tu alcance, ubícate en tu realidad”.

El que hoy no tengas para pagar algo que no está a tu alcance no quiere decir que en el futuro no puedas hacerlo. De la vista nace el amor, del amor los sueños y de los sueños el porqué esforzarte. Para generar riqueza en tu vida debes darte oportunidad de ver las cosas para las que hoy no te alcanza y de las que ni te animas a preguntar el precio. Esa es la premisa para empezar a generar riqueza en tu vida.

Es también la fórmula, o el camino para descubrir un objetivo superior en tu vida. Un objetivo que te ayude a sentirte bien teniendo dinero sin tener que gastarlo en ese momento, forzosamente. Esos conceptos que te platico los compartió Mauricio Candiani, de quien ya te he contado aquí, en su conferencia La Lógica del Dinero y la Riqueza, conceptos que comparto contigo porque creo que tienes derecho a generar riqueza en tu vida.

Tienes derecho a soñar con lo que hoy no puedes pagar. El que hoy no lo puedas pagar no debe limitarte a preguntar cuánto vale y cómo se puede pagar. No te estoy diciendo que sueñes a lo loco y que te endeudes a lo loco. No. Lo que te estoy diciendo es que las personas que son ricas o de alta renta, como les llama Mauricio, piensan de esa forma. Ese es el pensamiento que intento transmitirte. Esto no es un concepto sólo de superación personal. Es algo que va más allá. Soy un convencido: para que puedas generar riqueza en tu vida,primero debes mantener controlados tus gastos y después debes soñar con alcanzar algo que hoy no puedes pagar.

Eso es lo que te va a generar la motivación suficiente para empezar a generar las acciones que te muevan hacia ese objetivo. Si estás dispuesto a pagar el precio, el tiempo te dará la razón y poco a poco irás alcanzando cosas que ni siquiera están en tu radar económico. Hoy existen muchos lugares donde puedes ir ahorrando una parte del dinero que generas para que en largo plazo pueda crecer. Uno de esos lugares son los seguros de ahorro e inversión. Los cuales te pueden permitir, con el tiempo, alcanzar eso que hoy sólo es un sueño financiero.

Existen seguros de inversión que te permiten ir ahorrando de a poco, pero de forma constante, y que ese ahorro acceda a rendimientos superiores a la inflación y, con el tiempo, tu ahorro se multiplique. Existe una gran variedad de planes que te ayudan a que tu sueño se haga realidad. Sobre todo que a largo plazo puedas crear riqueza en tu vida, porque tienes derecho a ello. Al menos eso pienso yo. ¿Tú que opinas? Eso es todo lo que hoy quería platicar contigo. Por favor, cuídate mucho. Nos vemos el próximo martes.

Publicado en Capital de México el 27 de julio de 2014.

¿Cuándo deben retirarse los futbolistas?

Las personas que tienen un trabajo “normal”, regularmente se retiran a los 60 ó 65 años. Los futbolistas lo hacen, en promedio, a los 35 años. Hay excepciones como la de algunos porteros que a los 40 todavía siguen jugando o casos como el de Cuauhtémoc Blanco quien sigue en activo con el Puebla. ¿Cuándo es que deben retirarse estos trabajadores de la pelota? Pues como dice el dicho: “Hasta que el cuerpo aguante.” Literalmente. No antes, no después.

La vida laboral de un futbolista puede durar, si bien le va, 15 años. La gran mayoría de ellos empieza a jugar con un sueldo decente que le permita vivir y mantener a su familia, a los 20 años. Durante los próximos 10 años se encuentra la etapa más productiva de su carrera. Los últimos cinco años regularmente suelen ser los más difíciles laboralmente hablando. El cuerpo ya empieza a cobrarles las facturas de tantos partidos y viajes. El sistema que premia mucho a la juventud los empieza a presionar. Las jóvenes promesas que vienen empujando por un lugar en los equipos los obliga  a aceptar sueldos cada vez más bajos.

Ese sistema que los favoreció cuando ellos eran jóvenes y bellos es el mismo que ahora, a los 35 años, los hace sentir viejos y tal vez hasta feos. Parece ser la ley de la selva. Selección Natural en el futbol, dirían algunos. Los obliga a retirarse a una edad en la que en cualquier otra profesión estarían empezando a despegar y a forjar un futuro.

Ahora, ¿qué pasa si antes de esa edad se lesionan de gravedad? Pues el mismo sistema los deja en pausa, como es el caso de Neymar, el cual te conté en la columna anterior. El caso de Héctor Moreno, jugador de la selección mexicana, que se lesionó en juego del Mundial, está en la misma situación.

Ni hablar del caso del Chapito, Luis Montes, jugador del León que se fracturó la tibia y el peroné en una jugada con un integrante de la selección de Ecuador que también terminó fracturado, en un partido de la selección mexicana, previo al Mundial. Luis era, hasta antes de su lesión, uno de los jugadores con más futuro.

Jugar en Brasil 2014 le daría la gran oportunidad de mostrarse a los ojos del mundo, para ser llamado a estar en un club de Europa. Se esperaba que su su valor económico subiera. Después de lo que le pasó su valor está en riesgo de bajar o en el peor de los casos, desaparecer.

Como puedes ver, en el caso de los futbolistas profesionales, eso de planear su retiro es algo muy incierto. Los riesgos que enfrentan son mayores a los que enfrenta una persona “normal”. Al menos son más evidentes, porque de la noche a la mañana pueden perder su principal habilidad para generar ingresos. Las lesiones los acechan todo en todo momento y el tiempo que dura su carrera no es mucho, comparado con otras profesiones. Los seguros, sin duda, deben ser sus mejores aliados.

Ellos deben aprender a ver a los seguros como sus compañeros inseparables en la carrera. Hoy, la mayoría de los seguros de gastos médicos mayores en México cubren el riesgo que representa su actividad profesional. Hay también seguros de retiro que prevén la posibilidad de garantizar con pocos años de ahorro, un buen retiro, pero de eso te hablaré otro día. Por hoy es todo. Por favor, ¡cuídate mucho! Nos vemos en la próxima edición.

Publicado en Capital de México, el 10 de julio de 2014.

¿Quién se preocupa por los futbolistas?

IMG_1962

Son capaces de hacer soñar a millones de personas y hacerlos olvidar sus penas por unos momentos.

Esos seres mágicos que a veces parecen salidos de las mejores historietas de ficción o de las páginas de las grandes novelas. Los niños los adoran. Quieren imitarlos. Se imaginan ser como ellos algún día ¿Quiénes son ellos?, los futbolistas. Seres que por su habilidad para manejar, mejor que muchos, una esfera redonda llamada balón, pueden llegar a ganar mucho dinero de la noche a la mañana. Y todo eso, sólo por su habilidad para patear un balón, dicen algunos. ¿Esos héroes del pasto también serán invencibles en la vida real?

Eso nos gusta pensar, la verdad es que fuera de ese rectángulo verde son tan vulnerables económicamente como cualquier ser humano normal como tú o yo. La realidad es que ellos pueden, de repente, tener más ingresos que muchos millones de personas y, al mismo tiempo están más vulnerables que esos millones de personas. ¿Por qué? Porque sus altos ingresos están dados sólo por una habilidad, la cual corren en riesgo de perderla de la noche a la mañana.

Bien sea por una enfermedad, por un accidente o una lesión grave al momento de estar ejerciendo su profesión. Decidí escribir para ti sobre esos héroes porque en la semana me preguntaron con respecto al tipo de seguros que deben contratar. También me cuestionaron cómo es que ellos deben planear su retiro. Pensé en varios casos que conozco y que no terminaron bien. Por ejemplo, el caso de Salvador Cabañas, jugador del Club América hace unos años, quien después del “accidente” no pudo seguir jugando.

Todo pasó justo cuando estaba en la cúspide de su carrera. De la noche a la mañana su vida cambió de forma radical. Tiempo después de eso, Chava, como se le conoce, tenía que trabajar haciendo pan en su país natal y vivía con mucha estrechez económica. Actualmente, Cabañas juega en un equipo de su país llamado Independiente, que le dio un contrato por 12 meses, pero la paga será por partido. En mayo pasado él había anunciado que se retiraba del futbol y ahora debe aceptar esta “oferta” de un equipo de su país, seguramente para obtener algunos ingresos que le permitan mantener a su familia. Como puedes ver, la vida de una estrella de ese deporte, un héroe del balón, puede no ser tan fácil como se ve.

Su futuro financiero pende de un hilo y además puede cambiar de la noche a la mañana como le pasó a Chava. Otro ejemplo de esto quete platico es el caso del Chucho Benítez, quien fue campeón con el América hace un par de temporadas. Él decidió dejar de jugar en México para ir a “probar suerte” en otro país: Qatar. Todos sabemos que la historia terminó mal. Benitez falleció antes de cumplir una temporada con su nuevo equipo. Su esposa lo llevó al hospital una mañana por una dolencia en el pecho y en pocas horas le dijeron que estaba muerto. ¿De qué va a vivir su familia ahora?, no lo sé.

¿Tenía seguros de vida?, tampoco lo sé. Lo que casi estoy seguro que el club que lo vendió y quien lo compró (suena feo, lo sé) tenía contratado un seguro de vida en el que los beneficiarios eran ellos, por todo el dinero que invirtieron en él, y no su familia, la que al final de todo esto, no lo sé, podría estar sufriendo para enfrentar los gastos. Como ves, estos héroes que observas en la tele también enfrentan situaciones de vulnerabilidad igual que tú. Pueden ser tan frágiles que los seguros ayudarían a que su situación sea más sólida.

Pienso en Héctor Moreno, el defensa de la Selección Mexicana que se fracturó en el juego del domingo. ¿Tendrá seguro?, no lo sé, pero espero que salga bien de todo esto y pueda seguir trabajando. Por hoy es todo lo que te quería platicar. Nos vemos en la próxima columna. ¡Cuídate mucho!

Publicado en Capital de México el 3 de julio de 2014