Entradas

Cómo elegir un seguro de vida

 Rubén tiene 30 años y está casado. Todavía no tiene hijos.  De niño se acuerda que sus padres siempre tuvieron seguros de vida, él quiere empezar a prever ese tema. Ha buscado opciones y ahora no sabe cuál seguro le conviene. Le han hablado de los planes temporales de los dotales de los de ahorro, de los de inversión y de más combinaciones.  Sobra decir que está confundido. Esa es la razón por la que se acercó a mí. Me mando un mail preguntándome si yo le podía ayudar a elegir entre tantas opciones. “Lo único que sé, es que necesito y quiero contratar un seguro de vida, para aprovechar mi buen estado de salud y mi edad” me dijo. Claro que te puedo ayudar fue mi respuesta.

Una de las principales confusiones que él tenía es que no sabía si debería contratar un seguro con ahorro o sin ahorro y por cuánto tiempo debería contratarlo. Para definir el tipo de seguro que le convenía más a Rubén inicié preguntándole por sus objetivos. Cuántos hijos pensaban tener, qué presupuesto tenía pensado para este objetivo, cuáles eran sus ingresos mensuales actuales y cómo esperaba que estos fueran en un futuro. Una pregunta clave fue saber si había pensado en protegerse dela posibilidad de una Muerte Económica. “¿Qué es eso?” Me preguntó con cara de sorpresa. Pues que ya no pudieras generar ingresos por sufrir algún accidente o enfermedad. Algo que no te mate físicamente pero si económicamente, le dije.

Como prioridad principal y urgente definimos que debería contratar la cobertura de Invalidez, para protegerse primero a él mismo de una posible incapacidad que ya no le permitiera seguir generando ingresos. Sus ingresos mensuales actuales son de $30,000 y espera que en máximo tres años se dupliquen. Es dueño de su propia empresa, dedicada a la asesoría empresarial, y espera que su empresa siga creciendo más. Primero deberíamos garantizar sus ingresos por lo menos 10 años si él se llegara invalidar. Fue así que concluimos, como primer paso, que la suma inicial por la que él debería asegurarse es por lo menos por $3,600,000. Ya teníamos un punto de inicio. Ahora quedaba resolver por cuánto tiempo y con ahorro o sin ahorro.

Rubén pensaba destinar $30,000 anuales a contratar un seguro de vida. Entonces decidimos tomar eso como referencia y ver qué planes se ajustaban a dos cosas que ya sabíamos, el monto de suma asegurada y la cantidad máxima que podía pagar. Juntos estudiamos tres posibles escenarios:

1)      Un Seguro con garantía de renovación hasta la edad de 65 años con la suma asegurada definida. En un seguro de ahorro, que garantiza que si en 10 años no lo usa le devuelve el 100% de las primas pagadas. Si lo conserva 20 años le garantiza devolver el 159% de las primas pagadas. Si decide mejor continuar con el seguro hasta los 65 de edad años entonces recibiría el 215% de las primas pagadas.  La prima anual es de $31,000.

2)      Un seguro de vida sólo de protección y sin nada de ahorro. Con garantía de renovación hasta los 65 años. Si lo usa le pagan y si no lo hace no devuelve nada de lo pagado y con las sumas acordadas para muerte e invalidez. La prima anual de esta opción es de $13,520.  Y contratar, por 16,000 anuales, un seguro dotal por $400,000 a 20 años. Así podía separar ahorro de protección. Todo sin salirse del presupuesto programado.

3)      Un Seguro Ordinario de Vida, con garantía de renovación de por vida, y con una suma asegurada de $3,000,000 para fallecimiento e invalidez. La prima anual de $30,000. Es un seguro de protección ý ahorro. Le garantiza devolución de primas que varía dependiendo del tiempo en que mantenga vigente el seguro. Llegando a devolver el 100% de estas en el año 20 del seguro.

Finalmente evaluamos que la opción 1 es la que mejor le convenció, porque aunque le pedía aportar un poco más de lo que pensaba le garantizaba más devolución de primas. Rubén además de joven practica deporte, no fuma y no pensaba morirse pronto, me dijo. Le voy a ganar la apuesta a la aseguradora. Ella dice que me muero antes de los 65 y yo digo que no. La voy a hacer que me devuelva todo lo que le pagué con algo de interese. Esa opción en realidad le entusiasmo y sobre decir que lo dejo sumamente tranquilo. A mí también porque nos ayuda a cumplir el objetivo de proteger el principal patrimonio que tiene él mismo.

Si estás en una situación parecida contáctanos. Te podemos ayudar a elegir lo mejor para ti. Puedes hacerlo por SKYPE, por mail, por teléfono o cualquier otro medio de los que aparecen en la pestaña de CONTACTO de este sitio. Será un gusto asesorarte. Si ya lo has estado penando no lo dejes para después.

¿Qué seguro educacional nos conviene?

 

Ricardo y su esposa Luz María van ser padres por primera vez. Tienen 30 años cumplidos. Ambos estudiaron una carrera en el Tec de Monterrey. De hecho ahí fue donde se conocieron y después se casaron. Resultaron ser excelentes estudiantes. Las carreras de ambos transcurrieron tranquilas gracias a que sus padres solventaron toda la parte económica. Eso les dio la tranquilidad suficiente para poder concentrarse en estudiar sin preocuparse por el dinero. Ricardo incluso tuvo la oportunidad de estar un año en el extranjero. Ellos se acercaron conmigo para que les ayudara decidir sobre cuál de los seguros educacionales existentes es mejor para su objetivo. Cuando les pregunto ¿Por qué buscan uno desde ahora? Me dicen que quieren darle las mismas oportunidades a su hija que la que ellos tuvieron. Es un tema muy importante dentro de su familia, me dicen, y quieren resolverlo desde ahora.

Han investigado con diferentes agentes de seguros y también con distintas aseguradoras. Ninguna opción los ha convencido, me comentan. Llevan poco más de cuatro meses buscando y están un poco desesperados. Tienen un exceso de información que los ha llevado a no poder decidir. Los invito por un momento a olvidarse de la palabra seguros. El primer paso, les digo, es definir en qué escuela quieren que estudie su hija ( porque ya saben que va a ser niña) y ahí viene la primera sorpresa. “Nadie nos había preguntado”, dicen. Les gustaría que estudiara en el extranjero. En Estados Unidos o Australia. Eso si lo tienen claro. De mínimo en el Tec,piensan. ¿Cuánto vale eso? Es mi segunda pregunta. Y viene de nuevo la cara de duda. “Pues la verdad es que  no lo habíamos pensado” es finalmente su respuesta.

Para simplificar el asunto les propongo un proceso de 3 pasos simples:

1. Determinar  cuánto vale el total de la carrera donde ellos piensan que puede estudiar. Debemos calcular cuál es el monto aproximado que necesitan ahorrar. Para conocer el objetivo a lograr. Para saber dónde quieren llegar o cuál es su meta. Definir si es en pesos o dólares. Como les gustaría que fuera en el extranjero su meta es de 120,000 dólares

2. Calcular el número de años que faltan para que su hija cumpla la edad universitaria, que regularmente es a los 18 años. Así sabrán cuánto deben ahorrar cada año desde hoy, en el algún instrumento financiero que mejor les convenza. Conste que hasta aquí ni hablábamos de seguros. Ellos tienen justamente 18 años para ahorrar porque apenas va a nacer su hija.

3. Evaluar las opciones de seguros educacionales que hay en el mercado y que mejor resuelvan sus preocupaciones. ¿Qué pasaría si ellos mueren? ¿Se invalidan? Todo antes de cumplir su objetivo. Ahora si ya pasamos a hablar de seguros, pero como punto final no como el inicial sin conocer sus necesidades reales, sin las cosas claras de saber por cuánto dinero debe ser el ahorro garantizado.

Mi rec0mendación fue un Seguro educacional con GNP con 120,000 dólares de ahorro garantizado a 18 años, 360,000 dólares de protección por fallecimiento para ambos y 360,000 dólares para Invalidez. El cual les da una Prima de 5,670 dólares anuales. Mi recomendación del monto de protección está basada en la edad de su hijo y su meta de ahorro. Que en este caso recomiendo que sea de cuando menos tres veces.

Finalmente les digo a Ricardo y a Luz que podemos evaluar las calificaciones de COND– USEF a GNP y las demás aseguradoras. Entramos a esta liga para que pudieran verlas:

http://portalif.condusef.gob.mx/calificador/Cal_Gral.php?idProducto=12

Donde pudieron ver que GNP fue la mejor evaluada con 9.8 de calificación. Les digo que también es importante lo que ellos piensen o evalúen su propia experiencia con la compañía y un factor más la experiencia del agente, en este caso yo, con la misma compañía. La cual ha sido excelente.

¿Estás en la misma situación que ellos? Acércate a nosotros te ayudaremos a encontrar la mejor solución para tu caso. Recuerda que en la pestaña de CONTACTO están todos loe medios por los que pueden encontrarnos. No dudes en hacerlo.

Pensando en ahorrar

En una ocasión recibí la llamada de Juan, de 25 años, que me decía que estaba pensando en ahorrar para el enganche de su departamento dentro de ocho años. Me dijo que estaba pensando en casarse en 2 años y  le gustaría mucho cumplir ese objetivo porque quería tener su casa propia. Me comentó que podía ahorrar $3,000 al mes. Lo quería hacer durante ese tiempo sin tocarlo y pensaba en mayo y diciembre meterle dinero extra. Por lo de las utilidades y el aguilando. Él tenía dos años buscando un instrumento que le permitiera ahorrar poco a poco y que le generará buenos rendimientos. Juan quería tener acceso a rendimientos como los de la Bolsa. Había calculado que si en ocho años era constante podría alcanzar su objetivo e incluso superarlo.

El problema, me decía, es que me he acercado a los bancos y no me hacen mucho caso. También me dijo que había calculado que entre comisiones mensuales y los bajos rendimientos en un banco no lograría su objetivo. Me platicó que se había acercado a manejadoras de Fondos de Inversión y que por el monto inicial de $3,000 tampoco le hacían mucho caso. Le pedían que juntara un poco más de dinero. No me dijo cuánto. Estaba un poco desanimado porque ya llevaba tiempo buscando y tenía el firme propósito de cumplir su objetivo. Estaba muy entusiasmado por casarse y en tener su casa propia unos cinco años después de casarse. Me pregunto que si yo le podía ayudar a encontrar un plan que le ayudará cumplir su objetivo. Mi respuesta fue que sí. Cuando le respondí se sorprendió. “¿En serio sí existe algo como lo que quiero?”, preguntó. Le contesté de nuevo que sí.

No podía creer que después de decirme el monto que podía ahorrar y el plazo yo tuviera una respuesta para él.  Solucionamos sus preocupaciones con Optimaxx Plus, un seguro de ahorro e inversión que te he hablado en otras ocasiones. Fue la solución ideal para él porque le descontaría de su tarjeta de débito, que es donde recibía el pago de su sueldo, los $3,000 mensuales que buscaba ahorrar. Le dio la flexibilidad de aportar dinero extra cuando él quisiera y pudiera. Lo que más le gustó fue que le permite elegir, entre 15 opciones distintas de inversión, el nivel de ganancia y de riesgo que él decida tomar. Le encantó la idea que uno de esas opciones está indexada al IPC de la Bolsa Mexicana de Valores, porque así podría  hacer crecer más su dineroy porque ya más o menos le entendía a los rendimientos de este índice y le gustaban mucho.

Platicando con él sobre los cuatro ingredientes secretos que hacen crecer el dinero, y haciendo una simulación de cómo se comportaría su ahorro mensual y su capital final del plazo. Definimos que el plazo que más le convenía era el de 10 años. ¿Por qué? Porque con sólo continuar dos años más con la misma inercia de ahorro su capital sumaria poco más de $190,000. Lo cual le llevará a poder comprar casi la casa de contado y no sólo tener para el enganche. Esto lo ponía muy feliz porque si sólo ahorraba un par de años más de previsto evitarían él y su futura esposa tener un crédito por 15 años. Lo mejor fue que platicando son su novia, ella contrato un plan adicional con el mismo objetivo de la casa pero por $2,000 al mes. Al final juntarían ambos ahorros y podrían comparar la casa que tanto querían. Ambos capitales sumarían poco más de $1,500,000,00 Estaban felices de haber encontrado una solución a su sueño de futuro.

Para nosotros fue también felicidad pura porque pudimos asesorarles en la contratación de un instrumento que les ayude a lograr ese objetivo. Recuerda que uno de los tres objetivos principales que tenemos en Previsión Financiera es acercarte a seguros que te ayuden a crear patrimonio. ¿Estás en un caso parecido al de Juan? Acércate a nosotros y con gusto te asesoramos y ayudamos a definir la mejor forma de lograr tus objetivos o sueños financieros de futuro. Recuerda que en la pestaña de CONTACTO de este sitio encontrarás todos los medios  para hacerlo. Elige con el que te sientas más cómodo. No lo dejes para después. Mientras más pronto mejor, así tendrás más tiempo para ahorrar y hacer crecer tu dinero.

La caída de la Bolsa explicada por un inversionista de a pie

Si tú eres uno de mis asegurados en Optimaxx Plus te recomiendo inviertas poco más de 10 minutos en ver el vídeo. Te garantizo que entenderás mejor cómo se debe ver este asunto de que tu dinero crezca con el tiempo. Decido recomendarlo porque  explica todos los sentimientos que debe enfrentar una persona, como tú y yo, para lidiar con el crecimiento de tu dinero. Todo el tiempo que dura el vídeo hay una gráfica, por favor no te confundas en que es una explicación técnica. Lo valioso es lo que él explica usando la tabla.

Hoy por la mañana recibí una agradable sorpresa. Mi amigo Valente espinosa, mi asesor y co-host en Vitalis-Podcast, que es un estuche de monerías, me sorprende con una explicación a detalle sobre cómo afecta la caída de la Bolsa, de ayer jueves, debe ser vista y percibida por un inversionista como él. Me interesó mucho ponerlo porque explicada detalle y con manzanas algo que puede ayudar a generar confianza para invertir en instrumentos indexados a la Bolsa.

De algo estoy seguro: es una visión que te ayudará de alguna forma a ver el dinero y las inversiones de una forma distinta. Platicada por alguien que no es financiero. Por alguien que tiene un profesión totalmente diferente y que ha aprovechado las oportunidades de invertir y con el tiempo ha desarrollado una habilidad para entender y lidiar mejor con el asunto de hacer crecer el dinero. Ha entendido algo que recomiendo a la mayoría de mis asegurados que invierten: Desarrollar habilidades con el tiempo para poder hacer crecer mejor el dinero y sobre todo vivir en paz con el asunto.

Es algo que no quise dejar pasar porque creo que es no sólo muy importante, sino de gran valía el que tengas la visión de alguien “de a pie” que se considera ya inversionista. Es una frase que usa y me llama la atención, porque siempre he dicho que para invertir hay que considerarse inversionista. No importa el monto de dinero, importa más la mentalidad que desarrolles porque esa es la que te va ayudar a crecer tu dinero de forma importante. Y recuerda que uno de los tres objetivos de Previsión Financiera y un servidor es ayudarte a que con los Seguros tu dinero crezca.

Los Seguros de Inversión, como el Optimaxx Plus o Vida Inversión, requieren que te involucres con ellos. Que con el tiempo desarrolles habilidades para mejorar el desempeño de tu ahorro. Que poco a poco te familiarices con términos que hoy te resultan tal vez extraños como el IPC. Para qué sirve, cómo beneficia a tus ahorros el que suba o baje. Después incorpores otros conocimientos y habilidades para que  puedas lograr tus sueños financieros.

Te recomiendo que opines y preguntes para juntos poco a poco ir cumpliendo objetivos. Cualquier duda puedes contactarnos por cualquiera de los medios que vienen en la pestaña de contacto de este sitio. Hazlo y con gusto te respondemos.

Cómo Eliminar el Miedo a Invertir y Ahorrar en Seguros

Esta semana visitando a mis asegurados, y a prospectos a serlo, y platicando con ellos sobre  un Seguro de ahorro e inversión que es muy flexible y da muchas y excelente opciones para invertir. Platicando sobre  los beneficios, descubrí que a todos ellos le generaba una angustia o miedo  el tener tantas opciones y tener el control total sobre cómo se invierte su dinero.

¿Miedo a la libertad y a elegir?

Sí, y lo sé porque se los pregunté directamente y todos, invariablemente, me dijeron “es que ¿Qué tal si me equivoco? Yo no sé qué es el IPC, cómo se va a comportar el dólar, el Euro, el Oro, los BRIC.” Algunos me dijeron “es más no me interesa saber cómo funcionan”

Entonces…

¿Son mejores los Instrumentos o Seguros que no te dan tantas opciones?

No creo. Lo que pasa es que pueden resultar más cómodos para ciertas personas. El miedo que te genera tanta flexibilidad y libertad está dado, al menos en parte, por un desconocimiento del tema y del cómo hacerlo. Entonces, como ya lo sabemos, lo que sigue es aprender lo que no sabes y eliminar esa parte importante del miedo, angustia o incertidumbre. Entonces sientete en paz y tranquilo porque eso se puede solucionar. Al hacerlo podrás obtener muchos beneficios juntos:

1. Eliminaras el miedo y la angustia

2. Obtendrás tranquilidad y lo mejor…

 3. Podrás hacer crecer tu patrimonio de forma importante

Ya que conocemos lo que te puede generar miedo o angustia lo que sigue es el cómo.

Paso 1. Identifiquemos lo que NO sabes

Paso 2. Investiguemos quién puede enseñártelo, dónde o cómo puedes aprenderlo.

Paso 3. Dedica un tiempo a aprender sobre el tema.

Ya con estos paso es más fácil que en poco tiempo aprendas lo que no sabes y aproveches mejor todas las oportunidades que se te presentan para hacer crecer tu dinero.

El tema que más sentí que, a mis visitados, les generaba más inquietud fue el famoso, o no tanto, IPC (Índice de Precios y Cotizaciones) de la Bolsa Mexicana de Valores (suena rimbombante ¿Verdad?). Bueno pues buscando dentro de mis contactos expertos y mis grandes relaciones con la gente del mundo bursátil (Eso último obvio fue broma) descubrí que hay alguien que explica de forma fácil y barata ( entiéndase gratis) y además lo hace con manzanas ( en realidad lo hace con pasteles) Karla Bayly  es quien lo explica.

Si es tu caso, que no conoces sobre el IPC te dejo las ligas para que en 10 minutos te enteres del tema:

El IPC… ¿Un índice bursátil o la receta de un pastel?

El IPC… ¿Un índice bursátil o la receta de un pastel? (2da. Parte)

La descripción de la Bolsa Mexicana de Valores dice:

“Índice de Precios y Cotizaciones (IPC): Indicador de la evolución del mercado accionario en su conjunto. Se calcula en función de las variaciones de precios de una selección de acciones, llamada muestra, balanceada, ponderada y representativa de todas las acciones cotizadas en la BMV.”

Ya con estos datos iniciales puedes  empezar a disipar las dudas y perder el miedo a Invertir. Ya diste el primer paso. Te garantizo una cosa: con el tiempo te vas a dar cuenta que no es tan difícil como pensabas. ¿Te acuerdas cuando en la infancia te ponían las sumas y las veías imposibles? Después te diste cuenta que son mucho más sencillas. ¿Hoy podrías ver tu vida sin saber sumar? No verdad. Así de simple es el tema.

Por cierto el Seguro que les presenté a mis asegurados es el OptiMaxx Plus de Seguros Allianz. Si quieres saber de él contáctame y te ayudo a diseñar uno de acuerdo a lo que quieres construir. Lo puedes contratar por medio nuestro y yo personalmente me encargo de asesorarte.