Entradas

La mercadotecnia en los seguros nos quiere volver locos

Después de la experiencia que tuviste al comprar tu seguro de auto por internet, y luego de haber tenido que enfrentar un proceso legal y algunos gastos extras, regresas a trabajar. Una tarde, después de que todos se fueron te quedas a solas en tu oficina.

 No sabes por qué, pero te sientes un poco mal. Tienes entre ganas de llorar, gritar y mucha tristeza y frustración. Sientes que con eso de la contratación del seguro de tu coche alguien te engaño. Eso te hace sentir muy mal. Te levantas de tu silla, te quedas mirando a la ventana desde el séptimo piso en que está tu oficina. Meditas. Leer más

¿El seguro más barato es el mejor?

Buscas cuidar tu economía. Siempre has buscado los mejores precios en todo. En los seguros no es la excepción. La semana pasada te llamó tu agente de seguros para avisarte que próximamente se vence el de tu coche. Cuando te dijo la prima te sorprendiste mucho.

Te pareció muy cara. Le dijiste que te llamara después. Decidiste buscar por tu cuenta en internet. Entraste al Autocompara de Santander y otros portales similares. Todos tenían más de cinco aseguradoras. Algunas con la misma prima que te dio tu agente, otras más caras y unas más baratas. Leer más

Los seguros no sirven para nada

IMG_2954

En México muchas personas piensan que los seguros son un gasto inútil. Hay que reconocer que, por su naturaleza de intangibles, puede parecer un gasto de verdad innecesario, porque, pensándolo bien ¿qué recibes a cambio de pagar una póliza de seguro? Sólo un papel que contiene una promesa de que si algo sucede, ellos se van a encargar de pagar. Leer más

Al chocar ¿El que pega paga?

Hay dichos que nacen uno no sabe dónde y se convierten en leyes no escritas. No recuerdo cuándo fue la primera vez que escuche esa frase de que “El que pega paga” al referirse para determinar de forma fácil y simple a quién tenía la culpa, o era responsable, en un choque de auto. El hecho es que eso nació, tal vez, cuando no había reglamento de tránsito y mucho menos los autos contaban con un seguro. Parece que en la actualidad ese dicho, ley, o Mito Urbano está en desuso o a desaparecido. Al menos en la Ciudad de México. La realidad ha superado a la ley no escrita. Tengo un par de historias recientes que así lo prueban.

Hace unos días en Tuiter me enteré que @dmorenochavez  (Daniel MorenoChávezz) Periodista y Director del sitio Animal Político había sufrido un choque mientras manejaba su auto. Un auto del DIF, manejado por un joven, se quedó sin frenos y golpeó al coche de Daniel. El joven que conducía aceptó su responsabilidad en el accidente argumentando que se había quedado sin frenos. Acuerdan hablarle a sus respectivos seguros. El conductor del auto que se que quedó sin frenos le llamó a Quálitas y Daniel lo hizo con ABA Seguros. Hasta ese momento todo estaba en orden. Cuando dejó de estarlo fue cuando llegó el ajustador de esta última compañía aseguradora y le informa a su cliente que el auto que le pegó tenía preferencia al circular por una avenida más ancha. ¡Oh sorpresa! Pongamos pausa a esta historia y pasemos a otra.

Días después en una esquina de la colonia donde vivo dos autos chocaron de forma aparatosa. Una joven que conducía su auto le pegó de lleno a un taxi justo en medio y le dejó el auto ( y el cuello a su conductor) con daños severos. La muchacha se bajó del auto y se acercó al conductor para decirle que no lo vio salir. Deciden hablarle a sus respectivos seguros. En este caso Inbursa y Seguros Bancomer. Los conductores esperaban el arribo de los ajustadores para poder arreglar todo poder retirarse a sus casas. La conductora del auto aceptaba ser responsable del grave daño del otro auto. El detalle vino cuando llegó su ajustador y le dijo: “usted no puede aceptar una responsabilidad hasta que no hagamos una medición de las calles”. Después de hacerlo, ambos ajustadores, determinan que la calle por la que circulaba la joven conductora es 20 centímetros más larga y por lo tanto tiene preferencia. ¿Conclusión? No es responsable del choque. ¡Oh sorpresa de nuevo!

Sobra decir que los dos conductores afectados, Daniel y el señor taxista, no podían creer lo que escuchaban. Ambos recibieron un golpe en su auto con la aceptación de la responsabilidad de parte de cada uno de los conductores que les pegaron, por cierto ambos jóvenes, pero ese es tema para otro día, lo cual no fue suficiente. Sus respectivos ajustadores les dieron las misma noticia ellos eran los responsables. Los dos se tendrían que ir a sus casas con su golpe. Justo aquí es dónde el coraje y la frustración empieza a hacer presa de ambos conductores golpeados en sus autos y en su dignidad. Es en este momento donde Daniel Moreno, molesto no sólo con la noticia que le da su ajustador, sino también con su actitud, le dice que quiere ir al Ministerio Público para que sea un Juez quien determine quién es responsable. “Va a perder mucho tiempo” fue la respuesta que recibió, para encender más su enojo.

El ajustador de ABA Seguros, comentó Daniel en Tuiter, comenzó a bromear con el otro ajustador y su conductor. el cual terminó burlándose, con una sonrisa,  al final. Justo eso fue la parte que más le molestó y pidió una explicación al ajustador sobre por qué no ir a la delegación. La respuesta fue simple: Había un acuerdo entre las aseguradoras y los jueces en que estos casos deberían proceder así. De esa forma se evitaba a los asegurados pasar pos largos procesos innecesarios y pérdidas de tiempo.

Estas historias tienen una moraleja o enseñanza. Sobre todo responden a la pregunta inicial: ¿El que pega paga? Depende. Sí, y sólo sí, si va circulando por la calle más  angosta, sería la respuesta correcta y exacta.Todo esto, por cierto, dicen, tiene su fundamento jurídico, el Artículo 8 del Reglamento de Tránsito Metropolitano El cual aplica para la Ciudad de México.

Estas dos historias nos traen una enseñanza importante para los que a los manejamos en el Distrito Federal. Hacer alto total en las esquinas o intersecciones. No vaya a ser que una de esas alguien se quede sin frenos y termine de amigo del ajustador de nuestra aseguradora. No, en serio, debemos hacer  alto total porque en una de esas nuestra historia no termina en mera anécdota con coraje incluido sino el algo peor, más grave y con cosas que lamentar. Dios nos libre.

Hoy más que nunca ¡cuídate mucho! y maneja con precaución.

zp8497586rq

¿Por dónde empezar con el tema de los seguros?

Nunca has tenido seguros. Eres joven y en tu familia nunca te inculcaron la importancia de prevenir con seguros. No había esa cultura pero más por falta de conocimiento que de recursos para hacerlo. En realidad lo que no tuviste fue educación financiera en casa. Ahora que ya eres independiente, y después de algunos tropiezos financieros, aprendiste que es importante administrarte y prevenir. Investigaste, te informaste, compraste libros sobre el tema y después te enteraste que existe algo llamado seguros, y que son muy importantes en tu esquema de finanzas personales. El detalle ahora es que no sabes por dónde empezar. Te preguntas: ¿Qué seguro debo contratar primero? ¿El de mi coche, el de mi casa, el de gastos médicos? ¿Debo pensar en los seguros de vida?. En fin, tienes muchas dudas. Como conozco muchos casos similares hoy me di a la tarea de ayudarte Y decirte por dónde debes empezar con eso de los seguros:

1.-Seguros de vida. Son los únicos que hoy te protegen del riesgo de  una posible Muerte Económica por sufrir una Invalidez Total y Permanente que ya no te permita trabajar. Ahora que eres independiente de tus padres es importante que entiendas que dependes de ti y de tu trabajo para poder vivir. Tienes una persona dependiente de ti y eres tú. Debes proteger en primer lugar esa capacidad que tienes para generar ingresos. Eso sólo lo pueden hacer los seguros de vida y por eso son los primeros que debes empezar a contratar.

2.-Seguro de gastos médicos mayores. Después del riesgo de sufrir una Muerte Económica el segundo riesgo al que tienes exposición es el de sufrir una enfermedad grave y no tener los recursos económicos que te ayuden a enfrentarla. Recursos que te den acceso a medicina de primer nivel y de una forma rápida, lo cual no es nada barato. De hecho es un evento que puede resultar catastrófico para la economía de muchas personas. Por recuperar la salud se hace lo que sea. Por eso debes invertir una parte de tus ingresos para contratar una póliza de este tipo. No va a proteger tu salud, pero si la salud de tu economía.

3.- Seguro de auto. Después de protegerte a ti debes pensar en proteger tu patrimonio. Pero antes de protegerlo debes pensar en un seguro que te proteja de lo que puedas ocasionar con ese bien. Si no tienes muchos recursos económicos (porque ya pagas un seguro de vida y de gastos médicos) debes empezar por un Seguro de Responsabilidad Civil ( R.C.), si tienes un poco más de dinero piensa en uno de cobertura limitada ( que te protege de R.C. y por robo de tu auto o por pérdida total por colisión. Después, y sólo después, debes pensar uno de cobertura amplia.

En lo personal creo que estos tres seguros son los básicos e indispensables que debes tener. Son los tres que te van a ayudar a consolidar tu patrimonio. Porque estás protegiendo tu capacidad de generar ingresos, también de un evento grave que afecte tu salud y finalmente sobre los daños graves que puedas ocasionar al manejar un auto. Estoy convencido que esos tres seguros te ayudaran a tener tranquilidad en la vida y a seguir produciendo y dedicarte a vivir que es lo más importante. Te van a dotar de tranquilidad para poder seguir construyendo un patrimonio. El cuál ya podrás proteger después con sus debidos seguros.

El objetivo de este post es ayudarte a que, si nunca has tenido seguros, sepas por dónde empezar. Está  basado en mi experiencia como asesor del tema por 18 años. Ya entrevisté a mi amigo, Joan Lanzagorta, experto en Finanzas Personales y también al Actuario Clemente Cabello que dirigió a Grupo Nacional Provincial (GNP) por más de 20 años. A ambos les pregunte sobre qué seguros deben las personas contratar primero.

¿Ya sabes de la importancia de los seguros en tu vida? pero ¿No sabes por dónde empezar? Contáctame y pídeme la sesión de asesoría de una hora por Skype. En ella te podré ayuda a encontrar el mejor seguro para ti y te guiaré en cómo contratarlo.

Por lo pronto ¡cuídate mucho por favor! Nos vemos en el próximo posts  sobre cómo un  joven de 27 años puede retirarse a los 60  años y recibir una mensualidad de 45 mil pesos por veinte años.

zp8497586rq