Entradas

LO QUE DEBES SABER ANTES DE CONTRATAR TU PRIMERA PÓLIZA DE GASTOS MÉDICOS

Si estás pensando en contratar un Seguro de Gastos Médicos, pero no sabes cómo empezar a buscar opciones o qué aspectos debes considerar, hoy te voy a decir algunos puntos que debes tomar en cuenta.

Lo primero que debes saber al contratar tu primera póliza de Gastos Médicos Mayores, es  que tu prima anual o costo, se calcula de acuerdo a tu edad, género y lugar de residencia, estos factores combinados con los cinco siguientes darán como resultado la prima anual de tu póliza:

1) Suma asegurada.

2) Nivel de hospitales al que te dará acceso.

3) Tabulador de Honorarios Médicos.

4) Deducible.

5) Coaseguro.

Al elegir una combinación de los cinco factores anteriores estarás configurando los alcances y limitaciones de tu póliza.

Además de estas cinco coberturas básicas puedes pedir algunas adicionales, con costo, que te ayudarán a enriquecer tu cobertura.

Dado que estando completamente sanos, la posibilidad de que nos enfermemos es mucho menor que la de sufrir un accidente, al contratar tu primera póliza te recomiendo incluir la clausula de cero deducible por accidente. Así evitarás el pago de deducible.

Ahora pasemos a que conozcas dos conceptos muy importantes en tu póliza porque  siempre los  vas a pagar cuando tengas que usarla. Estos son:

  • Deducible
  • Coaseguro

En resumen debes saber que el Deducible y el Coaseguro son las dos primeras participaciones económicas que tienes tú al usar tu póliza de gastos médicos.

El Deducible sirve básicamente para determinar a partir de dónde un gasto médico se considera como gasto médico mayor. El Deducible en tu póliza lo verás expresado en una cantidad fija, por ejemplo, 10 mil pesos.

Después de pagar deducible, a todos los gastos procedentes se aplica tu segunda participación y es el Coaseguro. El cual verás expresado en porcentaje, por ejemplo, 10%

Va un ejemplo,

Total de gastos procedentes 100 mil pesos.

Deducible 10 mil pesos,

Coaseguro 10%                                             

$100,000

– Deducible                         $10,000

Sub total                              $90,000

-Coaseguro                           $9,000 (10%)

Total                                   $81,000

Del ejemplo anterior, de los 100 mil pesos totales la aseguradora paga 81 mil pesos y tú 19 mil (la suma de tu deducible más tu  participación de coaseguro).

Ahora que ya sabes qué factores combinados influyen en la prima anual de tu póliza ¿Qué más debes conocer? Finalmente, deberás revisar con especial atención las dos siguientes secciones:

1) Los Padecimientos con Periodo de Espera

2) Las EXLUSIONES.

Debes saber qué existen algunos padecimientos que se te cubrirán  después de que ya tengas un tiempo con tu póliza, estos  se conocen como Padecimientos con Periodo de Espera. Y también que algunos otros NUNCA te los cubrirán, estos se conocen como EXCLUSIONES.

Es por eso que después de solicitar una cotización de tu primer póliza de gastos médicos mayores, debes preguntar sobre los Periodos de Espera y las EXCLUSIONES que tiene.  Estos son dos puntos clave para conocer bien los alcances y limitaciones de tu póliza.

Espero que esta información te haya servido para entender mejor los aspectos claves que debes considerar al solicitar información sobre los seguros de gastos médicos mayores.

Recuerda que si necesitas asesoría sobre cómo contratar una póliza de este tipo, puedes solicitarla llenando nuestro formulario de contacto este sitio. En Previsión Financiera Integral nos encantará regalarte tu primera sesión de asesoría personalizada vía Skype. ¡Llevamos casi 25 años asesorando a personas como Tú!

¿Las mujeres deben tener seguros de vida?

Hay cambios que tardan en ser una realidad. El que las mujeres tomaran la escena en muchas áreas de la vida no es un cambio, es una realidad. Hoy muchas de ellas son jefas de familia. Otras comparten, en las mismas condiciones, con su esposo la responsabilidad de proveer económicamente a la familia. Es el caso de Beatriz, que tiene 38 años y aporta el 50% para el gasto mensual de la familia. Su esposo Carlos aporta el otro 50%. Ella ha estado un poco preocupada, porque tienen dos hijos, de 5 y 8 años, y ella no tiene seguro de vida. “Nunca pensé que fuera importante”  me dijo cuándo me contactó.

Ella sigue mi cuenta de Twitter y leyó algunos consejos que di sobre el por qué las mujeres deben pensar en los seguros de vida, más si son proveedoras económicas de la familia. Desde que leí tus tuits me he quedado pensando en qué pasaría con mi familia si yo llegó a morir o a invalidarme, creo que Carlos se las vería muy difíciles y mis hijos más, hiciste que me diera un miedo enorme”  me comentó finalmente el día que me pidió la sesión gratuita de una hora por Skype. Ella siempre había pensado que sólo los hombres debían pensar en seguros de vida. Ahora le preocupa el hecho de pensar en que no tienen ninguna protección para ella. Algo que le garanticé a sus hijos una mensualidad para cubrir sus gastos.

Beatriz piensa trabajar toda su vida. Siempre lo ha hecho y no ve como una opción el dejar de hacerlo en algún momento. “Siempre ha sido productiva y además estudié para ejercer lo que me gusta, pero he visto que no tengo alguna protección que me garantice un ingreso si me invalido totalmente y eso me preocupa mucho” me dijo en la sesión. Fue así que concluimos que necesitaba, de forma urgente, contratar un seguro de vida. Primero hablamos de las necesidades que ella tenía y el presupuesto que podía destinar a ello. Finalmente determinamos que debíamos buscar una protección por al menos 10 años de su ingreso. Principalmente porque su presupuesto actual no es muy amplio.

Definimos que ella además debe contratar un seguro temporal por al menos 10 años. ¿Por qué? Porque ese el tiempo mínimo que debe estar asegurada. No es el ideal pero si es un buen comienzo. En ese tiempo sus hijos tendrán 15 y 18 años respectivamente. Ya no estarían tan vulnerables como en la actualidad. El periodo ideal para que ella esté protegida por seguros de vida es de 18 años. En la sesión platicamos que en los próximos dos o tres años debemos actualizar su seguro actual para que esté bien asegurada, porque las necesidades no se quedan estáticas. Cambian con el tiempo. Lo más importante es que ya no estaba como al principio, sin nada de protección.

Beatriz se quedó más tranquila después de que platicamos y se llevó la tarea de revisar a detalle sus finanzas para ver cómo puede hacer para que en un futuro cercano pueda destinar más de su presupuesto a estar protegida. Se hizo consciente de sus necesidades y además en futuro espera generar más ingresos porque están pensando, junto con su esposo Carlos, en comprar una franquicia de helados que les ayude a generar más ingresos. Ese y otros planes tienen para hacer realidad su proyecto de vida como familia.

Te conté esta historia para que veas que a veces las mujeres, por diferentes razones, piensan en ellas como las últimas de la fila de las necesidades de la familia y a además de resultar contraproducente no es correcto. Las mujeres en la actualidad aportan mucho a la productividad de las empresas y a la manutención de la familia. Tienen necesidades de protección que evolucionan con el tiempo y deben pensar en ellas mismas.

¿Te gustó el post? ¿Crees que a alguien le pueda servir? Pues recomiéndalo. No te quedes con las ganas.

¿No sabes si necesitas seguros de vida? o sí lo sabes y ¿no tienes ni idea de por dónde empezar? Contáctame yo te puedo ayudar.

Por lo pronto ¡cuídate mucho nos vemos mañana!

zp8497586rq

Cómo asegurar tu retiro con seguros sin ahorrar tantos años

Marcela es una ejecutiva de una empresa multinacional, tiene 30 años, hace ejercicio todos los días y lleva una vida muy activa. Por las demandas de su trabajo le gusta cuidar mucho su alimentación. Lleva 4 años casada. Su carrera ha despegado fuerte los últimos 3 años, así también sus ingresos. Raúl, un asegurado nuestro le recomendó que nos contactara porque ella está pensando en ahorrar para su retiro de una forma garantizada. “Lo que quiero es ahorrar para mi retiro ahora que me va muy bien, pero no quiero estar ahorrando siempre, pienso hacerlo máximo 10 años” fue lo que me dijo en la primera reunión. Me preguntó si eso se podía. Le dije que en seguros todo se puede, que depende de lo que ella espere recibir por ese ahorro y para cuándo los quiere.

 Ella no piensa tener hijos. Es una cosa platicada con su esposo y él tampoco quiere tener. Es algo en lo que coinciden plenamente. Él también tiene 30 años. Tienen planeado trabajar duro los próximos 10 años en una empresa y después poner un negocio propio. Ella quiere ahorrar fuerte estos años de trabajo porque después piensa dedicarse a viajar y hacer otras cosas para las cuales hoy no tiene mucho tiempo. “El tema del retiro es algo que me interesa resolver temprano, quiero vivir muchos años pero no estar ahorrando toda mi vida” busca dejar que el dinero crezca aunque ella ya no esté ahorrando. Platiqué con ella la idea de ahorrar un millón de dólares y le gustó. “Si se puede que tenga más mejor” depende de lo que puedas ahorrar cada año, le dije.

Como idea inicial evaluamos cuánto tenía que ahorrar cada año para lograr ese monto. No le interesaba hacerlo deducible. Lo que quería es recibirlo libre de impuestos. Su monto completo. Fue así que el primer escenario fue que debería ahorrar 40,000 usd cada año durante los próximos 10. Con lo que ella termina ahorrando 400,000 usd en total. Con esto ella garantiza recibir a los 60 años un pago de 1 millón de dólares. El cual sería libre de impuestos por los beneficios fiscales del artículo 109 de la ley del ISR. La idea le gustaba porque es garantizado. ¿Qué otros beneficios le da esta opción? que está asegurada por Muerte e Invalidez por el mismo Millón de dólares durante los 30 años que dura el seguro.  Si ella se invalida totalmente antes de ese plazo el seguro le entrega una cantidad igual y ella deja de pagar y el seguro sigue creando el ahorro.

Marcela pensaba ahorrar más porque estos años había hecho ahorros importantes. Mi recomendación fue que primero garantizara el aportar esos 10 años y después ya podría hacer otro ahorro. Vamos construyendo poco a poco, le dije. Cuando ya cumplas este objetivo podemos pensar en otra cosa. Busco ahorrar el 40% de mi sueldo los próximos 10 años y creo que puedo ahorrar un poco más de lo que me recomiendas, ¿Qué tal si me hablas de los seguros de inversión” me dijo. Fue entonces que platicamos sobre un par de opciones para ese fin. Descubrimos que en realidad ella quería ahorrar y recibir una parte de su dinero en 10 años. Hacer un viaje a Europa a lo grande es su objetivo o iniciar su negocio. Descubrimos entonces que era un objetivo que teníamos que separar del ahorro para su retiro. No debería estar revuelto fue la conclusión.

Finalmente se decidió por contratar el seguro de ahorro garantizado y ahorrar mensualmente $8,000 pesos fijos durante 10 años en otro seguro de inversión. Así la parte de su viaje o negocio quedaría separada y ella podría elegir cómo se invierte. Un seguro sin protección y más con un perfil de inversión. La idea de sentirse que clarifico sus ideas y objetivos le dio una tranquilidad que hacía mucho no sentía “Sabía lo que quería pero me presionaba el no haberlo hecho ni encontrar nada que sintiera fuera para mí, ahora ya lo encontré y eso me haces sentir muy tranquila, me dijo al final. La tranquilidad se le notaba en la cara y sonreía de haber podido encontrar algo integral. Porque además le incluimos coberturas especiales para la mujer.

Hay ocasiones en que tenemos claro lo que queremos lograr en nuestra vida y nos cuesta trabajo encontrar el medio o herramienta adecuada. Nuestras necesidades y metas son, muchas veces, muy particulares. Tal vez no se encuentre el traje a la medida pero sí algo dentro de todo lo existente que pueda resolver bien lo que buscamos. ¿Estás en un caso similar al de Marcela? ¿No sabes por dónde empezar? Contáctame y yo te ayudo. Te doy una sesión gratuita por SKYPE para descubrir la mejor forma de solucionar tus preocupaciones de ahorro. Será un gusto ayudarte. En la pestaña de Contacto de este sitio encontrarás distintos medios para ponerte en contacto conmigo.