¿Qué compras cuando compras un seguro?

En realidad lo que compras, cuando compras un seguro es dinero

Es dinero para cuando más se necesite, eso es lo que te da una póliza de seguro.

Vamos paso a paso

¿Por qué decimos que lo que compras en una póliza de seguro es dinero? Y además, dinero barato

Te puede sonar muy frío el término, puede sonar fuera de lugar, te explico:

Imagina que cuando tu o alguien de tu familia enferma, lo que necesitas es dinero. Va un ejemplo, un asegurado nuestro sufrió un accidente y tuvo que ser hospitalizado y sometido a una cirugía de urgencia. Este asegurado por su póliza paga alrededor de $17,000 pesos anuales, su entrada al hospital, desde el viernes por la noche hasta el martes por la mañana, mas la cirugía, el quirófano y todo lo que se requirió le dio una cuenta total de $189,000 pesos y únicamente pagó $18,000 pesos de coaseguro.

Nuestro asegurado, cuando compró su póliza, en realidad compró dinero para poder pagar su cuenta de hospital y todos los gastos que llegaran a surgir de esa emergencia médica, para cuando más se necesito ¿cierto?

Es por eso que nosotros estamos convencidos de que cuando compras una póliza, compras dinero, para que lo puedas usar cuando más se necesite.

Si compras una póliza de retiro, lo que estás comprando es la garantía de que cuando cumplas 60 o 65 y te retires, tengas dinero. Estás comprando dinero barato para cuando te retires, ya que cuando estás ahorrando para tu retiro y empiezas desde joven, te va a regresar mucho más dinero del que aportaste y ajustado a la inflación. Compraste dinero para cuando seas un adulto mayor.

Así podemos poner muchísimos ejemplos.

Y no sólo es comprar dinero barato, es lo que vas a hacer con ese dinero, lo que te va a ayudar ese dinero en una emergencia, en una situación que salga de tu control, en algún plan a largo plazo.

Lo que compras cuando compras un seguro es tu tranquilidad financiera.

Esto es lo que hemos hecho nosotros en Previsión Financiera, durante 25 años, ayudarle a la gente a comprar dinero barato para cuando más lo necesiten, a garantizar su tranquilidad financiera.

Si necesitas asesoría sobre temas de seguros de Vida, Retiro y Gastos Médicos, puedes contactarnos a través del cuestionario que encuentras en este sitio http://previsionfinanciera.com/

Beneficios de los Seguros de Retiro

Hoy queremos que conozcas algunos beneficios importantes que tienen los Seguros de Retiro.

Antes que nada, te queremos platicar un poco sobre las Afores.

Hay muchas personas que tienen su Afore y creen que no necesitan un seguro de retiro. Si tu eres una de ellas, te vamos a comentar algunos puntos finos que debes de conocer.

A tu Afore sólo se va el 6.5% de lo que ganas mensualmente, una parte la aporta tu patrón, otra el gobierno y otra parte, muy pequeña, la aportas tu. Con este 6.5% mensual destinado a tu retiro, es muy probable que no te alcance.

Si tu haces cuentas, la cantidad que tu llegues a acumular en tu Afore, mas los intereses que te que genere, menos las comisiones, no te va a ayudar en mucho para tu retiro.

En realidad, no te va a servir para mucho.

Te damos un dato muy importante, la OCDE y organismos internacionales similares se han encargado de explicar que México es uno de los países que está en último lugar en cuanto al tema de las pensiones a futuro.

¿Por qué?

Primero, porque son cuentas individualizadas

Segundo, son cuentas en las que sólo se ahorra el 6.5% del salario

Lo que estos organismos recomiendan es que se ahorre entre un 10 y un 15% del ingreso, para tener un retiro mas o menos digno. ¿A qué nos referimos con “un retiro digno”? a que al momento de retirarte puedas contar mas o menos con un 50% mensual de lo que fue tu último ingreso.

Si sólo ahorras el 6.5% de tu salario en tu Afore, estarás muy por debajo de los estándares que nos dicen estos organismos internacionales.

Es importante que hagas cuentas, que sepas con cuánto mas o menos te va retirar. No estamos diciendo que la Afore en donde estás sea mala, sólo te estamos diciendo algo puntual “No te va a alcanzar”.

Por eso es importante que empieces a pensar en los Seguros de Retiro como “complemento”.

El Seguro de Retiro te da la oportunidad de ir creando un Fondo, a tu ritmo, a tu tiempo y que te va a servir como complemento ideal para tu Afore.

Todo esto es SI TIENES AFORE… ¿Qué pasa si no tienes Afore?

Por ejemplo, si trabajas por tu cuenta, un profesionista independiente, que no dependes de un sueldo, que no hay una empresa que te aporte a alguna Afore.

Si eres profesionista independiente, tienes la necesidad de ir creando “tu propia Afore”, tu propio Fondo y uno de los mejores lugares que conocemos para ello son los Seguros de Retiro.

En la actualidad existen una gran variedad de Seguros de Retiro y hay también muchas dudas al respecto.

Una de las creencias es que todos los Seguros de Retiro son deducibles de impuestos. No necesariamente.

Sólo hay algunos Seguros de Retiro que son deducibles de impuestos. Son los conocidos como Planes Personales de Retiro

¿Qué es un Plan Personal de Retiro o PPR? Es un instrumento de ahorro que el gobierno permite manejar a bancos, casas de bolsa, manejadoras de fondos de inversión y aseguradoras. Es un instrumento financiero el cual te da el beneficio del Artículo 151 de la Ley del Impuesto Sobre la Renta, donde le permite a las personas que, mientras estén ahorrando en un PPR les permite deducir hasta el 10% de su ingreso anual con un tope de 5 UMAS (mas o menos $147,000 pesos).

Casi todas las aseguradoras manejan planes con la modalidad de Planes Personales de Retiro

Existen otros Seguros de Retiro que también son deducibles de impuestos que son los afectos al Artículo 185, de la misma Ley del Impuesto Sobre la Renta.

Quien ahorra bajo el concepto del Art. 185 puede deducir hasta $152,000 pesos cada año.

Tu puedes contratar bien sea un seguro que sea un Plan Personal de Retiro o un seguro que sea afecto al Art. 185.

O bien puedes contratar los dos, ya que los beneficios fiscales se permiten sumar, es decir, puedes deducir el 10% de tu ingreso en un plan mas $152,000 anuales en otro plan.

O puedes contratar una sola póliza que te den la opción de deducir en un PPR o en un plan afecto al artículo 185, el que más te convenga a ti.

Si no necesitas deducir impuestos, existen mas opciones en seguros de retiro que no son deducibles de impuestos y que también te dan muchos beneficios.

Una de las ventajas principales de los seguros de retiro es que tienen el beneficio de ajustarse a la inflación.

Es decir, tu dinero no va a perder su poder adquisitivo, si la inflación sube, tu ahorro se va a ajustar a la inflación. Esto es un beneficio importantísimo que puedes obtener, mientras mas pronto y mas joven inicies tu ahorro para el retiro.

Las pólizas de retiro te garantizan que tu dinero va a valer lo mismo a pesar de la inflación y al mismo tiempo te va a dar una ganancia extra.

Otro beneficio que tienen casi todos los Seguros de Retiro es que tienen una protección por fallecimiento y puedes agregar una protección por Invalidéz Total y Permanente.

Si tu trabajas por tu cuenta, si eres freelance, si pusiste tu empresa, si eres emprendedor o incluso, si tienes Afore, es momento de voltear a ver a los Seguros de Retiro.

Recuerda que si necesitas asesoría sobre temas de seguros de Vida, Retiro y Gastos Médicos, puedes contactarnos a través del cuestionario que encuentras en este sitio http://previsionfinanciera.com/

Cómo afecta la inflación tu Ahorro para el Retiro

Vamos a suponer que hace dos años te diste cuenta que necesitabas 1 millón de pesos para tu retiro. Después de dos años, tú ya necesitas 1 millón 100 mil pesos, esto únicamente para efectos inflacionarios

Si revisas la inflación de los últimos dos años, acumula más o menos un  10%, es por eso que, si tu necesitabas 1 millón de pesos hace dos años, para garantizar tu retiro, hoy necesitas 1 millón 100 mil pesos.

Si tu estás empezando a crear un fondo de ahorro para tu retiro, que querías que fuera de 1 millón de pesos hace dos años, hoy necesitas 100 mil pesos más, en sólo dos años.

Si la inflación le hace eso a tu dinero en dos años, imagínate lo que va a hacer en 10 o más años.

Nosotros creemos que una de las cosas que debemos proteger, cuando empezamos a crear nuestro fondo de ahorro para el retiro, es que a ese fondo no se lo vaya comiendo la inflación.

En términos simples, si la inflación fuera del 5% y tú necesitas 1 millón de pesos en tu fondo, cada año que pase, vas a necesitar 50 mil pesos más.

Ya viéndolo más exacto, necesitas más de esos 50 mil pesos, ¿por qué? Porque la inflación se aplica al último monto que necesitabas.

En la siguiente tabla te explicamos mejor

INFLACIÓN 5%
AÑO MONTO
1 1,000,000
2 1,050,000
3 1,102,500
4 1,157,625
5 1,215,506
6 1,276,281
7 1,340,095
8 1,407,100
9 1,477,455
10 1,551,328

En la tabla puedes observar que no son 50 mil pesos cada año, en este pequeño ejercicio de sólo 10 años, te puedes dar cuenta que, si tu hoy estas pensando en que necesitas un millón de pesos para tu retiro, dentro de 10 años, vas a necesitar $1, 551,328 pesos.

El efecto de la inflación, digamos que es una bola de nieve. Imagínate que tú tardas 10 años en ahorrar, debes tener en mente también la inflación, para que no se “coma” tu ahorro.

Si te das cuenta, la inflación tiene un efecto negativo sobre nuestros ahorros a largo plazo. ¿Cómo es que nosotros podemos contrarrestar este efecto?

Ahorrando o invirtiendo nuestro dinero en instrumentos que nos garanticen al menos la inflación. Existen varios instrumentos que nos lo pueden garantizar.

Los que nosotros consideramos los más sólidos y los que más recomendamos son las Pólizas de Seguro para el Retiro, éstas tienen esa garantía: el dinero que vamos ahorrando en nuestra póliza se va ajustando cada año.

Retomando el ejemplo del millón. Si nosotros pactamos con la aseguradora que nos va a crear un fondo de un millón de pesos cuando tengamos 60 años,  iniciamos con un millón y al año siguiente la aseguradora ajusta automáticamente nuestro dinero a la inflación y así será cada año.

También nuestras aportaciones se van a ir ajustando a la inflación, cada año. Aún así, nuestras aportaciones inflacionadas no le van a ganar al fondo que nos está garantizando la aseguradora.

Es como si estas pólizas para el retiro nos estuvieran garantizando un rendimiento y ese rendimiento va a ser cuando menos la inflación.

¿Por qué escribimos sobre este tema? Porque se habla muy poco sobre el funcionamiento de las pólizas de retiro y sus garantías e incluso se tiene desconocimiento sobre ellas.

Si quieres que te ayudemos a diseñar tu póliza para el retiro o saber mejor cómo funcionan, contáctanos a través del cuestionario que encuentras en este sitio http://previsionfinanciera.com/

¡Nos encantará asesorarte!

 

EL VALOR ECONÓMICO DE UN AMA DE CASA

Aún hoy, en pleno Siglo XXI, hay muchísimas mujeres que se dedican exclusivamente al hogar, son 100% Amas de Casa, lo cual hace muy bien a sus familias. Y siguen existiendo aún muchas personas, hombres y mujeres, que tienen la creencia de que, si ellas se quedan en casa, haciendo las labores del hogar, y el que sale a trabajar es el hombre, el único que genera ingresos es él  y ella no genera ningún tipo de ingresos.

Esta creencia es completamente falsa

El que un Ama de casa haga una labor 24/7 y que “no se vea ese trabajo”, no quiere decir que no exista o que no tenga un valor económico.

Todo esto surge porque en Previsión Financiera,  siempre hemos pensado que las Amas de Casa necesitan tener un seguro de vida ya que si ellas llegaran a faltar, el boquete económico que le hacen a su familia es demasiado grande. En realidad no conocemos el valor económico  de un ama de casa porque nunca le hemos dado un valor a todas las actividades que ella hace.

Por ejemplo, hace poco se acercó a nosotros una persona y nos pidió que le ayudáramos a calcular el valor económico que ella tiene para su familia.

Nos comentaba que, si ella llegara a morir o a invalidarse total y permanentemente, su esposo necesitaría más o menos 15 mil pesos mensuales para contratar a una o varias personas que pudieran hacer todas las actividades que ella hace normalmente.

Ella consideraba que se necesitaría un chofer que  llevara a los niños  por la mañana a la escuela, que los recogiera por la tarde, además de uno o dos días a las actividades que tienen por la tarde y otra persona que estuviera al pendiente de ellos, al menos de las 6 de la tarde a las 9 de la noche toda la semana.

Así fue como esta ama de casa valuó su trabajo en 15 mil pesos mensuales.

Si su esposo necesita 15 mil pesos mensuales para sustituirla en las labores que ella hace y su hijo más pequeño tiene 6 años, multiplicamos 15 mil pesos mensuales, por 12 meses, por 15 años que le faltan a su hijo para tener al menos 21 años de edad, nos da una cantidad de $2,700,000 pesos.

Puede ser un cálculo muy rápido, pero nos puede ayudar a centrarnos en una realidad, ya que generalmente las amas de casa no saben lo que puede llegar a valer su trabajo.

Si se dan cuenta, el valor de cada ama de casa es distinto y va a depender de las actividades que ella realiza.

“TODAS LAS AMAS DE CASA TIENEN UN VALOR ECONOMICO”

Esto nos lleva a la pregunta ¿Por qué un ama de casa debe tener un seguro de vida?

Es simple, porque su trabajo SI tiene un valor económico, el que no lo veamos no quiere decir que no exista, pero existe.

Normalmente los seguros de vida van dirigidos a quien nosotros consideramos que es el “proveedor económico” porque decimos que si él llegara a faltar, su familia tendría problemas económicos.

Incluso muchas amas de casa piensan que ellas no necesitan un seguro de vida porque el que trabaja es su esposo.

Debemos quitarnos esa idea, las amas de casa si necesitan un seguro de vida, ya nos dimos cuenta del valor de su trabajo, es tiempo de dejar de minimizar ese valor.

Generalmente en las familias, si llega a fallecer el papá, sin importar si dejó o no seguro de vida, mientras esté la mamá, la familia sobrevive. La mamá ve cómo se las arregla y saca adelante a su familia.

Si llega a fallecer la mamá, la pérdida es emocional y económica, a la familia le cuesta muchísimo trabajo salir adelante. Todo indica que al hombre no siempre se le da mucho la parte emocional y afectiva, con algunas excepciones.

Ya es momento de que, si tu eres ama de casa, pienses en tener un seguro de vida. Ya es momento de que si tu eres hombre, eres el proveedor, empieces a pensar en un seguro de vida para tu esposa ama de casa, además de que le ayudas a crear un fondo de ahorro para su futuro.

¿Cuántas amas de casa conocemos que trabajaron toda su vida, dedicadas a su familia, hicieron un gran trabajo y al final, cuando ya están grandes, no tienen ingresos?

Si eres ama de casa, platica con tu esposo y plantea la necesidad de contratar un seguro de vida para ti, que además te permita hacer un fondo de ahorro para tu “retiro”.

Y si tú eres hombre y tu esposa es ama de casa, platica con ella, pongan en papel el valor económico que ella tiene para tu familia y tomen la decisión de asegurarla y asegurar su futuro creándole un fondo de ahorro.

Recuerda que si necesitas asesoría sobre como contratar una póliza de este tipo, puedes solicitarla llenando el formulario en este sitio http://previsionfinanciera.com/

Lo que tienes que saber antes de contratar tu seguro de ahorro

Si estás a punto de adquirir un seguro de ahorro, bien sea un dotal, uno de retiro o uno de devolución de primas, te tengo algunos consejos para antes de hacerlo. ¿Los quieres?

Mi primer consejo es que antes de contratar un seguro de ahorro debes identificar qué tipo de seguro es, si es dotal, vitalicio con fondo o uno de devolución de primas.

También pregunta si los valores que se presentan son garantizados o dependen de que el plan gane alguna tasa de interés en ese tiempo.

Los seguros dotales tienen una característica con la cual los puedes identificar: la suma asegurada por fallecimiento o por supervivencia, al final del plazo pactado, necesariamente debe ser la misma.

Cualquier seguro de ahorro que contrates dependerá de tus aportaciones para ir creando el fondo garantizado que puedes estar viendo en la propuesta, esto significa que, si dejas de hacer las aportaciones anuales acordadas, tu ahorro garantizado no se formará. Y si esto pasa podrás recibir menos dinero.

Otro consejo que te doy es que debes pensar muy bien qué cantidad puedes aportar cada año pase lo que pase, por ejemplo, ¿que va a podría pasar si de repente te quedas sin trabajo? ¿si cambia tu situación financiera? ¿si tienes gastos extraordinarios?

Los seguros dotales van generando una dote financiera, la cual es menor los primeros años y mayor de la mitad en adelante. Por ello contrata algo que puedas pagar siempre.

Si contratas un seguro de ahorro con valores garantizados y dejas de pagarlo en poco tiempo puedes perder dinero. Por ello debes contratar el monto que sea más cómodo para ti. Evitarás perder.

No contrates seguros de ahorro que superen tu capacidad de ahorro. No uses el escenario más optimista de ingresos futuros, mejor usa el peor escenario.

Déjame decirte que está comprobado que un gran número de seguros de ahorro se dejan de pagar de los tres a los cinco años. Es justo donde puedes perder más dinero. Por eso es muy importante planear tu aportación futura.

También debes identificar si lo que te están ofreciendo es un  seguro de ahorro o uno de  inversión; estos últimos tienen acceso a fondos de inversión y por lo tanto tienen riesgo.

Cuando platiques con tu agente pregúntale si el seguro que estás evaluando es de ahorro garantizado o de inversión. Y si la proyección que te está presentando es garantizada o no.

Los seguros de inversión regularmente  deben usar una tasa de interés futura. La cual se calcula de forma libre. Entonces debes preguntar en qué se basó y evaluar distintos escenarios con distintas tasas.

Si se usa una tasa de interés muy alta y un escenario muy, muy optimista corres el riesgo de estar viendo algo demasiado bueno para ser verdad y poco factible de cumplir.

Considera que  los seguros de ahorro son temas de mediano y largo plazo. No debes verlos como algo de corto plazo, pero tampoco es recomendable que los contrates con plazos de pago muy largos, si quieres contratar un plan vitalicio con ahorro contrata el plazo de pago menor. Máximo de 15 años de pago.

Está comprobado que en los seguros de ahorro las personas ahorran sin problemas 10-12 años. Después se les vuelve complicado hacerlo. La vida cambia.

En la actualidad hay seguros dotales con cobertura de muchos años pero plazos de pago cortos. Por ejemplo 10 años de pago y cobertura hasta los 60 o 70 años.

También hay seguros vitalicios con fondo de ahorro garantizado pero plazos de pago muy cortos. De 5 años el más bajo. Recomiendo ese plazo o si no 10 o 15 años máximo de pago.

Los seguros dotales de largo plazo de cobertura pero de pagos limitados te dan la tranquilidad de no tener que estar pagando cada año hasta que seas mayor.

Tanto en los seguros dotales como en los seguros vitalicios de pagos limitados tu dinero sigue creciendo después del plazo de pago y sin que tú aportes más dinero.

En resumen, elige el plazo de pagos más pequeño que puedas, así garantizas que tu seguro hará crecer tu dinero, te protegerá y sin que tengas que estarlo pagando  muchos años.

Mi último consejo, pero no menos importante: pregunta sin miedo de dónde sale cada número que te presentan y cómo fue calculado.

Al contratar seguros dotales debes aplicar la primera regla del inversionista: Conocer los costos de entrada y los costos de salida.

Los seguros dotales y de ahorro pueden ser tus mejores los aliados si dedicas el tiempo suficiente a encontrar el que sea mejor para ti y a conocer sus alcances y sus limitaciones. No compres un seguro de ahorro o inversión que te prometa que te volverás millonario.

Comprar un seguro de vida con ahorro puede ser una de las mejore la cosas que hagas en tu vida. ¡Compratelo! Solo antes asesorarte bien. Pregunta.

Recuerda que si necesitas asesoría sobre cómo contratar una póliza de este tipo, puedes solicitarla llenando el formulario de este sitio http://previsionfinanciera.com/